Análisis de Anarchy Reigns (PS3, Xbox 360)

Platinum Games debuta en el multijugador con acción y diversión marca de la casa.
Anarchy Reigns
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

La historia de Anarchy Reigns está repleta de cambios de fechas de lanzamiento, más relacionados con la estrategia comercial de Sega que con problemas de desarrollo –el juego se lanzó en Japón en verano-. Si situar la salida a principios de año, tras las fechas navideñas y poco antes de la primera oleada de grandes superproducciones –incluyendo otro juego propio, Metal Gear Risising: Revengeance- ha sido inteligente o no está por ver. En cualquier caso, el estudio Platinum Games nunca ha sido conocido por crear superventas, y la nueva locura multijugador tampoco aspiraba a ello. Platinum es acción y eso es lo que ofrece con este título, en cantidades industriales.

Es justo decir, como comentamos en nuestras últimas impresiones, que el recibimiento de la crítica y los jugadores no ha sido comparable al de Vanquish o Bayonetta, algo en lo que habrá influido el dilatado retraso de un año desde su primera salida anunciada, y que estamos acostumbrados a asociar Platinum Games con historias para un jugador. En esta ocasión nos encontramos ante un heredero de Power Stone repleto de cameos de Madworld cuyo máximo interés recae en las partidas online. El primer punto a tener en cuenta es que posee un modo historia, que ciertamente se encuentra por debajo del nivel al que el estudio nos tiene acostumbrados. La cuestión es considerar el peso que tiene esta modalidad en el valor total, ya que para un tipo de jugador puede ser un punto negro, mientras que para otros será un mero extra que incluso añade interés.

Una campaña para un jugador algo descafeinada

Anarchy Reigns comienza en su historia con una breve secuencia en un bar que desde un primer momento nos da a elegir el punto de vista de la misma: Jack Cayman –visto en Madworld- o Leo. Ambos buscarán a Max, un personaje que en la versión japonesa pone título al juego –Max Anarchy-. Elige al que más rabia te dé y comienza a repartir leña en este beat´em up o brawler tridimensional que intenta alejarse un poco del modo multijugador ofreciendo un sistema de misiones principales y secundarias en pequeños mapas abiertos, que son en realidad las arenas del modo online.

PUBLICIDAD

La jugabilidad está muy refinada y es lo mejor de esta producción. Además de movimientos propios por cada personaje, todos cuentan con ataques débiles y fuertes, bloqueos, movimientos evasivos y giros 360º ideales para salir de apuros –este último consume algo de vitalidad-. También es posible obtener armas en forma de ítems y lanzar objetos del escenario como proyectiles. La reacción es rápida y es apto para tácticas, lo que le da mucha más profundidad que la mayoría de juegos de acción masiva tipo "musou". De hecho, Anarchy Reigns brilla especialmente cuando te enfrentas en duelos o combates con pocos integrantes en los que puedes prever los ataques, como si del género de la lucha uno contra uno en tres dimensiones se tratase. Pero el juego de Platinum, y más en concreto en su modo historia, no funciona exactamente así. Los combates masivos y el caos son parte de la fórmula ya que opta por alternar oleadas de enemigos genéricos con los jefes finales –que son los otros personajes del multijugador-.

Durante las cinco horas que dura aproximadamente una de las historias –son dos- se nos invita a explorar los mapas buscando señales luminosas que activan las misiones. El objetivo es conseguir puntos para desbloquear las de historia, y eso lo haremos enfrentándonos a los enemigos o saltando a las misiones secundarias. Una vez alcanzada la cifra necesaria, aparece la señalización de misión principal y con ello se avanza en el argumento –traducido y doblado al castellano- que ocasionalmente tiene esos citados rifirrafes con el resto de personajes. Es un desarrollo muy arcade, consistente en que cuanto mejor juegas más puntos obtienes y más rápido desbloqueas misiones. Aunque la historia tampoco tiene mucha lógica –poco lo tiene en este exagerado mundo de violencia- entretiene lo suficiente como para que sea un apartado simplemente correcto: cae en la repetición fácilmente.

 1

De aquí deriva la principal decepción con Anarchy Reigns, al menos si no sabes que es lo que estas comprando –un divertido título multijugador-. Y es que aunque agradecemos que se haya creado una campaña en solitario, con argumento y algunas situaciones realmente absurdas –en el buen sentido- gracias a la inclusión de vehículos y rivales con varios tipos de armas, cae en los defectos de la acción masiva. Las virtudes del combate a las que antes hacíamos referencia quedan muy diluidas cuando te enfrentas a un puñado de soldados sin carisma que en el fondo puedes despachar machacando un botón. Los jefes levantan algo el interés, pero al final la auténtica razón de completar las historias serán las de desbloquear personajes y habilidades para el multijugador. Como aperitivo, la campaña no está mal.

El multijugador, la auténtica estrella

Cuando pones las manos en cualquiera de los modos multijugador aprecias que este es el núcleo de Anarchy Reigns y su auténtico motivo de compra. El diseño de los mapas, la jugabilidad y control, todo está pensado para esta mecánica y no la del sucedáneo de "musou" que propone la historia. Aquí se terminan los enemigos creados con desgana, pues el plantel de personajes carismáticos, poderosos, es muy atractivo y numeroso -16 más Bayonetta-, cada uno con sus propios ataques armados. Platinum Games no se ha cortado un pelo en dar espectacularidad a los movimientos al más puro estilo de exageración japonesa –existe un estado de furia que nos proporciona más fuerza y velocidad-. La ventaja de contar con tantas caras es que su estilo de lucha es variado, primando en algunos la agilidad, en otros la fuerza o las patadas. En definitiva, que bien merece la pena investigar cual es nuestro favorito, la sensación entre manejar a Sasha o a Big Bull es diametralmente distinta.

 2

En el multijugador el juego mantiene la anarquía de la que siempre hace gala, pero todo de una manera algo más ordenada. Por supuesto, las melees son algo habitual, pero es inusual que sean exageradamente numerosas –siempre hay varios puntos de conflicto- y rara vez se pierde el control de la situación. Dependiendo de la modalidad, en algunos la coordinación en el equipo es más o menos importante, algo que se nota mucho en captura de bandera, por ejemplo. De estos modos os hablamos en las impresiones, y por si alguien se lo había preguntado, sí, puedes entrenarte en ellos con bots –rivales controlados por la inteligencia artificial-, lo que en cierta manera da más opciones al juego offline.

Entre las características de los mapas se encuentran los eventos del escenario, que varían de uno a otro. Pueden ser bombardeos o ataques de gas tóxico, el caso es que por si el caos de la partida no fuese suficiente, ocasionalmente aparecen zonas "calientes" de las que debes huir si no quieres ser aniquilado. Gracias al código de red, que a nosotros no nos ha dado ningún problema, es una delicia entrar en un mapa y empezar a buscar presas del bando rival para poner en práctica las habilidades mientras echamos un ojo a nuestro alrededor no sea que recibamos una puñalada por la espalda. ¿Fallos? La ausencia de multijugador local en una misma pantalla –seguramente por cuestiones técnicas- recorta la diversión. Por lo demás, un juego bastante competente y sólido desde un punto de vista jugable, con unas partidas que se mueven entre dos aguas, la de una profundidad técnica y la de improvisación ante las situaciones inesperadas. Se juega diferente a Vanquish o Bayonetta, pero comparte con ellos la acción sin pausa y desenfadada de Platinum. Difícilmente decepcionará a los seguidores del estudio en este sentido.

 3

Crisis de identidad artística

Un aspecto que nos ha sorprendido, y no positivamente, es su apartado gráfico. El juego se mantiene la tasa de imágenes por segundo estable la mayor parte del tiempo –las explosiones tienden a comprometer su fluidez, pero no llega a ser molesto-, y los personajes, una colección de freaks a cada cual más estrafalario, pegan mucho con el ambiente de diversión sin complejos que destila Anarchy Reigns. Lo que parece un gran contraste es tener todos esos luchadores carismáticos en unas de las arenas más insípidas que recordamos, postapocalípticas, con poco detalle y generalmente monótonas. A nivel práctico funcionan, hay diferentes alturas y la extensión es lo suficientemente grande como para tener a 16 jugadores correteando por las esquinas sin que se formen tapones. Pero falta una dirección artística clara que de cohesión a personajes casi extraídos de cómic en unas arenas sin vida.

El motor gráfico utilizado por Platinum sufre algunos ligeros fallos técnicos, como pop-up en el modelado de pequeños objetos del decorado, y las texturas utilizadas son bastante modestas. No es en definitiva un juego que entre por los ojos a primera vista, y aunque esto no nos parece un punto clave en su valoración, se podría haber intentado pulir aspectos de producción en el tiempo transcurrido desde su salida en Japón.

La banda sonora, por el contrario, encantará a los seguidores de Platinum porque sigue esa estela de rap y electrónica de Madworld. Incluso si no es tu género musical predilecto no se puede negar que en la partida suena estupendamente y es apropiado al ritmo de las partidas. El doblaje es un buen punto a favor tanto para los diálogos como para las bravuconadas que sueltan de vez en cuando.

 4

Conclusiones

Para ser la primera incursión de Platinum Games en el multijugador, Anarchy Reigns supera el examen y con nota. A nivel global no es tan redondo ni rompe esquemas como hicieron anteriores producciones del estudio, y aun así mantiene el sello de calidad característico. No se toma en serio así mismo en ningún momento, la acción es brutal y huele a clásico incomprendido que dentro de unos años aún recordarás. Evita fijarte mucho en los flecos del aspecto técnico y artístico, y salta al multijugador tan pronto como estés listo. Hay todo un mundo salvaje en la red que pide a gritos jarabe de palo.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 11/1/2013
  • Desarrollo: Platinum Games
  • Producción: Sega
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 34,95 €
  • Jugadores: 1-16
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 4 jugadores
COMUNIDAD
7.48

PUNTÚA
Anarchy Reigns para PlayStation 3

17 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 11/1/2013
  • Desarrollo: Platinum Games
  • Producción: Sega
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 34,95 €
  • Jugadores: 1-16
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.16

PUNTÚA
Anarchy Reigns para Xbox 360

10 votos
Flecha subir