Análisis Balan Wonderworld, el nuevo plataformas de los creadores de Sonic (PS5, PS4, Xbox One, Xbox Series X/S, PC, Switch)

Yuji Naka y Naoto Ohshima vuelven a unir sus fuerzas con un plataformas 3D al estilo clásico con un resultado irregular que prometía más de lo que ofrece.
Balan Wonderworld
·
Actualizado: 15:43 30/3/2021
Análisis de versiones PS5, PS4, Xbox One, Xbox Series X/S, PC, Switch.

Que un plataformas se presente como el nuevo trabajo de Yuji Naka, uno de los creadores de Sonic, y el artista de la mascota de Sega Naoto Ohshima, a veces juega en contra del propio proyecto: las expectativas son tan altas que la decepción está casi garantizada. Y no lo decimos únicamente por Balan Wonderworld, hay un caso similar con Yooka-Laylee de PlayTonic Games, que se había marcado un objetivo demasiado ambicioso: ser el sucesor espiritual de Banjo-Kazooie –el estudio se redimiría poco después con el sobresaliente Yooka-Laylee and the Impossible Lair-. Así pues, todo lo que no fuese un juego con la calidad de Sonic 3 o un Sonic Adventure probablemente sería recibido con más palos que aplausos.

Lo cierto es que, independientemente de nuestras expectativas, el juego publicado por Square Enix ha quedado lejos de ser esa compra obligada para fans de los plataformas 3D. Se deja jugar y en su debut ha mejorado sensiblemente respecto a la demo que tantas dudas nos dejó, el problema, ese gran "pero" que empaña el resultado global, es que esa inspiración por el género de los 90 y principios de los 2000 no justifica muchas decisiones de diseño vertidas aquí, aporta muy poco al género y sufre desequilibrios jugables más propios de un equipo novato que de un juego apadrinado por los creadores del erizo azul o Nights into Dreams.

Bienvenidos al teatro

En Balan Wonderworld podremos jugar como Leo o Emma, o con ambos en compañía de un segundo jugador. Sea cual sea la elección, Balan nos llevará pronto en el misterioso mundo de Wonderworld, una especie de obra musical donde podremos resolver las ansiedades de una serie de personajes. El ciclo consiste en seleccionar uno de los niveles –normalmente hay varios disponibles- desde un mundo central que incluye algunas actividades opcionales, como alimentar a unas criaturas con los cristales que vamos consiguiendo, superar un par de fases y llegar al jefe de la zona. Unas secuencias animadas dan el contexto al trauma del personaje en cuestión, lo que ayuda a narrar mejor qué sucede y la razón del ambiente de la zona.

PUBLICIDAD
¿Ves esa telaraña nada más empezar el primer nivel? Al principio no podrás hacer mucho ahí, pero más adelante conseguirás el traje de araña, que escala por esa pared.
¿Ves esa telaraña nada más empezar el primer nivel? Al principio no podrás hacer mucho ahí, pero más adelante conseguirás el traje de araña, que escala por esa pared.

La presencia de Naka y Ohshima podría llevar a pensar que estamos ante un juego de plataformas frenético y que requiere gran habilidad. Balan Wonderworld es más bien lo opuesto, se inspira en los juegos de coleccionables y el peso está puesto más en la exploración que los saltos o el combate, aunque por supuesto todo forma parte de la experiencia. La auténtica salsa del juego es su mecánica de trajes: nuestro protagonista puede acumular hasta tres apariencias que dan algún tipo de habilidad orientada para alcanzar nuevos lugares o luchar contra los enemigos: si nos golpean, perdemos el traje equipado, y recibir daño sin traje nos saca del episodio. ¿Qué pasa si consigues otro más en la fase? Uno de ellos pasará a tu armario, para que lo puedas utilizar cuando lo desees en cualquier punto de control, incluso de otro nivel. Esto, claro, abre la posibilidad a volver a fases ya superadas para alcanzar zonas que antes eran inaccesibles sin el traje de otra temática.

Esta rejugabilidad es bastante importante en Balan Wonderworld porque para avanzar se necesita conseguir una cifra concreta de estatuillas entre todos los niveles que tenemos accesibles en ese momento. Esta es la auténtica dificultad del juego, pues los enemigos son extremadamente simples y en una gran mayoría de casos puedes evitar el enfrentamiento. De hecho, muchos de los trajes ni siquiera tienen una función ofensiva, así que no sirven para el combate. Esto es así porque el juego apenas tiene un botón de acción que varía según la característica de la transformación: un traje aumenta el salto, otro crea una pompa para avanzar un poco por el aire, la polilla vuela cuando se apaga la luz del escenario… Pero, independientemente del botón que pulses, el personaje sólo saltará, volará o atacará. Si quieres poder ofensivo necesitas alguno de los trajes que salta en remolino, electrificado, o lanza algún tipo de proyectil… Aunque quizás muchos de estos no sirvan para la parte de plataformas. Así pues, necesitarás un poco de variedad entre los tres trajes de la fase. Los trajes más necesarios siempre por la zona –de lo contrario sería imposible avanzar-, como aquellos que permiten nadar en columnas de agua: sin ellos, estarías bloqueado.

Como idea sobre el papel parece correcto, y no es el primer juego de plataformas que opta por un sistema de trajes –o cabezas, en el caso de Dynamite Headdy- para dar variedad de habilidades. Sin embargo, tal y como se ha hecho en la práctica resulta bastante más incómodo de lo que pueda parecer. Dado que usarás trajes diferentes y actúan como consumibles, es posible que necesites un tipo de habilidad para conseguir los coleccionables más valiosos en el nivel. ¿Qué pasa si pierdes tus reservas de ese traje –te han golpeado con él puesto-? Necesitarás volver al nivel en el que se consigue, un farmeo de disfraces muy engorroso.

Los disfraces son consumibles. Si pierdes todos los de un tipo, y lo necesitas más adelante para acceder a un nuevo lugar, tendrás que volver a la fase en la que se consigue.
Los disfraces son consumibles. Si pierdes todos los de un tipo, y lo necesitas más adelante para acceder a un nuevo lugar, tendrás que volver a la fase en la que se consigue.

El requisito de coleccionables está para que Balan Wonderworld no sea un mero paseo, pero incomoda más de lo deseable. Si bien la dificultad general del combate es muy asequible, como no revises cada esquina del escenario te dejarás estatuillas que más tarde echarás en falta, y aun así, muchas simplemente no las podrás conseguir hasta más adelante. Es verdad que la repetición forma parte del diseño de muchos estilos de juego, como los metroidvania o los roguelike, pero hay que hacerlo bien; aquí el coleccionismo se siente una imposición, y repetir estas fases –por cortas que puedan ser- no siempre es divertido.

Sorprende que siendo la mecánica más importante del juego, el sistema de trajes sea también uno de los factores que más reste a la diversión. Hay unos 80 trajes distintos pero realmente la mayoría son clónicos de un puñado, de manera que la gracia de ir consiguiendo uno u otro termina pronto; habríamos preferido más calidad a cantidad. Y la limitación de acciones, sumado a un control que podría ser más preciso, no ayudan a que sea tan satisfactorio de jugar como debería. Por otra parte, es cierto que los niveles son más complejos de lo que parecen a simple vista y con los trajes adecuados podrás descubrir más zonas secretas. A Balan Wonderworld le ha hecho falta un último empujón para pulir todas sus ideas y destapar su potencial.

La ropa de engranaje se utiliza mucho en uno de los niveles y permite activar todas esas maquinarias que habrás visto en fases anteriores. Ya sabes qué queremos decir: deberás volver atrás y abrir nuevos caminos con este traje.
La ropa de engranaje se utiliza mucho en uno de los niveles y permite activar todas esas maquinarias que habrás visto en fases anteriores. Ya sabes qué queremos decir: deberás volver atrás y abrir nuevos caminos con este traje.

Los combates también dejan una sensación agridulce. Los enemigos caen generalmente por un golpe, lo que significa que en la mayoría de ocasiones el peligro está en las trampas de la fase o un salto al vacío. Los jefes quieren ser espectaculares y la puesta en escena lo suele conseguir: grandes, ruidosos y temibles –sin perder la estética cartoon-. Pero son derrotados en tres golpes y su patrón de ataques es muy reducido, todo suele consistir en devolver algún ataque o golpear en el momento adecuado con uno de los trajes de la zona. Sí, al igual que los niveles, da un poco de libertad para ser creativos con los ataques y puedes volver a los jefes para probar otras estrategias con distintos trajes, pero saben a muy poco y el único incentivo es conseguir alguna estatuilla extra.

Podríamos hablar de otros muchos aspectos fallidos de Balan Wonderworld como los minijuegos deportivos, que no entretienen mucho y están metidos con calzador, o las fases de bonus con Balan que son una mera secuencia con pulsación de botones y casi siempre la misma: pierde la gracia la tercera vez que las juegas. Otros conceptos están mal o nada explicados, como la influencia del mundo central en las criaturas –los Tims son un equivalente a los Chaos de Sonic- que luego nos acompañan por los niveles ofreciendo diversas ayudas. En teoría el juego está dirigido a los más jóvenes, pero la curva de aprendizaje y los picos de dificultad accidentales por el sistema de trajes consumibles nos hacen preguntarnos si no será demasiado frustrante para los niños. Al menos, incluye cooperativo local, que es una opción que no siempre encontramos en el género, permitiendo colaborar en algunos ataques y puzles.

Un musical lleno de color

Uno de los apartados donde menos reparos hay que poner es el audiovisual, al menos en la versión probada –PS5-; no obstante, hay demo disponible en todas las plataformas para ver el rendimiento de cada plataforma, incluyendo Nintendo Switch, donde ha recibido bastantes quejas. Eso sí, el parche de lanzamiento hace varias mejoras respecto al control, colisiones o la cámara de la demo, así que esta versión de prueba no se puede considerar exactamente representativa del juego final. En el caso específico de PS5 hace uso de varias funciones del DualSense, aunque nunca al nivel de Astro PlayRoom o Sackboy: Una aventura a lo grande.

'Balan Wonderworld' tiene problemas en su planteamiento, pero los gráficos y la música están en el nivel esperable para una producción intermedia como esta.
'Balan Wonderworld' tiene problemas en su planteamiento, pero los gráficos y la música están en el nivel esperable para una producción intermedia como esta.

En consola doméstica es un título modesto, lejos de explotar las posibilidades de PS4 o Xbox One, que se salva por un estilo visual que no necesita mucho más. La mano de Naoto Ohshima se nota y personajes como Balan nos llevan a pensar en Night into Dreams, hay mucho colorido, niveles interesantes… La música es obra del compositor Ryo Yamazaki, quien ha participado en numerosas series de Square Enix, incluyendo Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers, arreglos en Final Fantasy XIII, Final Fantasy XIV o World of Final Fantasy, entre otros muchos juegos. Este no es uno de sus mejores trabajos y probablemente sólo te quedarás con el ritmo de la música para batallas y jefes, pero la banda sonora acompaña bien y tiene bastantes momentos para lucirse, al fin y al cabo estamos ante un plataformas con aires de espectáculo musical.

Conclusiones

Balan Wonderworld es un juego irregular, con decisiones cuestionables que restan a la diversión. Indudablemente tiene aspectos positivos: una ambientación bonita, un mensaje valioso –la superación de los miedos-, niveles secretos, cooperativo y ciertos tramos o fases dan una idea de lo que podría haber sido con un poco más de cuidado. Pero el conjunto recuerda a las primeras aventuras poligonales, cuando los estudios experimentaron con el género a base de aciertos y errores. Que un juego así no se sienta divertido en demasiadas ocasiones, que torpedee el progreso con estrategias para hacer repetir una y otra vez muchas de sus fases, es un pecado demasiado grave cuando hay tantas joyas para elegir, clásicas y modernas, 2D, 3D y para realidad virtual. No es ese fracaso jugable que se podía intuir por la fallida demo, pero sin duda esperábamos más de un juego firmado por los creadores de uno de los mejores plataformas de la historia.

Hemos realizado este análisis en PS5 con un código que nos ha proporcionado Koch Media.

Ramón Varela

NOTA

5.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Cumple con la ambientación sonora y gráfica –en algunas versiones-.
Hay cooperativo local.
Variedad de niveles, que son rejugables…

Puntos negativos

…en demasiadas ocasiones forzados por un sistema de trajes mal planteado.
Muy limitado en lo jugable y la mayoría de habilidades son repetidas.
Decisiones en el diseño y progreso que deslucen los puntos positivos.

En resumen

Un plataformas 3D con buenas intenciones pero lastrado por un control mejorable y un sistema de trajes que, lejos de ser el punto fuerte, termina por convertirse en su punto débil.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS5, PS4, Xbox One, Xbox Series X/S, PC y Switch

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
PEGI +12
Plataformas:
PS5 PS4 Xbox One
Xbox Series X/S PC Switch

Ficha técnica de la versión PS5

ANÁLISIS
5.5
COMUNIDAD
7.14

PUNTÚA
Balan Wonderworld para PlayStation 5

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
5.5
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Balan Wonderworld para PlayStation 4

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
5.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Balan Wonderworld para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

ANÁLISIS
5.5
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Balan Wonderworld para Xbox Series X/S

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
5.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Balan Wonderworld para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
5.5
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Balan Wonderworld para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir