Análisis de Call of Duty 4: Modern Warfare (PS3, Xbox 360, PC)

Giro de tuerca brusco y efectivo para un shooter que ofrece uno de los espectáculos más inmersivos en la historia de los videojuegos.
Call of Duty 4: Modern Warfare
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.4
SONIDO
9.5
NOTA
9.5
DIVERSIÓN
9.6
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versiones PS3, Xbox 360 y PC.

Bautizado con el sobrenombre de Modern Warfare, Call of Duty 4 se aleja de la II Guerra Mundial para acercarnos a un conflicto ficticio en la época actual. Con un marcado estilo cinematográfico Infinity Ward ha creado a lo largo de los años un sello propio y distinguido en el atorado mundo de los FPS, ofreciendo entrega a entrega juegos de calidad incuestionable. En un golpe de ingenio deciden reinventarse a si mismos y crear un juego desde cero, que acercará al jugador a una guerra más de lo que ningún otro juego lo ha hecho hasta ahora.

Modern Warfare apabulla desde el primer momento, puro espectáculo y punto. La guerra moderna no es un lavado de cara, cambio de armas y uniformes y juego nuevo que tengo prisa. Modern Warfare es cúmulo de despropósitos que desnuda la guerra como nadie lo ha hecho. Comienza fuerte y rápido, un asalto a un carguero. En menos de 20 minutos has completado la misión y estás fuera. Todo pasa deprisa, los soldados son profesionales que conocen su trabajo, si te despistas te quedas fuera. Al principio estás desubicado, tus compañeros lo hacen todo, ellos saben lo que hacer tu no. Debes estar atento y hacer lo que te mandan de forma rápida y sin pensar, es una orden soldado.



Al jugar la primera partida a Modern Warfare, nos pasó eso, teníamos la sensación de estar fuera de la acción, de que éramos espectadores en una misión que no iba con nosotros, hasta que comprendimos que sólo somos un soldado más dentro de un grupo, en un juego con altas dosis de realismo y no el todopoderoso Jefe Maestro. La dosis de realismo y espectacularidad conseguida en COD 4 es difícilmente superable.

Por un lado un miembro de la SAS británica y por otro un marine de los estados unidos, ada uno en una parte del conflicto, Rusia y Oriente Medio, serán los protagonistas de un modo campaña corto, pero muy intenso y gratificante. La referencia a las películas bélicas más recientes sigue sin disimularse y nos encontraremos con situaciones muy parecidas a largometrajes como Black Hawn Derribado o Shooter. Es ahí donde el juego se muestra más expresivo y frenético, con momentos realmente memorables que serán recordados y comentados más allá de la duración de la propia campaña.

Es a partir del tercer nivel donde el juego se desnuda para ofrecer un espectáculo inusitado, cargado de enemigos que son hombres y sólo eso que se esconden, que disparan a ciegas, que nos rodean. Soldados, helicópteros, aviones, tanques, camiones y edificios conviven dentro del conflicto. En la mayoría de las ocasiones la sensación de formar parte de un grupo es abrumadora, dar fuego de cobertura a un compañero o esa sensación que aquí no se puede masacrar al enemigo a pecho descubierto.

Las armas, vehículos, uniformes, construcciones y sobre todo la acción son muy realistas. Cuidado con donde te parapetas porque las balas atraviesan ciertos materiales y los vehículos explotan arrollando todo a su paso. Donde otros FPS se pierden Modern Warfare se muestra sólido y contundente y a partir de ahí se rearma bajo una apariencia tan espectacular y cruda como la misma guerra. Cuando piensas que ya no puede sorprenderte más, es capaz de dar otro golpe sobre la mesa para superarse a si mismo. Cada misión hace que la adrenalina suba como la espuma.

Con unos controles muy familiares y con un alto grado de configuración el juego se muestra sólido y robusto en todas las situaciones. No habría nada más frustrante que un mal control en un juegos de estas características.



El armamento abarca desde pistolas hasta lanzagrandas, pasando por los típicos rifles de asalto, cuchillo, AK-47, grandas o C4 hasta un total de mas de setenta, todas ellas con un alto grado de detalle y unas texturas sorprendentes. El uso de las gafas de visión nocturna propiciará alguno de muchos momentos álgidos que ofrece el juego. La barra de salud sigue brillando por su ausencia y la única manera de recuperarnos será escondernos hasta que recuperemos la vida (HUD). No encanta este sistema por una simple razón, en los niveles bajos de dificultad el juego se muestra accesible a todo el mundo y en los más altos a poco que recibamos disparos estaremos fuera de combate sin opción a recuperarnos. Sólo podemos cargar dos armas y algunas granadas, movilidad ante todo soldado, esto es la guerra.



Una vez terminado el modo campaña se nos desbloqueará un modo arcade en el que luchar contra múltiples soldados controlados por la máquina.

Modern Warfare muestra su otra cara en un modo online magnífico. Modos conocidos como el DeathMatch o Domination conviven con un sistema de subida de nivel en forma de rango militar, que crean la sensación de que el soldado realmente evoluciona. El juego ofrece cierto grado de personalización mediante la selección de las armas, granadas y mejoras. Las mejoras se basan en añadir nuevas habilidades al soldado. A medida que avancemos serán desbloqueadas mejoras en el uso de explosivos, otras nos harán aguantar más disparos o la posibilidad de soltar una granada cuando somos eliminados.

El sistema de subida de nivel está realmente logrado, de manera que a medida se obtiene experiencia serán desbloqueadas armas, nuevos retos y nuevas mejoras con las que dotar al personaje. A lo largo de 16 mapas tendremos la posibilidad de explotar estas características sin lag perceptible en cualquiera de las versiones. Los modos online añaden características a la partida dependiendo del modo elegido, la posibilidad de saltar dos veces o la eliminación del HUD son algunas de las señas de las que gozaremos dependiendo del modo elegido.



Gráficamente Modern Warfare esta cuidado en todos los sentidos corriendo todo a unos constantes 60 frames que dejan boquiabierto. Los escenarios son grandes y detallados hasta el extremo. Las animaciones son fantásticas y tanto compañeros como enemigos se mueven con una soltura genial. El tratado que se le da a la luz es tan realista que a veces ocurre que molesta el reflejo del sol en los edificios de los niveles desarrollados en el medio oriente. Hay texturas que en las distancias cortas no mantienen el nivel del resto del juego, pero son muy pocas y para nada empañan el resultado de un aspecto gráfico tan apabullante como serio y realista. Se echa en falta que los entornos sean más interactivos y sensibles al ajetreo de una un conflicto bélico.

El sonido es otro punto y a parte. El doblaje al castellano es sublime, incluso chabacano (nunca había escuchado en un juego decir algo como "por mis cojones"), otro punto de realismo añadido. Pero sobre todo destacan los efectos de sonido y la música. Las voces de los enemigos y aliados gritándose, los disparos, explosiones y el ruido de un avión que pasa por encima de tu cabeza entremezclándose unos con otros es algo que hay que experimentar. La música no esta ahí para acompañar sino que contribuye de forma definitiva a crear esos momentos álgidos que sólo este juego aporta. Composiciones épicas y emocionantes creadas por Harry Gregson-Williams y Stephen Barton terminan de aportar el aire cinematográfico.

Después de haber probado ambas versiones, tenemos que decir que el juego en Xbox 360 y PS3 idénticas, técnica y jugablemente. El un ejemplo a seguir por el resto de desarrolladoras, de cómo un juego con un altísimo nivel técnico puede lucir igual en un sistema que en otro.

En esta época en la que tanto se habla de Next Gen, es difícil crear un juego que satisfaga las expectativas de crítica y jugadores, es difícil porque innovar es difícil y caro. La innovación de Modern Warfare se centra en ofrecer un adictivo y cuidadísimo modo online lleno de posibilidades y la campaña más emocionante que cualquier juego bélico ha ofrecido hasta la fecha. La capacidad que tiene este juego de sumergirte en la batalla y la diversión que aporta es algo que está por encima de todo.



Conclusión

Modern Warfare no sólo es un maravilloso FPS, es mucho más, es el ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, el ejemplo de cómo es posible sumergir al jugador en una vorágine de jugabilidad sin límites, el ejemplo de cómo un juego te puede fascinar de principio a fin. No se trata de reinventar nada, sino de hacerlo todo de la mejor forma posible. CoD 4 no es sólo un ejercicio visual ultrarrealista, es un cúmulo de circunstancias que se mueven entre la sensación de formar parte de un escuadrón de batalla y la posibilidad de morir en la misma. Lo grande que es Call of Duty 4 lo demuestra la gran ventaja sobre el resto de juegos bélicos del mercado.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

We Were Here Expeditions: The FriendShip - Análisis
We Were Here Expeditions: The FriendShip - Análisis
Análisis
2023-10-02 16:01:00
La saga de puzles cooperativos We Were Here apuesta por un nuevo formato más contenido, directo y accesible sin cambiar prácticamente en nada su fórmula original.
Party Animals - Análisis
Party Animals - Análisis
Análisis
2023-09-29 12:38:04
Preparaos para lanzaros a esta particular batalla por equipos en la que tendremos que sobrevivir a las pruebas más alocadas.
Infinity Strash: Dragon Quest The Adventure of Dai - Análisis
Infinity Strash: Dragon Quest The Adventure of Dai - Análisis
Análisis
2023-09-28 18:21:00
El juego de 'Dragon Quest: Las aventuras de Fly' juega su mejor baza con la nostalgia, pero no logra convencer como RPG o adaptación del clásico anime.
Bud Spencer & Terence Hill - Slaps And Beans 2 - Análisis
Bud Spencer & Terence Hill - Slaps And Beans 2 - Análisis
Análisis
2023-09-26 08:55:00
Bud Spencer y Terence Hill regresan con la secuela de Slaps and Beans, con más acción, puzles, minijuegos y el carisma de sus dos protagonistas.
EA Sports FC 24 - Análisis
EA Sports FC 24 - Análisis
Análisis
2023-09-22 18:00:00
Analizamos la primera entrega del simulador de EA fuera de la saga FIFA, con un cambio de nombre que llega con una propuesta continuista aderezada con una jugabilidad muy satisfactoria.
Payday 3 - Análisis
Payday 3 - Análisis
Análisis
2023-09-22 12:50:00
La saga de atracos de Starbreeze regresa tras toda una década con una entrega escasa de contenidos, pero que trae consigo notables mejoras jugables.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9.5
COMUNIDAD
8.64

Call of Duty 4: Modern Warfare para PlayStation 3

295 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.5
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.79

Call of Duty 4: Modern Warfare para Xbox 360

288 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.5
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.51

Call of Duty 4: Modern Warfare para Ordenador

103 votos
Flecha subir