Vandal

Análisis de Mario + Rabbids Kingdom Battle (Switch)

El inesperado ‘crossover’ nos sorprende con una genial aventura, larga, original y divertida.
·
Análisis de versión Switch.

Nintendo ha cambiado. Ha pasado de ser una de las compañías más celosas a una razonablemente abierta; ha pasado de no mostrar sus juegos cancelados a lanzarlos terminados décadas después, de no dejar a nadie tocar sus propiedades a dejar que una compañía como Ubisoft haga un crossover con los Rabbids, esos conejos locos que salieron del universo de Rayman, pero que ya son una propiedad aparte.

Las reacciones cuando el juego se filtró no fueron las más positivas, pero cuando lo fuimos probando nos dimos cuenta de que se merecía una oportunidad. Ahora lo hemos podido jugar en profundidad, y nos hemos quedado positivamente sorprendidos con las muchísimas bondades que tiene este título desarrollado por Ubisoft Milan en colaboración con Nintendo, aunque hay que dejar claro que la producción es cosa de la compañía francesa.

Estrategia en el Reino Champiñón

Mario + Rabbids: Kingdom Battle es un juego de estrategia por turnos ambientado en el universo de la saga Super Mario, pero con la incorporación de los Rabbids de la saga Rayman. Este título introduce multitud de mecánicas propias inspiradas por ambos mundos –saltos para golpear a los enemigos, champiñones ocultos para recuperar salud–, pero en esencia es un título de estrategia clásico basado en un sistema de casillas para gestionar el desplazamiento, el alcance de las armas, las coberturas, etcétera.

PUBLICIDAD
Prepárate para redescubrir el Reino Champiñón.
Prepárate para redescubrir el Reino Champiñón.

Aparte de esto, también hay una notable cantidad de exploración y puzles, que aunque nunca llegan a robarle el protagonismo a la estrategia, sí que funcionan bastante bien y añaden variedad. Eso sí, es una pena que no tengan más variedad entre sí, sobre todo los puzles, que repiten sus mecánicas constantemente. Explorar y resolver estos puzles es importante, ya que nos ayudan a encontrar armas y monedas (además de coleccionables) que son necesarias para mejorar a nuestros personajes, que cuentan además con su propio árbol de habilidades.

En los escenarios encontraremos constantemente a los Rabbids haciendo de las suyas.
En los escenarios encontraremos constantemente a los Rabbids haciendo de las suyas.

Esto supone un cambio bastante notable con respecto a la mayoría de juegos en los que hemos visto a los personajes de Nintendo o a los de Ubisoft, y aunque pueda parecer algo negativo, nosotros lo vemos como algo positivo. Los aficionados a la estrategia pueden disfrutar de un nuevo ejemplo de este género en un envoltorio poco común, y los que nunca le habían dado una oportunidad tienen ahora una oportunidad para hacerlo de una manera que les puede resultar más atractiva.

Es importante destacar que la combinación –tanto jugable como de universos– está muy bien resuelta, y aunque no tengamos ni idea de estrategia hace un buen trabajo para explicarnos cómo funciona todo. Y menos mal que lo hace, porque Mario + Rabbids: Kingdom Battle es un juego complicado. Cualquier jugador con un mínimo de veteranía lo podrá completar, aunque seguro que va a morir un par de veces; a diferencia de los juegos de Nintendo, éste no es un juego "para todo el mundo", y si los más pequeños se dejan llevar por su apariencia, puede que no sean capaces de progresar mucho, incluso con el modo fácil.

Si no jugamos en el modo fácil, la salud no se recupera entre batallas, animándonos a alternar entre los diferentes personajes disponibles, ya que sólo podemos llevar un máximo de tres activos en el equipo. Como ya sabéis, son Mario, Luigi, Peach y Yoshi, así como sus correspondientes versiones Rabbids. Todos están muy bien definidos, y según progresamos descubriremos diferentes maneras de combinar sus habilidades.

Cada tipo de batalla es diferente, y tendremos que enfrentarnos a ella de una manera u otra. Aquí, por ejemplo, lo importante es llegar a esa zona amarilla con vida.
Cada tipo de batalla es diferente, y tendremos que enfrentarnos a ella de una manera u otra. Aquí, por ejemplo, lo importante es llegar a esa zona amarilla con vida.

En cualquier caso, a nosotros nos ha gustado que sea desafiante. Una de las cosas que mejor hace Mario + Rabbids: Kingdom Battle es que introduce nuevos enemigos y situaciones constantemente. En cada mundo conocemos varios tipos de rivales que nos obligan a adaptar nuestra estrategia a sus características, y las batallas van de eliminar a todos los enemigos, a eliminar a cierta cantidad, pasando por escoltar a un personaje o llegar a un punto determinado.

No faltan los elementos tradicionales de ‘Super Mario’, como las monedas rojas y todo lo que estamos habituados a ver en las aventuras del fontanero de Nintendo.
No faltan los elementos tradicionales de ‘Super Mario’, como las monedas rojas y todo lo que estamos habituados a ver en las aventuras del fontanero de Nintendo.

A pesar de que la estrategia pueda parecer un género lento para muchos –y lo es, sobre todo siendo por turnos–, en este título hay bastante dinamismo, y nunca se hace pesado o repetitivo. Lo cual es meritorio considerando que completar la historia principal puede llevarnos entre 20 y 30 horas fácilmente, dependiendo también de lo que nos detengamos en las batallas y si jugamos en fácil o no.

Además, tiene bastante contenido para rejugarlo. Cada mundo tiene una serie de desafíos y un capítulo secreto que desbloqueamos al completarlo, y podemos repetir las batallas que queramos para intentar conseguir una mejor puntuación. Y por si fuera poco, tiene un "museo" con ilustraciones, visor de personajes y música, y un modo cooperativo para dos jugadores simultáneos. Hacer el 100% de Mario + Rabbids: Kingdom Battle puede llevarnos muchas, muchas horas.

Un precioso viaje por el Reino Champiñón

Desde el primer momento que empezamos a jugar a Mario + Rabbids: Kingdom Battle, nos damos cuenta de gráficamente luce genial. Tanto en el modo portátil como en la tele, es un juego precioso, con muchísimo detalle, con unas animaciones muy cuidadas y muchos guiños que homenajean tanto a una saga como a la otra. Sí, va a 30 imágenes por segundo, y sólo llega a 900p en la tele, pero tampoco nos parece que sea un problema, ya que la imagen se ve bastante limpia y no necesitamos una tasa de imágenes más alta.

Gráficamente, pocas pegas pueden ponérsele.
Gráficamente, pocas pegas pueden ponérsele.

La verdad es que teniendo en cuenta el tipo de juego que es, Ubisoft ha podido aprovechar al máximo la consola –no necesitan tener demasiados procesos en segundo plano que mermen el apartado visual, como el juego online o físicas complejas–, y nos da un primer adelanto de lo que Switch puede llegar a conseguir en el futuro.

Las referencias están por todas partes, y se nota el cariño que profesan sus creadores a los juegos de Nintendo.
Las referencias están por todas partes, y se nota el cariño que profesan sus creadores a los juegos de Nintendo.

Lo único extraño es que a veces hay unas pequeñas ralentizaciones de un par de segundos en las que el juego se congela, pero, una vez más, al ser un título de estrategia por turnos no supone un problema.

No podemos olvidarnos de la música, con un Grant Kirkhope que nos trae una serie de melodías al más puro estilo Rare, y que le dan al juego el toque definitivo. Aunque no son melodías que vincularíamos con Super Mario sí que son melodías que vinculamos con Nintendo por razones obvias, y que hayan apostado por Kirkhope es un acierto que le pone la guinda al redondo apartado audiovisual.

Una batalla histórica

Le hemos echado un montón de horas a Mario + Rabbids: Kingdom Battle, y os aseguramos que le echaremos algunas más después del análisis, que es una de las cosas más positivas que podemos decir sobre un juego. Lo nuevo de Ubisoft Milán es un título divertido, completo, original y muy bien ejecutado, hecho con mucho cariño y que podemos disfrutar incluso sin ser grandes fans de la estrategia.

Además, llega envuelto en un genial apartado visual, que nos deja ya entrever lo que puede dar de sí Switch, repleto de homenajes tanto al mundo de Mario como al de los Rabbids, y con una banda sonora que tiene algunos temas memorables. La única pega que le podemos poner es que no se haya trabajado más en ofrecer una exploración y unos puzles más variados, pero si os gusta lo que habéis visto hasta ahora, no dudéis en haceros con él.

Hemos realizado este análisis con un código de descarga proporcionado por Ubisoft.

Juan Rubio
Colaborador
Juan empezó en Vandal hablando de juegos perdidos en su columna Lo que pudo ser. Quién le iba a decir que la cancelación de Silent Hills lo traumatizaría de por vida. Cada mañana se levanta rezando porque alguien con talento recupere la saga, pero se conforma con un Skate 4 o hasta un Klonoa nuevo.

NOTA

8.6
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

La variedad de enemigos y situaciones.
Muchísimas horas de juego para hacerlo al 100%.
Audiovisualmente es un gustazo en Switch.

Puntos negativos

Los puzles no son muy variados.
Algunos aspectos de la rejugabilidad están algo forzados artificialmente.

En resumen

Una agradabilísima sorpresa, muy divertida y muy bien resuelta, que encaja perfectamente con la filosofía de Switch, y a la que deberías darle una oportunidad salvo que odies la estrategia.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Switch

Análisis
2019-10-19 10:38:00
High Voltage Software desarrolla un juego que conecta las películas de Zombieland, con buenas intenciones pero bastante mejorable.
Análisis
2019-10-18 09:25:00
La saga Doraemon regresa en formato videojuego con un registro bastante curioso: el farming.
Análisis
2019-10-17 14:20:00
Nintendo vuelve al exergaming apostando por un videojuego que se controla a base de fuerza muscular y de correr, y que convierte al jugador en un mando.
Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-14 17:00:00
Una de las obras cumbres de la generación se estrena en Nintendo Switch con una inesperada y milagrosa conversión.
Análisis
2019-10-14 13:04:00
Un juego de puzles distinto y bastante ameno que resulta tan curioso como disfrutable.
PEGI +7
Plataformas:
Switch
Ficha técnica de la versión Switch
ANÁLISIS
8.6
Desarrollo: Ubisoft Paris / Milan
Producción: Nintendo
Distribución: Ubisoft
Precio: 59,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: No
Online: No
COMUNIDAD
8.23

PUNTÚA
Mario + Rabbids Kingdom Battle para Nintendo Switch

61 votos
Flecha subir