15 videojuegos que sufrieron desarrollos eternos

Repasamos algunos de los casos más sonados de títulos que experimentaron un largo tiempo de desarrollo y que se lanzaron al mercado mucho más tarde de lo que sus estudios tenían previsto.
15 videojuegos que sufrieron desarrollos eternos
·

Los eternos desarrollos de videojuegos llevan existiendo desde los comienzos de nuestro hobby favorito, y es que ya sea por cuestiones de presupuesto, diferencias creativas, cambios de motor gráfico o disputas entre directivos, hay títulos que parece que nunca llegarán finalmente al mercado. En Vandal hemos querido recopilar algunos de los casos más sonados de desarrollos interminables que han pasado a la historia por diferentes motivos, ya sea porque estos se alargaron más de una década y terminaron siendo una decepción absoluta tras tantos años de espera, o porque, contra todo pronóstico, consiguieron estar a la altura de las expectativas a pesar de sus interminables retrasos.

Tened en cuenta que este reportaje se trata de una lista y no de un TOP ya que cada videojuego que hemos seleccionado se lanzó al mercado mucho más tarde de lo previsto por motivos muy diferentes. A pesar de que algunos de ellos son muy conocidos, estamos seguros de que la historia tras su complicado desarrollo no os dejará indiferentes.

1. Aliens: Colonial Marines (2001-2013)

Nos da algo de lástima arrancar este reportaje con Aliens: Colonial Marines, un shooter en primera persona que prometía muchísimo al estar inspirado por el interesante universo de ciencia ficción creado por Ridley Scott. Pese a que en sus diarios de desarrollo se podía sentir la pasión del equipo responsable por el material original, el título que se lanzó en febrero de 2013 tras incontables retrasos distaba enormemente de las expectativas generadas durante todo el tiempo que fue promocionado. Y es que, aunque parezca mentira, el juego inició su desarrollo en 2001 de la mano de Electronic Arts con la colaboración de 20th Century Studios (anteriormente conocida como 20th Century Fox).

Por diferentes razones, 20th Century Studios decidió cortar su relación con Electronic Arts y cedió el título a Sega. A partir de ese momento, el juego corrió a cargo del equipo de Gearbox Software, aunque con el tiempo varios desarrolladores que estuvieron implicados en el proyecto revelaron que TimeGate Studios colaboró en diferentes áreas. De hecho, se dice que los desarrolladores de TimeGate echaron una mano en el modo multijugador y en el modo campaña, además de diseñar algunas armas, personajes, secciones de la historia y varios tipos de Xenomorfos. Este largo desarrollo conjunto, que no parecía tener a nadie al volante, acabó desembocando en un auténtico monstruo de Frankenstein con un apartado técnico muy pobre, numerosos bugs aquí y allá, una inteligencia artificial irrisoria, una jugabilidad demasiado genérica y muy pocos alicientes para los fans más allá de algunos guiños y referencias a Aliens: El Regreso, la cinta dirigida por James Cameron.

2. Cyberpunk 2077 (2012-2020)

Cyberpunk 2077 es uno de esos videojuegos que generó enormes expectativas durante su larga campaña de promoción y que, cuando se puso a la venta tras unos 8 años de desarrollo, acabó siendo una desilusión enorme para los fans de la ciencia ficción y los títulos de rol y acción en mundo abierto. Tras el excelente cierre de trilogía que supuso The Witcher 3: Wild Hunt para la saga de fantasía protagonizada por Geralt de Rivia, los jugadores confiaban plenamente en el talento de CD Projekt Red como estudio, aunque el estado en el que salió su último juego ha afectado gravemente a su imagen.

¿Qué ocurrió exactamente durante el desarrollo de Cyberpunk 2077? A modo de resumen podríamos decir que tras anunciarse en 2012 y mostrarse en un breve teaser tráiler en 2013, el título entró en una espiral de problemas derivados de una mala gestión del proyecto. Durante los años posteriores a su anuncio surgieron numerosas acusaciones de explotación laboral por parte de varios desarrolladores, quienes protestaron por los plazos de entrega infernales a los que tenían que enfrentarse. Esta situación derivó, como viene siendo habitual en este tipo de desarrollos tan caóticos, en incontables retrasos y, para empeorar las cosas, en unas versiones para PS4 y Xbox One totalmente defectuosas, repletas de bugs y que fueron devueltas a las tiendas por miles de jugadores.

Suerte que Cyberpunk 2077 ha mejorado bastante gracias a varios parches de actualización que han arreglado la mayoría de sus defectos, aunque este desastroso lanzamiento ha dejado una mancha imborrable en el historial de CD Projekt Red.

3. Doom (2008-2016)

El desarrollo del reboot de Doom que llegó a nuestras consolas y ordenadores en 2016 no fue precisamente un camino de rosas. El juego comenzó su producción de la mano de id Software a principios de 2008 y desde sus inicios se dejó claro que este no iba a ser una secuela directa de Doom 3 a pesar de que se le conoció durante muchos años como Doom 4. Según han declarado a lo largo de los años varios de los responsables que estuvieron implicados en el título, entre 2011 y 2013 el desarrollo tuvo que ser reiniciado debido a que la versión en la que estaban trabajando no cumplía con los estándar mínimos de calidad que Bethesda y el propio equipo de id Software esperaban para una saga tan icónica.

Al parecer, esta versión que hemos mencionado se alejaba demasiado de la esencia original de Doom. En palabras de Marty Stratton, productor ejecutivo de id Software, el título contaba con demonios y otra clase de criaturas salidas del averno como las anteriores entregas, aunque carecía de algunos elementos clave como la música metal y la jugabilidad se parecía demasiado a la de Call of Duty hasta el punto de que Doom Slayer no se sentía poderoso frente a sus enemigos. Afortunadamente, los desarrolladores trabajaron duro en adaptar la jugabilidad clásica de Doom a las sensibilidades modernas y lanzaron al mercado uno de los shooter en primera persona más frenéticos, violentos, largos, variados y endiabladamente divertidos de la pasada generación. Toda una muestra de que, a veces, reconducir el desarrollo de los videojuegos durante su elaboración puede ser una gran idea.

PUBLICIDAD

4. Duke Nukem Forever (1996-2011)

De entre todos los videojuegos que hemos escogido para este reportaje, Duke Nukem Forever se lleva la palma por ser el que más tiempo estuvo en desarrollo. A pesar de que este gamberro shooter en primera persona con toques de ciencia ficción se puso a la venta en 2011 para PS3, Xbox 360 y PC, el inicio de su desarrollo se remonta a 1996. Tras la buena recepción que tuvo Duke Nukem 3D, el equipo de 3D Realms se puso manos a la obra para trabajar en su ambiciosa secuela, la cual se mostró por primera vez en 1997. Hasta ese momento todo parecía ir sobre ruedas, aunque repentinamente el estudio se tuvo que enfrentar a múltiples problemas relacionados con la financiación del título y peleas internas por parte de varios miembros del equipo que querían tomar el control creativo.

Durante años, el equipo luchó por llevar el desarrollo de Duke Nukem Forever a buen puerto, aunque a los problemas anteriores se sumaron otros como múltiples retrasos y cambios de motor gráfico. 3D Realms trabajó en el juego durante 13 años hasta que en 2009 el estudio cerró y el desarrollo quedó en el aire. Por suerte o por desgracia, Gearbox Software tomó el testigo un año después, prometió que el título estaría listo para 2011 y el resto es historia. Finalmente, Duke Nukem Forever se lanzó en junio de 2011 con una lista de errores interminable: un apartado técnico desfasado, un control poco pulido, numerosos bugs que lastraban la experiencia de juego y un humor muy anticuado.

En resumidas cuentas, los 15 años de desarrollo plagados de cambios de equipos y retrasos acabaron desembocando en un juego que supuso una decepción mayúscula, recibió feroces críticas por parte de los fans y, para más inri, fue todo un fracaso de ventas.

5. Final Fantasy XV (2006-2016)

Final Fantasy XV es, sin demasiados problemas, uno de los videojuegos que más han cambiado durante su desarrollo en toda la historia. Hablamos de un título que se anunció por primera vez en 2006 como un exclusivo de PlayStation 3 bajo el nombre de Final Fantasy Versus XIII y que iba a contar con la dirección de Tetsuya Nomura, creador de Kingdom Hearts. En un principio, el objetivo de Square Enix era que el juego perteneciera a Fabula Nova Crystallis, una serie de obras ambientadas en el mundo de Final Fantasy XIII destinadas a enriquecer su universo con nuevas historias y personajes.

Sin embargo, con los años Final Fantasy Versus XIII terminó convirtiéndose en la decimoquinta fantasía final y sufrió un determinante cambio en su dirección: Tetsuya Nomura, quien había estado trabajando en el juego durante años, fue sustituido por Hajime Tabata, quien había trabajado anteriormente en la saga con títulos como Crisis Core: Final Fantasy VII. La sustitución, como os podréis imaginar, vino acompañada de numerosos retrasos para introducir cambios en la historia, el lore, la jugabilidad y otros aspectos. El resultado final fue un juego que se lanzó en noviembre de 2016 para PlayStation 4 que generó algo de división entre los aficionados, sobre todo por contar con una historia que dejaba algunos cabos sueltos y que dependía del visionado de una película que debía comprarse por separado. Aún con sus evidentes carencias, se trata de un Action-RPG con un universo interesante, mecánicas divertidas y un grupo protagonista muy carismático.

6. Kingdom Hearts III (2013-2019)

Los fans de Kingdom Hearts tuvieron que esperar durante varios años para poder echarle el guante a la tercera entrega numerada de la saga, la cual prometía poner punto y final a algunos de los arcos narrativos principales establecidos desde el primer juego lanzado para PlayStation 2. La primera vez que Kingdom Hearts III se vio en movimiento fue durante un breve tráiler presentado en el E3 2013 en el que aparecía Sora recogiendo la Lleva Espada en una playa de las Islas del Destino. A pesar de que Square Enix no prometió ninguna fecha de lanzamiento, lo cierto es que nadie se esperaba que el juego fuese a llegar a las tiendas seis años después de su anuncio oficial. El motivo de sus numerosos retrasos fue, al igual que otros títulos del reportaje, un repentino cambio de motor gráfico a mitad de su desarrollo.

Square Enix comenzó el desarrollo de Kingdom Hearts III en el Luminous Engine, un motor propio con el que también se estaba desarrollando Final Fantasy XV. Sin embargo, poco tiempo después del inicio del desarrollo, los directivos del estudio decidieron cambiar de motor para dar paso al Unreal Engine 4 de Epic Games. Esta decisión, que no fue tomada por Tetsuya Nomura, principal responsable de la saga, generó varios retrasos internos debido a que el equipo tuvo que trasladar su trabajo al nuevo motor, aunque cabe destacar que algunas partes tuvieron que rehacerse desde cero. Afortunadamente, el juego llegó a las tiendas a principios de 2019 y, a pesar de que generó cierta controversia entre los fans debido a algunas decisiones creativas que se tomaron con la historia, lo cierto es que resultó ser una obra más que competente, muy divertida y visualmente espectacular.

7. L.A. Noire (2004-2011)

L.A Noire, el mundo abierto desarrollado por Team Bondi en conjunto con Rockstar Games que nos propone una aventura con un toque detectivesco en una ciudad de Los Ángeles ambientada en los años 40, sufrió de un desarrollo algo complicado. Uno de los motivos principales por los que el tiempo de trabajo se alargó durante más tiempo de lo previsto fueron las expresiones faciales. Los responsables del juego querían que los rostros de los personajes contasen con gesticulaciones muy humanas y realistas, un trabajo que fue muy laborioso y que requirió de varios modelos y de un complejo sistema de captura de movimientos faciales compuesto por 32 cámaras que grababan en alta definición.

El resultado final de las animaciones faciales de los personajes consiguió sorprender a los jugadores, aunque al parecer el nivel de exigencia de los directivos era tal que se generaron tensiones muy incómodas entre los desarrolladores. Y esto no es todo, ya que a pesar de que el título se lanzó en 2011 -siete años después del inicio de su desarrollo- y cosechó comentarios muy positivos de parte de quienes le dieron una oportunidad, Team Bondi acabó cerrando sus puertas poco tiempo después debido a las quejas de los trabajadores por las condiciones laborales y los roces con algunos empleados de Rockstar Games.

8. Nioh (2004-2017)

La saga Nioh se ha convertido hoy en día en una de las mejores alternativas para aquellos que se consideran amantes de los títulos de FromSoftware y quieren disfrutar de una experiencia soulslike un tanto diferente. Sin embargo, el camino para que el primer Nioh llegase al mercado fue mucho más largo de lo previsto, y es que esta mezcla tan satisfactoria entre Dark Souls y Ninja Gaiden por sus mecánicas ya rondaba en la mente de los creativos del Team Ninja allá por 2004. El objetivo del equipo era el de realizar un proyecto fuertemente inspirado en un guión no terminado de Akira Kurosawa, cuyo título era Oni y que relataba la historia de un joven guerrero samurái de cabello rubio.

El desarrollo comenzó en PlayStation 3 y el juego fue mostrado al mundo por primera vez en un espectacular tráiler cinemático durante la celebración del E3 2005 y un año después en la Tokyo Game Show 2006. A pesar de que el desarrollo parecía estar bien encaminado, en un momento dado este sufrió un enorme parón que duró hasta 2010, momento en el que Team Ninja volvió a retomarlo y trabajó hasta su lanzamiento en 2017 para PlayStation 4. El título se hizo de rogar durante demasiado tiempo, aunque el resultado final fue muy convincente como os hemos comentado al principio y recibió numerosos aplausos por parte de la prensa gracias a un combate profundo y a una ambientación en el Japón feudal soberbia.

9. Prey (1995-2006)

El Prey original destacó por su impecable ambientación y por lo aterradores que eran los diseños de sus enemigos, aunque más destacable aún fue el tiempo que invirtió el equipo de Human Head Studios para concebirlo: 11 años en total. Para explicar lo que ocurrió con su desarrollo tenemos que remontarnos a 1995, momento en el que el título aún estaba siendo desarrollado por 3D Realms. ¿Qué pasó para que el juego cambiase de manos durante su elaboración? A modo de resumen, se sabe que Tom Hall, el cabecilla del proyecto, abandonó el estudio en 2001 junto al famoso diseñador John Romero para formar Ion Storm.

A pesar de que el desarrollo pasó a ser responsabilidad de Human Head Studios y sufrió algunas modificaciones por el camino, el equipo original no se desvinculó por completo y supervisó todas las etapas de su realización hasta que finalmente se estrenó en 2006 para Xbox 360 y PC. Cualquiera pensaría que, tras tanto tiempo en el horno, el juego no estaría a la altura y que contaría con un aspecto visual desfasado y unas mecánicas anticuadas, aunque por suerte obtuvo una recepción unánimemente positiva y fue alabado por su originalidad. Su corta duración fue un aspecto negativo señalado incluso por sus defensores, aunque el resto de apartados estaban tan bien que el balance acabó siendo positivo.

10. Resident Evil 4 (1999-2005)

Shinji Mikami, padre de Resident Evil, anunció en 1999 que el desarrollo de la cuarta entrega numerada de la icónica franquicia de terror y acción de Capcom había comenzado, aunque el producto final que llegó a las tiendas seis años después fue muy diferente con respecto a lo que el creativo tenía en mente en un principio. Tal y como se puede ver en algunas de las demos que recibió el juego en sus etapas iniciales de desarrollo, Mikami se planteó la posibilidad de introducir algunos elementos paranormales a la nueva aventura de Leon ambientada en España como un temible fantasma que sostenía un garfio o muñecos que cobraban vida. Sin embargo, Mikami decidió abandonar la idea debido a que esta se alejaba demasiado de las raíces de la saga, que eran los virus y las amenazas biológicas.

Más adelante, Mikami empezó a juguetear con la deriva a la acción y se le ocurrió la idea de que Resident Evil 4 podría convertirse en un juego frenético en el que los jugadores debían enfrentarse a demonios. De nuevo, esta idea fue descartada porque el creativo consideraba que no encajaba en el universo de Resident Evil, aunque como bien sabréis este concepto descartado acabó derivando en una nueva propiedad intelectual: Devil May Cry. Tras probar suerte con otras versiones muy diferentes, el equipo de Mikami dio finalmente con la tecla correcta y empezó a desarrollar el Resident Evil 4 que conocemos hoy en día, un videojuego que no dejó a nadie indiferente y que supuso un cambio algo brusco para la saga, aunque fue todo un referente para títulos de acción en tercera persona que llegaron a posteriori.

11. Spore (2000-2008)

¿Os acordáis de Spore? Este simpático videojuego de simulación creado por Will Wright, padre de la saga de Los Sims, parte de la premisa de que los jugadores puedan crear una nueva forma de vida y ver cómo ésta evoluciona a lo largo del tiempo. A nivel conceptual la idea es formidable, aunque tardó unos 8 largos años en materializarse por completo. El desarrollo del juego comenzó en el año 2000 bajó el nombre en clave de SimEverything y, en pocas palabras, podríamos decir que se extendió durante tantos años debido a que el creativo invirtió mucho tiempo en crear su híbrido perfecto entre SimCity y SimLife.

Tras casi una década de desarrollo, Spore se puso finalmente a la venta en 2008 y generó sensaciones algo agridulces entre la comunidad de jugadores que lo estaban esperando con fervor. A pesar de que cumplió con bastantes de sus promesas, el juego se quedó algo corto en cuanto a lo que uno esperaría después de tantos años y no fueron pocos los que señalaron que el juego se quedó a medio gas. Sin embargo, lo peor fue el sistema de DRM que se implementó en la versión de ordenadores; por culpa de dicho sistema, los jugadores de PC tuvieron que conformarse con un port que tenía un rendimiento pésimo, algo que acabó derivando en un cúmulo de reseñas negativas que afectaron a la media de usuarios de Metacritic. Aún con todo, Spore es un juego que puede llegar a ser muy disfrutable para los amantes de la simulación al ser un juego único en su especie.

12. Star Fox 2 (1995-2017)

El caso de Star Fox 2 es el más especial de todos los que podemos encontrar en el reportaje y su inclusión en este tiene algo de trampa, ya que en realidad no estamos hablando de un juego que tuvo un desarrollo eterno, sino de uno que tardó más de dos décadas en llegar a los hogares de los jugadores. Dicho de otra manera, lo hemos incluido no tanto porque sufriera un desarrollo largo y tortuoso, sino por el tiempo que tardó en lanzarse desde que se anunció, hasta que llegó finalmente al mercado. No en vano, estamos hablando de una obra que tardó la friolera de 22 años en publicarse en una consola doméstica; el plan inicial era el de publicar Star Fox 2 en Super Nintendo, aunque al final este se incluyó como un juego extra en la versión Classic Mini de la consola que llegó en 2017.

PUBLICIDAD

Star Fox 2 se diseñó para exprimir al máximo el hardware de la veterana consola de Nintendo, aunque poco tiempo antes de la finalización de su avanzado desarrollo la compañía nipona decidió desecharlo para centrar sus esfuerzos en desarrollar la primera hornada de títulos que llegarían a su próxima consola, Nintendo 64, entre los que se encontraba por supuesto Star Fox 64. En pocas palabras, podría decirse que el auge de los videojuegos en tres dimensiones fue uno de los causantes de que Nintendo se olvidase por completo de la secuela de Star Fox. Sin embargo, como ya os hemos destacado, fue recuperado en Super Nintendo Classic Mini. Ya sabéis, más vale tarde que nunca.

13. Team Fortress 2 (1998-2007)

El caso de Team Fortress 2 es uno muy particular ya que estamos hablando de la secuela directa de un juego que comenzó siendo un mod de Quake y que alcanzó un gran éxito en su momento. Pese a que se anunció por primera vez en el E3 1999 como un shooter militar con un toque bastante serio y un estilo realista, el resultado final acabó siendo radicalmente diferente, ya que si por algo se caracteriza la versión final de Team Fortress 2 es por su colorida estética de dibujos animados mezclada con un gran sentido del humor.

No sabemos a ciencia cierta qué es lo que ocurrió tras su primer anuncio oficial, pero sospechamos que el equipo decidió cambiar por completo el enfoque del juego para dotarlo de mucha más personalidad y que no fuese un shooter militar genérico del montón. Tras cinco años en los que no dio señales de vida, el juego reapareció por sorpresa con un aspecto renovado y que se ganó aplausos por parte de los jugadores. Como bien sabréis, Team Fortress 2 llegó finalmente en 2007, pasó a ser free to play en 2011 y a día de hoy lo siguen jugando miles de jugadores por ser un juego con un carisma arrollador.

14. The Last Guardian (2007-2016)

Tras el lanzamiento de Shadow of the Colossus, los fans del Team Ico estaban ansiosos por jugar a la próxima obra de Fumito Ueda, uno de los creativos más importantes de toda la industria. El desarrollo de The Last Guardian comenzó en 2007 bajo el nombre provisional de Project Trico y se mostró al mundo por primera vez en el E3 2009 como un juego exclusivo de PlayStation 3 y con un lanzamiento previsto para 2011. Todo parecía ir sobre ruedas, aunque por desgracia en diciembre de 2011 llegaron los primeros problemas: el Team Ico se disolvió y el creativo japonés fundó junto a parte de su equipo un nuevo estudio al que bautizaron como GenDesign para continuar con el desarrollo.

Para empeorar las cosas, en 2013 Fumito Ueda anunció que planeaba abandonar la dirección del título, aunque prometió que permanecería en el estudio como supervisor creativo. A partir de este momento, The Last Guardian desapareció por completo de todas las conferencias relacionadas con PlayStation, algo que hizo temer a los jugadores por su posible cancelación. Sin embargo y contra todo pronóstico, el juego volvió a mostrarse en el E3 2015 con un extenso gameplay que confirmó su lanzamiento en 2016 para PlayStation 4. Tras un largo desarrollo que se extendió durante 9 años, The Last Guardian se puso a la venta y, a pesar de sus errores técnicos y de rendimiento, consiguió conquistar el corazón de aquellos que aman con fervor el estilo y la manera de contar historias de Ueda.

15. Too Human (1999-2008)

Pocas veces un videojuego ha cambiado tanto de plataformas durante su desarrollo como Too Human. El título desarrollado por Silicon Knights comenzó a desarrollarse en 1999 para la primera Sony PlayStation, aunque un año después Nintendo anunció que este se trasladaría a Nintendo GameCube debido a que habían firmado una colaboración exclusiva con el estudio. Tras cinco años en los que no se compartió ningún tipo de información oficial, Microsoft anunció en 2005 que colaboraría con Silicon Knights para desarrollar una trilogía de Too Human exclusivamente para Xbox 360. Vamos, que en pocas palabras se podría decir que el juego transitó entre tres generaciones de consolas sin un rumbo específico.

Como sabréis, la historia no tuvo un final feliz: el juego llegó en 2008 y se llevó palos por todos los lados, motivo por el cual los planes de la trilogía fueron descartados por completo y nunca más se supo de esta saga. La mayoría de las críticas fueron dirigidas a su mediocre apartado técnico, a una jugabilidad muy tosca y a la ausencia del prometido modo multijugador, todo ello fruto de un desarrollo que se alargó demasiado y que pasó por manos muy diferentes. Sin embargo, lo peor aún estaba por llegar: Silicon Knights y Epic Games, propietarios de Unreal Engine 3, el motor del juego, se vieron envueltos en múltiples demandas que terminaron con la retirada de no pocas copias de Too Human del mercado.

Gerard Martí
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir