Análisis de Donkey Kong Country: Tropical Freeze (Wii U)

Retro Studios vuelve con un excelente plataformas, sin demasiadas novedades respecto a la entrega de Wii, pero igual de divertido, desafiante y completo, y más bonito que nunca gracias a la alta definición.
Donkey Kong Country: Tropical Freeze
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.5
NOTA
9.4
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Wii U.
Otros análisis: Switch

No es sorprendente que Retro Studios nos vuelva a entregar un juego sobresaliente, lo llevan haciendo muchos años, desde que iniciaron en 2002 la excelente trilogía Metroid Prime. En 2010 cambiaron completamente de registro con Donkey Kong Country Returns para Wii, el esperado regreso de uno de los personajes más queridos del universo de Nintendo, que no solo estaba a la altura de los míticos juegos desarrollados por los británicos Rare para Super Nintendo, sino que incluso, en nuestra opinión, los superaba.

Ahora casi cuatro años después nos ofrecen una continuación directa de su anterior trabajo, Donkey Kong Country: Tropical Freeze, una secuela muy continuista, sin demasiadas novedades ni en forma ni en fondo, pero que todo lo que hace y ofrece al jugador, lo hace de una manera soberbia, prácticamente impecable. Y si el título de Wii gráficamente ya era muy bonito, el salto a la alta definición le ha sentado que ni pintado, y se convierte en uno de los juegos en dos dimensiones más bellos que hemos visto nunca.

Las mayores novedades de esta entrega vienen primero por los cambios en el control, y luego por el elenco de personajes secundarios. El juego de Wii, cercano en el tiempo al fin de la moda de los controles por movimiento, aunque de jugabilidad muy clásica, la clásica de cualquier plataformas 2D de toda la vida, contaba con una decisión de diseño cuanto menos polémica. Para rodar por el suelo, una acción que servía tanto para derrotar a los enemigos como para saltar más distancia, teníamos que agitar obligatoriamente el mando de Wii, una acción que nos jugó alguna que otra mala pasada, y que disgustó a muchos, por imprecisa y forzada.

PUBLICIDAD

En esta nueva entrega para Wii U, antes de empezar a jugar lo primero que nos preguntan es si queremos jugar en el televisor o en la pantalla del GamePad, y una vez elegida la primera opción, nos preguntan con qué mando vamos a jugar. Con el Mando de Wii + Nunchuk, solo con el Mando de Wii, con el GamePad –controlando al personaje con la cruceta digital o el stick analógico-, o con el Mando Pro de Wii U, nuestra opción favorita. De esta manera, con un control más tradicional –como ya comprobamos en la versión de la anterior entrega para Nintendo 3DS-, la jugabilidad es sencillamente perfecta, con un control exquisito. El mando con pantalla de Wii U, y se supone que la razón de ser de la consola, en este juego no tiene absolutamente ningún uso particular, y es más, si jugamos en la tele la pantalla del GamePad se apaga. Una buena decisión, el no querer incluir con calzador funciones específicas del mando, algo que parece han aprendido de su anterior trabajo.

Como en el Donkey Kong Country Returns de Wii, podemos disfrutar de todo el juego a dos jugadores -solo en modo local, no hay modo online-, y como ya dijimos entonces, su propuesta es tan exigente que preferimos jugar solos, aunque es algo que va por gustos y siempre se agradece la opción. A diferencia de por ejemplo New Super Mario Bros. o el reciente Super Mario 3D World, que tienen un diseño con el multijugador muy en mente, Donkey Kong Country: Tropical Freeze parece diseñado para jugar solos, con el añadido del modo para dos jugadores, pero sin un diseño de niveles demasiado apropiado para jugar acompañados. Esta vez además del inseparable Diddy Kong, se incorporan a la función dos nuevos personajes: Dixie Kong y Cranky Kong. Además de servir de "escudo", ya que suman dos puntos de salud más a los dos con los que cuenta de base Donkey, cada uno aporta una acción diferente, que nos facilitará mucho las cosas.

Diddy Kong lleva un barril a reacción que nos permite planear unos valiosos segundos por el aire. Dixie Kong es capaz de hacer girar su coleta rubia para planear un poco y dar un empujón final hacia arriba, lo que nos permite alcanzar una altura extra que en más de una ocasión nos salvará el pellejo. Y Cranky Kong porta un bastón que nos permite rebotar contra el suelo, incluso con pinchos, como el pogo saltarín del Tío Gilito en Ducktales. Además, bajo el agua, una de las novedades de esta entrega, la vuelta de los míticos niveles acuáticos de los juegos de Super Nintendo, cada personaje cuenta con una acción propia. Con Diddy un impulso a reacción, con Dixie y su coleta hélice nos movemos más rápido y buceamos contracorriente –es el mejor acompañamiento para estas fases, e incluso con el único que se puede llegar a ciertas zonas secretas-, y por último Cranky es capaz de soltar bastonazos y así acabar con las múltiples amenazas acuáticas. También según cogemos plátanos llenamos una barra de energía que nos permite realizar un ataque especial que limpia la pantalla de enemigos, que dependiendo del personaje secundario, los transforma en vidas, corazones o monedas.

Dependiendo de la circunstancia a veces será más conveniente contar con una ayuda u otra, lo que nos sugieren colocándonos un barril que desbloquea un personaje concreto en ciertas secciones, pero luego en otros muchos momentos es una elección nuestra, con unos barriles especiales en los que podemos elegir qué personaje queremos que nos ayude de los tres. En cualquier caso, todo el juego se puede pasar jugando solo con Donkey Kong, por lo que nunca nos obligan a contar con una u otra ayuda, una inteligente decisión de diseño.

Como os dijimos en nuestras últimas impresiones, Donkey Kong Country: Tropical Freeze es un juego muy desafiante, pero ahora que lo hemos acabado, nos ha parecido un poco más fácil que el Donkey Kong de Wii, que la verdad, era por momentos demasiado difícil. Comparado con otros plataformas en 2D sigue siendo muy complicado, pero hay más puntos de control, nos regalan vidas de manera abundante y constante, y se evitan situaciones absurdamente frustrantes del anterior, aunque en los jefes finales, muy largos y elaborados, estaremos tentados más de una vez de tirar el mando contra el televisor.

Acabar las fases no es excesivamente difícil, o al menos no tanto como en la anterior entrega, pero sí lo es conseguir las cuatro letras de la palabra KONG, y más todavía obtener todas las piezas de puzle que esconde cada nivel. Si hacemos esto último desbloqueamos una ilustración en la galería de arte, y si completamos la palabra, y lo hacemos en cada una de las fases de un mismo mundo, desbloqueamos la fase del templo, complicadísimos retos que nos tenemos que pasar del tirón, sin puntos de control. Además sigue estando la opción de una vez superadas jugar las fases en modo Contrarreloj, que siguen teniendo unos tiempos que nos parecen imposibles, y que ahora cuentan con marcadores en línea. Una opción muy interesante ya que nos permiten ver la repetición de la jugada de cualquier jugador del mundo, para alucinar viendo lo bien que juega la gente.

 1

En total tenemos seis mundos, dos menos que en la anterior entrega, aunque por lo general las fases son más largas, y en ningún caso tenemos queja de su duración, la sensación es que nos ha durado más o menos lo mismo que el juego de Wii. Tenemos fases secretas que se desbloquean encontrando las salidas ocultas, niveles a bordo de la vagoneta, montados en el barril a propulsión, las fases de bonus en las que tenemos que coger todos los plátanos de la pantalla -muy repetitivas, uno de los elementos menos inspirados del juego y que rechina- y la vuelta de Rambi el rinoceronte, que protagoniza pocos pero muy intensos momentos. Al final de cada mundo hay unos elaborados jefes finales, que exigen paciencia, dedicación y nervios de acero, en enfrentamientos muy largos y satisfactorios, que nos han gustado mucho.

Aparte de los dos nuevos personajes, que a medio plazo descubres que no es algo muy importante y que no cambian demasiado el juego, y las fases acuáticas, que se agradecen muchísimo y que nos regalan alguno de los mejores momentos de la aventura, Donkey Kong Country: Tropical Freeze evidencia cierta falta de nuevas ideas, de intentar proponer algo distinto a lo que vimos hace cuatro años. Pero la verdad, es tan bonito, simpático, se controla tan bien, es tan divertido, tan completo, con un diseño de niveles tan inspirado, que esta falta de novedades no penaliza al resultado final, y menos cuando estamos ante uno de los mejores plataformas 2D que hemos jugado nunca.

 2

Pierde el factor "sorpresa" del juego de Wii, tras tantos años con la saga desaparecida, pero por ejemplo gana en espectacularidad y dinamismo. Ahora, pese a su jugabilidad bidimensional, la cámara se mueve mucho más, se coloca en diferentes y espectaculares planos, y a su genial y exquisito diseño artístico, y al enorme colorido, la alta definición le sienta fenomenal, es un juego precioso. Que hayan rebajo ligeramente la dificultad a los jugadores más hardcore les parecerá una ofensa, pero a nosotros nos parece un acierto, a Donkey Kong Country Returns se le iba la mano a veces, frustrando más que divirtiendo. Que esto no os confunda, Tropical Freeze sigue siendo un juego muy desafiante, y si queremos un reto especialmente muy difícil, lo seguimos encontrando, en conseguir todos los coleccionables de los niveles, o en superar las dificilísimas contrarreloj.

Ya hemos alabado repetidas veces su apartado gráfico, a 720p nativos y a unas impecables 60 imágenes por segundo, con unas animaciones excelentes y unos escenarios con vida propia, llenos de detalles, movimiento y colorido, además de un nuevo plantel de enemigos la mar de carismáticos, pero faltaba la guinda al pastel: la música. Una banda sonora simplemente sensacional, en un perfecto equilibrio entre composiciones nuevas, muy inspiradas –épicas, relajantes, divertidas, siempre apropiadas-, y perfectas versiones de los antiguos y queridos temas de anteriores entregas. Todo gracias a la vuelta de David Wise -el compositor de los Donkey Kong Country de Super Nintendo-, que junto a Kenji Yamamoto, un habitual colaborador en los juegos de Retro Studios –suya es la música de casi toda la saga Metroid y del anterior Donkey Kong Country Returns-, nos ofrecen una banda sonora deliciosa.

 3

Retro Studios lo ha vuelto a hacer

Como ya ocurrió en su anterior trabajo, este estudio norteamericano de Nintendo nos vuelve a ofrecer un plataformas sobresaliente en todos y cada uno de sus apartados, imprescindible para los amantes del género, que no deben dejar escapar por nada del mundo. Es tan redondo en todo lo que propone que se convierte por derecho propio en una de las obras cumbres del plataformeo en 2D, que con juegos como este da la sensación de que no se puede hacer nada mucho mejor.

Pierde la frescura y el factor sorpresa de la entrega de Wii, que todos recibimos con los brazos abiertos por la larga ausencia de la saga, y tiene pocas novedades significativas, pero sigue contando con una jugabilidad intachable, un diseño de niveles sobresaliente, una propuesta desafiante, y se aprovecha de los gráficos en alta definición para mostrar un alarde de belleza y buen gusto, demostrando por cada uno de sus poros que está hecho con el máximo mimo y cariño. En cuestión de tres meses, Wii U tiene en su haber dos de los mejores plataformas de los últimos años, esperamos que en los próximos meses siga recibiendo motivos de tanto peso como este para hacerse con ella.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
PEGI +3
Plataformas:
Wii U Switch

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
9.4
  • Fecha de lanzamiento: 21/2/2014
  • Desarrollo: Retro Studios
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 47,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Marcadores
COMUNIDAD
9.14

PUNTÚA
Donkey Kong Country: Tropical Freeze para Wii U

170 votos

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
9.4
  • Fecha de lanzamiento: 4/5/2018
  • Desarrollo: Retro Studios
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 59,99 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Marcadores
COMUNIDAD
8.63

PUNTÚA
Donkey Kong Country: Tropical Freeze para Nintendo Switch

43 votos
Flecha subir