10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts

Con el cierre de LucasArts, recordamos 10 motivos por los que siempre recordaremos a esta mítica compañía.
10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts
·

Más nos vale no cerrar ya el reportaje y acordarnos también de otros juegos de LucasArts que también tienen su lugar en la historia del videojuego, y que muchos considerarían que merecerían un artículo destacado en este reportaje en vez de ésta u otra saga.

Otras grandes aventuras gráficas

Hemos escogido a Maniac Mansion, Monkey Island, Grim Fandango, Indiana Jones y Full Throttle por representar bien las diferentes épocas de la trayectoria de LucasArts como exponente de la edad dorada de las aventuras gráficas, pero en su historial hay otros grandes nombres que merecen la pena.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts

La primera de ellas es Zak McKracken, el segundo juego en usar el célebre SCUMM tras Maniac Mansion, lanzado en 1988 y que tiene el honor de ser el primer juego de LucasArts en usar música MIDI. El juego está ambientado 10 años en el futuro y el periodista Zack tiene que evitar que unos alienígenas conquisten la Tierra a base de idiotizar a la población.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 1

PUBLICIDAD

Loom es otro de esos juegos especiales que siempre será recordado. Una aventura gráfica ambientada en un mundo de fantasía que tomaba el concepto de anteriores aventuras gráficas y le daba una vuelta más, haciendo que el protagonista tuviese que tocar notas para componer melodías mágicas que realizasen acciones. Su corta duración y sus diferencias respecto a las otras aventuras hicieron no tuviese demasiado éxito comercial, lo que fue una lástima.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 2

Sam & Max es por ahora una de las únicas sagas "supervivientes" de LucasArts. Steve Purcell, creador de los personajes, los "rescató" a principios de la década pasada, constituyendo el germen de Telltale Games, compañía que ahora es más famosa que nunca por The Walking Dead y que fue pionera en distribución digital y por episodios gracias a la "resurrección" de esta extraña pareja de detectives. Sam es un perro, es bastante serio e intuitivo, y Max es un conejo completamente loco. La aventura gráfica de 1993 tenía uno de los guiones más hilarantes de la época.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 3

Finalmente, The Dig es quizás el único gran fracaso en la trayectoria de aventuras gráficas de LucasArts, una superproducción del año 1995 que fue el penúltimo juego en usar el SCUMM y que contaba con voces de actores conocidos como Robert Patrick (El T-1000 de Terminator II) y Steven Blum, una banda sonora orquestada y efectos especiales realizados por Industrial Light & Magic, la división de efectos de Lucasfilm. Con un tono serio, alejado del humor de otros juegos de Lucasfilm, y una ambientación futurista, el título llamó mucho la atención en su momento (tuvo un extenso desarrollo) pero no logró convencer ni a los usuarios ni a la crítica, quedando como una "rara avis" dentro de la trayectoria de LucasArts.

Las luces y las sombras de Star Wars

Además de destacar la serie X-Wing y juegos producidos por LucasArts pero no desarrollados por ella como Star Wars: Battlefront, Rogue Squadron o Knights of the Old Republic, la historia de la compañía no sería la misma sin su vinculación con Star Wars, la gran serie de Lucasfilm. Extrañamente, LucasArts no comenzó a producir juegos basados en La Guerra de las Galaxias hasta los años 90, cuando X-Wing y Rebel Assault le dieron grandes éxitos de ventas y crítica.

Este último, Star Wars: Rebel Assault, merece un lugar destacado en la trayectoria de la compañía por ser uno de los títulos más vistosos de la época. Del mismo modo que hay juegos que se considera que venden consolas, Rebel Assault fue un vendedor de lectores de CD para ordenador, el primer juego de LucasArts lanzado para este soporte, con unos gráficos que digitalizaban vídeo para ofrecer una gran experiencia. A nivel jugable, el título combinaba niveles en primera persona con otros en los que disparábamos desde una nave espacial, todo ello guiado "sobre raíles". Un título limitado, pero espectacular para la época, que incluso dio el salto a las consolas desde el PC, contando con versiones para Mega CD y 3DO.

A partir de estos juegos, se suceden una serie de producciones de mayor o menor fortuna entre los que cabe destacar Jedi Knight o el ya mencionado Rogue Squadron cuyo éxito de ventas hace que LucasArts deje de lado las aventuras gráficas, y prácticamente cualquier otra cosa, para centrarse en explotar y sobreexplotar los juegos basados en las películas, tendencia que se volvió exacerbada antes, durante y después del estreno del Episodio I como inicio de la segunda trilogía. Esta película que nos presentaba al adorable Anakin Skywalker antes de convertirse en Darth Vader generó siete videojuegos, incluyendo uno dedicado en exclusiva a las "carreras de vainas", y a lo largo de los siguientes tres o cuatro años abundarían los productos hechos a toda prisa lanzados para aprovechar el tirón de los sucesivos episodios.

Durante estos años los juegos desarrollados por la propia LucasArts se combinan con otros desarrollados por terceros, con resultados muy irregulares. No todo fue malo, también de esta época son Caballeros de la Antigua República, Star Wars Battlefront y otros juegos notables como Republic Commando, las diferentes intentonas en el género de la estrategia (Galactic Battleground y Empire at War) y el primero de sus juegos de rol masivos online (Star Wars Galaxies).

PUBLICIDAD

Luego llegaría una autoimpuesta pausa para los juegos de la Guerra de las Galaxias, provocada por los problemas que ya atravesaba LucasArts y por la baja calidad de las últimas producciones, interrumpida por los excelentes juegos de LEGO Star Wars y el divertido El Poder de la Fuerza (cuya mediocre secuela puso la puntilla a LucasArts). Los últimos videojuegos de Star Wars han sido el juego de rol masivo online The Old Republic y el malogrado Kinect Star Wars, desarrollados respectivamente por Bioware y Terminal Reality.

"Buscaminas killer"

Y no podemos terminar este réquiem por LucasArts sin recordar uno de los juegos más especiales que ha hecho la compañía: Indiana Jones: Desktop Adventures, un juego sencillo para ordenador destinado a competir contra el buscaminas y otros pasatiempos de Windows, con gráficos sencillísimos pero una jugabilidad muy divertida: pequeñas aventuras generadas aleatoriamente en las que Indy debe sortear todo tipo de peligros. El título salió en el año 1996 a precio reducido y solo ocupaba un diskette.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 4

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir