Análisis de Jurassic World: The Game (iPhone)

Volvemos a Isla Nublar para asistir y gestionar la reapertura del parque temático más famoso y conocido del planeta, aunque parece ser que no todo será como lo pintan.
Jurassic World: The Game
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
6
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión iPhone.

Jurassic Park vuelve a estar de moda. A pocas semanas del estreno de la nueva entrega de la saga, Jurassic World, los dinosaurios creados con ingeniería genética regresan a nuestros smartphones y tablets, con una nueva entrega centrada en la gestión y la estrategia. Jurassic World: El juego sigue la senda del conocido Jurassic Park: Builder, con lo que nos encontraremos a los mandos del nuevo parque temático, buscando nuevas fuentes de ingresos, mejorando las instalaciones y proporcionando diversión ilimitada -siempre a cambio del precio de la entrada- a todos nuestros visitantes.

La reapertura de Jurassic Park

Construir el parque y mejorar sus instalaciones es una parte importante, pero menos predominante que en otros juegos del género.
Construir el parque y mejorar sus instalaciones es una parte importante, pero menos predominante que en otros juegos del género.

Ludia, desarrolladores de Jurassic Park: Builder, parecen ir sobre seguro. Jurassic World: El juego -que de momento, permanece en exclusiva en sistemas iOS- es más bien una actualización del concepto del juego que nos sorprendió hace unos años. No esperéis una secuela revolucionaria o radicalmente distinta, y ni mucho menos, una aplicación que siga los eventos de la próxima película de la histórica saga comenzada por Steven Spielberg y Michael Crichton hace más de dos décadas. Cuando hablamos de Jurassic World: El juego lo hacemos en unos términos muy conservadores, que aunque esto no debe ser malo por definición, sí pueden causar alguna ligera decepción en aquellos que quieran emular las aventuras de Chris Pratt desde el iPhone o el iPad -plataformas que tienen el juego, al parecer de momento, en exclusiva-.

Jurassic World: El juego arranca por todo lo alto: en mitad de una tormenta sobre Isla Nublar y durante el transporte de una peligrosa especie de terópodo. Una de las críticas más feroces contra la anterior entrega de la saga, era es que no aportaba nada técnicamente. Intentó en sus últimos coletazos añadir un modo de combates en tres dimensiones -que vuelven en esta secuela de la franquicia-, mejorar algo los gráficos y aumentar el número de ambientes y escenarios. Jurassic World: El juego, no es, ni mucho menos, una versión móvil de Jurassic Park: Operation Genesis, pero sí es un título que entra mejor por los ojos, con unos efectos de luz y texturas acordes a lo que se le puede exigir a una app de estas características.

PUBLICIDAD

En Jurassic World: El juego nos uniremos a Owen, Claire y el Dr.Wu en sus nuevas correrías genéticas por Isla Nublar, la famosa isla comprada por la corporación InGen al gobierno de Costa Rica. Desgraciadamente Hammond ya ha fallecido, y una nueva multinacional aparece en escena: Masrani Global. Bajo la tutela de la nueva empresa, deberemos asumir diferentes riesgos, construir nuevas atracciones y experimentar con nuevas especies de dinosaurios y criaturas prehistóricas hasta la fecha, inéditas.

Tras un escueto tutorial, en el que se nos explicarán los conceptos básicos de la gestión y el combate de criaturas, Jurassic World: El juego se revela ante nosotros como una app mucho más sencilla y enfocada hacia las batallas y la obtención de dinosaurios mediante sobres y cartas que a la gestión propiamente dicha. Esto, que puede sonar bien dada las características móviles de un juego de esta índole, no le sienta especialmente bien a la larga. Sí, en Jurassic World: El juego seguiremos construyendo edificios y escenografía para regocijo de nuestros visitantes, pero Ludia parece premiar la belicosidad de nuestros dinosaurios, marcándonos la mayoría de las misiones y objetivos a través de los combates entre especies.

Lo que parecía un simpático añadido en el anterior juego, se ha convertido en parte indispensable de ‘Jurassic World: El juego’: las batallas entre dinosaurios.
Lo que parecía un simpático añadido en el anterior juego, se ha convertido en parte indispensable de ‘Jurassic World: El juego’: las batallas entre dinosaurios.

La estructura es, a grandes rasgos, similar a la de Jurassic Park Builder pero mucho más directa, con lo que se crea la falsa sensación de que avanzamos más rápido que en otros juegos similares. En pocos minutos tendremos seis o siete especies de dinosaurios -al comienzo, con la excepción del triceratops, todos los animales que estarán bajo nuestro control serán variantes menos conocidas que las habituales-, incluso algún que otro edificio importante reportándonos beneficios. En un abrir y cerrar de ojos, nuestro Jurassic World abrirá las puertas, y estaremos recibiendo visitantes sin parar.

No hay que olvidar que estamos hablando de un free-to-play al uso, con nuevas características recién incluidas en el género, como los famosos sobres sorpresas. La mayor parte del tiempo lo pasaremos combatiendo -contra la I.A y contra distintos amigos, contactos y adversarios por todo el mundo a través de internet-, resolviendo misiones que nos irán llegando a nuestro correo y mejorando paulatinamente nuestras instalaciones. El éxito en Jurassic World, vendrá marcado por las recompensas en forma de monedas, billetes, alimento o recursos de ADN -esto último es el recurso más preciado del juego-, así que como en cualquier otro juego del género, todo tiene un coste -generalmente alto-. Más nos vale seguir la encorsetada y marcada mecánica de la app para avanzar, o nos encontraremos con varios muros jugables que nos impedirán seguir cómodamente con nuestra partida.

Los ingresos del parque, motor de un juego de gestión, al igual que en Jurassic Park Builder, vienen de distintas fuentes. Tenemos a los dinosaurios, que en función del nivel que tienen y la especie a la que pertenezcan -un Tiranosaurio Rex logra atraer a más visitantes que un Majungasaurio- , generan más o menos ingresos, así como los habituales edificios e instalaciones, que producen beneficios y dinero de forma constante aunque en menor cantidad. Una vez conseguimos subir un nivel -que es al fin y al cabo, la medición que nos guía en nuestro avance-, desbloquearemos un puñado de dinosaurios nuevos, más instalaciones y nuevos objetivos a cumplir, que esto sí que es cierto, son algo más variados que en la versión anterior. Lo mismo nos pedirán que mejoremos el código genético de un dinosaurio que lo alimentemos, pasando por reforzar la seguridad del parque o distribuir la decoración.

Si queremos ganar más dinero y tener un parque que obtenga más beneficios, debemos desbloquear nuevos dinosaurios y mejorar su código genético.
Si queremos ganar más dinero y tener un parque que obtenga más beneficios, debemos desbloquear nuevos dinosaurios y mejorar su código genético.

En estas lindes, Jurassic World: El juego, da la impresión de ser un título más bonito, atractivo y creíble técnicamente. Su dirección artística es loable -en consonancia con la nueva película, que apuesta por un estilo arquitectónico más fresco y acorde con los tiempos que corren-, y se han pulido ciertos detalles que los aficionados reclamaban desde hacía tiempo en la aplicación anterior. Hablamos de un escenario tridimensional, mejor distribuido y con un mejor control por la escala y el espacio -podemos movernos libremente por isla Nublar y visualizar incluso los restos del anterior parque temático de InGen-, de instalaciones muy realistas y de recintos para los animales prehistóricos más acordes con las necesidades -y tamaños- de estas criaturas. No es lo mismo exhibir un triceratops o un apatosaurio que un puñado de velociraptores, así como un animal terrestre no tiene las mismas necesidades ni requisitos que un pterodáctilo -que estrenan cúpulas y ambientes cerrados para evitar que se escapen o vuelen libremente.

Ahora podemos, gracias a una nueva cámara, acercarnos a interactuar con los animales. Podemos darles de comer, acariciarlos, incluso observarlos en su día a día. Cada especie tiene su propio diseño, sus movimientos, aspecto y texturas, así como rango y banco de sonidos -extraídos directamente de las películas de Universal- algo que los fanáticos agradecerán. Pasaremos muchísimo tiempo observándolos, dándoles alimento y recreándonos al verlos rugir. Jurassic World: El juego es una aplicación muy bien avenida, que funciona a la perfección en los dispositivos más modernos de Apple. Nosotros hemos corrido el juego en un iPhone 5S, un iPad de tercera generación y un iPad 2, y las diferencias entre el primero y los dos últimos, es notoria. La app está traducida al castellano y cuenta con soporte para Game Center.

Gracias al motor gráfico de ‘Jurassic World: El juego’, disfrutaremos de modelados en tres dimensiones muchos más detallados de los animales.
Gracias al motor gráfico de ‘Jurassic World: El juego’, disfrutaremos de modelados en tres dimensiones muchos más detallados de los animales.

Pero el principal problema es que, desgraciadamente y como os comentábamos, Jurassic World: El juego ha derivado en demasía hacia los sobres sorpresas de cartas -que marcan aleatoriamente y de manera un tanto tramposa nuestro destino- y los combates en el coliseo entre dinosaurios. Ya no existe esa sensación de control que teníamos antes. Ahora habrá especies de criaturas genéticas a las que no podemos acceder de ninguna manera, forzándonos a ir probando suerte con los sobres básicos, o si somos muy impacientes, con los de pago. Cabe matizar que en teoría no todos los dinosaurios son accesibles, con lo que habrá algunos que tendrán que ser obtenido a través de este injusto sistema de cromos y sobres de diferente grado de rareza.

El otro gran aspecto negativo, es el referente al combate. Por momentos, Jurassic World: El juego parece más un título de peleas de monstruos -como aquel infame Jurassic Park: Warpath-, en el que mediante turnos, intercambiaremos coletazos y dentelladas contra dinosaurios controlados por la inteligencia artificial y otros jugadores. Son muy básicos, diremos que hasta predecibles y aburridos, y nos obligan a mejorar los dinosaurios de manera tosca para conferir mejores movimientos y defendernos con mayor soltura -lo cual en el fondo es una treta para evitar que tengamos enormes cantidades de dinero o billetes en las arcas-.

Tenemos tres opciones -de ataque, defensa y concentración-, y una serie de puntos por turno a gastar, que podemos invertir de la manera que queramos. Es decir, podemos soltar un golpe más fuerte o distribuir nuestros puntos en defendernos, atacar y concentrarnos. Nosotros decidimos. El principal problema es que, más allá de la elección del grupo de dinosaurios que queremos lucir en combate -llegando incluso a parecer un juego de Pokémon al uso-, la app no transmite emoción alguna, ni incluso a través de su entramado online. Y eso, cuando hablamos de que es la vertiente y mecánica más importante del juego -por la que accedemos a los nuevos dinosaurios-, es un error grave.

La inclusión de los sobres aleatorios y de pago en el juego, corrompe en muchos enteros el avance y la diversión.
La inclusión de los sobres aleatorios y de pago en el juego, corrompe en muchos enteros el avance y la diversión.

Conclusiones finales

Jurassic World: El juego parece más una actualización del concepto del anterior título de la saga lanzado también para plataformas móviles, que un juego completamente nuevo. Ha mejorado algunas de las carencias del original, pero parece más volcado en la obtención de sobres y el combate que preocupado por ofrecer novedades al jugador. Sí, ahora tenemos especies de dinosaurios nuevas, e incluso el diseños de estos nos parece mucho más cuidado y realista. En definitiva: Jurassic World: El juego atesora un apartado gráfico en 3D espectacular en la distancias cortas. Puede que algunos de estos cambios y retoques sean suficientes como para justificar una secuela, pero no en los términos que se han acabado plasmando en la app. ¿Avalamos entonces el parque? Sí, pero con reservas.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Plataformas:
iPhone
Comprar en App Store

Ficha técnica de la versión iPhone

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 29/4/2015
  • Desarrollo: Ludia
  • Producción: Ludia
  • Distribución: App Store
  • Precio: Gratis
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
  • Web oficial
COMUNIDAD
6.62

PUNTÚA
Jurassic World: The Game para iPhone

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir