Análisis de Dragon Quest: La Prometida Celestial (NDS)

Por fin, el quinto capítulo de la saga Dragon Quest llega a nuestras portátiles.
Dragon Quest: La Prometida Celestial
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Análisis de versión NDS.

Todo jugador que se considere aficionado al género de rol a estas alturas debería de conocer la saga Dragon Quest. Los aficionados más añejos que disfrutaran de videojuegos ya en las décadas de los ochenta y noventa (en los "inicios" de la industria), seguramente conocieron la saga a través de terceras partes, en conversaciones furtivas con los compañeros de estudios, o en casa de algún amigo que, casi de estraperlo, se hubiera hecho con la copia japonesa de alguno de los juegos de la saga original, y cuyo disfrute, generalmente, dependía proporcionalmente del conocimiento que dicho personaje tuviera sobre el idioma nativo del juego. Recordemos que, por aquél entonces, internet era casi un mito, y conseguir traducciones en línea de los mejores títulos japoneses era casi tan difícil como conseguir los propios títulos mediante la preciada importación.

La historia, en ocasiones, no es todo lo justa que debiera con los objetos de su estudio. Y, en este caso, la historia del mercado del videojuego en España ha dejado durante mucho tiempo de lado a la serie Dragon Quest, quizás por no adecuarse a los cánones que en la época hacían considerar que un producto era fácilmente comerciable entre el público aficionado, quién sabe. La cuestión es que, finalmente, la compañía Square Enix ha decidido hacer justicia con respecto a la veterana saga, y desde hace unos años se ha puesto las pilas con la distribución en tierras europeas de los últimos títulos publicados de la serie, como Dragon Quest Swords para Wii o Dragon Quest Heroes: Rocket Slime, para la portátil de Nintendo.

Visto el éxito de estas entregas en tierras europeas, y con vistas a la próxima salida al mercado de las últimas entregas de la saga (la novena y la décima) para Nintendo DS y Wii, respectivamente, Square Enix ha decidido rescatar del pasado algunos de los títulos de la serie original, reeditándolos para la portátil de doble pantalla. De esta manera, el año pasado se nos dio la oportunidad de jugar al cuarto episodio de la saga, Dragon Quest: Capítulos de los Elegidos, en una excelente remasterización muy fiel al espíritu original del título. La segunda reedición a cargo de la compañía japonesa es la que hoy nos ocupa en el presente análisis: La Prometida Celestial, un juego que, fundamentalmente, continúa con la idea de la edición anterior, aunque con algunas diferencias notorias en lo que se refiere al aspecto argumental y a la profundidad de su desarrollo.

PUBLICIDAD

Vida de héroe

En La Prometida Celestial -título aparecido originalmente en 1992, en el seno de la consola japonesa de dieciséis bits Super Famicom-, veremos una gran diferencia en el sistema narrativo respecto a lo visto en el episodio anterior de la saga. En esta ocasión, se optó por abandonar el sistema de capítulos de Dragon Quest IV (de ahí su título, Capítulos de los Elegidos) y establecer una dinámica narrativa en la que se nos relataría la vida y obras de nuestro joven protagonista casi desde su nacimiento. Puede sonar algo exagerado, pero ciertamente veremos en la introducción del título el nacimiento de nuestro héroe, al que nosotros mismos deberemos de bautizar. Después de una secuencia introductora ciertamente enigmática, pasaremos a controlar a un personaje de unos seis años, el cual acompaña a su padre en su camino hacia un destino y unas aventuras a priori bastante inciertos.

A medida que se nos vaya desvelando la trama del juego, iremos conociendo un número de personajes secundarios cada vez mayor, algunos de los cuales realmente importantes para el desarrollo de la aventura, otros que se ofrecerán a acompañarnos en nuestros deambulares por el mundo que engloba la historia del juego. De hecho, en este sentido, el juego ganó mucho respecto a su predecesor en lo que a relaciones con el resto de personajes se refiere, además de darnos diferentes opciones argumentales (con varios finales posibles) según sean nuestras decisiones dentro de la aventura. A medida que el juego siga su curso, veremos crecer a nuestro protagonista, metiéndose de lleno primero en la adolescencia y luego en la madurez. A medida que crezcamos, nuestras relaciones con el resto de personajes y el entorno cambiarán, llegando a planteársenos la posibilidad de poder casarnos con algunos de los personajes femeninos de la historia e, incluso, tener hijos.

Todo ello, como hemos dicho, condicionará nuestro resultado final en la aventura, la cual puede llegar a abarcar unas cuarenta horas de juego, o incluso más en caso de que queramos completar el cien por cien de la misma. Ciertamente, nos encontramos con un argumento mucho más elaborado y maduro que en el capítulo anterior de la saga, además de encontrarnos con una mayor profundidad de caracteres dentro del plantel de personajes que adorna el título. En este sentido, una de las opciones que el juego nos ofrece -y de la cual deberemos de saber dar buen uso para facilitarnos el camino hacia la victoria- es la de hablar con el resto de personajes de nuestro grupo, los cuales nos darán información suplementaria en todo momento acerca de las situaciones o escenarios en los que nos encontremos, e incluso sobre algunas de las conversaciones que mantengamos con el resto de personajes secundarios del juego.

De esta manera, el modo en el que el transcurso de la historia afecta a la jugabilidad condicionará nuestras decisiones en todo momento dentro del juego. Es muy de agradecer que esto ocurra en un género donde, en la mayoría de ocasiones, lo único que se nos da a elegir es el equipamiento e inventario de nuestros personajes. La interactividad del juego, en este sentido, es notoria y alcanza grados ciertamente impensables para la época en la que el título fue originalmente desarrollado. Por otra parte, otra de las opciones con la que contaremos dentro del título es la posibilidad de incorporar algunos monstruos y enemigos de los que nos encontremos en nuestro camino a nuestro grupo de combate, gracias a una habilidad especial de nuestro héroe.

Este hecho diferencial con respecto a los títulos anteriores, que luego se convertiría en una marca de la casa de la saga Dragon Quest, nos permitirá la creación de grupos de combate variados y de gran poder, sobre todo si vamos combatiendo con un gran número de monstruos y vamos subiendo de nivel a los integrantes de nuestro equipo, los cuales pueden llegar a volverse, a la larga, casi invencibles. Por otra parte, podremos llevar hasta cuatro personajes en nuestro grupo -no tres, como en el título anterior-, más cuatro personajes suplementarios en el carromato, en caso de que lo obtengamos durante el juego. Además, en todo momento se nos permitirá editar no sólo nuestra agrupación de combatientes, sino también las opciones tácticas y la estrategia a seguir de la misma.

Aún así, la dificultad del juego y de los combates, sin llegar a ser excesiva, se deja notar (seguramente, otro de los factores de factura retro del juego). En nuestro deambular por el mundo y las mazmorras de La Prometida Celestial, nos enfrentaremos a miríadas de monstruos en una cantidad ingente de combates aleatorios, en enfrentamientos que nos pondrán frente a frente con un elenco de enemigos que abarcarán un número variable de entre uno y seis individuos. La inteligencia táctica de nuestros enemigos es elevada, y el hecho de que nos enfrentemos a enemigos que, generalmente, siempre nos superan en nivel (cuando no en número) puede ponernos más de una situación comprometido. Aún así, el número de puntos de guardado en el juego es suficiente, con lo que pocas veces caeremos en combate después de un largo tiempo de juego por no haber podido guardar con anterioridad en ningún punto cercano, a no ser que realmente nos hayamos olvidado de ello.

Contaremos además para la ocasión con la inclusión de algunas novedades respecto a la edición original del juego, como algunos monstruos más (llegando a la cifra de cuarenta monstruos diferentes) y algún que otro personaje secundario añadido. Por lo demás, todo se mantiene prácticamente igual que en el título original, aunque, eso sí, con el mismo sistema de remasterización que viéramos ya en la entrega anterior de la saga para Nintendo DS, tanto en el aspecto jugable como en el apartado gráfico. Por otra parte, llegados a un punto determinado del juego, se nos permitirá a través de la conexión inalámbrica de nuestra consola intercambiar objetos y armas con otros jugadores que posean el juego.

Apartado técnico

En el apartado técnico, nos encontramos fundamentalmente ante un título creado a partir del canon propuesto por la anterior entrega de la serie en Nintendo DS: modelos de personajes creados en dos dimensiones sobre entornos absolutamente tridimensionales dan la impresión de unión de lo tradicional con lo moderno, siempre con una calidad gráfica muy notoria, pese a la determinación de Square Enix por mantener parte de las dos dimensiones originales. El hecho de que se nos permita girar las cámaras mediante los botones laterales de la consola, se mantiene, lo que aumenta las posibilidades de un sistema de juego a priori muy sencillo, dando un poco más de importancia al componente de exploración del juego.

Todo hay que decirlo, aún siendo un juego creado básicamente bajo el mismo patrón que su predecesor, se notan algunas mejoras en algunos diseños de escenarios, la inclusión de mejores texturas y algunos modelos y fondos realizados con mayor número de detalles. El hecho de que los combates paren la acción del juego y nos introduzcan en escenas bidimensionales prácticamente estáticas en las que sólo veremos a nuestros enemigos en acción, ciertamente, es un factor que aumenta la impresión de antigüedad del título original, pero siendo esto una decisión tomada expresamente por la propia compañía desarrolladora, y no un efecto causado por un desarrollo mediocre, tampoco consideramos que se pueda achacar como un error dentro del título.

La banda sonora del juego sigue dentro de la calidad esperada, con temas propios y exclusivos de la presente entrega, así como otros que ya pudimos escuchar en la edición anterior de la saga, de la mano del genial Koichi Sugiyama, y con una nueva instrumentación y remasterización de los temas que, sin duda, luce como nunca en la portátil. No escucharemos ninguna voz por parte de ningún personaje, y todo el argumento y los diálogos vendrán dados a través de cuadros de texto, pero la traducción es, simple y llanamente, excelente.

Continuamos también con el mismo sistema de juego: un sistema totalmente tradicional a través de la cruceta de control y los botones de nuestra consola. Parece que nuestros amigos de Square Enix aún no han encontrado la manera de adecuar convenientemente el manejo de sus juegos clásicos mediante el lápiz táctil de la Nintendo DS, cosa que, por otro lado, resulta comprensible, dado que los juegos originales no estaban pensados para ella, sino para ser manejados mediante los mandos convencionales de los sistemas de la época. Integrar porque sí un sistema innovador de control y que éste resulte incómodo o poco adecuado a un sistema de juego en concreto tampoco nos parece una solución acertada, por lo que respetamos la integridad de la compañía en este sentido.

La doble pantalla de la consola, de nuevo, sirve para mostrar a través de las dos pantallas del sistema unos escenarios más amplios en los momentos que nos adentremos en pueblos, ciudades o mazmorras. En nuestro deambular por el mundo del juego, veremos los atributos de nuestros personajes en la pantalla de arriba, así como algunos detalles de nuestro equipo, como el dinero del que disponemos. Durante los combates, veremos a nuestros personajes en la pantalla superior, con sus correspondientes atributos, mientras la acción se despliega en la pantalla inferior de la consola. La verdad es que, en general, se trata de un sistema de juego bastante clásico que da un rendimiento óptimo a esta clase de títulos en la portátil de Nintendo, siendo cómodo y de fácil aprehensión para cualquier jugador.

Conclusiones

La nueva edición de Dragon Quest, sin duda, es uno de los mejores títulos de rol de los que hasta el momento pueblan el catálogo del género en la consola. A pesar de que, fundamentalmente, es un título antiguo, con un sistema de juego muy clásico que no aprovecha casi las posibilidades específicas de la portátil, y un apartado técnico mejorado, pero de tintes bastante retro, no por ello deja de ser todo un hito dentro de la historia del género de rol y, por tanto, un juego que merece la pena ser jugado, tanto por los aficionados de edad que no lo pudieran disfrutar en el momento de su salida, como por las nuevas generaciones de jugadores.

NOTA

Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Puntos negativos

En resumen

PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
Género/s: Rol
PEGI +12
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 20/2/2009
  • Desarrollo: Square Enix
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
COMUNIDAD
8.96

PUNTÚA
Dragon Quest: La Prometida Celestial para Nintendo DS

71 votos
Flecha subir