Análisis de Gods Eater Burst (PSP)

Has cazado dinosaurios y demonios, pero ahora toca el turno de dioses. ¿Estás preparado?
Gods Eater Burst
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PSP.

Tras un año del lanzamiento del God Eater original en Japón, finalmente nos llega la propuesta de Shift y Namco Bandai para hacer frente al apetitoso mercado de PSP en el que Monster Hunter ha conseguido convertirse en un auténtico superventas, especialmente en la isla nipona. Y lo hace con meses de retraso porque la versión occidental es la última revisión, Burst, disponible en Japón desde octubre, con nuevo contenido como armas, personajes, monstruos y mejoras gráficas. Para evitar polémicas innecesarias, también hemos ganado una "s" en el título, aunque esta medida parece haber sido tomada en el último momento, pues las voces claramente hablan de "God" mientras que los subtítulos indican "Gods".

Gods Eater Burst, al igual que Lord of Arcana de Square Enix, no elude su objetivo de conseguir un pedazo de la tarta de los millones de fanáticos a la caza mayor –y no nos referimos a ciervos-, pero intentando distanciarse de un enfrentamiento directo con la saga de Capcom con una ambientación diferente y una historia atractiva con algo de peso, protagonizada por un joven guerrero, un God Eater, cazador de "aragami" -los monstruos de grandes dimensiones que en este juego sustituyen a toda la fauna de dinosaurios y dragones de los Monster Hunter-. Estamos hablando de la Tierra, no de un mundo de fantasía, pero el paisaje no puede ser más desolador tras la llegada de estos dioses que tienen la malvada intención de acabar con nuestra raza.

Sólo los God Eater resisten organizados para hacer frente a las bestias, y nosotros vamos a demostrar que somos dignos de entrar en este selecto grupo, con un elenco de compañeros bastante estereotipados de cientos de juegos de rol japoneses que nos parecerá haber visto ya en multitud de ocasiones. No obstante, la mera existencia de un argumento más o menos sólido ya es un gran punto a su favor, y además se esconden algunos giros inesperados que dan a la historia cierto trasfondo que es interesante para seguir con la extinción de los aragami. Finalmente, la ambientación futurista es un toque distintivo frente a las épocas más fantasiosas de su competencia, aunque en esencia el desarrollo del juego es muy parecido.

PUBLICIDAD

Como es norma en este género que mezcla rol y acción, podremos configurar la apariencia del protagonista en su corte de pelo, color, cara, ropa y voz. El aspecto de los personajes es más o menos actual, alejado de los cazadores de armaduras medievales, y también más juvenil, del gusto japonés. Y es que Gods Eater Burst está mucho más orientado al público nipón que su competencia, algo que se aprecia desde la animación del vídeo introductorio al diseño de personajes, tipo anime. No es algo necesariamente negativo, y puede atraer algunas miradas de seguidores del rol japonés.

El desarrollo general no sorprenderá a ningún conocedor de Monster Hunter: elige misión, opcional o de historia, sal al mapa, localiza a tu objetivo y derrótalo en un tiempo límite, consigue materiales para potenciar tu equipo y vuelve a empezar, pero estas vez contra aragamis más peligrosos. Disponemos de más de 100 misiones para jugar en cooperativo con tres compañeros, controlados por la inteligencia artificial o en adhoc. Desgraciadamente, una vez más lamentamos la ausencia de juego online, que en este tipo de títulos debería ser ineludible, aunque los usuarios de PlayStation 3 podrán utilizar adhoc Party para conectar las portátiles sin problemas de distancia, maquillando un poco la situación. Si optamos por compañeros automáticos, la consola suple bien a los humanos sin grandes quejas.

Nuestra polivalente arma cubre todas nuestras necesidades: espada, arma de fuego y escudo, que podemos potenciar en sus diferentes usos para conseguir diferentes tipos de filos, cada uno con tamaño, velocidad, daño y rango de ataque único. Puedes asestar fuertes golpes o punzantes, u optar por rápidos asociados a elementos como fuego y hielo. Viene a ser como en cualquier otro juego de caza, pero en lugar de escoger diferente arma y estilo, aquí todo se concentra en la tecnología "transformer" del artilugio.

 1

Lo mismo es válido para la modalidad de protección, con varios tipos de escudos, cuya efectividad depende del tiempo de transformación, y para el arma de fuego, con munición elemental y otros muchos parámetros que personalizar. Advertir que, aunque existe este tipo de ataques a larga distancia, realmente el juego sigue siendo muy orientado al combate con espadas, porque los disparos consumen una de las barras que se recarga con las armas blancas. En definitiva, principalmente comenzaremos con las armas a corta distancia y si es necesario, pasamos a los tiros. Da un buen toque estratégico al sistema de combate.

Existe además la posibilidad de entrar en un modo "burst", un estado de más poder en el que ganamos nuevas habilidades, como un doble salto y balas especiales más dañinas basadas en el tipo de monstruo rival. Se realiza pulsando durante unos segundos el botón de ataque, y convirtiendo el arma en una enorme mandíbula, que muerde al aragami. Aplicado a las criaturas derrotadas, es la forma de conseguir materiales básicos para mejorar el equipo.

Una cosa que nos gusta de Gods Eater Burst es su orientación al juego en solitario. O mejor dicho, que jugarlo en solitario es divertido, y no es tan vital contar con un amigo, con su propia PSP y juego a 10 metros de distancia. La historia tampoco es que sea nada especial, y el juego no se ha traducido, llega en perfecto inglés, pero los personajes tienen carisma y en cierta manera se asemeja más a un juego de rol que a un título de acción. Las criaturas son originales y están bien diseñadas, recuerdan en algunos momentos a las bestias más fuertes de los Final Fantasy futuristas –como el Bégimo-, de gran tamaño, sin olvidar algunas similitudes a animales –leones, escorpiones…- o demonios, pero siempre desde un punto de vista estilizado. Por supuesto que en compañía la diversión aumenta, pero si sabemos que no vamos a explotar este aspecto, quizás Gods Eater Burst sea preferible a otros juegos.

 2

El mapa es continuo y sin las divisiones en "salas" de la competencia. En Monster Hunter, los entornos naturales son variados pero por limitaciones de la memoria, hay varias divisiones en el mapa, que rompen la sensación de mundo continuo del mundo. En Lord of Arcana incluso los combates se realizan en otra zona, al más puro estilo rolero. Eso en Gods Eater Burst por suerte no existe, la ciudad es continua y amplia para el combate, aunque quizás el ambiente post apocalíptico no sea del agrado de todos los jugadores: construcciones derruidas, rascacielos, zonas volcánicas o nevadas… Se hacen un poco repetitivos y quizás la temática sea algo reducida, pero consigue el propósito de presentar un mundo angustioso y con poca vida, en el que los aragami reinan fuera del último bastión humano.

Pero Gods Eater Burst también muestra algunos aspectos mejorables. Namco Bandai debería haber prestado más atención a la cámara, un problema ya endémico de muchos juegos de PSP, pero que hay que cuidar porque de ella depende buena parte de la diversión. Contra un único aragami no hay problemas, se fija el objetivo y te concentras en él. Cuando estamos rodeados, o incluso durante la exploración, la cámara sí es molesta, simplemente porque en el control estándar debemos utilizar el mismo pulgar que se usa para desplazamiento en la tarea de enfocar la vista, con los botones de direcciones. Y si hay varios enemigos, es cuestión de pura suerte fijar la cámara en el monstruo que más cerca tenemos; como normalmente no lo conseguiremos, tocará rectificar la selección, perdiendo segundos vitales. Algo engorroso a decir verdad y que puede traducirse en alguna muerte indeseada.

 3

El sistema de mejoras de armamento con ingredientes conseguidos o la compra de ítems no difiere mucho de la competencia, pero la variedad es más escasa. Los cambios en apariencia del protagonista además son sólo estéticos, sin ningún tipo de efecto en la jugabilidad, resistencia o agilidad. La ausencia de otro tipo de minijuegos, como la pesca del juego de Capcom, hace que la cacería centre toda la atención, sin posibilidad de relajarse en otras tareas. Es justo decir que estamos ante el primer God Eater –o una expansión del primero-, y que esperamos que en próximas secuelas, que seguramente llegarán en un futuro, la desarrolladora se centre en pulir algunos aspectos que rodean a la tarea principal.

Peca de repetitivo. Tras varias horas nos damos cuenta de la falta de algún incentivo más a la fórmula porque enfrentarse una y otra vez a un mismo dios por enésima vez, y en las quizás algo escasas localizaciones postapocalípticas, se hace pesado. Por suerte la historia va cobrando interés a medida que avanzamos, y los aragami tienen algunas variantes en sus ataques a medida que mejoramos nuestro protagonista, aunque la estrategia básica para derrotarlos generalmente sea la misma.

En el apartado gráfico y sonoro, igualmente encontramos algo de monotonía. Por un lado, aunque los aragami son interesantes, los escenarios cuentan con poco detalle; su mejor virtud es que son amplios y aptos para grandes combates, manteniendo una velocidad fluida. No es un juego que explote al máximo la potencia de la máquina, pero el diseño general es colorido y destacan los personajes, que aunque no difieran mucho de los clichés nipones -jóvenes con gabardinas, cadenas, cremalleras y cinturones innecesarios- es un buen contrapunto a los fuertes guerreros de este género. La temática tampoco es excesivamente variada, así que podemos esperar que misión tras misión tengamos la sensación de estar jugando siempre en unos pocos mapas. Las voces por su parte están bien, igual que los sonidos, pero la banda sonora no tiene demasiados temas y en unas horas las tenemos escuchadas.

 4

Conclusiones

Gods Eater Burst tiene varios aspectos interesantes y es un juego más indicado para jugar en solitario que su competencia de cacería. Además, la temática manga/anime y la sencillez de su desarrollo lo hacen idóneo para comenzar en el género, pero no esconde algunos problemas por falta de rodaje que necesitarían una revisión para poder empezar a ser una alternativa real al rival a batir.

Si la reiteración no es un obstáculo y te apasionan este tipo de juegos, deberías dar un mordisco al juego de Namco Bandai.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
8.61

PUNTÚA
Gods Eater Burst para PSP

17 votos
#50 en el ranking de PSP.
Flecha subir