Análisis de Resident Evil HD Remaster (PS4, Xbox One, PS3, Xbox 360, PC)

Un grandísimo juego, una aceptable remasterización y todo el ‘survival horror’ de la época dorada del género.
Resident Evil HD Remaster
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS4, Xbox One, PS3, Xbox 360 y PC.

Reanalizar sin ningún tipo de nostalgia un clásico de todos los tiempos, una vaca sagrada que acuñó el término que más sonó durante los 90, el de survival horror, que ha sido inspiración de muchas otras sagas a lo largo de casi 20 años tanto en su vertiente de 32 bits como en la era post Resident Evil 4, es difícil. Si además hay que opinar de su remake, superior al original –cosa no muy habitual, por otra parte- el tema es muy complejo.

¿Hay que borrar de la memoria esa nostalgia al jugar a Resident Evil HD Remaster? Por supuesto que no, y además es imposible si has disfrutado de Chris y Jill en 1996, en 2002 o en ambos casos. Resident Evil no inventó la pólvora, pero supo utilizar sus cartas como muy pocos juegos lo habían hecho, tanto que a pocos sorprendieron las innumerables continuaciones, spin-off y películas que generan cientos de millones de dólares. Cierto, no siempre el éxito ha estado acompañado de productos sobresalientes, sin embargo cuando hablamos de Resident Evil o alguna de sus primeras secuelas la calidad está asegurada, e incluso nos atrevemos a decir que se valora más.

PUBLICIDAD

Ahora con la remasterización del a su vez remake lanzado en GameCube podemos volver a disfrutar de esta aventura imprescindible, o de descubrirla por primera vez si no has tenido oportunidad anteriormente. Un refrito de rebozado con sensaciones muy positivas en general, incluso más de las previstas al comprobar lo bien que ha envejecido su mecánica, la inteligencia de sus puzles –ni muy fáciles, ni tan difíciles que obliguen a tirar de guía- o la dificultad un poco por encima de la media que se destila hoy día. Hay no obstante algunos puntos negros en esta remasterización de los que hablaremos más adelante.

Resident Evil, el remake

Si dispones de la versión de GameCube, sabes lo que ofrece en cuanto a contenido. Si sólo has disfrutado del original, sea en PlayStation, PC o Saturn, estamos ante algo muy parecido, pero no es excusa para pasar por alto este remake que además de mejores gráficos incluye unos cuantos giros que hacen el juego a ratos medio nuevo.

La historia general es la conocida: un grupo de fuerzas especiales va a investigar la desaparición del equipo Bravo. Tras encontrar el lugar del accidente son atacados por unos extraños perros, así que el grupo se resguarda donde buenamente puede, en una gran mansión. Dependiendo de nuestra elección de personaje –con Jill el juego es un poco más fácil-, se habrán perdido compañeros y será nuestro deber dar con ellos, desenmarañar el misterio de este lugar y por encima de todo, sobrevivir.

Como medida desesperada, los protagonistas disponen de un ataque corporal con armas limitadas.
Como medida desesperada, los protagonistas disponen de un ataque corporal con armas limitadas.

Jugablemente es mitad aventura y mitad juego de acción, más de lo primero que de lo segundo. La casa comienza con unas pocas habitaciones accesibles mientras que el resto está bloqueado, sea porque necesitan una llave determinada o están cerradas desde el otro lado. Al explorar cada rincón van apareciendo pistas del argumento, objetos que resuelven puzles y para desgracia de los protagonistas, zombis de todo tipo: humanos, animales y experimentales. La munición escasea tanto que la mayoría de ocasiones es necesario esquivar a los enemigos y ahorrar cada bala, cada planta curativa.

Explicar con profundidad cómo se juega a un Resident Evil a estas alturas es innecesario. Sí nos vamos a detener un poco más en aquellos cambios introducidos en el remake –hablamos todavía sólo de las novedades de 2002- para aquellos que únicamente disfrutaron la primera versión o una de las pequeñas revisiones -Director's Cut, Saturn, Dual Shock-. Un cambio importante: nuevas habitaciones y pasillos con nuevos puzles que trastocan el terreno conocido. La resolución o el orden de los lugares a visitar ya no es exactamente el mismo, eso hacían volver a caminar con pies de plomo o explorar con más atención aunque supieses de memoria el mapa de 32 bits. No es que sea una experiencia completamente diferente, pero desde luego que le da un aire más complejo, por no mencionar que ciertas áreas se recuperaron de los descartes de 1996, lo que hace al remake más próximo a lo que se intentó hacer en un principio.

La dificultad se reajustó, como nuevas ayudas aparecen armas consumibles de defensa –puñal, táser, granadas de aturdimiento- que salvan al personaje en caso de ser atacado frontalmente. ¿Hacen más fácil el juego? Para nada, son necesarias para hacer frente a los zombis, que ahora son más letales que nunca; derrotar con disparos no es lo mismo que eliminar por completo a uno de estos no-muertos, y gastar un cargador de la Beretta sólo es un parche provisional. Aquellos que no han sido quemados –una nueva mecánica- o decapitados acaban mutando en una raza más rápida, resistente y dañina, los temibles crimson head, que terminan por convencer al jugador que es preferible esquivar que disparar.

El remake también añadió nuevos jefes, reescribió la historia para dar más coherencia con las secuelas, sumó un modo de dificultad que elimina el apuntado automático o la conexión mágica de los baúles –ese poder que conecta su contenido, aunque estén en lugares diferentes-.

Y los gráficos, por supuesto. El remake destaca por ser una de las últimas superproducciones en utilizar fondos renderizados –aún quedaría Resident Evil Zero- que no sólo actualizó los modelados 3D por unos más realistas y mejor integrados con el escenarios, sino que sustituyó las imágenes fijas por vídeos animados que hacían lo que la tecnología de esa generación no podía, o no podía con tanta calidad. Vegetación que se mueve con el viento, siluetas que entran por las ventanas, iluminación de rayos, lámparas en movimiento y sombras de los personajes proyectadas correctamente dependiendo de la luz. Los gráficos importan, por supuesto, especialmente en los juegos que utilizan una fuerte ambientación. Más inmersión, más emoción y más espectacularidad que no ha perdido nada de fuerza, artísticamente es un portento.

Aunque no todos los escenarios han quedado perfectos, si tenemos en cuenta el tamaño de las imágenes originales -512x448- el resultado es envidiable.
Aunque no todos los escenarios han quedado perfectos, si tenemos en cuenta el tamaño de las imágenes originales -512x448- el resultado es envidiable.

La jugabilidad tiene decisiones que extrañan un poco para el estándar actual, pero Resident Evil está tan bien construido y pensado que no suponen un inconveniente, aun suponiendo que sea tu primer Resident clásico. Idas y venidas por un lugar en constante cambio –sustos, zombis que se despiertan o abren puertas-, la escasez de balas, plantas e incluso de guardados, que al menos en nuestro caso, provoca partidas de exploración para tantear la zona antes de hacer la partida "de verdad" en la que gastamos una de las cintas de máquina de escribir. Un título que siempre te hace sentir en inferioridad y funciona mejor como survival que como juego de terror puro.

Resident Evil, el HD Remaster

Los juegos de fondos renderizados tienen fecha de caducidad. A diferencia de aquellos que utilizan completamente mundos 3D, que pueden adaptar la resolución a lo largo de las generaciones y es relativamente fácil sustituir texturas o modelados, la única manera correcta para remasterizar imágenes está en realizar una nueva versión a mayor tamaño. Lamentablemente esto no siempre es posible porque los archivos originales se pierden -eso alegó Square Enix con Kingdom Hearts-.

Las zonas añadidas en el remake te harán replantear la partida si es la primera vez que lo juegas.
Las zonas añadidas en el remake te harán replantear la partida si es la primera vez que lo juegas.

Teniendo en cuenta esto, y que rehacer toda la mansión está fuera de las opciones –hablaríamos de un remake completo del remake-, el remedio utilizado por Capcom es reescalar el material original con mejores algoritmos que el bilineal que puede ofrecer una emulación directa. No existe una solución perfecta porque suelen dejar un ligero aspecto de acuarela, pero detectan bien los bordes de los objetos evitando que la imagen quede borrosa o con dientes de sierra. Teníamos nuestras dudas de cómo quedarían fondos creados para resoluciones de televisión SD -512x448- y tamaños de no más de 20 pulgadas, y hay que admitir que la mayoría de las ocasiones da el pego, incluso jugado en una pantalla grande la mayoría del tiempo olvidas su origen.

¿Se han perdido detalles pequeños? Sí, y no. Se han suavizado un poco las texturas que no tenían buen contraste o eran pequeñas, tapices de paredes o manchas de suciedad. No es justo decir que sean gráficos perdidos, ya que en el original eran elementos apenas visibles. Teóricamente Capcom ha retocado manualmente los planos de manera individual, aumentando o no el nivel de detalle, añadiendo bloom -resplandor-, efectos de luz que afectan al personaje al pasar cerca y hasta en algún caso rehaciendo la sala en 3D con polígonos, todo con la intención de dar un toque final más perfecto en 1080p –o 720p en la pasada generación-.

Esta zona se ha creado con polígonos, aunque mantiene el uso de cámaras fijas.
Esta zona se ha creado con polígonos, aunque mantiene el uso de cámaras fijas.

En la práctica lo que tenemos es algo heterogéneo en calidad, la mayor parte del tiempo aguanta bien el paso de los años y habrá usuarios que no sepan distinguir si es un juego renderizado nativamente a full HD, caso de los balcones exteriores con vegetación; otros pasillos y salas se muestran más regulares si prestas más atención a los gráficos que al juego, y por último hay –las menos- habitaciones como el pequeño trastero de guardado con un par de cajas y una escalerilla donde los efectos negativos de contrastes perfilados son muy evidentes. Otro ejemplo lo encontramos en la los pasillos cercanos a la serpiente, donde las telarañas no muestran fibras. No obstante, reiteramos que en el 90% de ocasiones la redimensión se ha hecho bien dentro de sus posibilidades.

Respecto a los personajes poligonales, no parece que exista un cambio enorme en cuanto a modelado a simple vista, sí en las texturas de su ropa que se han revisado para que luzcan adecuadamente durante algunas cinemáticas y los pocos planos cortos donde se puede apreciar. Este es un apartado que no necesitaba tampoco mucha mejora en cualquier caso.

Hay salas del original que sufrieron una transformación en el remake.
Hay salas del original que sufrieron una transformación en el remake.

Esta versión soporta proporción 16:9, para lo cual el original 4:3 ocupa todo el ancho de la pantalla y aparece un desplazamiento vertical. Como es opcional queda a gusto de consumidor, nosotros lo jugamos en panorámico y el único inconveniente se da en determinados pasillos verticales, donde no es visible toda la pantalla de un vistazo –un zombi podría estar avanzando por ahí-, sin embargo la mayoría del tiempo compensa eliminar las bandas laterales. Además, los cambios de plano son instantáneos y no hay el instante de pausa de 32 bits y GameCube, haciendo la exploración más cómoda.

Así como los escenarios son más definidos que en GameCube, las secuencias de vídeo no tienen ningún retoque sustancial. De hecho, cualquier jugador de la versión de 1996 o 2002 recordará la espectacularidad cuando aparecía un vídeo para resaltar la entrada de un zombi o una nueva criatura; en HD Remaster hay un doble bajón: por un lado se ven borrosos y con una paleta de color limitada –o quizás defectos de compresión-, así que suponemos que se han llevado las secuencias de GameCube a 1080p tal cual, y por otro –en este caso no es un problema técnico- ya no resultan tan llamativas como antaño, sobre todo en cuanto a caras de los personajes humanos.

El sonido también se ha remasterizado y a 5.1, y es posible que los efectos o la música tengan más calidad. En las voces no se nota mucho la subida del sampleado, aunque tampoco es que suenen mal –lo peor sería el nivel interpretativo de los actores, que no es para tirar cohetes-.

Queda mencionar en cuanto a la conversión un punto muy positivo y otro negativo. Comencemos por el mal trago: 30 imágenes por segundo en consola –no así en PC-, da igual que sea actual o pasada generación. Incomprensible, inesperado, injustificable. No son pocos los juegos de la anterior generación que han dado el salto a la actual duplicando la velocidad, y en este caso concreto se trata de un lanzamiento de hace dos generaciones, casi 15 años, cuyo mayor esfuerzo se encuentra en mover un personaje más dos o tres zombis como mucho.

