Nintendo, Sony y Microsoft acusadas de usar mano de obra esclava en China

China está utilizando campos de trabajos forzados en empresas del país donde son recluidas minorías étnicas como los turcos uigures, según un informe del Australian Strategic Policy Institute.
·
Actualizado: 3:52 11/10/2020

Nintendo, Sony y Microsoft, entre al menos otras 81 empresas, están conectadas con el uso de mano de obra esclava de minorías étnicas de China, según un informe del Australian Strategic Policy Institute, un organismo financiado por Estados Unidos. El informe implica a otras marcas occidentales como Apple, Google, Amazon y Oculus. El ASPI explica estas empresas son "posiblemente desconocedoras" de que están envueltas en el abuso de derechos humanos, pero les pide actúen contra ello.

El estudio apunta que entre 2017 y 2019 más de 80.000 personas de la etnia uigur, una población musulmana que vive en las regiones del noroeste de la República Popular China, han sido transferidas de Sinkiang a fábricas a lo largo del país. Algunos de ellos fueron enviados directamente desde los campos de internamiento y adoctrinamiento en los que el régimen ha detenido aproximadamente a un millón de uigures, según la BBC.

China ASPI

El informe del ASPI explica que este proceso forma parte de la siguiente fase de la "reeducación" de los uigures que está haciendo China, cuyas autoridades definen los campos de internamiento como "centros de entrenamiento vocacionales" para combatir el extremismo religioso violento.

El país asiático, desde sus medios de comunicación del Estado, niega los trabajos forzosos y dice que las transferencias a las fábricas son voluntarias, pero el ASPI apunta que la población de etnias minoritarias están siendo detenidos por expresar su fe, rezar, llevar un velo o por tener conexiones con lugares como Turquía.

Al menos 27 fábricas usan mano de obra esclava del pueblo uigur

Los responsables del estudio afirman que, debido a esta situación, los uigures tienen "extremadamente difícil" negarse a las transferencias a las fábricas. El ASPI ha identificado 27 fábricas en nueve provincias chinas que usan mano de obra esclava del pueblo uigur. Los habitantes de esos centros duermen en dormitorios segregados, y tras el trabajo, están obligados a recibir clases de mandarín y "entrenamiento ideológico".

Los uigures de las fábricas no pueden practicar su religión, están vigilados constantemente y rodeados de torres de vigilancia, cámaras, vallas con alambre de púas y estaciones de policía, según apunta el informe y un reportaje del The Washington Post centrado en una fábrica de Nike, otra de las empresas involucradas. Además de tener que trabajar durante horas excesivas, pueden moverse por el campo, pero no salir de él. Sus familias, que están separadas de ellos en otros campos, son amenazadas si el trabajador no actúa según las normas.

"Nuestro informe deja claro que el deshaucio delos Uigures y otras minorías étnicas en Sinkian también tiene una fuerte vertiente de explotación económica", dice a la BBC el coautor del estudio Nathan Ruser. "Tenemos esta contaminación de la cadena de suministro global desapercibida y anteriormente oculta".

Fran G. Matas
Colaborador

Imágenes:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir