Análisis Diablo 4: Un tétrico, sangriento y adictivo viaje por Santuario (PC, PS5, Xbox Series X/S, Xbox One, PS4)

Blizzard vuelve al buen camino con la última entrega de su juego de rol y acción que regresa con ese aire oscuro que nunca debió perder acompañado de una jugabilidad de alto calibre.
Diablo 4
·
Actualizado: 18:10 8/6/2023
Análisis de versiones PC, PS5, Xbox Series X/S, Xbox One y PS4.

  • Guía Diablo 4: Trucos, consejos y secretos
  • El 1 de noviembre del 2019 es una fecha que pocos podrán olvidar ya que fue el día elegido por Blizzard para anunciar el regreso de la saga Diablo con Diablo 4, un título que tres años y medio después va a llegar por fin a nuestros ordenadores y consolas permitiéndonos regresar a ese temido, tétrico y brutal mundo de Santuario desgarrado por el conflicto eterno entre ángeles y demonios, entre el… ¿bien? Y el mal.

    En Vandal, ya hemos podido disfrutar del juego al completo, disfrutando dos veces de su campaña con dos personajes muy diferentes entre si, probar el end game, el PVP, la tienda de objetos cosméticos (sí, son solos cosméticos) y todo lo que Diablo 4 nos ofrece en la que parece estar destinada a ser la mejor entrega del título si sigue con este nivel con el contenido poslanzamiento.

    Vuelve la oscuridad, la violencia y la madurez que nunca debió abandonar la saga

    Vamos a comenzar hablando de la historia sin entrar en spoilers a excepción de la trama básica del juego que aparece en el tutorial y el primero de sus actos que muchos de vosotros ya habréis podido probar en las distintas betas que ha tenido Diablo 4.

    Como sabéis, todo gira en esta ocasión en torno al retorno de Lilith y a los planes que tiene para con Santuario, viéndonos implicados en esta historia tras un cúmulo de desgracias que nos hace estar en el pueblo equivocado en el momento equivocado, comenzando una aventura en la que deberemos intentar dar caza a la demonio y sus aliados para frustrar sus planes.

    Llegaremos al pueblo equivocado en el momento equivocado, viviendo el resurgir de Lilith y encontrándonos con sus malévolos planes para Santuario.
    Llegaremos al pueblo equivocado en el momento equivocado, viviendo el resurgir de Lilith y encontrándonos con sus malévolos planes para Santuario.

    Como decimos no vamos a hablaros de ningún detalle de la historia más allá de esta premisa básica, pero lo que si vamos a contaros lo que nos ha parecido. Desde luego se trata de una trama bastante más madura que en entregas anteriores, con una carga narrativa mucho más presente durante todo el contenido, con ciertos giros de guión, algunas sorpresas y algunos momentos interesantes. Tampoco esperéis una obra maestra a nivel de narrativa pero sí de una historia bastante disfrutable que además llega acompañada de un toque oscuro y maduro que jamás debió abandonar la saga, con momentos violentos o crueles que reflejan la crudeza de Santuario y de todos sus habitantes así como una recta final de lo más emotiva e interesante.

    Mucha diversión en una campaña divertida pero con una estructura un tanto básica

    En cuanto a la estructura de la campaña como tal y de sus misiones, nos lo hemos pasado bien disfrutándola, aunque se nota en ciertos momentos que intenta estirarse un poco para aumentar su duración, algo que por otro lado no es que le haga falta porque Diablo 4 está cargado de contenido secundario que nos va a hacer perdernos una y otra vez por Santuario ya sea con todo tipo de eventos aleatorios que nos permiten desde rescatar a inocentes de apuros hasta matar ciertos jefes de mundo. Además también podemos explorar un montón mazmorras secundarias o pequeños sótanos para "limpiarlos" y ver si cae algún objeto interesante que mejore a nuestro personaje.

    La campaña está llena de misiones, buenas mazmorras y jefes... aunque su estructura se nos antoja un tanto básica.
    La campaña está llena de misiones, buenas mazmorras y jefes... aunque su estructura se nos antoja un tanto básica.

    En general estamos satisfechos con la campaña de Diablo 4 acompañada de ciertas misiones interesantes, aunque lo que no nos ha convencido tanto es la estructura de la misma. En muchas ocasiones los diversos actos de la campaña consisten en ir a un punto, hablar con un aliado y ver cómo este acto se divide en dos misiones principales que debemos completar (en el orden que queramos) para conducirnos a la parte final del mismo. Esto también ocurre a la hora de completar objetivos en los que en varias ocasiones tenemos que volver sobre nuestros pasos para buscar, por ejemplo, un par de gemas para abrir cierta puerta o un par de componentes para completar un hechizo. En este sentido Blizzard flojea y podría haber optado por una estructura un poco más compleja o moderna. No es un fallo grave, pero quizás podrían haber dado un poco más de mimo a este punto.

    Cinco clases para todos los gustos con muchas opciones de personalización visual... y jugable

    ¿Y cómo vamos a hacer frente a la campaña? Pues evidentemente con el personaje (o los personajes) que creemos antes de iniciar la aventura, un personaje que, de entrada, podemos personalizar al gusto con un editor visual inédito hasta ahora en la saga Diablo, permitiéndonos escoger un montón de rasgos de su cara, cuerpo, color de pelo, complexión, tatuajes...

    Esta personalización visual viene acompañada de un montón de aspectos para las armas o la armadura que porta nuestro personaje, aunque lo verdaderamente interesante está en lo jugable, en las cinco clases que tenemos disponibles y todas las posibilidades que nos dan cada una de ellas.

    Lo mejor de las cinco clases iniciales de Diablo 4 son todas las posibilidades que tenemos de personalizarlas para adaptarlas a nuestro estilo de juego o a todo tipo de situaciones.
    Lo mejor de las cinco clases iniciales de Diablo 4 son todas las posibilidades que tenemos de personalizarlas para adaptarlas a nuestro estilo de juego o a todo tipo de situaciones.

    Lo más destacado de todas las clases de Diablo 4 que hemos podido probar es su polivalencia, todas las posibilidades que podemos elegir en su árbol de habilidades que cuenta con un equilibrio perfecto entre complejidad y opciones de personalización para construir la clase tal y como queramos. Por ejemplo, en el caso del nigromante podemos optar por ir acompañados de un ejército de esqueletos de varios tipos, de un gólem gigante o absorber sus poderes directamente e ir en solitario siendo mucho más poderosos. Además a esto hay que sumar distintos tipos de poderes que podemos utilizar, pudiendo ser un nigromante de sangre, de hueso, de oscuridad... con cada uno de los tipos teniendo sus pros, sus contras y su forma de jugar.

    Esto es igual para el resto de las clases que tenemos disponibles ya que escoger al poderoso bárbaro, al cambiaformas del druida, al escurridizo pícaro o al hechicero que usa la magia elemental en su beneficio solo es el inicio de un camino que nos permitirá desarrollar cada una de las clases a nuestro modo, dándoles un toque especial y aprovechándolas de múltiples formas tal y como queramos, algo que además podemos ampliar con el denominado Panel de Leyenda que está disponible a partir del nivel 50, una suerte de segundo árbol de progresión que nos permite activar todo tipo de glifos cada vez que subimos de nivel para seguir mejorando y personalizando nuestro personaje casi hasta el infinito.

    En nuestro primer paso por la campaña al completo de Diablo 4 nosotros nos hemos decantado por usar el nigromante, esa clase que usa el poder de los muertos, la sangre, los huesos y las enfermedades o auras de la magia más oscura para combatir a sus enemigos con un montón de maldiciones, poderes y, por supuesto, aliados invocados y controlados por nuestro personaje.

    Nuestro nigromante sigue siendo demasiado poderoso en esta versión final (algo que comprobamos en la segunda vuelta a la campaña con el pícaro), aunque un poco menos que en las diversas betas. En líneas generales es una clase divertida en la que combinaremos el poder de los siervos que queramos invocar con un montón de maldiciones, lanzas de hueso o de sangre y todo tipo de poderes para liquidar a todas las fuerzas demoniacas. No creemos que se trate de la clase que más daño por segundo haga ni mucho menos, pero todos sus poderes y siervos hacen que sea una de las más efectivas en el combate, siendo muy difícil morir a poco que estemos atentos a los poderes de nuestros enemigos esquivando golpes, cargas, magias u orbes mientras nuestras maldiciones o lacayos hacen su trabajo.

    PUBLICIDAD

    Una jugabilidad clásica... con mayor movilidad y jefes más complejos

    A nivel de jugabilidad la base es la clásica de Diablo con una interfaz más refinada y libre que nos permite, por ejemplo, asignar las habilidades con total libertad a todos los botones que tenemos disponibles para usarlas de forma rápida.

    En lo jugable tenemos la fórmula típica de Diablo con ese combate tan satisfactorio que siempre ha caracterizado la saga.
    En lo jugable tenemos la fórmula típica de Diablo con ese combate tan satisfactorio que siempre ha caracterizado la saga.

    También tenemos el combate típico de Diablo, con esas hordas de enemigos que vienen a por nosotros, rayos que esquivar, orbes de congelación, poderes eléctricos y todo tipo de salvedades a las que debemos estar atentos mientras damos estopa a los enemigos. El combate sigue siendo muy satisfactorio y tan divertido como siempre.

    Pero además ahora hay dos cosas que agitan un poco la coctelera. La más importante es el botón de esquiva, que nos permite apartarnos de las cargas de los enemigos, evadir golpes fuertes o incluso lo podemos utilizar de forma ofensiva, saltando hacia adelante para acercarnos a un grupo de enemigos, algo particularmente útil para clases como el bárbaro.

    Los puntos más notables de Diablo 4 en lo jugable (más allá de su polivalencia) son la nueva mecánica de esquiva y una mayor complejidad de los jefes finales.
    Los puntos más notables de Diablo 4 en lo jugable (más allá de su polivalencia) son la nueva mecánica de esquiva y una mayor complejidad de los jefes finales.

    Otro punto que creemos que cambia es el de la complejidad de los jefes. Parece que Blizzard ha cogido ideas que ya tiene en otros títulos o en World of Warcraft para darles una capa extra de complejidad que no había hasta ahora en Diablo, teniendo que estar más atento a todo tipo de mecánicas, golpes y a las diferentes fases del combate antes de derrotarlos. A poco que seáis habituales de MMO o de juegos de rol vais a captar rápido todas las mecánicas de los jefes en los primeros niveles de dificultad, aunque ya sabéis que el rizo comienza a rizarse aún más cuando vamos a por una segunda o por una tercera vuelta por Santuario.

    Una guerra eterna

    Hasta ahora hemos repasado un poco las ambientación, la estructura de la campaña o las clases y su personalización y con esto en la mano creemos que ya es hora de hablar algo de la duración y del contenido secundario que nos ofrece Diablo 4 que nos sumerge de lleno en una guerra eterna entre ángeles y demonios...

    Y es una guerra eterna porque os aseguramos que os vais a parar cada poco a hacer algo en el mundo de Santuario, ya sea porque encontréis algún evento aleatorio (todos ellos bastante disfrutones), una de las más de 150 mazmorras secundarias (sí, cambian bastante de aspecto a medida que avanzamos en el juego) que hay disponibles para explorar o pequeños sótanos o salas más pequeñas para limpiar rápidamente a cambio de algún objeto, a lo que hay que sumar algunas misiones secundarias bastante interesantes tanto argumental como jugablemente.

    Diablo 4 está cargado de todo tipo de contenido secundario en forma de misiones, eventos aleatorios, mazmorras, mecánicas de mejoras de objetos o comercio y, por supuesto, el contenido end game.
    Diablo 4 está cargado de todo tipo de contenido secundario en forma de misiones, eventos aleatorios, mazmorras, mecánicas de mejoras de objetos o comercio y, por supuesto, el contenido end game.

    Todo esto hace que, aunque la campaña dura algo menos de 30 horas, la duración total de la misma se vaya mucho más allá y, de hecho, creemos que Diablo 4 se disfruta mucho más sin ir a saco, progresando poco a poco con nuestro personaje mientras nos entretenemos cada poco con alguna de estas actividades complementarias, disfrutando de todo lo que Santuario tiene que ofrecernos que es mucho y además es recomendable tomarnos nuestro tiempo y perdernos mientras progresamos en la campaña para sumar algún nivel extra que nos vendrá bien para todo lo que podemos hacer después de la campaña.

    Y todo lo que podemos hacer es tanto el contenido secundario (con algunas mini campañas ocultas muy interesantes) como el famoso endgame, el contenido de fin de juego que nos permitirá seguir atrapados en el mundo de Santuario durante unas cuantas horas y que es bastante completo, incentivándonos a completar diversas tareas para acceder a nuevas dificultades de mundo, realizar todo tipo de objetivos temporales para conseguir favores nefastos y cumplir los deseos de los susurros de los muertos, enfrentarte a las temibles mazmorras de pesadilla... todo bastante divertido y con el objetivo siempre tan adictivo de seguir mejorando nuestro personaje, conseguir mejores objetos, acceder a nuevos aspectos o monturas... cosas que enganchan y que proporciona diversión para unas decenas de horas extra y que nosotros hemos podido disfrutar bastante.

    Tendremos un buen puñado de contenido de fin de juego que sumará decenas de horas de diversión.
    Tendremos un buen puñado de contenido de fin de juego que sumará decenas de horas de diversión.

    A esto hay que sumarle el PVP para el que hay dedicado por ahora una zona completa del mundo de Santuario reservada para aquellos que disfrutamos del contenido que nos permite enfrentarnos a otros jugadores y sembrar el terror en Santuario o caer bajo el filo de la espada de un rival. Aquí tenemos otro buen número de cosas que hacer y objetivos que completar para acceder a poderosos objetos o a aspectos de lo más llamativos y no podemos negar que hemos disfrutado de enfrentarnos a otros jugadores con toda la libertad que el juego nos ofrece, aunque nos preocupa a medio plazo el equilibrio entre clases en este sentido y ver si Blizzard va a seguir mimando esta vertiente del juego, aunque ya os adelantamos que el inicio es bueno.

    Todo esto nos va a dar decenas o cientos de horas de diversión extra a las que habrá que sumar de forma trimestral las temporadas que añadirán nuevas mecánicas jugables, misiones con su propia trama y nuevo contenido para convertir Diablo 4 en un verdadero juego para otorgar diversión durante años. La calidad de este contenido es un misterio, aunque no tendremos que esperar demasiado para probarlo porque la Temporada 1 está casi lista para su lanzamiento a mediados o finales de julio.

    La tienda y los micropagos

    En su momento os trajimos en análisis en progreso para poder jugar un poco más a Diablo 4 pero, sobre todo, para probar dos cosas que creíamos clave y era tanto la estabilidad de los servidores en los primeros días de juego como la tienda de micropagos que no estaba disponible en la versión que pudimos probar antes del lanzamiento y que nos parecía una irresponsabilidad no hacerlo viniendo donde venimos con Diablo Immortal y las promesas incumplidas de Blizzard.

    La tienda de micropagos solo tiene objetos estéticos... aunque son algo caros.
    La tienda de micropagos solo tiene objetos estéticos... aunque son algo caros.

    Siendo breves y concisos, sí, hay una tienda de micropagos y sí, en ella solo hay presente aspectos para armas, armaduras y diferentes clases de personaje por lo que esta tienda no afecta en nada a las características del personaje o a la jugabilidad, tal y como prometía Blizzard que en esta ocasión sí ha cumplido con lo prometido con Diablo 4 en todos los aspectos volviendo al buen camino que nunca debió abandonar.

    Para comprar los objetos cosméticos de la tienda necesitamos una moneda premium, el platino que podemos conseguir a cambio de dinero real y que también estará disponible cumpliendo objetivos de los pases de batalla de pago que llegarán con la primera temporada del juego (hablaremos de los pases de batalla cuando se publiquen el mes que viene). En general, el importe en platino en el estado inicial del juego nos parece un tanto elevado y hacernos con los cosméticos actualmente no será barato (veremos si nuestra opinión cambia cuando salgan los pases de batalla). Es algo que nos parece que hay que mencionar y que hay que criticar pero al no afectar a la jugabilidad el impacto de este alto precio es menor.

    Un juego pulido y optimizado a nivel técnico con un sobrecogedor apartado artístico

    Si hablamos de Diablo 4 a nivel técnico estamos ante un juego que en PC nos llega bastante bien pulido si hablamos de rendimiento y con pocos errores técnicos. Durante más de 50 horas solo tuvimos un fallo en el que se congeló el juego y nos expulsó de la partida, mientras que si hablamos de rendimiento hemos probado el juego con varias gráficas. Con un procesador Intel Core i9-11900K y una gráfica NVIDIA GeForce RTX 4080 hemos podido jugar sin problemas a 4K y a más de los 144 fps de nuestro monitor con todo al máximo gracias a la tecnología DLSS 3.

    En un entorno con poca población en los servidores, Diablo 4 ha rendido bastante bien y no nos hemos encontrado errores notables.
    En un entorno con poca población en los servidores, Diablo 4 ha rendido bastante bien y no nos hemos encontrado errores notables.

    También hemos probado Diablo 4 con otras gráficas. Con una NVIDIA GeForce GTX 1070 Ti a 1080p hemos podido jugar de forma holgada a más de 60 FPS (unos 80 en muchas ocasiones) con gráficos en medio. A la misma resolución también hemos podido jugar a más de 144 FPS con gráficos en alto con DLSS 3 junto a una RTX 4060 Ti y también hemos probado con la nueva AMD Radeon RX 7600 a más de 100 FPS con la tecnología AMD FSR, aunque esta se cobra algo más de coste a nivel de calidad visual. Por otro lado también hemos decidido poner Diablo 4 a prueba en la ASUS ROG Ally que nos ha permitido jugar sin problemas a 60 FPS e incluso a 120 FPS, dependiendo de las opciones de configuración escogidas tanto dentro del propio juego como a nivel de consumo/rendimiento de la consolas de ASUS. Hay que trastear, pero es totalmente jugable.

    Por otro lado, en PC no hemos tenido problema alguno a la hora de poder jugar a Diablo 4 incluso en los días de lanzamiento. Sí, ha habido algún "lagazo" puntual y algún pequeño bug de conectividad, pero Blizzard por fin nos ha ofrecido un lanzamiento a la altura, algo que parecía atragantársele y que fue un suplicio en Diablo 3, fantasma que queda ahora e el pasado.

    Cabe destacar el buen estado de los servidores incluso durante los días de lanzamiento.
    Cabe destacar el buen estado de los servidores incluso durante los días de lanzamiento.

    A todo esto también hay que añadir funciones extra interesantes como el crossplay entre plataformas o la posibilidad de tener progresión cruzada, es decir, que si tenemos una copia de Diablo 4 por ejemplo en PC y otra en Xbox, podemos continuar nuestra partida donde la dejamos ya que la progresión está ligada a nuestra cuenta de Blizzard.

    Además, a este buen rendimiento en lo técnico tenemos que sumar un acabado artístico de primera tanto en el diseño de las iglesias, personajes, monstruos o escenarios como en el audio, con una banda sonora tétrica, inquietante y muy disfrutable tal y como ocurre de forma histórica con la saga. El juego, por cierto, llega completamente traducido al caastellano tanto en texto como en voces, aunque en este último apartado algunas de ellas flojeaban un poco a nivel de calidad, algo que puede deberse a no ser la versión "final" (siempre hay ahora un parche de lanzamiento) y que aún falten ciertas líneas de diálogo por ecualizar y acabar de tratar.

    Conclusiones

    Diablo 4 es el retorno que todos esperábamos de la saga. Un juego que creemos que va a satisfacer tanto a los viejos visitantes de Santuario como a los nuevos jugadores que se van a ver atrapados en una jugabilidad tan adictiva como siempre, además de estar mejorada con un árbol de habilidades muy bien pensado o con retoques como el botón de esquiva inédito hasta ahora en PC que le da una nueva dimensión al juego.

    Diablo 4 es un retorno de la saga por todo lo alto que satisfará a los viejos jugadores y atrapará en Santuario a los que prueben un Diablo por primera vez.
    Diablo 4 es un retorno de la saga por todo lo alto que satisfará a los viejos jugadores y atrapará en Santuario a los que prueben un Diablo por primera vez.

    Además Diablo 4 no renuncia a ese tono tétrico, oscuro y sangriento que nunca debió abandonar la saga, sin renunciar a imágenes crudas, a una campaña madura que nos acompañará durante unas 25 horas a las que hay que sumar más, muchas más gracias al contenido secundario, a todas las posibilidades que nos da el end game, al PVP y, en un futuro, a las temporadas con nuevo contenido que nos va a tener atrapados en la Guerra Eterna de Santuario.

    Por otro lado no tenéis que preocuparos de la tienda, hay micropagos y no son baratos pero son solo de elementos estéticos para nuestros personajes y no afectan a la jugabilidad. Además, el lanzamiento a nivel de conectividad ha sido sin incidentes de gravedad y a nivel de rendimiento el título llega muy pulido en PC y con funciones tan interesantes como progresión y juego cruzado.

    En definitiva, estamos encantados con Diablo 4 y Santuario marca el camino de lo que esperamos que sea el retorno de Blizzard a la grandeza que parecía haber abandonado durante los últimos años.

    Hemos realizado este análisis en su versión de PC con un código proporcionado por Blizzard.

    Saúl González

    NOTA

    9

    Puntos positivos

    Un árbol de habilidades profundo pero a la vez sencillo de comprender.
    Vuelve a tener ese tono tétrico, sangriento y adulto que nunca debió abandonar.
    Una jugabilidad tan adictiva como siempre, con cientos de horas de contenido divertidísimo.

    Puntos negativos

    Los micropagos de la tienda son demasiado caros (aunque solo sean estéticos).
    La campaña a veces se alarga de forma bastante artificial.
    El equilibrio entre clases nos preocupa en el PVP.

    En resumen

    Diablo 4 vuelve por la puerta grande para ofrecernos la entrega más completa de la saga, un retorno por todo lo alto que devuelve a Blizzard por fin a la senda de la luz.
    En forosComentar en nuestros foros

    En forosComentar en nuestros foros

    Últimos análisis de PC, PS5, Xbox Series X/S, Xbox One y PS4

    Capes - Análisis
    Capes - Análisis
    Análisis
    2024-05-29 09:09:00
    Los superhéroes y la estrategia táctica se mezclan en un videojuego interesante para los amantes del género.
    Isles of Sea and Sky - Análisis
    Isles of Sea and Sky - Análisis
    Análisis
    2024-05-27 17:11:00
    Este pequeño título independiente nos conquista con su divertida aventura de exploración y puzles que combina géneros con muchísimo acierto.
    MULLET MAD JACK - Análisis
    MULLET MAD JACK - Análisis
    Análisis
    2024-05-26 12:40:00
    El estudio independiente Hammer95 presenta en su ópera prima un videojuego de disparos frenético, vistoso, inmersivo y con un tono cómico muy particular.
    System Shock Remake - Análisis
    System Shock Remake - Análisis
    Análisis
    2024-05-24 16:31:00
    El remake del mítico System Shock llega a consolas en su versión más reciente, que incluye varias mejoras.
    Lorelei and the Laser Eyes - Análisis
    Lorelei and the Laser Eyes - Análisis
    Análisis
    2024-05-23 08:50:00
    Simogo vuelve con un juego increíble prácticamente en todos sus apartados, que se corona como una de las sorpresas del año y uno de los mejores juegos de puzles recientes.
    Género/s: Action-RPG / Roguelike
    PEGI +18
    Plataformas:
    PC PS4 PS5
    Xbox One Xbox Series X/S

    Ficha técnica de la versión PC

    ANÁLISIS
    9
    COMUNIDAD
    8.78

    Diablo 4 para Ordenador

    16 votos

    Ficha técnica de la versión PS4

    ANÁLISIS
    9
    COMUNIDAD
    -

    Diablo 4 para PlayStation 4

    Sin votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión PS5

    ANÁLISIS
    9
    COMUNIDAD
    8.96

    Diablo 4 para PlayStation 5

    4 votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión Xbox One

    ANÁLISIS
    9
    COMUNIDAD
    -

    Diablo 4 para Xbox One

    Sin votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.

    Ficha técnica de la versión Xbox Series X/S

    ANÁLISIS
    9
    COMUNIDAD
    9

    Diablo 4 para Xbox Series X/S

    1 votos
    Insuficientes votos para figurar en los rankings.
    Flecha subir