Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. The Batman: El nuevo batmóvil es una oda a los cómics y al personaje de DC

The Batman: El nuevo batmóvil es una oda a los cómics y al personaje de DC

El vehículo de Batman se estrenó ayer de forma oficial con las primeras imágenes de The Batman, la nueva película del murciélago. Pese a las críticas, se trata de un gran homenaje a los cómics.
The Batman: El nuevo batmóvil es una oda a los cómics y al personaje de DC
·

Síguenos

The Batman, la nueva película del director Matt Reeves sobre el justiciero de Gotham, presentó ayer sus primeras imágenes con el batmóvil como gran protagonista. El film, protagonizado por Robert Pattinson, será una aproximación distinta a las habituales en la gran pantalla, afianzándose en un concepto realista pero con una gran vena nostálgica. Los aficionados se quejaron mucho del aspecto del coche, un clásico dentro del universo de Batman, pero, ¿tienen razón?

PUBLICIDAD

El Batmóvil de The Batman: un guiño al coche de Batman de 1966 y a una versión 'inexperta' del personaje

Olvidemos los tanques de Frank Miller y el Tumbler de Christopher Nolan. El batmóvil de Matt Reeves en su versión de Batman es más clásico, retro y ciertamente nostálgico, a la par que realista. Y no por ello es una peor aproximación. El coche del hombre murciélago apareció por primera vez en Detective Comics No. 27 en el año 1939, como un vehículo rojo, y desde entonces se ha convertido en un elemento indispensable para el personaje y que, adaptación cinematográfica tras adaptación cinematográfica, ha lucido un aspecto distinto. Cada versión o perfil de Batman ha tenido un coche diseñado a su personalidad y decisiones, y en esta ocasión no será menos. El nuevo vehículo del Batman de Pattinson parece tener grandes similitudes con el batmóvil de la serie de televisión de Batman (1966), pues es la primera vez en décadas que el coche tiene el aspecto de, precisamente, un coche.

Al igual que aquel vetusto Lincoln-Futura, y, como destacan en varios medios especializados, hablamos de un vehículo que tiene la forma y la carrocería de un automóvil, sin formas estridentes, refuerzos demasiado obvios o estructuras exageradas. Sin embargo, y al igual que en los cómics, este complemento motorizado fue mutando y cambiando con el paso de los años. Las películas de Tim Burton, Batman (1989) y Batman Returns (1992) nos regalaron un aspecto art decó, un tanto agresivo, que se ha convertido en todo un icono para los aficionados al personaje y que de hecho, siguen siendo las transformaciones más reconocibles para cualquier espectador años después de su estreno en los cines de medio mundo. Mientras la versión de Burton era estilizada, elegante y funcional pese a tener la apariencia de un animal, Joel Schumacher fue llevando al coche del murciélago a otros derroteros mucho más fantasiosos y extraños en Batman Forever (1995) y Batman & Robin (1997). Sí, recogía el testigo de los cómics de DC, y apostaba por incluir gadgets y otros ingenios que lo permitían escalar o lanzar proyectiles de todo tipo.

Aunque las películas de Joel no tuvieran la calidad suficiente y acabaran entrando casi en el tono paródico, su batmóvil sí retroalimentó a una serie de artistas y dibujantes de Batman de aquel entonces, consiguiendo llevar con atino esta versión del vehículo que acabó calando, de alguna forma, en el imaginario colectivo. Y entonces, llegó Nolan. Tras años de barbecho en lo referente al cine, Batman regresó por todo lo alto con la trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan, que desde 2005 a 2012 presentó al respetable una versión del batmóvil mucho más palpable y realista, ofreciéndonos un coche militarista y tecnológicamente muy plausible que, como os comentábamos, era una versión un tanto tamizada del tanque visto en la obra maestra de Frank Miller, The Dark Knight Returns. Recogiendo ideas de los cómics, e incorporando incluso una motocicleta en su interior, este saltador, se fusionó con el carácter realista de la versión de Bruce Wayne interpretada por Christian Bale. Tras ello llegó el batmóvil de Zack Snyder para Batman v Superman: Dawn of Justice (2016) y Justice League (2017), una curiosa mezcla, como remarcan en The Hollywood Reporter, de las características de los coches de las películas de Nolan y Burton.

El batmóvil no es más que el fiel reflejo de la versión del personaje de cada momento

Pese a que estos films no gozan del respaldo de demasiados aficionados, se trata de una interesante versión, pues hablamos de un coche potente, con los toques militares del vehículo blindado de la trilogía del Caballero Oscuro, y al mismo tiempo con la particular idiosincracia del batmóvil de los cómics contemporáneos del personaje. Se trata de una versión muy avanzada, especial, que incluye ajustes muy particulares que demuestran, en cierta medida, la versión madura y veterana del Batman interpretado por Ben Affleck. ¿En qué posición nos deja esto? En que la versión de The Batman del coche no es más que una representación del carácter y el momento del personaje.

Pensadlo así. Si el vehículo es una muestra del momento y la versión del personaje, el Batman de Reeves y Pattinson es el epítome perfecto a los inicios del Cruzado de la Capa como vigilante de las calles de Gotham. La elección de un muscle car, equipado con un buen motor y cierto blindaje, es lo que haría un playboy reconvertido en héroe, escogiendo cuidadosamente un vehículo potente para huir, entrar y salir sin ser visto o patrullar las zonas de conflicto de la ciudad. Al igual que su propio traje, que parece estar confeccionado por él mismo, el batmóvil desvela mucho de la aproximación al murciélago que están llevando en esta adaptación. Dejando a un lado la alta tecnología o el militarismo que hemos visto en otras encarnaciones de chapa y goma, hablamos de un coche diseñado y alterado en base a las necesidades y la situación, podríamos hablar que carente de veteranía, de este Batman. Realista, y con reminiscencias al diseño del batmóvil de Neal Adams en los 70 y 80, también parece beber de las versiones noventeras del coche ideadas por Irv Novick y Dick Giordano. Pero si tuviéramos que escoger una versión o edición del vehículo, diríamos que parece sacada de Batman The New Adventures #408, momento mítico de Batman al aparecer por primera vez Jason Todd, el segundo Robin.

En cualquier caso, hablamos de un coche funcional -en principio sin armas o proyectiles evidentes-, negro, con elementos diseñados a mano y pequeña reminiscencias clásicas a los cómics, un buen ejemplo de hacia dónde nos quiere llevar Matt Reeves con su versión del propio antihéroe de DC Cómics. ¿Enfatizará el director de las últimas secuelas de El planeta de los Simios la faceta vigilante o justiciera del personaje a través de su forma locomoción? Sí, es muy probable.

Alberto González
batmovil
dc comics
matt reeves
robert pattinson
the batman
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 1
RANDOM
Flecha subir