Para más agravio, ocasionalmente pega algún tirón que parece relacionado con la carga en segundo plano de otro fondo –una caída de un par de frames, tampoco más-, para anticipar el cambio, manera en que Capcom ha resuelto las pausas de anteriores versiones. Preferible es, desde luego, pero denota que no está completamente pulido y empaña algunas de las virtudes que tiene como conversión.

Cuestiones menores son que los tiempos de carga mantengan la animación completa de la puerta –seguramente se podrían haber reducido- o que alguna pantalla como la interfaz del inventario mantenga los 4:3. Fuera de dramatismos, no es que sea un juego que pida a gritos 60fps y se disfruta perfectísimamente, pero la cuestión es que podría ir mejor sin lugar a dudas, no hay impedimentos técnicos, ni siquiera en PlayStation 3 o Xbox 360, para que no lo haga.

Hay nuevos jefes y enemigos. Los 'crimson head' son una pesadilla.
Hay nuevos jefes y enemigos. Los 'crimson head' son una pesadilla.

El punto muy positivo que nos queda por mencionar es el control, que incluye tanto el tipo tanque –rotar sobre el eje del personaje para encarar una dirección- como uno más común de las aventuras 3D –cada dirección corresponde a la pulsada, independientemente del ángulo de la cámara-. Ambos sistemas tienen sus fans y detractores, y con el remake de 2002 fue criticado que se mantuviese intacto, desfasado:

"Cualquier persona que ha tenido la oportunidad de jugar esta saga en sus anteriores versiones, estará de acuerdo que el control y de la jugabilidad del juego es algo extraña, cosa que hace difícil el poder disfrutar el juego desde el primer momento, te acostumbras o lo odias. Para nada aprovecha las bondades del control análogo, sino que por el contrario, la falta de precisión y los movimientos robóticos de los personajes a veces llegan a desesperar al encontrarte al frente de muchos enemigos, y tal vez sea este el objetivo del juego, nadie sabe. Así que para este Remake los cambios son mínimos en cuanto el tema del control se refiere".

Pues bien, HD Remaster introduce por fin la opción de control según la posición absoluta, no relativa, y contenta a todos. Habrá quién prefiera el antiguo, pero aquellos que no pudieron tragar ese peculiar manejo, o a lo mejor en su momento sí y ahora no, podrán disfrutarlo sin esa barrera. La verdad es que cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, con el control "nuevo" es más fácil y rápido girar o correr en espacios abiertos, que viene genial para esquivar perros y hunters, aunque también es posible que los cambios bruscos de cámara confunda un poco –al doblar una esquina, izquierda se convierte en abajo-. Cada cual, que lo juegue como desee.

 1

Conclusiones

La valoración de Resident Evil HD Remaster en cuanto a contenido y calidad es de sobresaliente. Quédate con eso si no lo tienes en GameCube, y aunque lo tengas –o en su versión Wii-, nunca es un mal momento para rejugarlo en una pantalla o monitor actual. Para ese caso, HD Remaster compensa su precio y es una compra obligada.

En global, y analizando también los cambios la remasterización, influyen más factores. Buenas opciones de configuración gráfica y de control, retoques limitados por la tecnología –que no sería muy correcto criticar a Capcom- y, en este caso sí, por algo de dejadez en cuando a pulido en consolas o por perfeccionar aquellas pantallas que desentonan un poco. Un trabajo aceptable, no el mejor que hemos visto y desde luego no el peor.

Reflexión final: HD Remaster está muy bien, pero no es una novedad. ¿Podemos pedir una experiencia parecida y nueva? Es hora de que Resident Evil recupere el camino de la trilogía original, de marcar modas y no de seguirlas. Esperamos que el éxito acompañe a la remasterización y eso envíe un mensaje claro a Capcom.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Xbox One, PS3, Xbox 360 y PC

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
PEGI +18
Plataformas:
PS4 Xbox One Xbox 360
PC PS3

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8.5
COMUNIDAD
8.65

PUNTÚA
Resident Evil HD Remaster para PlayStation 4

105 votos

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.48

PUNTÚA
Resident Evil HD Remaster para Xbox One

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
9.2

PUNTÚA
Resident Evil HD Remaster para Xbox 360

19 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
9.12

PUNTÚA
Resident Evil HD Remaster para Ordenador

20 votos

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.5
COMUNIDAD
8.88

PUNTÚA
Resident Evil HD Remaster para PlayStation 3

26 votos
Flecha subir