Análisis de SimCity Creator (Wii, NDS)

El clásico de Maxis llega a Wii con su jugabilidad intacta, aunque con un sistema de control cuestionable.
SimCity Creator
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6.5
SONIDO
6
NOTA
6
DIVERSIÓN
5.8
JUGABILIDAD
6.4
Análisis de versiones Wii y NDS.

Hablar de SimCity es hacerlo de una de las series más emblemáticas en el mundo de los videojuegos. No en vano, veinte años después del lanzamiento del título original la fórmula de juego establecida por el equipo de Will Wright, padre también de éxitos como Los Sims o el reciente Spore, se ha mantenido prácticamente invariable, dando origen además a infinidad de imitadores. Así que ya fuera en épocas clásicas, en mundos futuros o en el presente, pese a las lógicas diferencias entre títulos, al final, el espíritu del clásico de Maxis estaba siempre presente.

Siendo Wii una plataforma con un prometedor futuro de cara a albergar títulos de estrategia gracias a su sistema de control, si bien es cierto Xbox 360 también ha demostrado ser una máquina más que apta, la llegada de un clásico como SimCity no ha resultado todo lo satisfactoria que esperábamos precisamente por su sistema de control.

Plan de organización urbanística

SimCity Creator es un título muy clásico, de eso no hay dudas. De hecho, la mecánica de juego se mantiene prácticamente intacta con respecto al original. Por ello, de nuevo encarnaremos a un alcalde que deberá afrontar la titánica labor de levantar desde cero una gran urbe mientras se ajusta al presupuesto del consistorio e intenta, ante todo, satisfacer las demandas de sus ciudadanos. En este sentido, como ya es tradición en la serie, pese al cambio de rumbo tomado con SimCity Societies, habrá que diferenciar entre las estructuras destinadas al servicio público, como puedan ser las carreteras, el tendido eléctrico, alcantarillado, hospitales, comisarías, etc., con las zonas urbanizables, sobre las que no tendremos ningún tipo de control.

PUBLICIDAD

Esto quiere decir que siempre que nuestro presupuesto nos lo permita, podremos situar un colegio donde más nos convenga y ver como inmediatamente la estructura ha sido completada. Sin embargo, también habrá tres tipos de zonas urbanizables –viviendas, comerciales e industria- sobre las que no incidiremos de forma directa, ya que nosotros únicamente podremos marcar el lugar donde se podrán construir hogares para los ciudadanos –los hay de varios tipos, como viviendas para familias con poder adquisitivo bajo, alto, etc.-, o plantas industriales, por ejemplo. A partir de ese momento, dependiendo de la calidad de la zona sobre la que pretendemos urbanizar, comenzarán a crecer poco a poco los edificios, modificando además su aspecto dependiendo de varios condicionantes.

Si la zona sobre la que se asientan los hogares de nuestros ciudadanos es poco segura por la falta de policías, la mayoría de edificios quedarán abandonados y poco a poco se echarán a perder. En cambio, si en torno a un barrio hemos creado unas buenas infraestructuras educativas con escuelas, bibliotecas o museos, y además hemos velado por la seguridad de los ciudadanos con la construcción de comisarías o estaciones de bomberos, esa zona en concreto prosperará de una forma sorprendente.

Lógicamente, para tener una idea más clara de cómo debemos actuar en todo momento, contamos con la posibilidad estudiar las necesidades de la urbe gracias a un sencillo sistema de colores que nos marcará la zonas en las que la electricidad no es un bien muy común, lugares en los que el sistema de cañerías no llega correctamente, o regiones en las que los niveles de polución son excesivos. Con estas gráficas, que han sido como decimos recreadas de una forma muy clara e intuitiva mediante un sistema de colores, nuestra labor se facilita bastante, lo que no significa tampoco que vaya a ser facilísimo sacar adelante nuestro proyecto.

