Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox

Repasamos 10 de las claves para el triunfo de Xbox Series X, la consola next-gen de Microsoft que cuenta con potencia y con servicios como Game Pass para atraer a los jugadores.
Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox
·

También te puede interesar:

  • Todos los juegos confirmados para Xbox Series X
  • Ayer Phil Spencer, principal responsable de la marca Xbox en la actualidad, publicó un extenso comunicado en el blog oficial de Xbox compartiendo una gran cantidad de detalles interesantes sobre Xbox Series X, la consola next-gen de Microsoft que llegará a las tiendas a finales de este mismo 2020 (probablemente en noviembre o a finales de octubre). Tras conocer estos nuevos detalles, en Vandal hemos decidido repasar con vosotros 10 puntos clave para asegurar el éxito de la próxima Xbox como su potencia, los SSD o los errores de Xbox One de los que ha aprendido Microsoft para ofrecernos un mejor producto "en la next-gen".

    PUBLICIDAD

    1. Un corazón creado por AMD

    Vamos a comenzar por el principio, por el corazón de la Xbox Series X que dará poder a la consola y que está fabricado por AMD, una APU en la que se unen el procesador y una tarjeta gráfica integrada personalizados para la nueva consola de Microsoft. El procesador será un Ryzen con arquitectura Zen 2 mientras que la gráfica del corazón de "Series X" será una Navi basada en la arquitectura RDNA 2. Ambas arquitecturas están basadas en un proceso de fabricación en 7 nm que, a priori, ayudará a mejorar el consumo de Xbox Series X con respecto a la generación actual.

    2. Una gran potencia: 12 Teraflops

    Relacionado con la gráfica nos encontramos con uno de los detalles que más suelen gustar a los amantes gráficos y que será clave para el éxito de la nueva generación, que son los 12 Teraflops de la GPU de Xbox Series X, lo que significa un gran salto intergeneracional ya que la consola alcanza un rendimiento que casi triplica al de PS4 Pro y que dobla al de Xbox One X. Esto permitirá que podamos disfrutar de juegos con mejores gráficos, mundos más grandes y una mayor tasa de FPS, factores importantes para los jugadores. De hecho, Xbox Series X será compatible con 120 FPS, lo que no quiere decir que sus juegos vayan a llegar a funcionar a esta tasa de imágenes por segundo, pero sí que los desarrolladores tendrán la posibilidad de ofrecerlos en juegos clave de acción rápida como, quizás, Fortnite.

    3. Almacenamiento SSD

    Otro de los puntos clave de la próxima generación es la llegada de las unidades de almacenamiento SSD que ya son un estándar en PC y que desembarcan por fin en consolas con la next-gen. Estas unidades tienen mayor velocidad de lectura y escritura, lo que permitirá a Xbox Series X cargar nuestros juegos más rápido, crear mundos más grandes en los que movernos a mayor velocidad y mejorar los "viajes rápidos" que suelen estar presentes en los juegos de mundo abierto y que ahora se harán en un abrir y cerrar de ojos.

    Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox

    4. DirectX RayTracing, menor latencia en los mandos y otras tecnologías punteras

    Ayer, Phil Spencer también nos habló de algunas de las tecnologías punteras que acompañarán a Xbox Series X y que jugarán un papel clave para el éxito de la nueva consola de Microsoft. Entre ellas estarán el DirectX RayTracing o trazado de rayos en tiempo real que mejorará la iluminación y los reflejos de los juegos e incluso el sonido. Otro ejemplo es la entrada de latencia dinámica DLI para mejorar la latencia de los mandos o la tasa de actualización variable para sincronizar la tasa de refresco de nuestra pantalla con los fps a los que se estén moviendo los juegos para evitar defectos gráficos como el tearing.

    5. Retrocompatibilidad total: Juegos y periféricos

    Un punto crucial para el éxito de Xbox Series X en la nueva generación es la retrocompatibilidad total que nos ofrece la consola que será compatible tanto con los juegos de las generaciones anteriores como con los mandos y otros periféricos que utilizábamos en plataformas Xbox, algo que agradecerán los jugadores que no se verán obligados a comprar un segundo mando o nuevos auriculares, pudiendo reutilizar los de Xbox One. Los juegos de las anteriores generaciones también son totalmente retrocompatibles e incluso se actualizarán sin necesidad de parches garantizando que comprando el juego una vez podamos disfrutarlo en su mejor versión tengamos la consola que tengamos. Por ejemplo, si compramos Halo Infinite para Xbox One y posteriormente adquirimos una Xbox Series X, el juego se actualizará automáticamente para la nueva consola sin necesidad de pagar un importe adicional, al igual que Cyberpunk 2077, algo que ya ha confirmado la propia CD Projekt, ya que las third-parties también podrán usar esta función.

    Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox 1

    6. Los fallos cometidos por Xbox One y la llegada de Phil Spencer

    Otro de los factores determinantes para el éxito de Xbox Series X es que Microsoft ha tomado buena nota de los fallos cometidos con Xbox One, que comenzó la generación imponiendo Kinect, centrándose demasiado en su vertiente multimedia y con distintos problemas de comunicación y fallos estratégicos que dañaron la imagen de la consola. Por suerte, a raíz de la llegada de Phil Spencer en 2014, los de Redmond comenzaron a reconocer y a aprender de estos errores, iniciando un proceso de recuperación de la marca Xbox con una mejor comunicación, el lanzamiento de Xbox One X, la adquisición de nuevos estudios de desarrollo para crear más exclusivos y la llegada de distintos servicios como la retrocompatibilidad o el Game Pass de los que hablaremos más adelante. Este aprendizaje con Xbox One y la llegada de Phil van a suponer, sin duda, un paso adelante de Microsoft que parece que no va a volver a tropezar con la misma piedra y que está optando por una senda mucho mejor con Xbox Series X que la que tomó en los primeros días de Xbox One.

    Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox 2

    7. Xbox Games Studios: La expansión de Microsoft para ofrecer más juegos

    Si hay algo que Microsoft ha hecho bien durante los últimos meses es ir adquiriendo distintos estudios clave para desarrollar nuevos juegos con la vista puesta en el lanzamiento de Xbox Series X este mismo año, contando con un total de 14 estudios que están trabajando en diversos títulos para el ecosistema Xbox. Sin ir más lejos tenemos a Ninja Theory (de Microsoft desde el 2018) trabajando en Hellblade 2 que nos asombró a todos con su primer tráiler en The Game Awards 2019 y a Playground Games desarrollando un RPG de mundo abierto (¿alguien ha dicho Fable?) y un nuevo Forza Horizon. Otros ejemplos son Obsidian (trabajando en Grounded), inXile Entertainment (Wasteland 3) o Double Fine (Psychonauts 2). Además, a estas y otras adquisiciones hay que añadir estudios de renombre ya clásicos para la marca verde como 343 Industries (Halo Infinite). Si queréis, podéis conocer todos los estudios de Microsoft y sus proyectos en este otro reportaje.

    8. Game Pass: la revolución de Xbox

    Xbox Game Pass, el conocido servicio de suscripción de Microsoft, también estará disponible en Xbox Series X, y por supuesto será una de sus piedras angulares, un servicio que ha entusiasmado a los aficionados a los videojuegos en general y a los amantes de Xbox en particular. Gracias a este servicio de suscripción podremos disfrutar de todos los juegos exclusivos para el ecosistema Xbox desde el minuto uno (como el próximo Halo Infinite, los Forza que estén por venir… etc.) además de un increíble catálogo de títulos de otras compañías a los que podemos acceder si somos suscriptores de Xbox Game Pass. La llegada de esta "suerte de tarifa plana" también a la nueva consola va a hacer que se convierta en una grata alternativa para muchos jugadores que quieran dar el salto a la nueva generación, y además gracias a la retrocompatibilidad ya han dicho que todos los juegos que están disponibles ahora mismo en este servicio al ser ejecutados en Xbox Series X recibirán todo tipo de ventajas, como mejoras gráficas o menores tiempos de carga, sin necesidad de que lancen parches específicos.

    Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox 3

    9. xCloud, el juego en la nube importa en la next-gen

    El servicio de juego en la nube xCloud va a jugar un papel fundamental en la estrategia de Microsoft con Xbox Series X y con el futuro del videojuego. Este servicio, actualmente en beta, nos permitirá jugar desde cualquier lugar a los juegos que hayamos comprado en la nueva consola de Microsoft o que tengamos en el Game Pass, e incluso utilizar la Xbox Series X como servidor para ejecutar los juegos desde el teléfono, algo similar al Remote Play de Steam o GameStream de NVIDIA. La nueva generación pasa también por el streaming como una alternativa para cuando no podemos disfrutar de toda la potencia de la nueva generación desde la comodidad del salón de nuestro hogar.

    PUBLICIDAD

    Xbox Series X: Los 10 puntos CLAVE para asegurar el éxito de la próxima Xbox 4

    10. El precio

    Por último, el precio también será clave en la adopción de Xbox Series X sobre todo en sus primeros meses de vida. Se trata de uno de los aspectos más importantes de los jugadores según diversas encuestas y de toda una incógnita en el momento en el que escribimos este reportaje ya que Microsoft aún no ha confirmado el precio final de la consola. Parece que la mayoría de los jugadores han asumido que será de unos 500 euros (el mismo que Xbox One en su lanzamiento), lo que nos parecería una cifra bastante adecuada, aunque habrá que ver si el potente hardware que esconde la consola hace que este precio previsto por muchos coincida o se varíe de alguna forma.

    Saúl González
    En forosComentar en nuestros foros

    En forosComentar en nuestros foros

    Flecha subir