Análisis de Fire Emblem Radiant Dawn (Wii)

Intelligent Systems ha cumplido la premisa de que si algo funciona no es necesario cambiarlo para ofrecernos una secuela de éxito pero falta de novedades.
Fire Emblem Radiant Dawn
David Hernández Santamaría ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.5
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión Wii.

Una de las franquicias más famosas de Nintendo y que hasta hace bien poco ha conquistado el mercado occidental es Fire Emblem. De las diez entregas hasta ahora aparecidas de la serie solo hemos podido disfrutar en el mercado occidental de cuatro entregas, dos para GBA, una para GC y la presente para Wii. El primer juego no portátil de la serie fue el aclamado Path of Radiance del cual se desprende el abanico argumental de este Radiant Dawn. De hecho es totalmente necesario, aunque no obligatorio, haber jugado al menos a la entrega de Gamecube porque tanto personajes como argumento derivan de dicha versión.

Nintendo, sabiendo que su consola Wii ha abarcado un mercado mayor, ha decidido incluir una serie de mejoras pensando en el público general, aunque como veremos más adelante dicha táctica no le ha salido como pensaba en un inicio. Si has jugado a Path of Radiance podrás beneficiarte de una serie de ventajas que otros jugadores no van a tener, como una pequeña recompensa reflejada en las estadísticas y habilidades de tus personajes favoritos de la entrega de GC. Hemos tenido que esperar meses hasta que por fin Nintendo se ha decidido a traernos a Europa esta nueva entrega, recordemos que en Japón el juego lleva ya un año en la calle y en USA salió el pasado mes de noviembre. ¿Alguna novedad para justificar dicho retraso? Ahora lo veremos.

Cronología de una serie desconocida en sus inicios
Para los recién llegados y poco conocedores de la franquicia Fire Emblem es bueno recordar de manera resumida la importancia y longevidad de la que hace gala esta serie. Desde siempre Intelligent Systems ha sido la compañía que ha dado forma a cada juego de la serie. El creador del universo Fire Emblem fue Shouzou Kaga, que después dejaría la compañía para crear un estudio independiente llamado Tirnanog. El nombre Fire Emblem se refiere al protagonismo que da el juego a un objeto poderoso en cada una de sus entregas, en PoR y en este RD se refiere al medallón de Lehran. En el año 1990 nació FE para Famicom (NES), este primer titulo llamado FE: El Dragón Oscuro y la Espada de Luz introduciría lo que después se hizo famoso como toque estratégico con tintes de rol, y que después imitaría Sega con su Shining Force de la mano de su estudio interno Sonic Software Planning, ex de Climax Co.

PUBLICIDAD

Poco después exactamente en el año 1991 fue lanzado también para Famicom la segunda entrega titulada FE: Gaiden. La llegada de la Super Nintendo fue un impulso mayúsculo para la saga, de hecho salieron tres títulos. El primero FE: el Misterio del emblema, siendo el primer cartucho en aparecer de 24 megas en aquel 1993. Tuvieron que esperar los japoneses 3 años hasta que saliera la siguiente entrega FE: Genealogía de la Guerra Santa, y curiosamente en 1999, ya con la Nintendo 64 en la calle y con PSX como líder absoluta en ventas, salió otra entrega para Super Famicom, FE: Thracia 776, la cual su argumento sucedía a la vez que el anterior juego pero desde otra perspectiva.

Tras la imposibilidad de sacar otra entrega para N64 la serie continuaría en GBA. El primer juego fue FE: la Espada Selladora en 2002. Todos estos juegos anteriores jamás fueron lanzados fuera de tierras japonesas. Fue a partir de FE: Rekka no ken, conocido en Occidente como Fire Emblem a secas, cuando la serie abrió sus puertas al resto del mundo. Esto sucedió hace relativamente poco, en el año 2003. Antes, en el año 2001 y gracias a Super Smash Bros Melee para GC se dieron a conocer a Occidente dos personajes de Fire Emblem, uno de ellos fue Marth (protagonista del primer juego) y Roy (protagonista del sexto juego), y que debido a ello Nintendo decidió traer la franquicia fuera de sus fronteras. En 2004, salió FE: the Sacred Stones para la pequeña de Nintendo y en el 2005 ya para Gamecube Path of Radiance, que fue como dijimos el primer juego no portátil de la serie que salió internacionalmente. Una saga que cuenta ya con 18 años de historia y que continuará muchos años más.

La historia continúa
Sin ánimo de contar el final de PoR, por si todavía hay jugadores que estén con ello, comentar por encima que el juego transcurre tres años después que el anterior y que las tierras de Daein, tras derrotar al Rey loco Ashnard, permanecen bajo el mandato de Begnion. Crimea se negó a tomar parte en la reconstrucción de Daein y por lo tanto el régimen autoritario de Begnion ha tomado un camino tiránico en la reconstrucción del país. Daein es un país pobre devastado por la guerra, donde la hambruna ha colapsado todos los canales y el pillaje y las revoluciones se suceden un día sí y otro también, sin que el ejército ocupante de Begnion se moleste en hacer nada. He aquí que tomaremos el papel al inicio de la Brigada Dawn, un grupo rebelde que busca el fin de la ocupación de Begnion a sus tierras y que luchará por crecer hasta derrotar a los que ellos consideran ocupantes ilegítimos.

El argumento en el que se sustenta Fire Emblem: Radiant Dawn sigue la misma línea que el anterior pero la tergiversa para intentar dotar al juego de mayor profundidad y ante todo de ofrecer varios puntos de vista respecto a la historia que se va sucediendo. El juego estará dividido en 4 grandes partes, cada una desde una perspectiva diferente del conflicto. No tendremos a un personaje principal en sí, sino que serán varios a lo largo de la historia. En total la duración de esta entrega es tres veces superior al juego de GC, pero esta ventaja cae por su propio peso al tener un argumento menos impactante y profundo que el anterior, ya que al ser más largo existen bastantes vacíos argumentativos que llevará en ciertos puntos al jugador a perder sintonía con la historia.

Sin grandes novedades a la vista
Como proyecto inicialmente concebido para GC el juego no aporta ninguna mejora esencial referida al sistema por el cual se mueve. No encontraremos ni una sola característica de Wii que pueda utilizarse en el juego, ni el puntero, ni lo sensores de movimiento, ni mucho menos el online. De hecho las únicas novedades han sido el salvado en mitad de la batalla, una ligera mejora del modelado de personajes y unas escenas de video (con voces en castellano) de un nivel superior a la primera entrega. Todo lo demás puede ser considerado como una expansión del juego de GC: más misiones, más personajes (de los cuales más de la mitad son del anterior juego), más localizaciones y más Fire Emblem. Para jugar al juego podremos usar el Wiimote de forma horizontal, el mando clásico o usar nuestro añorado mando de GC. Como nota curiosa el juego reconocerá la clase de control que estemos utilizando y así nos guiará en sus tutoriales especificando los botones correctos para el tipo de mando que estemos usando.

El sistema de juego tampoco ha cambiado en absoluto. El juego sigue basándose en un mapeado por cuadrículas donde deberemos ir moviendo a nuestros personajes por turnos hasta que derrotemos a los enemigos o consigamos alcanzar el objetivo impuesto. La CPU también dispondrá de sus respectivos turnos, siempre después que el jugador, para atacar a nuestras unidades. Cuando nuestros personajes se encuentren en casillas adyacentes o cercanas podrán realizar un ataque físico, mágico, o largo dependiendo del tipo de unidad. En dicho combate el que lo haya provocado atacará primero y el adversario contraatacará con un golpe. En esta entrega se ha incorporado la novedad de poder atacar desde casillas situadas a distintas alturas del escenario, que esta vez no será completamente "plano", con desniveles que los personajes deberán sortear gastando así un turno.

Dependiendo de nuestra clase de arma, nuestras habilidades y la equipación podremos variar este desarrollo. A la vista estamos ante un planteamiento sencillo, pero cuando existen decenas de combinaciones, diferencias de clases, tipos de terrenos y continuos movimientos de tropas, es conveniente pensar varias veces qué personaje utilizar y cómo lo vamos a mover. En el tema de las armas se sigue apostando por el "juego" de piedra, papel y tijera, lo que traduciendo nos deja que espada vence a hacha, hacha vence a lanza y lanza vence a espada. Similar con las magias donde magia oscura vence a la magia Alma o Ánima (trueno, fuego, viento), éstas vencen a luz y ésta misma a oscuridad. Tras cada combate podremos intercambiar objetos, comprar o vender armas y armaduras, cambiar habilidades, conseguir información o realizar los clásicos apoyos entre unidades.

El apoyo entre los personajes será algo diferente respecto al anterior juego, ésta vez se han perdido esas conversaciones hilarantes entre los personajes, ahora estas conversaciones de apoyo tendrán lugar en batalla con diálogos vacíos y de poco sentido perdiendo parte de ese carisma de la anterior entrega. También podremos cargar nuestra partida del PoR y utilizarla para conseguir una serie de ventajas en este nuevo juego. Así al cargar dicha partida podremos recuperar parte del status de los personajes antiguos, recuperar el nivel que tenía cada uno en sus armas, y seguir con los apoyos que ya tenían los personajes.

Lo que siempre ha caracterizado a FE es la enorme cantidad de unidades que se nos irán uniendo a lo largo de la trama. Este hecho tiene como explicación la posibilidad de perder a nuestras unidades y jamás volverlas a recuperar. Si a un personaje nos lo eliminan de la batalla directamente ya no le podremos manejar de nuevo en el juego, lo que desemboca en casi una segura repetición de la misión. Esto antes provocaba que se pensaran los movimientos durante más tiempo y favorecía el elemento estratégico, pero ahora con la posibilidad de salvar en mitad de la misión seguramente los movimientos se hagan de manera menos precisa ya que no tendremos que repetir la fase desde un inicio si deseamos recuperar la unidad perdida. En total 72 personajes que se irán uniendo a nuestros ejércitos, siendo 42 del anterior juego y 30 nuevos.

Frustración y desesperación
Sin duda este FE es el juego de la serie más difícil. A pesar que Nintendo ha incluido el salvado ya antes citado es un hecho en sí que choca directamente con la gran dificultad con la que nos han obsequiado. Fire Emblem: RD es un juego solo apto para jugadores experimentados en la serie y para todos aquellos jugadores con experiencia suficiente en este estilo de juegos. Un jugador sin experiencia, nuevo en la franquicia, o de la enorme masa de nuevos jugadores que atrae Wii acabará desesperado y dejando de lado la experiencia. Por lo demás si lo vemos por el lado de los jugadores amantes de FE seguramente encuentren esta experiencia como un nuevo reto que les espoleará a jugar más hasta seguir avanzando por la vasta historia. En el inicio, cuando nuestros personajes son más débiles, es común ver como nuestras unidades caen una tras otra, teniendo que repetir fases continuamente, pero a partir de la segunda mitad del juego con las unidades más equilibradas, la dificultad a pesar de seguir siendo alta, ya está en mejor consonancia con nuestro nivel. Aún así podremos elegir dos niveles de dificultad en el inicio, y pudiendo desbloquear el experto más adelante.

Aspectos técnicos
El juego hace homenaje a su planteamiento de secuela y mantiene un aspecto técnico prácticamente idéntico a su predecesor. El hecho de estar pensado inicialmente para Gamecube ha hecho que Intelligent Systems no decidiera variar en absoluto la versión preconcebida inicialmente. Aún así ha madurado ciertos aspectos gráficos de PoR como un mejor modelado general de los personajes, mostrándose más compactos y recreados. A su vez el juego presenta mayor suavidad en las animaciones y los movimientos se antojan menos mecánicos que en la anterior versión. El toque artístico de personajes y escenarios seguirá intacto, con buen nivel. Lo que ha dado un salto mayor y que sin duda se agradecerá enormemente son las escenas de video, esta vez además de ser mucho más numerosas, tendrán un acabado visual realmente espectacular como bien puede comprobarse en la impresionante introducción con la que nos deleitará el juego y que irá cambiando mientras avancemos en la aventura.

El tema del sonido y la música es posiblemente de lo menos que ha cambiado, se siguen mostrando sonidos regulares, simples acompañantes de las acciones sin demasiados alardes, y a su vez la banda sonora a pesar de seguir guardando ese toque épico de la saga, se muestra con los mismos compases de siempre, no aportando ninguna novedad sustancial. Quizás lo único reseñable sea que entre escenas ésta vez tendremos una voz en off que nos contará el devenir de la historia, haciendo mucho más ameno el tránsito de misión en misión.

La jugabilidad sigue apostando por la misma fórmula de éxito y es prácticamente clavada al anterior juego. Se han incorporado ciertas funciones irrelevantes para dotar de madurez al interfaz general, que simplemente ayudan a dar mas solidez pero que no son para nada sustanciales para considerarlos novedades. Eso sí, la incursión de muchas más unidades a manejar potencia este apartado haciéndolo más profundo. Lo malo, la dificultad, solo apta para jugadores experimentados. No será raro que al principio se repitan fases llevándonos a momentos de frustración, que para los jugadores principiantes pueda desembocar en un abandono, aunque para los experimentados será un nuevo reto que no les resultará tan sencillo como la anterior entrega.

Y como siempre, el apartado más característico de FE es su creciente diversión y que esta vez gracias a que es una secuela directa, tanto argumentativa como jugable, nos obligará a considerarlo una compra imprescindible si nos gustó PoR. La posibilidad de volver a ver a tus personajes favoritos de la anterior entrega, con sus distintos rangos alcanzados, sus promociones de clases si las hubo, sus niveles en armas, sus apoyos y en general, poder continuar directamente el de GC será una razón suficiente para que el juego sea una referencia total en los próximos meses. Si a todo esto le sumamos una duración 3 veces superior al anterior, pudiendo superar las 50 horas de juego real, el doble de personajes que conseguir y un argumento desde 4 frentes distintos hará que este Fire Emblem: RD sea la continuación de la diversión que empezamos tiempo atrás.

Conclusión
Fire Emblem: Radiant Dawn más que un nuevo juego es una expansión del anterior. Sus novedades son mínimas pero potenciando todo lo bueno que ya de por si tenía la entrega de GC. Cierto que no aporta novedades sustanciales que hagan referencia a la consola para la cual sale, ya que no usa en absoluto las capacidades ni jugables ni técnicas de Wii, ni tampoco aporta posibilidad online, pero es que FE nunca se ha caracterizado por una capacidad técnica alta, y sí por una jugabilidad personal, inherente a su personalidad forjada en tantos años, y que este RD la conserva y la potencia. En todo caso no hay excusa sobre el retraso que hemos tenido que aguantar los europeos para recibir el juego.

Si eres un nuevo jugador posiblemente este FE se haga un poco complicado en sus primeros pasos, pero si eres antiguo jugador o estás experimentado con esta clase de juegos verás una compra obligada que no podrás dejar pasar. Esta entrega tiene todo lo bueno de su antecesor pero mejorado, y eso es más que suficiente para saber que es un buen juego, eso sí, se le echa en falta alguna novedad sustancial que de sobra podía haber introducido Nintendo en esta primera entrega para Wii.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

FIFA 22 - Análisis
FIFA 22 - Análisis
Análisis
2021-09-27 09:04:00
Analizamos FIFA 22, una nueva entrega del simulador de fútbol que añade animaciones y nuevos sistemas para los títulos del futuro que, por ahora, tienen poco impacto jugable.
Townscaper - Análisis
Townscaper - Análisis
Análisis
2021-09-24 12:43:00
Townscaper es un juego-juguete que nos permite construir ciudades en miniatura en mitad del océano. Una experiencia sencilla, vistosa y gratificante sin más límites que los de nuestra imaginación.
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Death Stranding Director's Cut - Análisis
Análisis
2021-09-23 14:00:00
La remasterización para PS5 mejora visualmente un título que ya se veía de escándalo y añade algunos extras sin mucha enjundia.
Sable - Análisis
Sable - Análisis
Análisis
2021-09-23 09:32:00
Una aventura minimalista en lo jugable con un amplio mapa para explorar y una historia que construir a nuestro ritmo.
Golf Club: Wasteland - Análisis
Golf Club: Wasteland - Análisis
Análisis
2021-09-22 10:06:00
Golf Club: Wasteland le da la vuelta a la disonancia ludonarrativa y nos introduce en un mundo devastado a través de relatos y canciones mientras jugamos al golf en las ruinas de la humanidad.
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 14/3/2008
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 49.95 €
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
COMUNIDAD
9

PUNTÚA
Fire Emblem Radiant Dawn para Wii

136 votos
#36 en el ranking de Wii.
Flecha subir