Todas las acciones comentadas hasta el momento tienen obviamente un coste económico. Pero también hay que tener en cuenta que pagaremos por su mantenimiento, lo que hará que debamos actuar con cabeza para no despilfarrar de golpe el dinero de los contribuyentes. Por supuesto, aquí entrará en juego nuestra capacidad para saber exprimir al máximo el bolsillo de los ciudadanos sin enfurecerles con elevados impuestos, mientras de paso recortamos los gastos en otros servicios sin por ello descuidar el mantenimiento del orden público. Los asesores y consejeros serán entonces una pieza clave en el devenir de nuestra ciudad; al menos en principio.

 1

Consejeros insensatos

Como es habitual en la serie, en SimCity Creator contaremos con la ayuda de un variado grupo de consejeros y asesores encargados de informarnos acerca de las necesidades de la ciudad, problemas que puedan estar ocurriendo, o tareas que deberíamos acometer. Estos funcionarios, a los que deberemos pagar un sueldo mensual y que poco a poco mejorarán de nivel (lo que en principio nos vendrá bien para afrontar mejor los problemas, pese a su incremento de sueldo), también trabajarán en algunos casos como consejeros con la capacidad de actuar directamente en las zonas que les encomendemos. Esto significa que ya no solo nos informarán de la inseguridad ciudadana en un barrio, sino que tomará las medidas necesarias para solventar dicho problema y todos los que puedan surgir.

Al menos es lo que deberían hacer, pero pronto descubriremos que el trabajo de estos funcionarios resulta cuanto menos cuestionable. Básicamente, su función en el juego será acosarnos con una sucesión de frases, en principio humorísticas, sin ningún sentido que no nos ayudarán en nada a planificar nuestros pasos en el juego. Claro, si nos están informando de los gustos alimenticios de la asesora de hacienda en vez de indicarnos qué deberíamos hacer para mejorar nuestros ingresos sin enfurecer a la ciudadanía, al final no dejaremos de preguntarnos el por qué de su inclusión. Y decimos esto porque por mucho que nosotros queramos vigilar al detalle todo lo que acontece en la ciudad, al final, cuando ésta adquiera unas dimensiones considerables, la ayuda de estos consejeros siempre viene bien. Ahora, en cambio, los buenos consejos que puedan darnos se perderán entre las muchas y muchas frases sin gracia con las que nos "premiarán" a lo largo de toda la partida.

 2

Problemas de control

Otro de los aspectos menos pulidos en SimCity Creator es su sistema de control, y muy especialmente, el manejo de la cámara. Usándose únicamente el control remoto, usaremos la cruceta del mismo para acceder a las diversas opciones que presenta el título, así como activar funciones tan básicas como la aceleración o pausa del tiempo, mientras que con el puntero marcamos el lugar donde queremos edificar. El problema es que con el puntero también controlaremos la cámara, por lo que edificar grandes zonas urbanísticas con el peligro de que la misma se desplace bruscamente siempre estará presente.

Para ello, no obstante, podemos bloquear el movimiento de la cámara pulsando hacia arriba con la cruceta, pero esto nos obliga a estar constantemente poniendo el dedo sobre la misma, lo que a la larga resulta cansino. En este caso, usar el stick del nunchuk para controlar la cámara habría sido lo más acertado puesto que no resultaría necesario permanecer en un estado de tensión permanente al no poder relajar en ningún momento la mano para evitar desplazar la cámara por accidente.

Tampoco resulta muy eficiente el control con el puntero cuando hablamos de establecer los puntos sobre los que edificar. En este caso es excesivamente sensible, resultando incluso muy difícil dibujar líneas rectas. Al menos sí se han tenido en cuenta este tipo de dificultades a la hora de crear por ejemplo las carreteras ya que simplemente tendremos que marcar el punto de salida y llegada, dibujándose automáticamente el tramo. Pero si hablamos de establecer zonas urbanizables, tampoco resulta tan intuitivo como cabría esperar, resultando muy difícil crear una zona tal y como deseábamos; no al menos con rapidez, que es lo mínimo que se le pide a un título de estas características. Por ello, aunque SimCity Creator sigue siendo tan bueno como el original, la experiencia de juego no resulta tan satisfactoria.

Crea o destruye

Como ya es habitual en la saga, SimCity Creator ofrece dos vertientes de juego bien diferenciadas. Por un lado, el modo libre en el que podremos construir una gran ciudad sin ningún objetivo en mente más allá de los límites que pongamos a nuestra gestión. En estas zonas podremos acceder también a las pruebas de vuelo para sobrevolar las calles de nuestra urbe –aquí controlaremos de forma eficiente el vehículo en cuestión con la detección de movimiento del mando- mientras de paso sacamos fotografías de la misma. Tampoco faltan a la cita las catástrofes naturales que podrán sacudir nuestra ciudad con gran virulencia, siendo realmente divertidas de contemplar, aunque a la larga, un simple complemento más.

 3

Por supuesto, para todos aquellos que disfruten con los desafíos, se incluyen también varias misiones que nos propondrán retos tales como alcanzar un número concreto de habitantes con un límite de tiempo. En estos casos, a veces los objetivos no son tan claros como nos gustaría, por lo que podremos actuar un tanto a ciegas sin saber muy bien si lo que estamos haciendo es lo que nos pedían. Por otro lado, en este tipo de pruebas también resulta un fastidio que solamente podamos grabar la partida en un único bloque, lo que significa que en caso de cometer un error y salvar nuestros progresos, irremediablemente tendremos que reiniciar la misión.

Por último, quedarán las partidas multijugador, que básicamente serán misiones por objetivos que tendremos que superar con éxito para intentar, al final de las mismas, obtener puntuaciones más elevadas que la de los contrarios. El problema en este caso es que no sabremos muy bien cómo de bien o mal lo estarán haciendo nuestros amigos hasta el final de la partida, lo que tampoco nos parece una decisión muy acertada.

Un clásico con MySims

A nivel técnico, SimCity Creator no resulta un título rompedor. Es más, gráficamente es un juego poco llamativo, por ser delicados. Sin embargo, contemplar cómo nuestra ciudad va tomando forma y adquiere las dimensiones propias de una gran capital resulta de lo más satisfactorio. Del mismo modo, las catástrofes naturales son muy llamativas, siendo realmente divertido ver como un gran tornado engulle los hogares de nuestros habitantes, o cómo una lluvia de meteoritos termina con barrios enteros en cuestión de segundos. También la interfaz está muy bien implementada, siendo de lo más sencillo controlar aspectos como el nivel de polución de nuestra urbe, o la inseguridad ciudadana.

Lo que sí varía con respecto a las anteriores entregas de la serie es la estética de los consejeros y asesores, que tienen la apariencia de los Sims vistos en MySims de Wii y Nintendo DS. También, la llegada de los edificios del héroe prometía un cambio interesante en la jugabilidad de SimCity, asemejándose al citado SimCity Societies. Sin embargo, al final, este tipo de estructuras especiales lo único que harán es modificar la apariencia de los edificios que se encuentran a su alrededor, sin influir de ningún modo sobre nuestros ciudadanos. Por lo tanto, no será más que otro mero añadido estético, muy interesante para crear ciudades más variadas, pero pobre si lo comparamos ya con otros exponentes del género.

Por último, a nivel sonoro, el juego se muestra simplemente correcto, con melodías agradables que harán amenas las largas sesiones de juego, aunque bien es cierto que podría haber sido un aspecto más trabajado.

 4

Conclusiones

Sin ser un mal juego, no en vano estamos ante una versión totalmente fiel al clásico de Maxis, el sistema de control de este SimCity Creator, así como la deficiente ayuda que nos proporcionarán los consejeros y asesores, lo alejan de las mejores entregas de la serie. Por supuesto, levantar una gran ciudad sigue siendo tan divertido como siempre, pero en este caso, al no resultar tan sencillo y rápido, lo es menos que en una plataforma como el PC.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
PEGI +7
Plataformas:
Wii NDS

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 2/10/2008
  • Desarrollo: EA Games
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: ---
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
6

PUNTÚA
SimCity Creator para Wii

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión NDS

COMUNIDAD
8

PUNTÚA
SimCity Creator para Nintendo DS

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir