1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica de 'Amigos imaginarios' - Ryan Reynolds y John Krasinski logran una película familiar que recuerda a lo mejor de Pixar

Crítica de 'Amigos imaginarios' - Ryan Reynolds y John Krasinski logran una película familiar que recuerda a lo mejor de Pixar

El filme logra un equilibrio casi perfecto entre la conexión emocional con los niños y la emoción de los adultos.
Crítica de 'Amigos imaginarios' -  Ryan Reynolds y John Krasinski logran una película familiar que recuerda a lo mejor de Pixar
·

Amigos imaginarios, la nueva película dirigida por John Krasinski (quién también interpreta al padre de la protagonista) que cuenta con Ryan Reynolds liderando el elenco, es una película familiar, sí, pero que se toma tan en serio que es redonda. Es perfecta para ir con los hijos o con los sobrinos y no aburrirse y no solo eso, saber encontrar y conectar con la parte más emocional de los niños, alcanzando por el camino la fibra sensible del adulto que los acompaña. Recordando a las películas clásicas de Pixar, no es perfecta en forma, pero lograr un equilibrio así en lo sentimental no está a la altura de todas las producciones.

La historia sigue a una niña, Bea, que estando en el peor momento de su vida, descubre que puede ver los amigos imaginarios de todo el mundo. Ellos tampoco están en su mejor momento ya que estas criaturas se quedaron atrás cuando aquellos niños que les imaginaron, crecieron y los olvidaron. Bea, interpretada por Cailey Fleming, Judith Grimes en The Walking Dead, junto a su vecino Cal, encarnado por Ryan Reynolds, que también ve a estos seres, montan una agencia para reasignar estos amigos imaginarios y reconectarlos con otro niño.

A caballo entre ‘Del revés’ y ‘Dentro del laberinto’

El filme, a caballo entre el Disney más de animación como Del revés y películas como Dentro del laberinto, desborda en lo emotivo para llegar al niño interior de cualquier adulto mientras entretiene y fomenta valores como la amistad, la importancia del cariño, el apoyo y la propia infancia. Que parezca una película de los 80 no es casualidad, de hecho, es complicado establecerla en un periodo concreto y de forma intencional, tiene alusiones a distintas épocas; probablemente para sumar el factor nostalgia que suele funcionar en los adultos que ahora están en edad de tener hijos, generación X y millennials.

Un elenco cargado de estrellas

En España, el doblaje de los amigos imaginarios coprotagonistas, Blue y Blossom, corre a cargo de Carlos Latre, a quién entrevistamos en Vandal Random acerca de la película, y Chenoa, mientras que en versión original, Krasinski tiró de agenda y ha conseguido un elenco que ni la próxima de Tarantino. Steve Carell, conocido por The Office, pone voz a Blue mientras que Phoebe Waller-Bridge de Fleabag es Blossom. El resto de criaturas cuentan con las voces de Louis Gossett Jr. (el osito Lewis), Emily Blunt (Uni la unicornio), Matt Damon (girasol), Maya Rudolph (Ally la cocodrilo), Jon Stewart (robot), Blake Lively (Octo gato), Sam Rockwell (super perro), Brad Pitt (Keith) https://www.etonline.com/media/videos/if-john-krasinski-confirms-brad-pitt-plays-invisible-character-keith-exclusive-225432, Amy Schumer (osito de gominola), Sebastian Maniscalco (ratón mago), Christopher Meloni (cosmo), John Krasinski (nube), Matthew Rhys (fantasma), George Clooney (hombre del espacio), Awkwafina (burbuja), Richard Jenkins (profesor de arte), Keegan-Michael Key (bola pegajosa o slime) y Bradley Cooper (hielo).

El diseño de estos amigos imaginarios, que en casi toda la película están bien integrados en la escena real (aunque en alguna desentonan), es digno de resaltar porque cada uno tiene su personalidad y recuerda, efectivamente, a una producción clásica de Pixar. Sin embargo, a pesar del colorido y los momentos divertido, hay una tristeza inherente en el filme, de la que serán más conscientes los adultos que los niños, que le aportan seriedad y un punto emocional muy intenso que está perfectamente acompañado por la banda sonora. Todo, hay que decirlo, desde un punto de vista optimista ante la adversidad, no al revés.

La dirección de John Krasinski, quien ha tenido que abandonar su tono más crudo de Un lugar tranquilo, crea un mundo que es tanto mágico como creíble, ya que logra desdibujar la línea entre la imaginación y el mundo tangible. Su enfoque en los detalles y su habilidad para equilibrar el drama con elementos de fantasía hacen que la película sea visualmente correcta y emocionalmente intensa. Mientras que el guion, también coescrito por Krasinski, se destaca como uno de los pilares de la película. La narrativa se desarrolla de manera fluida, centrándose en el crecimiento y desarrollo de los personajes principales. Los diálogos, cargados de sinceridad y, a menudo, de un toque poético, añaden profundidad a la historia, permitiendo que los espectadores se conecten con las luchas y triunfos de los personajes.

Una historia a la que le cuesta arrancar

En cuanto a las actuaciones, Reynolds y Fleming soportan todo el peso de la película, en especial, la actuación de Fleming es digna de mención teniendo en cuenta su edad, mientras que se nota cómo el actor de Deadpool desata su personalidad siempre que tiene un momento. Ambos tienen una química en pantalla que hace avanzar la propia historia, haciendo un filme creíble y sobre todo muy entrañable. Tiene sus peros ya que le cuesta arrancar, a veces se le escapa el tono y esto junto a algunas escenas, que no parecen mantener al 100 % la coherencia, puede confundir al espectador. Sin embargo, el clímax de la película resulta tan satisfactorio, que sobrepone a todo lo demás y termina convirtiéndose en el detonante que alude directamente al espectador adulto y su propia infancia.

Hemos visto 'Amigos imaginarios' en adelanto gracias a la cortesía de Paramount Pictures.

Comentarios: 0

En forosComentar en nuestros foros

Más sobre Cine

RANDOM
Flecha subir