Análisis de Worms 4: Mayhem (PS2, Xbox, PC)

Las lombrices más famosas del mundo del videojuego vuelven una vez más de la mano de Codemasters y más acostumbradas a las tres dimensiones.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
6
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS2, Xbox y PC.

La saga Worms lleva años en la palestra con entregas nuevas cada poco tiempo, pero no dio el salto a las tres dimensiones hasta el año 2003, cuando finalmente pudimos disfrutar de las batallas locas entre gusanos de siempre, pero con apartado gráfico más espectacular y escenarios más complejos. Ha llovido poco desde entonces pero ya está aquí la cuarta entrega de la saga, ya completamente acostumbrada al tercer eje, que retorna a los orígenes de la saga después de aquel extraño derivado llamado Worms Forts Under Siege lanzado el año pasado.

Worms 4 mantiene la fórmula clásica de la saga. Dos o más equipos de varios gusanos se baten, por turnos, en un escenario completamente destruible. En cada turno cada jugador puede controlar a una lombriz (alternándose éstas también por turnos) y, tras elegir el arma de entre una extensa selección, dispararla hacia el equipo rival con cuidado de no dañar a los otros integrantes del equipo –y al propio gusano que en ese momento controla. El ganador es, naturalmente, el que sobrevive. Ésta ha sido la fórmula de todos los juegos de Worms y, combinando su simplicidad con una variedad de armas asombrosa y un sentido del humor muy acusado, se ha convertido en un juego popular, especialmente a varios jugadores.

PUBLICIDAD

Las novedades de esta cuarta entrega no radican por lo tanto en una diferente concepción de la matanza de gusanos –como intentó hacer Worms Forts Under Siege- sino en la forma de hacerlo, teniendo esta vez la posibilidad de configurar al máximo los equipos, ya sea modificando a las lombrices como creando armas. Aparte de esto se ha mejorado el apartado gráfico y el juego es ahora más sencillo de controlar y de jugar –más que Worms 3, que a veces resultaba engorroso-, y se ha incluido un modo para un solo jugador de cierto peso que además abre otras opciones en el juego.

El argumento de este modo "single" es puramente anecdótico y sirve de pretexto para que el veterano equipo Team 17 nos muestre escenarios variados ambientados en diferentes épocas temporales y lugares, como si de parcelas de un parque temático se tratasen; nuestro equipo de gusanos tendrá que viajar por diferentes épocas temporales buscando las piezas de una máquina del tiempo; esto dará lugar a que en las misiones no solo tengamos que acabar con la eventual resistencia sino también destruir ciertas partes del escenario para descubrir la pieza en cuestión. Las misiones también se hacen más diversas al estar a veces limitados a cierto conjunto de armas en vez de a todo el plantel de Worms.

Este modo historia se hace variado, mucho más que el de juegos anteriores, y es interesante para el jugador porque a medida que avancemos ganaremos dinero que podremos gastar en la "tienda Worms". Aquí no solo encontraremos nuevos accesorios para configurar a nuestras lombrices sino también nuevos mapas multijugador e incluso modalidades de juego nuevas para este tipo de partidas. Estas modalidades son bastante interesantes y pueden hacer las partidas multijugador más divertidas y sorprendentes. Se trata de condiciones que alteran las reglas de la partida, como por ejemplo que solo se pueda avanzar a saltos, o que las caídas hagan el doble de daño. De modo parecido al de algunos shooters en primera persona, estas modificaciones para las partidas ayudan a dar variedad a un modo multijugador ya de por sí divertido. Hay hasta tres condiciones aplicables a cada partida, tanto por nosotros como automáticamente por la máquina, e iremos consiguiendo más a medida que avancemos por el modo historia.

Pero la variedad del multijugador no solo consiste en estos modificadores del entorno sino que además hay varios modos de juego, aparte del Deathmatch, que no necesita explicación. Inspirados por el reciente Forts Under Siege llegan los modos Homelands, Destruction y Statue Defense; los dos primeros giran en torno a la presencia de fuertes, comenzando cada equipo al completo en cada uno de ellos. En vez de estar los gusanos mezclados entre sí, como es habitual, cada equipo estará en una zona y a partir de ahí se moverá. La diferencia entre Homelands y Destruction es el objetivo; en el primero es acabar con las otras lombrices, como en Deathmatch, mientras que en el segundo es destruir el fuerte enemigo, que tendrá una barra de energía. En Statue Defense éste es, como es de esperar, una estatua.

Finalmente, el modo Survivor nos reta a combates en los que los equipos solo tendrán a un solo gusano en el juego, reemplazándose por el siguiente en la lista si muere y ganando el equipo que quede vivo al final. El modo multijugador es tan variado y divertido como siempre, y completamente jugable en la red, todo sea dicho, aunque es una lástima que no se haya aprovechado la profundidad que puede ofrecer el servicio Xbox Live; no se incluye la creación de clanes, ni clasificaciones, por lo que en todos los formatos queda un poco limitado y reducido a las partidas rápidas, sin que haya estadísticas y otras características que le dan mucha vida a otros títulos.

Dejando a un lado el multijugador, otra de las grandes novedades de Worms 4 son las opciones de configuración para los equipos. Con un sencillo pero variado editor podremos crear equipos a nuestro gusto y diferenciarlos, ya no solo en el nombre del equipo y el de las lombrices, sino también en el aspecto físico. Aparte de poder elegir qué conjunto de voces tendrá nuestro equipo, también podremos configurar su cabeza, su cuerpo, sus ojos... logrando así combinaciones tan graciosas como las que pueden verse en las imágenes.

Pero lo que se lleva la palma en la configuración es el sistema de creación de armas personalizadas. Cada equipo podrá tener una de éstas, que estará disponible al cabo de cierto número de turnos, y el sistema de creación nos deja muchas opciones. Podremos elegir si es un arma de proyectil, de lanzar o de ataque aéreo, y dentro de estas categorías podremos distribuir una serie de puntos en el alcance, la precisión (podremos hacerlas teledirigidas o por control remoto) y, por supuesto, en el daño. Como si de un juego de rol se tratase. También podremos elegir cómo será el arma, pudiendo escoger entre una amplia variedad de objetos de la más diversa índole, incluyendo como es de esperar animales explosivos. La parte negativa es que solo tendremos un uso de este arma por partido.

Pero no solo tendremos que confiar en las armas que creemos sino que Worms 4 incluye la habitual selección de armas que incluye el mortal bazoka, las granadas de varios tipos, el misil teledirigido, el ataque aéreo, el bate y ese gran etcétera que se va ampliando. Como toque negativo hay que destacar el hecho de que haya una gran cantidad de armas ocultas que solo podremos usar si las encontramos en la partida o si las desbloqueamos más adelante; esto no le resta variedad a las armas –hay muchas disponibles siempre-, pero sí es una lástima que algunas solo las podamos ver en contadas ocasiones o tras mucho tiempo. La adición más llamativa al repertorio de armas es el rifle de francotirador, que incluye un zoom de gran precisión para poder acabar con un enemigo desde muy lejos.

El sistema de juego y la forma de apuntar sigue siendo el de Worms 3, teniendo una cámara a cierta distancia de nuestra lombriz que podremos girar e inclinar, una visión general de la acción que podremos ampliar y por la que podemos navegar, y un modo en primera persona para poder apuntar con precisión, vital para los bazokas, las granadas y la práctica totalidad de las armas con la excepción de las cuerpo a cuerpo como el bate o el puño de dragón. El control está simplificado y mejorado respecto a Worms 3, y solo algunos problemas de cámara nos estorbarán de vez en cuando.

En el apartado gráfico hay que destacar también la cámara, pues en esta versión final de Worms 4, al contrario que en la que pudimos probar hace unos meses, la cámara ha sido modificada y en los disparos no adopta un papel tan dramático como en la versión beta, algo que nos ha decepcionado. Aún así funciona bien, a tono con el apartado gráfico del juego, que –sin sorprender ni ser espectacular- cumple bien con su cometido mostrando escenarios coloridos, destruibles en tiempo real, y gráficos de estilo cartoon muy graciosos. Mención también merecen detalles como las muecas que ponen los gusanos cuando ven que les están apuntando, realmente graciosos.

En cuanto al apartado sonoro, por desgracia el juego no ha sido traducido al castellano, aunque sí subtitulado, pero en estos subtítulos se pierde cierta parte de la ironía de la versión original. La música es pegadiza y acompaña bien sin ser por ello fantástica, y los efectos de sonido son acertados, con multitud de toques graciosos que descubriremos a medida que se vayan sucediendo situaciones.

Worms 4: Mayhem es un buen juego de acción y estrategia pero se encuentra con varios obstáculos que echarán para atrás a algunos. El más grave de ellos es que pese a los esfuerzos de Team 17 para renovar el juego, la fórmula está excesivamente usada y muchos lo descartarán inmediatamente. Aún así resulta un juego muy divertido a multijugador, tanto online como offline, y en este sentido solo la ausencia de más opciones en la red –clanes, clasificaciones- es criticable. El modo de un solo jugador es divertido y adictivo, aunque muchos probablemente lo dejen a medias dado la gran diferencia de diversión que existe entre jugar solo y acompañado. Una compra recomendada a los aficionados a los juegos multijugador y naturalmente a los aficionados a Worms, aunque a medida que avanzan los tiempos el público del juego se va estrechando cada vez más.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
PEGI +3
Plataformas:
PS2 Xbox PC

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 29/7/2005
  • Desarrollo: Team 17
  • Producción: Codemasters
  • Distribución: Proein
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-4 / Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
8.16

PUNTÚA
Worms 4: Mayhem para PlayStation 2

11 votos

Ficha técnica de la versión Xbox

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 29/7/2005
  • Desarrollo: Team 17
  • Producción: Codemasters
  • Distribución: Proein
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-4 / Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Worms 4: Mayhem para Xbox

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 29/7/2005
  • Desarrollo: Team 17
  • Producción: Codemasters
  • Distribución: Proein
  • Precio: 29.95 €
  • Jugadores: 1 - Online
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
5.28

PUNTÚA
Worms 4: Mayhem para Ordenador

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir