Vandal Ware
  1. Vandal Ware
  2. Reviews
  3. Análisis ROG Zephyrus G14, un muy buen portátil para jugar encerrado en un pequeño chasis

Análisis ROG Zephyrus G14, un muy buen portátil para jugar encerrado en un pequeño chasis

Probamos el nuevo ASUS ROG Zephyrus G14, un portátil equipado con procesador y gráfica AMD de última generación que encierra un buen equipo para jugar en un chasis muy pequeño.
Análisis ROG Zephyrus G14, un muy buen portátil para jugar encerrado en un pequeño chasis
·

ASUS es una de las marcas de hardware más populares del mundo tanto por sus placas base como por sus gráficas y, por supuesto, por sus equipos, destacando sobre todo en los ordenadores portátiles y, si somos jugadores, en los portátiles gaming encuadrados dentro de la marca ROG.

Durante las últimas semanas he tenido la oportunidad de probar el nuevo ROG Zephyrus G14 de 2022, un portátil de tamaño más bien reducido que encierra en su interior un equipo bastante bueno para jugar gracias a su procesador y gráfica AMD de última generación.

PUBLICIDAD

Especificaciones técnicas

  • Procesador: AMD Ryzen 9 6900 HS
  • Tarjeta gráfica: AMD Radeon RX 6800S
  • RAM: 16 GB DDR5 en placa + 16GB DDR5-4800 SO-DIMM
  • Almacenamiento: 1TB M.2 NVMe™ PCIe® 4.0 SSD
  • Pantalla: ROG Nebula Display 14" 2560 x 1600 píxeles @120 Hz
  • SO: Windows 11
  • Puertos: Minijack, HDMI 2.0b, 2x USB 3.2 Gen 2 Tipo-A, 1x USB 3.2 Gen 2 tipo C compatible con pantallas, 1x USB 3.2 Gen 2 Tipo-C soporte DisplayPort / power delivery, 1x lector tarjetas (microSD) (UHS-II)
  • Red: Wi-Fi 6E(802.11ax)+Bluetooth 5.2 (Dual band) 2*2;(*BT puede cambiar con las actualizaciones del SO.)
  • Batería: Iones de litio de 4 celdas (76 WHrs, 4S1P)

Un equipo compacto

Lo primero que hay que dejar claro es que me he encontrado ante un portátil de tamaño reducido que apuesta a ser muy fácil de transportar tanto por su volumen como por ser bastante fino (para ser un equipo gaming) con unas dimensiones de 31,2 x 22,7x 1,85 centímetros junto a un peso de 1,65 Kg.

A nivel de diseño no es demasiado agresivo a pesar de estar ante un portátil gaming que a veces las compañías se empeñan en "enfurecer" con estéticas un tanto extrañas (por suerte no es el caso) y lo más destacable es su panel LED en la parte trasera de la pantalla que nos permite una gran personalización, pudiendo mostrar animaciones, la señal de audio, un texto específico o, como punto útil, notificaciones del sistema como la hora o el estado de la batería por poner dos ejemplos.

Una pantalla que apuesta por los 16:10

La pantalla se autodefine como una ROG Nebula Display con un panel IPS antireflejos que resulta bastante convincente incluso utilizándolo de día que apuesta por un formato de 16:10 cada vez más habitual en los portátiles para darnos una pantalla de 14 pulgadas un tanto más alta que nos viene muy bien sobre todo para trabajar.

La resolución de la pantalla es de 2560 x 1600 píxeles (la alternativa a los 1440p para este formato) mientras que la tasa de refresco es de 120 Hz, el tiempo de respuesta es de 3 milisegundos y cuenta con tecnología Adaptive-Sync compatible con la gráfica AMD Radeon que porta el equipo en su interior.

Mientras la he usado me ha gustado bastante la calidad de la pantalla con la respuesta de color (100 % DCI-P3) que ofrece en juegos o vídeo (por cierto tiene certificado Dolby Vision HDR) y, sobre todo, su panel antirreflejos para utilizarla en exteriores, algo que cada vez valoro más en un portátil, aunque tan solo sea para trabajar.

Equipado con hardware premium para darnos potencia de juego al máximo

Dejando el "chasis" y la pantalla, voy a ahora a hablaros de lo más importante de este equipo que es, evidentemente, su hardware, contando en este caso con componentes de primer nivel para lograr un muy buen rendimiento mientras he trabajado, jugado y hecho distintos test de rendimiento disfrutando de una experiencia fluida en todo momento.

Este equipo, como habéis podido leer más arriba en las especificaciones, estamos ante un portátil AMD Ryzen 9 6900 HS con 8 núcleos y 16 hilos con una velocidad de 4,9 GHz además de una gráfica Radeon RX 6800S con 8GB de memoria GDDR6, acompañados de 32 GB de memoria RAM DDR5 y de 1 TB de almacenamiento SSD NVMe M.2 con interfaz PCIe 4.0.

En cuanto a su rendimiento con este hardware que permite de sobra aprovechar las prestaciones de la pantalla (con sus 120 Hz) tenéis los resultados del test justo aquí abajo, ejecutando todo a resolución 2560 x 1600 píxeles junto a AMD FSR en el caso de juegos compatibles:

  • Cinebench R20 Single Core: 608
  • Cinebench R20 Multi Core: 5028
  • 3Dmark Time Spy: 8539
  • 3Dmark Night Raid: 45.428 Legendario
  • 3Dmark CPU Profile: 6383 puntos // 937 puntos en single core
  • Final Fantasy XV Benchmark: 5913 Fairly High
  • Wolfenstein Youngblood: 95 fps
  • God of War: 45 fps
  • Horizon Zero Dawn (FSR Calidad Ultra): 85 fps
  • Rise of the Tomb Raider: 60 fps
  • F1 2021: 61 con lluvia

Un teclado y un touchpad muy agradables... aunque se calientan demasiado

Otra cosa de la que me gusta hablar cuando pruebo un portátil es de su teclado, para mi fundamental ya que, al final, me dedico a escribir y, en el caso del ROG Zephyrus G14 he quedado bastante satisfecho gracias a unos interruptores que cuentan con un tacto chicle bastante agradable con interruptores de actuación rápida para responder bien a todo lo que se escribe en ellos. Además cuenta con un touchpad bastante grande y preciso que es muy cómodo.

La parte negativa de todo esto no es por culpa del teclado en si, sino que la tiene la refrigeración que no disipa bien el calor en la parte vital del teclado para jugar, la zona alrededor de las teclas W, A, S, D, que pueden llegar a calentarse bastante resultando incluso incómodo.

Gran conectividad y buena autonomía

Un punto muy a destacar del ROG Zephyrus G14 es su gran conectividad tanto en número de puertos (tenéis las especificaciones, de nuevo, al principio del texto) sino también por la calidad de su tarjeta WiFi que recogía la señal de mi router muy bien en todos los puntos de mi casa de tres plantas, pudiendo trabajar o jugar sin microcortes tanto desde la planta baja como desde el ático (el router está en la primera planta) con velocidades bastante estables.

En cuanto a la autonomía, el portátil sin jugar y con un uso equilibrado puede aguantar unas 10 horas que bajan a alrededor de 6 si lo usamos jugando lo que está bastante bien para un equipo de este estilo además de contar con función de carga rápida que nos lleva a tener la mitad de su batería cargada en poco más de media hora.

Conclusiones

El ROG Zephyrus G14 es un muy buen portátil para jugar sobre todo si tenemos en cuenta su tamaño reducido, contando con un hardware de primer nivel que nos sirve de sobra para jugar a todo lo que queramos a la resolución de su pantalla y más de 60 fps incluso en los modos gráficos más exigentes, además de contar con un buen teclado, conectividad y autonomía, siendo su fallo más destacable su problema de refrigeración que hace que la zona del teclado alrededor de las teclas W,A,S,D se caliente demasiado.

ROG Zephyrus G14
ROG Zephyrus G14

Puntos positivos

  • La pantalla es de primer nivel.
  • Un buen rendimiento muy equilibrado.
  • Su conectividad WiFi es muy estable incluso bastante alejada del router.

Puntos negativos

  • El teclado se calienta demasiado si jugamos durante un buen rato.
  • EL panel LED trasero es una curiosidad que encarece el producto.

Valoración

Estrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verde
El ROG Zephyrus G14 es un muy buen portátil para jugar de tamaño reducido con una pantalla de alta calidad y buen rendimiento al que solo le lastra su temperatura en el teclado a la hora de jugar.
Saúl González
asus rog
gaming
portátil
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Hardware

Comentarios: 1
Flecha subir