Análisis de Kokuga eShop (Nintendo 3DS)

Los veteranos de G.rev experimentan con un “shooter” especialmente divertido en multijugador.
Kokuga eShop
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Nintendo 3DS.

Los juegos de naves de toda la vida han sido durante muchos años un género favorito para muchos jugones, pero descendió en popularidad con la llegada de los disparos en primera persona. Para evolucionar el género, algunas empresas iniciaron una "nueva generación" del shooter tradicional que podríamos categorizar de extrema, como por ejemplo el magnífico Ikaruga en el que G.rev participó en el desarrollo. Desde entonces, esta empresa japonesa ha participado en multitud de proyectos diferentes, muchos de ellos juegos de naves en dos dimensiones, el género que les motivó a fundar la empresa. Ahora nos llega este Kokuga, un claro experimento de la compañía para hacer un "shooter" diferente, que carece de chispa cuando lo jugamos solo pero que resulta vibrante cuando jugamos en compañía.

A manos de un poderoso tanque con multitud de poderes

Kokuga es un juego de disparos donde manejamos un poderoso tanque, una máquina de guerra que supone una de las pocas esperanzas del país al que pertenecemos. La historia carece de importancia, ya que se nos presenta como que dos países, llamados "I" y "A" se han enfrascado en una guerra motivada por las clásicas diferencias de los humanos. Con apenas unas líneas de texto en japonés e inglés, no hay ningún tipo de animación o arte que ilustre este conflicto, por lo que olvidaros de tener una excusa elaborada.

Movemos el tanque con el Pad Deslizante o la Cruceta Digital desplazándolo en cualquier dirección en lugar de como un vehículo normal, mientras que rotamos el cañón con los botones L y R, cuya velocidad de rotación nos parece un poco demasiado lenta e imprecisa, y con un botón configurable disparamos, aunque el disparo normal tiene una cadencia de tiro muy alta y es poco potente. En la pantalla táctil tenemos a disposición cuatro tarjetas electrónicas que nos otorgan mejoras temporales o bonificaciones de estado. Estas tarjetas están dispuestas de modo aleatorio, por lo que el jugador no puede tener control de las que dispone en el momento y tiene que pensar si usarlas o no según las condiciones.

PUBLICIDAD

Mejoras del tipo de disparo como puede ser triple en Y, cañón láser o bombas explosivas, ataques de zona, bonificaciones de potencia, defensa, invulnerabilidad, invisibilidad y por supuesto de recuperación. Hemos observado que jugando solos normalmente no nos vemos demasiado motivados a gastar estas tarjetas, ya que con un poco de habilidad a la hora de esquivar los disparos enemigos, manteniendo la distancia con los enemigos para enfrentarnos uno a uno, el jugador puede tener bajo control la partida con facilidad. No obstante, hay momentos en los que nos veremos en emboscadas o bien con los enemigos grandes donde prácticamente obligan a usar tarjetas, pero suelen ser momentos bajo presión donde resulta incómodo andar analizando las tarjetas que tenemos y esquivando balazos, por lo que lo normal es que acabemos dándole a cualquiera, algo que resulta poco satisfactorio.

Elige el nivel que quieras, acábatelo en dos pantallas

Una de las particularidades más extrañas de Kokuga, es como se presentan los niveles y los posibles finales del juego. Tenemos una matriz triangular donde podemos escoger todos los niveles y su nivel de dificultad desde el primer momento, a excepción de los tres niveles finales. Una vez escogemos un nivel inicial, solo podremos escoger uno adyacente. Esto nos permite tener total libertad a la hora de decidir el primer nivel que jugar o incluso la duración que queremos que tenga la partida, ya que podemos elegir jugar un nivel adyacente a uno final, y en la segunda pantalla ver un final. La verdad es que no comprendemos que ha pretendido el diseñador con esto más allá de otorgar libertad absoluta de decisión a los jugadores, pero el caso es resulta poco natural e intuitivo, además de que se pierde por completo cualquier tipo de progreso en la curva de dificultad.

 1

Es cierto que los niveles están nombrados con letras alfabéticas, pero no nos ha parecido que estén ordenados por dificultad. Tampoco parece que estén ordenados por número de elementos nuevos, ni nada por el estilo. Lo único bueno, es que el jugador puede ir probando a sus anchas para descubrir las pantallas, y si la supera, obtendrá una marca que lo indica. También está la posibilidad de enfrentarnos con una versión mejorada de jefe de cada pantalla que podemos elegir directamente, sin haber completado antes la pantalla. Resulta realmente extraño, pero creemos que tiene mucho sentido de cara al multijugador. Los niveles finales son una ambientación algo diferente y trata de tener una explicación argumental, también algo más largos pero no incluyen novedades destacables a nivel jugable. Lo que más nos ha disgustado es que los finales son poco más que texto y música, y no nos han parecido interesantes la verdad.

Los enemigos, el diseño de niveles y los jefes finales, el alma de Kokuga

Kokuga resulta divertido e interesante gracias a los enemigos, que en conjunción del diseño de niveles son lo que establecen un reto para el jugador. La inteligencia artificial no va más allá de simples rutinas, en las que los enemigos no son capaces ni de encontrar el camino entre obstáculos hacia el jugador, o incluso detectar cuando les estamos disparando sin que ellos hagan nada al respecto porque el jugador está fuera de su área de acción. Esto no es malo, ya que claramente está diseñado de ese modo y los niveles disponen de los enemigos de tal manera que supongan una dificultad. Tenemos torretas que son muy duras de pelar, tanques enemigos, unidades pequeñas, elementos del escenario móviles que incluso disparan, y algunas unidades especiales, que nos exigen precisión y sobre todo, esquivar muchas balas.

 2

Además, los diferentes tipos de enemigos y torretas varían de armamento, exactamente a los mismos tipos de disparos que puede usar el jugador con las tarjetas electrónicas. Normalmente los disparos normales no suponen más reto que el de ver su trayectoria y apartarse, pero los hay realmente peligrosos, como los perseguidores, los cañones laser o los misiles explosivos, lo que pone a prueba la destreza a la hora de conducir el tanque, así como en usar las paredes fijas o móviles para cubrirse. Esto se complementa con el diseño de los niveles, que en ocasiones son lineales y otras algo más laberínticas, por donde tenemos que buscar los centros de energía a destruir.

Mención especial se merecen los jefes finales y algunos de los medianos del juego, y es que han puesto mucho esfuerzo tanto en su diseño como su implementación, con formas y retos que pueden ser muy fáciles pero que implican mucho ritmo, a muy complicados de acertar y peligrosos. En ocasiones, incluso nos obliga a averiguar qué es lo que hay que hacer para dañarles, algo que se agradece.

 3

Por desgracia, cuando jugamos solos el juego sufre de dos problemas. El primero es que no tenemos tiempo para terminarnos la pantalla, así que aprenderemos a medir las distancias con los enemigos y dedicarnos a avanzar y retroceder constantemente para eliminarlos uno a uno. Los jefes finales y una fase donde el ritmo lo marca el juego resultan claramente las más emocionantes y divertidas, por lo que está claro que aquí se les ha pasado meter algún tipo de presión al jugador.

El otro problema, es que no tenemos ningún radar que nos indique donde están los centros de energía o la salida, y nos ha pasado varias veces que nos hemos perdido por los laberintos y que hemos acabado dando vueltas durante minutos buscando la salida sin enemigo alguno. Y no creáis que es difícil despistarse y pasarse de largo la salida, ya que el aspecto gráfico de esta no hace que parezca una salida y se confunde fácilmente con el resto de elementos gráficos del escenario. Un pequeño detalle incomprensible para un equipo tan experimentado como G.rev.

Un multijugador muy emocionante

Kokuga ofrece un modo multijugador cooperativo local que se puede jugar con un solo juego, es decir, hasta cuatro amigos nuestros pueden unirse a la partida con el modo descarga. Además, como los gráficos son muy sencillos, la velocidad de carga a excepción de la inicial resulta muy rápida, por lo que no echaremos de menos no tenerlo comprado todos. Kokuga resulta realmente sensacional jugándolo en este modo, ya que el principal problema del ritmo queda solventado por completo con la participación de más amigos porque los enemigos caen antes pero también hay más, con una cadencia de tiro es mayor, y en definitiva, todo es más rápido y divertido. La falta de un radar para localizar los objetivos no es tan dolorosa, pero sí que hemos echado de menos saber en qué dirección estaban nuestros compañeros.

 4

No solo el ritmo mejora con el multijugador, también la estrategia del juego se torna mucho más profunda. Si bien todas las mejoras de armamento son individuales, todas las mejoras de bonificación se comparten. Esto es super importante, ya que como hay mucho más ajetreo en pantalla, será realmente difícil que uno u otro jugador no caiga en combate, sobre todo en la dificultad Ultimate. Por eso mismo, nos veremos constantemente hablando entre nosotros, pidiendo ayuda a los demás, recuperar vida o que acabe con un enemigo concreto, siendo uno de los juegos de 3DS en multijugador local que más potencia la comunicación entre nosotros. Os aseguramos que si tenéis unos amigos para reunirse de vez en cuando, Kokuga es prácticamente un juego obligado. Todos los defectos y las cosas que no entendemos jugando solo, se justifican claramente en este modo multijugador.

Una implementación minimalista, pero que facilita mucho la interpretación

El aspecto gráfico de Kokuga, como podréis apreciar en las fotos y videos, resulta muy sencillo y poco cautivador a simple vista. Sin duda alguna los artistas no han tenido pretensión alguna a la hora de hacer este juego porque han querido que todo sea muy fácil y sencillo de interpretar, y lo cierto es que lo han conseguido. No resulta espectacular a no ser que estemos jugando en el multijugador y tengamos la pantalla llena de bichos matándose unos a otros, con cientos de partículas en pantalla y sin apenas ralentizaciones. Resulta curioso que el Director , Hiroshi Iushi sea un veterano grafista que nos impresionó con sus trabajos en Treasure, pero está claro que Kokuga se ve así por un motivos jugables.

El sonido es otro cantar, ya que el estudio contratado para la producción de la banda sonora ha realizado un trabajo sensacional. M2 ha preparado músicas sintetizadas que transmiten muy fielmente ese sentimiento de mundo virtual, que a la vez le imprimen de un sensacional ritmo a la partida mientras que son realmente agradables de escuchar. Una de las cosas que más nos ha cautivado es que la música cambia según vamos progresando en la partida, imprimiéndole más ritmo o dando un tono más victorioso según progresamos. Los efectos de sonido acompañan correctamente a la acción, con algunos sonidos que no suenan muy espectaculares pero otros muy contundentes, ayudándonos a entender lo que pasa y sobre todo anticipar los ataques poderosos de enemigos.

 5

Algo soso para jugar solo, pero muy espectacular y divertido en compañía

Terminamos nuestro análisis de Kokuga con la impresión de que ha sido diseñado de principio a fin con el multijugador en mente, y es que el ritmo de la partida cuando jugamos solo es demasiado lento y eso hace que incluso sea fácil, porque al no tener presión de tiempo podemos matar uno a uno a los enemigos. Cuando jugamos en difícil o el "ultimate" la cosa no mejora porque se torna más pesado ya que matar a todos los enemigos es un proceso muy lento. Por supuesto, podemos usar las tarjetas de ataques para acelerar las cosas, pero la sensación no es de peligro y no sientes emoción alguna, si no que da la sensación de desperdiciar el poder. Seguramente a muchos jugadores les gustará la idea de ir a su ritmo, poco a poco y con cuidado, pero "nuestro yo más arcade" ha echado de menos presión para avanzar y sentirse en el fragor de la batalla, como en la única pantalla en la que la situación no la controlamos nosotros y nos sentimos desbordados por el enemigo, o los estupendos jefes finales.

Sin embargo, la sensación de calma y lentitud se supera con naturalidad cuando estamos jugando con amigos, ya que entre todos eliminamos más rápidamente a los enemigos y nos sentimos motivados los unos por los otros a seguir avanzando, a lo que se suma la estrategia de ir combinando el uso de tarjetas para superar los retos o salvar a un compañero. El juego está equilibrado para este modo con más enemigos y son más feroces. Con que uno de nosotros haya comprado Kokuga ya podremos jugar con cuatro amigos gracias al modo descarga, por lo que si tenéis amigos con los que jugar a menudo, esta es una compra obligada por lo menos por uno de vosotros. Es cierto que es una pena que no hay modo online, pero cuando os reunáis, la estrategia y la comunicación que evoca jugando juntos es enorme y realmente os lo pasaréis en grande.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
Género/s: Shoot'em up / Shooter
PEGI +7
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
7.5
  • Fecha de lanzamiento: 11/7/2013
  • Desarrollo: G.Rev
  • Producción: G.Rev
  • Distribución: eShop
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: No
  • Online: No
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Kokuga eShop para Nintendo 3DS

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir