Vandal

Análisis de Metroid Prime (GameCube, Wii)

Pablo Sabariegos y J.M. Rubio ·
GRÁFICOS
9.6
SONIDO
9.5
NOTA
9.8
DIVERSIÓN
9.7
JUGABILIDAD
9.2
Análisis de versiones GameCube. La versión o versiones Wii todavía no salen.
Por fin está aquí
El planeta Zebes, el planeta natal SR-388, Mother Brain, Ridley, Kraid, la Academia Espacial, la colonia Ceres... a muchos tal vez no les suene demasiado esta serie de nombres que acabamos de enumerar pero si os decimos que todos ellos tienen en común a una bella heroína caza-recompensas enfundada en una dorada/anaranjada armadura que responde al nombre de Samus Aran seguro que la mayoría adivinaríais inmediatamente la saga de juegos a la que nos estamos refiriendo: Metroid. Surgida del "otro" gran genio de Nintendo (ya tristemente desaparecido) Gumpei Yokoi a mediados de los 80, Metroid por una razón u otra –que no vienen ahora al caso- siempre ha sido una saga secundaria frente a las intocables Mario y Zelda del gran pope Miyamoto. Y es que han pasado ya nueve largos e interminables años desde que Super Metroid (o Metroid III), el que fuera el último capítulo hasta hoy día continuara esta mítica saga en Super Nintendo, juego que merece al menos que le dediquemos algún párrafo en esta review. Super Metroid obra magna del in-house Intelligent Systems, fue un cartucho aparecido en nuestro país en un ya lejano mes de Septiembre de 1994 y con sus, por aquel entonces, descomunales 24 Megabits de memoria conformó uno de los mejores juegos de la 16 bits de Nintendo –sin duda merecería estar con todos los honores en un hipotético Top 5 de todo el catálogo de esta gran máquina- y dio toda una lección magistral de cómo debe ser un videojuego a todos los niveles: gráficos sencillos pero que recreaban a la perfección cada microclima del extenso mapeado de Zebes, sonido FX totalmente envolvente, banda sonora antológica y sobretodo una jugabilidad y adicción simplemente PERFECTAS capaz de absorber al jugador desde el mismo momento en que Samus aterrizaba en las lluviosas y grisáceas praderas de Crateria (superficie húmeda del planeta Zebes). Mención especial para la increíble intro jugable en la que Ridley roba la última larva metroide de la Academia Espacial, y sobretodo para el apoteósico final, épico donde los haya... Pero para hablar de Metroid Prime no hace falta remontarse tan atrás en el tiempo, basta con irnos a aquel ya inolvidable Space World del año 2000 donde fue mostrado por primera vez el diseño definitivo de GameCube. Junto a la máquina se mostraron también una serie de videos con "futuribles" juegos. Creo que no hace falta recordar que aquel que causó mas impacto fue uno en donde aparecía Samus corriendo por un claustrofóbico pasillo metálico perseguida por cientos de extrañas criaturas. Eso hacía presagiar que, por fin, tras perderse una generación, un nuevo Metroid estaba cerca. No tardaron mucho en surgir todo tipo de rumores que apuntaban directamente a un desconocido equipo de programación –por aquel entonces- afincado en Texas llamado Retro Studios. Rumores que se fueron desvelando poco a poco, sobretodo cuando en su propio website colocaron un revelador anuncio oficial pidiendo nuevos talentos que rezaba "Wanna program the next Metroid game?". Tras la confirmación oficial de que este equipo desarrollador tendría la titánica tarea de llevar la saga a las 3D, vino una cierta desconfianza inicial (lógica por otro lado) en los fans. Sobretodo cuando saltó la sorpresa de la perspectiva en primera persona en la que transcurriría la mayor parte del juego –todo el mundo esperaba un juego en tercera persona-. Pasaba el tiempo, llegó el E3 2001 y Nintendo sólo desveló el nombre definitivo del juego así como un nuevo video y algunos Concepts Arts... aún no había nada en forma jugable. A lo largo de ese año, la información acerca del título se iba dando con cuentagotas, además de salir a la luz pública determinados problemas internos de la compañía. Pero afortunadamente, siempre al final de un túnel viene la luz, en este caso el E3 2002, donde ya fue presentado en forma jugable dejando totalmente alucinado a todos los asistentes al evento. Metroid Prime ya estaba más que preparado para convertirse en el mejor juego de todo el futuro catálogo de GameCube. Samus Aran había llegado a una nueva galaxia... la galaxia de los 128 bits...
Cinco juegos, una saga
Para empezar, y para poner al día a los menos espabilados, realizaremos un rápido resumen de los juegos aparecidos hasta ahora y los ordenaremos cronológicamente. El primero fue Metroid, que salió en NES hace diecisiete años, en 1986, y fue el cartucho en el que se nos presentó a la caza-recompensas Samus Aran en el planeta Zebes, del mismo modo que a muchos de los peores enemigos que se encontrará Samus a lo largo de sus viajes interestelares como son Ridley, Kraid o Mother Brain. Metroid II: The Return of Samus fue el segundo juego, y apareció en la monocromática consola de Nintendo, GameBoy, allá por el año 1991. En este juego, la misión de Samus consistía en acabar de una vez y para siempre con la amenaza Metroid, para ello viajó a su planeta de origen, SR388, pero una serie de circunstancias hicieron que Samus no acabara con todos ellos pues cogió una larva que llevó al laboratorio de Ceres en el que sería estudiada. Años más tarde salió Super Metroid, juego que salió para "El Cerebro de la Bestia" en este cartucho, del cual hemos hablado ya arriba, Samus vuelve a Zebes para rescatar a la pequeña larva Metroid, la cual ha sido raptada por Ridley de la colonia espacial de investigación. Con uno de los finales más épicos de la historia de los videojuegos, Super Metroid nos dejó el camino despejado para que nueve años después llegara su secuela, Metroid Fusion, en el que Samus regresa a SR388 donde se encontraría con el virus parásito "X". Pese a ser Metroid Prime el último juego de la saga, su historia se encuentra entre Metroid y Metroid II. Samus ha descubierto que los piratas espaciales (Ridley entre ellos) se esconden en un lejano planeta denominado Tallon IV en el que experimentan con un potente producto cancerígeno llamado Phazon. Tallon IV siempre ha sido un planeta pacífico ya que una raza llamada Chozo es la que habitaba dicho planeta. Los Chozos son una antigua y sabia raza de hombres-pájaro, amantes de la paz y con un poder tecnológico verdaderamente asombroso pero que tras la explosión de un meteorito en el planeta y la aparición de Phazon tuvieron que abandonarlo. Aquí es donde tomamos el control de la caza-recompensas, que debe infiltrarse en el planeta y descubrir qué es lo que está pasando realmente.
¿Una aventura en primera persona?
Si Retro Studios definió a Metroid Prime como un First-Person Adventure -aventura en primera persona- es por algo. Ya al jugar por primera vez y probar los controles te das cuenta de que algo pasa, no es como los shooters convencionales. El control es muy distinto, y si bien parece que es confuso o incluso malo, espera a jugar un par de minutos y verás como Retro Studios lo tiene todo perfectamente calculado. La ausencia de varias funciones como el movimiento lateral (hay que pulsar un botón, no puede combinarse con el movimiento de giro como en los FPS normales) puede resultar frustrante al principio pero cuando llevas gran parte del juego te das cuenta de que está mucho mejor así ya que, gracias a esto, se han utilizado los botones del mando para otras funciones mucho más útiles en aventuras como ésta. Cualquier persona que haya jugado a algún Metroid (o incluso al reciente Metroid Fusion de GameBoy Advance) puede imaginarse perfectamente cómo será la jugabilidad de Metroid Prime. Muy resumidamente: nos encontramos en un mundo extraño, enorme, y sin armadura –vaya novedad-, nuestro deber principal es explorar todos los rincones para de ese modo ir restableciendo nuestros poderes mientras que vamos encontrando nuevos caminos y abriendo puertas. Sencillo, ¿verdad?. No tanto. Jefes enormes, luchas contra malvados piratas espaciales, un mundo lleno de plataformas y terribles trampas y miles de secretos es lo que nos encontraremos en Metroid Prime. Como muchos habréis podido apreciar, Retro Studios sigue fielmente el carisma de la saga, con armas y artilugios muy similares a los de anteriores juegos (bendita morph ball), aunque con grandes novedades como la Visión Infrarroja. Pese a esto, la principal diferencia con sus "precuelas" es que la historia no se desarrolla al principio y al final del juego –es decir, secuencia de introducción y, cuando matamos al último jefe, secuencia final-, ya que gracias al scanner de Samus podremos ir adquiriendo información de absolutamente todo. Samus tendrá una especie de diario en el que se guardarán todos los datos recogidos por el scanner, ya sea información de los enemigos –ésta es una de las cosas que más me impresionó ya que si escaneamos un cadáver nos dará la causa de su muerte, ya sea una contusión cerebral o un disparo en el abdomen- o información sobre lo ocurrido en Tallon IV. El scanner también puede marcar una pauta sobre cómo pasarnos el juego, me explico: si escaneas absolutamente todo y quieres conocer todos los datos sobre la historia y sobre las criaturas de Tallon IV, seguramente tardarás bastante en pasarte el juego, de 30 a 40 horas por lo menos, pero si por el contrario te aburre el escanear constantemente y prefieres no escanear más que algunos puntos –los justos para abrir algunas puertas y obtener información importante-, tardarás muchísimo menos. También hay que hacer especial hincapié en la gran cantidad de extras que contiene Metroid Prime porque dependiendo del número de secretos que consigas y el tiempo que tardes, verás uno de las múltiples secuencias finales que contiene el juego. También, si eres un afortunado poseedor de Metroid Fusion, podrás usar la conectividad entre GCN y GBA para jugar al primer Metroid aparecido en la ya mítica Nintendo. No podemos dejar de comentar que la versión PAL trae algunas mejoras respecto a la NTSC. Como es obvio –o bueno, no tanto- el juego está totalmente traducido al castellano, una buena traducción además. Entre ellas destacar que al más puro estilo SNES, hay algunas puertas que necesitarán ser disparadas unas cuantas veces para poderse abrir. Determinados enemigos son ahora más duros de pelar. Las recargas de energía y munición serán mas escasas. Y bastante curioso, se han incluido voces tanto en la intro como en el final del juego, pasando por los análisis de objetos y las aperturas de puertas. Eso sí, todas ellas en inglés.
Una atmósfera impresionante a 60fps
Posiblemente sea este el punto fuerte de Metroid Prime. Gráficamente es de lo mejor visto hasta ahora para cualquier consola y lo mejor sin duda para GameCube, superando incluso a prodigios gráficos como Star Wars: Rogue Leader o Star Fox Adventures. Hablando con franqueza, Metroid Prime es de los juegos que más nos ha impactado gráficamente en esta generación, y no hablo sólo de los miles de polígonos que puede manejar sino de la velocidad con la que ellos se manejan porque pese a haber momentos en el que el número de enemigos se dispara –¿A alguien le suena el video del Space World 2000 en el que se veía a Samus correr por un pasadizo metálico perseguida por miles de pequeñas criaturas?-, el juego siempre se mantiene a 60 frames. Impresionante. Naturalmente, para conseguir esto se han tenido que descuidar otros aspectos, como puede ser el caso de algunas texturas en baja resolución o lo poco espectacular que se ve el agua, y más aún si la comparamos con la de otros juegos como Super Mario Sunshine o Star Fox Adventures. Como contrapunto, y como ya es habitual en todos los Metroid: la inmejorable atmósfera. Una vez aterrizas en Tallon IV, no puedes salir de ahí, el ambiente está tan bien conseguido que es difícil no meterse en el papel protagonista. A esto ayuda la perspectiva en primera persona de Metroid Prime que, aún habiendo sido muy criticada en un principio, Retro Studios se ha encargado de demostrar lo acertados que estuvieron al elegirla; la multitud de efectos que nos sucederán es impresionante, como las gotas de agua que se quedan en el cristal del casco al salir del agua, las salpicaduras de sangre de las criaturas, el reflejo del rostro de Samus en el cristal, el rastro luminoso que deja tras de si la Morph Ball, iluminando las inmediaciones y un sinfín de detalles más. Soberbio. Los escenarios también están perfectamente elaborados, con una paleta de colores muy acertada y con un diseño que llega a resultar sobrecogedor en varias ocasiones. Las construcciones Chozo, los parajes helados, los paisajes más selváticos o los rincones más calurosos como las cavernas volcánicas son claro ejemplo de lo que estamos hablando. Los enemigos tampoco se quedan atrás ya que, aún habiendo una considerable cantidad, todos están realizados intachablemente, y no sólo las nuevas criaturas sino también las que ya aparecieron en anteriores entregas.
Banda sonora totalmente absorbente
El sonido y la banda sonora de Metroid Prime es otro aspecto totalmente alucinante del juego. Como no podía ser de otra forma, de nuevo el gran compositor Kenyi Yamamoto que ya nos deleitó con los inolvidables tema de Super Metroid (la cual es considerada a todas luces una de las mejores y brillantes BSO del mundillo) vuelve a la carga en 128 bits. Disfrutaremos de hermosas pero a la vez inquietantes nuevas melodías que en todo momento refuerzan y aumentan la sensación de estar recorriendo extraños y desconocidos parajes... junto a fabulosos remixes de temas clásicos de Super Metroid. El conjunto crea una increíble atmósfera musical que se integra a la perfección y se corresponde en todo momento con lo que sucede (o va a suceder) en la pantalla. Como acabamos de comentar, los ya veteranos de la saga reconocerán ipso-facto muchísimos temas de la saga sabiamente adaptados a los tiempos actuales. Una maravilla. Los efectos sonoros tampoco se quedan atrás. Gracias al uso del cada vez mas imprescindible Dolby Prologic II, disfrutaremos de un sonido envolvente realmente espectacular. Desde los efectos de pisadas, disparos de todo tipo, explosiones y artefactos Chozo varios, con mención especial para los extraños sonidos de la peculiar flora y fauna de Tallon IV que nos rodeará en todo momento, creando una sensación de tensión impresionante.
Conclusiones
Se suele decir que todo lo bueno se hace esperar, dicho que se podría aplicar al pie de la letra a esta clásica saga. Y es que como servidor dijo ya hace unos meses, esta es, por encima de Mario y Zelda, la generación Metroid... por derecho propio, tras nueve años (que se dice pronto) de interminable espera para poder disfrutar de una nueva epopeya de nuestra adorada heroína. A las pruebas me remito: a la llegada hace unos meses del sensacional Metroid Fusion (de Intelligent Systems) para GBA se le une ahora Metroid Prime para la máquina estrella de Nintendo conformando respectivamente los mejores juegos de todo el catálogo de cada máquina a día de hoy. ¿Se puede pedir un retorno más glorioso para tan mítica saga? Imposible. Como fan incondicional, tengo que reconocer que tuve una desconfianza total en Retro Studios "¿unos programadores no japoneses, que no los conocen ni en su casa, haciendo un Metroid para Gc? Hmmm mal asunto, mal asunto" pensé. Hasta incluso cuando se mostró ya en forma jugable en el pasado E3 no estaba uno muy convencido de cómo quedaría la cosa. Craso error. Afortunadamente no podía estar mas equivocado. De MP podría estar hablando horas y horas alabando sus cientos de virtudes y ningún defecto, porque uno ya a estas alturas sabe perfectamente cuando está delante de un trabajo soberbio, de una OBRA MAESTRA con mayúsculas... pero si tuviese que quedarme sólo con algo, sólo con un detalle... ese sería el perfecto paso a las 3D, en mi modesta opinión, mucho mas meritorio que ese inevitable tránsito que en su día ya acometieron Mario y Link. Ni en mis mejores sueños pude imaginar un Metroid poligonal así de jugable y espectacular respetando a la vez todo el encanto, ambiente y espíritu original de la saga. No hace falta más que jugar media hora escasa (previa adaptación a los nuevos controles, como consecuencia lógica del cambio de perspectiva) para darse cuenta de ello: MP es un Metroid con todas las de la ley. Y si aún hay algún incrédulo, que pruebe a jugar en Super Metroid la llegada de Samus a la brumosa Crateria y acto seguido haga lo mismo en Metroid Prime, sobre la superficie lluviosa de Tallon IV... sin duda todo un guiño de Retro al clásico de Snes. Poco más tengo que añadir más que absolutamente ningún usuario del cubo de Nintendo debería perderse semejante genialidad en forma de GOD. No podría acabar de otra manera si no es con el ya mítico: "The Last Metroid is in Captivity, the Galaxy is at Peace…"

José Miguel Rubio

Nueve años que llevamos esperando. Nueve. Tras una generación en blanco, todos los Metroidfans nos desesperábamos al pensar que posiblemente no volveríamos a jugar jamás a un nuevo Metroid, una de las mejores y peor tratadas sagas de Nintendo. Pero tras el video del Space World 2000 en el que se veía a Samus correr por un pasadizo metálico perseguida por una horda de pequeños monstruos y después de la confirmación oficial por parte de Nintendo, todas las esperanzas volvieron a surgir. Y después de, repito, nueve años de espera, ya los tenemos aquí. Parece que Nintendo se ha puesto las pilas puesto que no sólo nos ha traído dos nuevos Metroid (uno en 2D y otro en 3D, para todos los gustos) sino dos auténticos juegazos que se colocan directamente en el primer puesto de sus respectivas consolas. Debo admitir que, al igual que mi compañero de redacción, en un principio andaba bastante desconfiado con el juego. Y no sólo porque la compañía encargada de tridimensionalizar a mi querida Samus era americana –juego en primera persona unido a compañía americana... adivinad qué juegos se me vinieron a la mente-, sino porque ni el equipo de Super Metroid (Intelligent Systems) ni el creador de la saga, Gumpei Yokoi, se encargarían de él. Sin embargo, las razones son bien distintas ya que mientras Intelligent Systems no pudo hacerse cargo del juego a causa del otro Metroid, desgraciadamente Gumpei Yokoi, creador de grandísimas proyectos de Nintendo como la GameBoy, las famosas Game&Watch o el mismo Metroid, falleció hace ya seis años en un accidente automovilístico. Debido a esto, el grado de temor porque me fueran a estropear la saga era bastante grande pero... después de ver los primeros videos y, sobre todo, tras percibir con mis propios ojos el juego, me doy cuenta de lo mal que hice en prejuzgar a Retro Studios: Metroid Prime es una maravilla. No sólo como juego en sí –que lo es- sino porque conjuntamente conserva todo el espíritu Metroid –las puertas de colores, los items, los fantásticos remixes, los sonidos fx clavados a los de Super Metroid...- con un sistema de juego brillante, una atmósfera perfecta, un control sutil, una banda sonora de infarto y una duración total de más de 50 horas. ¿Qué más pedir? En definitiva, tras muchísimas horas de juego puedo declarar, y sin miedo a equivocarme, que nos encontramos ante un señor Metroid y, sobre todo, ante un señor juego, que se ha convertido, indudablemente, en el buque insignia del ya amplio catálogo de GameCube y en uno de los mejores juegos de esta generación. Tanto para los incondicionales como para los no, compra más que obligada.

Pablo G. Sabariegos

Y después de las opiniones y conclusiones de dos acérrimos fans de la saga viene la de un servidor, que va a empezar a serlo en cuanto acabe de destripar este título que nos ocupa. Mi historial metroidiano es nulo, apenas toqué Super Metroid de SNES y todas las demás versiones ni siquiera las he probado a día de hoy –entiéndase versiones antiguas-. Pero aun sin llevar años esperando una secuela, como es el caso de mis compañeros, desde el primer día en que Metroid Prime fue mostrado a la luz llevo esperando su salida al mercado. Una larga espera que, por suerte, los propios creadores de Super Metroid me han hecho a mí y a la comunidad de jugones algo más corta, con el genial y para mi mejor juego de Game Boy Advance Metroid Fusion, el cual mantiene intacto el espíritu del título de SNES. Y como yo no soy –era, mejor dicho- un fan de la saga, no me preocupaba ni el desarrollo en primera persona y en completo 3D (¿¡Metroid en 3D!? se dijo por entonces) ni el nuevo desarrollador (no japonés, sin experiencia alguna y sin haber participado en Metroid alguno). Y después de acabarme Metroid Fusion y apenas quedar un par de mesecitos para la salida de MP, pues no me quedaba otra que ir siguiendo las noticias y novedades que tendría la versión PAL y seguir deleitándome con los millones de videos que día a día aparecían en Internet. Y por fin, llegó el día. Llegó el día. O mejor dicho, dos días antes. Agotado en todas las tiendas. Pero el viernes ya por fin me hice con él, en un Hipercor, el único lugar en el que lo encontré. Y a jugar, jugar, jugar. En el momento en que escribo esto ya he jugado unas cuantas horas y creo estar en disposición de afirmar que toda la expectación, todas las notazas otorgadas en los medios y todas mis ganas de jugar están totalmente justificadas, pues estamos ante toda una obra maestra. Sí, de esas que solo aparecen muy de vez en cuando y que marcan un antes y un después. Metroid Prime tiene el honor de inaugurar un nuevo género, o al menos si ha descubierto una nueva manera de orientar los shooters. La gente lo ha llamado first person adventure porque no se basa solo en disparar y disparar. Bueno, no creo que sea un problema el género al que pertenezca, no por ser (llamarlo mejor dicho) una cosa u otra va a dejar de ser una obra maestra. Pero bueno, no sé porque pierdo el tiempo escribiendo esto cuando ni siquiera he tomado parte en el análisis y sobretodo cuando tengo ahí en mi salón mi GameCube con ese juegazo llamado Metroid Prime, el cual no he terminado. Y después de él, a ver si recupero todo el tiempo perdido pasándome el resto de Metroid’s. Por cierto, a los usuarios de GC... PROHIBIDO PERDÉRSELO...

Jacobo Blasco

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-10-19 10:38:00
High Voltage Software desarrolla un juego que conecta las películas de Zombieland, con buenas intenciones pero bastante mejorable.
Análisis
2019-10-18 09:25:00
La saga Doraemon regresa en formato videojuego con un registro bastante curioso: el farming.
Análisis
2019-10-17 14:20:00
Nintendo vuelve al exergaming apostando por un videojuego que se controla a base de fuerza muscular y de correr, y que convierte al jugador en un mando.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-15 16:31:00
Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
Análisis
2019-10-15 09:46:00
Un tercer episodio de la genial saga de rol de Falcom que nos acerca al final de la aventura, con un sistema de combate más pulido que nunca.
Plataformas:
GameCube Wii
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
9.8
Desarrollo: Retro Studios
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD
9.12

PUNTÚA
Metroid Prime para GameCube

1032 votos
Ficha técnica de la versión Wii
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
COMUNIDAD
9.25

PUNTÚA
Metroid Prime para Wii

76 votos
Se añadirá al ranking en la próxima actualización diaria.
Flecha subir