Vandal

Análisis de Alien Resurrection (PS One)

·
GRÁFICOS
9.3
SONIDO
9.3
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PS One.
Un juego con un largo desarrollo
Creo que fue en el E3 del año 98 cuando vi por primera vez un vídeo que mostraban imágenes, aún en una etapa muy temprana de desarrollo, de Alien Resurrection. En ellas aparecía la incansable Teniente Ripley corriendo por los intrincados pasillos de una nave espacial y disparando a todo alien viviente que se le pusiese a tiro. En ese momento el juego se mostraba como un shooter 3D al más puro estilo Apocalypse o el Contra de PSX. Desde entonces hasta ahora, que estamos a principios del 2001, mucho ha llovido...tanto, que esta versión final de Alien Resurrection no tiene casi, casi, nada que ver con el desarrollo inicialmente proyectado. No sé las razones que ha podido mover a Argonaut (desarrolladora de este título) a cambiar la mecánica de juego, desde un vibrante shoot’em-up 3D a todo un FPS siguiendo la línea que marcó su antecesor, Alien Trilogy (aparecido en PSX en los comienzos de esta máquina, en el año 96) pero desde luego la cosa parece que les ha salido bien.
Ellen Ripley vuelve
Alien Resurrection (AR) sigue al pie de la letra la película en la que se basa (la cuarta, como ya sabéis) y como tal sitúa toda la acción del juego en la nave de investigación médica USM Auriga. En esta gigantesca nave los científicos llevan años intentando (nada, que no escarmientan) clonar el ADN de la fallecida Ellen Ripley ya que contenía el valioso embrión de un alien, y no uno cualquiera sino el de toda una futura reina alien. Así, empezaremos el juego encarnando a la que los científicos llaman Número 8, que es una Ellen Ripley que ha sido por fin -tras 7 intentos fallidos- clonada con total éxito. Más tarde, en otros niveles jugaremos con otros personajes como la sintética Call (papel que interpretaba Winona Ryder en el film), un marine llamado DiStephano (¿será del Madrid?) que está a bordo del Auriga a las órdenes del General Pérez y Christie, un mercenario que ha subido a la nave junto a los demás miembros de la Betty, una pequeña nave de transporte medio piratilla.
Misiones variadas y complicadas
Cabe destacar que AR no es un FPS en donde simplemente tendremos que limitarnos a eliminar bicho en pantalla como pudo ser la brillante versión de Quake II que realizó Hammerhead para la 32 bits de Sony. Argonaut ha querido dotar a las 10 largas fases de las que consta el juego de una serie de variadas misiones en los que habrá que realizar determinados objetivos...claro que en nuestro camino, a la hora de conseguir esos objetivos se nos interpondrán hordas enteras de nuestros queridos aliens. Bueno, aliens y también marines cuando manejamos a Ripley, Call o al mercenario Cristhie, ya que los marines a bordo de la nave tienen la orden expresa de matar a estos mencionados personajes. Además, para añadir un ligero toque de exploración al juego también hay algunos pequeños puzzles que deberemos resolver si queremos seguir avanzando. Por ejemplo al llegar a una determinada zona nos encontraremos con unos cables de alta tensión rotos que nos bloquean el paso. Deberemos encontrar la habitación donde se halla el generador de corriente, para así cortar la electricidad de la zona lo cual inutilizará los cables y por tanto nos despejará el camino.
Un completo arsenal mata-aliens
Respecto a nuestros inevitables “encuentros” con los aliens, tendremos a nuestra disposición todo un completo arsenal de armas. Al principio sólo dispondremos de una triste pistola (eso sí, de munición ilimitada) pero poco a poco iremos consiguiendo armas mucho más poderosas como un potente láser o el siempre efectivo a más no poder lanzacohetes pasando por el típico lanzallamas, entre otros muchos.
Una ambientación maravillosa
Pero si por algo llama verdaderamente la atención este AR es sin duda por la maravillosa ambientación que Argonaut ha conseguido dotar al juego y que simplemente cabe calificarla de impresionante. Al sensacional engine 3D del juego, con un uso de texturas soberbio hay que añadirle unos espectaculares juegos de luces y sombras que dan al juego esa atmósfera tétrica en la que nunca sabes que te aguarda a escasos tres metros por delante de ti. A esto hay que sumarle dos factores más claves: el fabuloso sonido FX en Dolby Surround (no hay música) y la excelente IA de los aliens que además se mueven, para nuestra desgracia, como los ángeles.
Difícil control
Todo esto es muy bonito y perfecto, pero como ya sabéis siempre hay un “pero” y en esta ocasión es el defecto innato de todo FPS cuando se hace para una consola. Me estoy refiriendo, como habréis imaginado, al control del juego, el cual es infame. Para jugar a un FPS como Dios manda hay que hacerlo con teclado y ratón. PSX dispone de su Dual Shock que es un periférico totalmente inadecuado cuando hablamos de First Person Shooter. Argonaut ha tenido que ingeniárselas como ha podido para adaptar el manejo del juego al pad de la consola. Esto se ha hecho de la siguiente forma: con el stick izquierdo movemos al personaje y con el derecho movemos la mirilla de disparo por toda la pantalla (aunque yo lo llamaría mas bien “arrastrar” por la pantalla). Hay otros tipos de combinaciones (hasta 5) pero tampoco mejoran gran cosa. Y es que cuando hay varios enemigos en pantalla a la vez, los sticks se muestran muy lentos para acabar con rapidez con todos los enemigos. Por todo esto, jugar a AR al principio resulta verdaderamente frustrante...y mucho más aún si uno ha jugado ya en PC a los Half Life y Unreal Tournament de turno. A mi personalmente, al principió me mató este sistema de control, aunque también es cierto que con unos leves retoques en la sensibilidad del pad y tras unas cuantas partidas en la que me dieron palos por todos lados, uno se acaba acostumbrando un poco. También se ha incluido una opción para conectarle el ratón de PSX, gracias a lo cual el control ganará muchos enteros, si bien es cierto que los usuarios que poseen este periférico se cuentan con los dedos de la mano.
Técnicamente soberbio
Pasando a los aspectos técnicos, como ya os he comentado, el juego es realmente soberbio. Se nota que los británicos de Argonaut en estos más de tres años de desarrollo han exprimido nuestra querida 32 bits hasta los topes. El engine 3D es uno de los más fluidos que se han visto nunca en la máquina de Sony. Además, se ha hecho uso de unas texturas muy detalladas, lo cual, unido al empleo efectos de luz y sombreados sobresalientes contribuyen a dar a la nave ese retorcido aspecto barroco típico de las películas de la saga. Los aliens están recreados perfectamente y se mueven a las mil maravillas.
Inquietante sonido FX
Del apartado sonoro, se ha optado por suprimir la música, dejando sólo los inquietantes FX; éstos crean una atmósfera de tensión sensacional. Oiremos en otras salas contiguas los gritos de los marines que están siendo atacados por aliens, las alarmas de la Auriga (es aterradora esa que suena y a continuación comenta el ordenador de a bordo: ”atención fuga de especimenes en las jaulas 5, 7 y 8”...estando tú por esa zona), el silbido causado por fugas de presión a lo largo de la nave, el ruido de aliens pasando por un conducto que va por encima de tu cabeza, el goteo de líquidos (la mayoría de color rojo) y un largo etc. Creo que la decisión de suprimir la música en el caso concreto de este título ha sido totalmente acertada ya que no hace falta. Y como guinda, doblado y traducido al castellano.
Puntos para guardar la partida escasos
De la jugabilidad ya he hablado extensamente cuando me he referido al control del juego, el cual sin duda desesperará a más de uno y es el punto clave del juego. Además, hay que añadir el hecho de que el juego no es fácil ni mucho menos. Las zonas para salvar la partida son escasísimas a lo largo del juego y si te matan y no has grabado...a empezar la fase.

La diversión va unida inexcusablemente a la jugabilidad. Es tan simple como: si te adaptas bien al control, el juego es apoteósico y si no te adaptas es una tortura.

Un buen juego, con un control difícil
Como conclusión podemos decir que Alien Resurrection es un buen juego que nos tendrá días y días pegados a la pantalla y que sólo se queda algo “cojo” por el Dual Shock. Por último me gustaría acabar dando los mismos consejos que nos dan al comenzar el juego y en las opciones: “Este juego es más divertido en la oscuridad” y “Baja el brillo de tu TV a la opción mínima”. Creo que con eso está dicho todo...
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Plataformas:
PS One
Ficha técnica de la versión PS One
ANÁLISIS
Fecha de lanzamiento: Diciembre 2000
Desarrollo: Argonaut
Producción: Fox Interactive
Distribución: Electronic Arts
Precio: 7990
Jugadores: 1
Formato: 1 CD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Alien Resurrection para PS One

Flecha subir