Outconsumer, el youtuber tranquilo

Empezó con vídeos de Call of Duty aunque ahora su nombre está más asociado a NBA2K y actividades divulgativas fuera de la plataforma de vídeos.
·
Actualizado: 23:55 16/2/2020

Roc Outconsumer Massaguer es uno de los youtubers españoles más veterano, conocido y apreciado. Lleva nueve años en la plataforma de vídeo, donde cuenta con casi 800.000 suscriptores y a la que ha subido hasta el momento 1.935 vídeos. Habla rápido y con pasión de su trabajo pero sus opiniones son mesuradas y -algo extraordinario hoy día en nuestra sociedad en general y en las redes sociales en particular- escucha a los demás y se cuestiona a sí mismo y sus creencias. Esa cercanía y sinceridad se muestran lo mismo en las outreflexiones, en las que habla de temas tan variados como si los videojuegos deben ser fáciles o difíciles, qué supone ser youtuber o cuándo hay que perdonar, como en sus vídeos con gameplay, que siguen siendo el grueso del canal.

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 2

Outconsumer es un comunicador nato en cualquier medio; siempre tuvo claro que su formación estará relacionada con el hecho de contar cosas a los demás. Cuenta que con 12 años se dedicaba a narrar los partidos de fútbol pero después se aficionó al cine y quiso estudiar Comunicación Audiovisual, pero reconoce que en Selectividad se relajó y no logró plaza, así que estudió Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Reconoce que el periodismo deportivo " siempre ha estado en mi cabeza, pero nunca me lo he propuesto en plan: ‘no voy a parar hasta conseguirlo’"; de hecho, afirma que podía haber sido igualmente periodista de cine, "a mí las cosas me van sucediendo", dice.

De ACB.com a Youtube

Sus primeros pasos laborales fueron en la radio televisión de Tarrasa, su ciudad natal. "Estuve creo que dos años y luego yo mismo me creé mi propio trabajo porque fui al club Natació Tarrasa a decirles: ‘Oye, necesitáis un jefe de prensa porque no tenéis, podría hacerlo yo’. Tal cual". Tras algo más de un año fichó por ACB.com, "nunca he estado desempleado", afirma.

Entonces llegó Youtube. Era 2010 y la plataforma de vídeos creada cinco años antes estaba empezando a popularizarse. Messeguer tenía un blog ·"y un programa de radio con mis colegas, intentaba hacer cosas diferentes en redes, escribía... Me gustaban mucho los videojuegos y no le gustaban a nadie de mi entorno, ni a mi mujer, ni a mis amigos. Necesitaba un grupito con el que compartir y alguien del foro de ACB.com, gente con la que jugaba a Call of Duty, me dijo: ‘oye, que hay gente en Estados Unidos subiendo gameplay y tal, y en España hay alguno, está Willyrex". Entonces vi a Willyrex y dije: ‘pues yo puedo hacerlo mejor, no jugar mejor, porque él siempre ha jugado mucho mejor, pero era un chaval. No sé cuántos años tendría, 17 o 18, pero era muy incipiente, a lo mejor él tenía 5.000 seguidores. Yo tenía 35 años cuando empecé y pensé que con mi experiencia, porque había hecho radio y tele, podía comunicar mejor".

Así nació Outconsumer. "Si ahora os parece que ser youtuber está mal visto, en 2010 era en plan "pero ¡qué haces, tío, a tu edad haciendo mierdas de videojuegos!". Pero yo me lo pasaba muy bien y tenía la sensación de que estaba haciendo cosas chulas y diferentes. El feedback de la gente era muy guay, pillamos la ola primera y cada vídeo que hacíamos tenía más seguidores. Aquello era una locura, Me acuerdo de que tenía más suscriptores que el canal de Youtube de Cuatro o de El Terrat y yo pensaba: ‘esto no tiene ningún sentido’". Desde entonces ha subido decenas de juegos en miles de vídeos

Durante 3 años compaginó el canal con el trabajo en ACB.com, con el beneplácito de sus jefes en esta última, subiendo vídeos del juego de Activision, "en aquella época o subías Call of Duty o eras un flipado", apunta. Alguien le comentó que iba a empezar a subir vídeos de juegos de PC "y le dije: ‘esto no te va a ir bien. Esto de hacer cosas tan raras, juegos de PC, no le va a gustar a nadie’. Y llegó Minecraft y todo cambió, pero al principio todo era Call of Duty puro y duro y Black Ops 1 y partidas y partidas. A veces yo sí que hacía algún giro humorístico o le daba una vuelta y contaba una historia. También empecé a hacer reflexiones, todo copiado de americanos. Realmente ninguno de nosotros inventó nada", recuerda. "Ahí fue la época buena de mi canal, porque es lo que se llevaba".

Todo cambia con el auge de Minecraft

Hacia finales de 2011 Minecraft se convirtió en la tendencia mayoritaria de los vídeos que subían los youtubers, pero a Outconsumer no le gustaba el juego. "Siempre que doy charlas o aconsejo cosas de redes digo que me despediría a mí mismo porque no hago caso de ninguno de mis consejos, pero para mí siempre ha sido muy importante primero que me apetezca y, después, ser muy auténtico y no repetirme. Nunca he hecho cosas para ser viral, ni para estar en la moda, ni para ganar suscriptores. Así me ha ido luego", dice. "Sentí que hacer Minecraft o luego Fortnite o cosas así no era lo que me apetecía. Era lo que tocaba y como no me apetecía, no lo hice y ya está. Fui por NBA 2K porque me apetecía hacer NBA".

Nunca he hecho cosas para ser viral, ni para estar en la moda, ni para ganar suscriptores. Así me ha ido luego", dice. "Sentí que hacer Minecraft o luego Fortnite o cosas así no era lo que me apetecía"

Las visitas al canal bajaron, "se marchó muchísima gente, pero también llegó gente nueva", sostiene, y añade: "Estaba en esa época la moda de hacer 3 y 4 vídeos al día, y yo hacía dos a la semana y ya me parecía que me repetía, y eso que aún no había nacido mi hijo. Yo hice mi camino y asumí que me llevaría a algún sitio y que estaría bien. He sido fiel a eso. Vi pasar las oportunidades, y algunas me las ofrecieron. Rubius, por ejemplo, la primera serie que hicieron grande de Minecraft con Willyrex, Vegetta y Alexby, me propusieron estar y yo dije: ‘Es que no me gusta Minecraft. No es que yo no supiera lo que pasaba y me quedara descolgado, yo vi hacia dónde iba el tren y decidí no subirme. Por otro lado, si me hubiera subido tampoco habría funcionado, porque yo tenía 35 años y ellos 18, su público era muy joven. Es normal que no conectes de la misma forma, que tengas otra forma de hacer las cosas".

Y, sin embargo, es entonces, en octubre de 2013, cuando decide pedir una excedencia en el trabajo, algo que siempre se propuso no hacer. Fue cuando le propusieron realizar una temporada, 4 meses, de "Fiesta Suprema", un programa en la 2 presentado por tres youtubers: Outconsumer, Loulogio y Bolli. "Lo decidí en septiembre. Mi hijo había nacido en abril y suena un poco Disney pero dije: ‘No quiero decirle a mi hijo que podía haber hecho todo pero por si acaso salía mal no lo hice’. No es un mensaje que quería transmitir, prefería enfrentarme a un: ‘papá, ¿por qué vivimos debajo de un puente? Porque tu padre se flipó’. Me tiré a la piscina pero con flotador, porque mi mujer es funcionaria, teníamos unos ahorros y tenía la excedencia", explica.

Un salto de fe

"No salió tan bien como esperaba", apunta Outconsumer. Cuando acabó el contrato, tras 54 programas, todo terminó. Los siguientes tres o cuatro meses fueron de incertidumbre, pero no tardaron en salir actividades externas a Youtube como formación o charlas, algunas en la Diputación de Barcelona, y campañas con la productora de "Fiesta Suprema", Zoopa. Mas adelante dejó ya el trabajo en ACB.com y se dedicó a compaginar la labor educativa y de difusión con Youtube. "Desde entonces no he parado y ahora me desborda el trabajo". Describe la decisión de apostar por nuevos caminos como "una propulsión para mi carrera". Actualmente da clase en dos másteres, uno de la Universitat de Barcelona de Marketing Digital y otro, de la misma materia, en Euncet Business School, también en Barcelona, además de charlas en institutos y centros de formación y en la Escuela de Organización Industrial (EOI) de Andalucía.

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 3

También coordina las actividades que acompañan a la exposición "Gameplay" del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona y trabaja con la Fundación Ires, para la reinserción social de jóvenes, en la que "trabajamos Youtube con jóvenes, les damos voz y trabajo con ellos. Es superguay y una de las cosas que me gusta más". A esto hay que añadir que presenta el programa NBA Basket Lover en Youtube, hace uno de los dos programas semanales de La Cancha NBA 2K del canal de Youtube de 2KEspaña, colabora con el programa de Cataluña Radio Pop Up, sobre tendencias y redes, y habla de videojuegos en el programa de deportes de Betevé, la televisión pública de Barcelona.

Charlas formativas sobre videojuegos y Youtube

Algunas de las charlas formativas son para padres e hijos, en un intento de que los padres conozcan los videojuegos y los chavales sean conscientes de las posibilidades que tienen pero también de las adicciones y de las mecánicas que utilizan algunos juegos como Fortnite para mantenerles pegados a la pantalla a través de recompensas que urgen al jugador.

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 4

También informa sobre redes sociales y sobre lo que supone ser youtuber, para bien y para mal. "Es un trabajo que mola en el sentido de que no le puedes echar la culpa a nadie, tienes que ser creativo, saber comunicar, tener una visión crítica de ti mismo, saber lidiar con problemas, apañarte por tu cuenta, muchos valores que pueden ser positivos", pero también hay que saber sobrevivir a los halagos y las críticas: "acarrea una serie de responsabilidades y de dificultades que son muy complicadas. Por eso me parece superguay que Rubius haga un vídeo describiendo la ansiedad y diciendo que cuidado y que hablen de depresión y los trastornos de sueño, porque yo voy a una charla, pongo el vídeo de Rubius y les digo: ‘¿Veis?, tiene todo lo que vosotros queréis, y no tiene salud mental, vayamos con cuidado’".

"Es un trabajo que mola en el sentido de que no le puedes echar la culpa a nadie, tienes que ser creativo, saber comunicar, tener una visión crítica de ti mismo, saber lidiar con problemas, apañarte por tu cuenta, muchos valores que pueden ser positivos"

Outconsumer sigue subiendo vídeos a su canal de Youtube, aunque dice que tiene con él una relación de amor-odio. "He querido dejarlo muchas veces. Recuerdo momentos concretos de decir: ‘Bah, ya está, lo dejo, se acabó y me dedico a otras cosas’. Nunca lo he dejado porque lo amo pero tengo épocas. […] Estoy mucho más en Twitch, que me hace sentir mejor, estoy mucho más cómodo y siento que aprovecho más mi tiempo, pero la ultima semana me ha dado por volver, hoy he grabado una outreflexión y me apetece grabar vídeos del Canijo y es como que… es una relación extraña, nunca he querido que fuera mi trabajo, nunca he querido vivir de las visitas y nunca he querido imponerme nada. Eso hace que haya épocas en las que subo menos. Mi ritmo ideal es subir dos vídeos a la semana, uno de NBA y otro de otra cosa, pero la mayoría de veces no lo cumplo".

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 5

En los últimos años, ha dado en el canal espacio a los vídeos de NBA 2K, el simulador de baloncesto más popular, y le ha dado un aire especial con la creación del Canijo, "que es el personaje que yo cree a mi imagen y semejanza -cuenta-. Funciona muy bien, lo cual retroalimenta un poquito las ganas de jugar porque, cuando un contenido te funciona, aunque no lo hagas adrede para que funcione, siempre tira un poquito más" a hacer vídeos con él.

Un alter ego en NBA 2K: el Canijo

El Canijo es todo un personaje, "A mí, Roc Massaguer, me hubiera gustado jugar en la NBA, pero soy bajito y malo, y entonces vivo a través de los vídeos la historia que a mí me hubiera gustado vivir. [...]Es lo que quieren todos los youtubers, convertir en contenido lo que te apetece y aprovechas más el tiempo". Pero no se ha limitado a crear un personaje y jugar con él temporada tras temporada. Para hacer más amenos los vídeos, Outconsumer se ha ido inventando una historia alrededor del Canijo: "nunca irá a los Lakers, porque es muy de los Celtics -cuenta-, siempre odia a su compañero de equipo porque le quita la posición, y al entrenador. Por ejemplo, Shane Larking, que ahora se ha hecho turco y jugó en Europa tras hacerlo en la NBA, era un archienemigo del Canijo.

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 6

Daimiel [Antoni Daimiel, periodista deportivo] se inventó que la hermana de Larking, que es de Cincinatti, tuvo un rollo con el Canijo. Cuando me aburrí, inventé al Can Hijo, que era su hijo, y, el año siguiente, al canhijastro… yo ya me he perdido, la gente se acuerda mejor que yo". Este año, la historia del Canijo tiene un elemento especial: "tiene mi cara, me ofrecieron escanearme la cara y me hace mucha ilusión. Es un chaval de 20 años con la cara de un señor de 42 y entonces es gracioso. Supongo que algún día dejaré de hacerlo, pero me sigue gustando y a la gente le gusta, siempre dice lo que piensa, es un egoísta, un cabrón, un chupón, todo lo contrario de como soy yo y me permite desquitarme. Lo disfruto mucho y creo que la gente también".

La serie de 2K reúne dos de las cosas que más gustan a Messeguer: los videojuegos y el baloncesto. Recuerda que con el primero que jugó, allá por 2008 o 2009 pensó "Esto es muy guay, esta gente tiene atención al detalle, esto es algo especial. Y desde entonces me han gustado todos". Al preguntarle si puede transmitir su opinión a la productora y la escuchen responde que todos los años 2K España pide feedback a los jugadores más destacados , sobre qué cambiarían del juego, qué ha sido un acierto y qué un error, los bugs, las maneras de mejorar la comunidad… y también ha podido transmitir directamente a los desarrolladores en algún viaje su opinión sobre algún cambio realizado en el juego "y te explican por qué lo han hecho y dices: ‘¡Ah, pues tiene sentido!’. No sé si te escuchan mucho o no, pero realmente lo que noto es que tienen un motivo para hacer las cosas. Te lo explican y puedes estar de acuerdo o no, pero entiendes algunas decisiones. Escuchan el feedback. En 2K España lo hacen muy bien. 2K internacional, para mí, no lo hacen tan bien , pero bueno, están en camino de trabajarlo mejor. Creo".

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 7

Según el entrevistado, "Dentro de la comunidad de NBA 2K hay bastante buen rollo y entonces haces amigos y te salen oportunidades de hacer cosas. Luego, además de todo eso, tengo una relación de amistad, no lo puedo decir de otra forma, con todos los trabajadores de 2K en España", lo que anima más a participar en el juego, aunque aclara que excepto este año que ha comenzado a trabajar en "La Cancha" no ha recibido dinero de la productora: "Sí, me llevaban de viaje y me ofrecían oportunidades de hacer cosas, pero nunca a cambio de dinero ni era una relación comercial". Y le ha tocado ser la cara del videojuego en el año en que ha habido más polémica por la monetización que incluyó Visual Concepts v en el juego. Reconoce que fue duro, "me tuve que comer muchas críticas que no iban conmigo, no era mi responsabilidad. Ahí llegó mucha gente de fuera del canal y me dijo muchas cosas, algunas me pareció que tenían la razón y les di la razón y me ayudaron y otras no".

Franqueza y transparencia

Una de las características por las que destaca Outconsumer, su franqueza a la hora de hablar de los ingresos de los youtubers y su transparencia -como, por otro lado, debería ser siempre- al hablar de patrocinios. En las outreflexiones ha tratado el tema en diversas ocasiones. En estos vídeos plantea también algunas cuestiones incómodas. "Si no puedo ser auténtico, no me interesa. Contar mentiras en internet o fingir no me apetece nada", afirma, pero siempre con un tono conciliador y buscando un punto de acuerdo: "Si que es verdad que siempre digo lo que pienso, pero pienso mucho lo que digo y, sobre todo, no voy a buscar la polémica. Tengo que estar muy muy muy convencido de algo para decirlo", afirma antes de contarnos que duda si subir la reflexión que ha grabado el día de la entrevista porque cree que podría haber explicado mejor algunos puntos". Es un vídeo en el que, a raíz de la muerte del ex-jugador de la NBA Kobe Bryant, habla del perdón. Finalmente, sí lo subió.

Las Outreflexiones van mas allá de subir algunos vídeos. Outconsumer se pregunta si tiene autoridad como para decir a alguien lo que tiene que pensar, y siente sobre los hombros la responsabilidad de los suscriptores: "Hay mucha gente escuchando y haciéndome caso, tengo que tener una opinión más sólida y mejor. Ahí puedes o fingir y hacerte el políticamente correcto o cambiar como persona. Yo me he dado cuenta de que hacía chistes racistas pero [era en plan] ‘ja ja, son chistes, yo no soy racista’, y la gente te dice: ‘pero si todos los chistes que haces son racistas, pues igual eres racista’. Y piensas que igual tienen razón". Lo mismo sintió con las bromas transfóbicas. "Exponerme a la gente me ha hecho darme cuenta de que la imagen que tenía de mí mismo no era la imagen que estaba proyectando. Pensar qué va a decir la gente me ha llevado a cambiar no el discurso, sino yo como persona. Pero no porque la gente me vaya a criticar sino porque estoy haciendo algo mal. A mí, como persona, me ha hecho crecer mucho eso". Tal vez por eso afirma que el mejor comentario que puede ver a sus vídeos es el de alguien que le dice que una de sus reflexiones le ha hecho plantearse cuestiones en las que nunca había pensado.

Outconsumer, el youtuber tranquilo Imagen 8

En las redes sociales también destaca su tono conciliador, sobre todo en Twitter: "Me obligo, es higiene, de verdad. La propia red te impulsa a buscar el zasca, a meterte en polémica, a opinar rápido y en caliente. El día que Twitter publique los borradores descartados, se lía", apunta. "Tengo más de 300.000 seguidores. Cada vez que voy a publicar imagino tres Camp Nou llenos y mirándome y pienso: ‘¿vale la pena poner esto?, igual a esta gente no le interesa o igual no estoy convencido de lo que voy a decir, o igual me van a decir esto o aquello y tienen razón’.

Otra norma que me autoimpuse fue no comentar sobre la opinión de mierda de una persona que no conozco", pero incluso en este punto se cuestiona a sí mismo y piensa si sería mejor no callarse: "Me parece superimportante que haya gente que bloquee y que mande callar y que llame gilipollas a los que se están comportando como gilipollas. Me parece que es necesario, mi camino es: ‘creo que tengo razón, también te entiendo, vamos a encontrar un punto común’ pero porque yo soy así, pero no sé si tengo muy claro si es la mejor manera", añade.

Extra Life, un novato haciendo un videojuego

Dentro de la cantidad de contenido que hay en Youtube hecho por Outconsumer está "Extra Life" la primera temporada de unos documentales que grabó con el desarrollador y youtuber Samuel Fukuy Molina, "una idea loquísima de la productora Zoopa, que hace cosas que no haría nadie más", dice Massaguer. "decidió hacer una docuserie lo más realista posible sobre la creación de un videojuego con gente que no tiene ni idea de desarrollo, que era yo". En Youtube tuvo muy buena acogida, igual que en las redes y en la industria del videojuego, pese a las reticencias iniciales. Pero la producción era muy cara, 180.000 euros la primera temporada, y para la segunda había que contratar a los encargados de desarrollar el juego y ninguna televisión compró la idea porque decían, cuenta Outconsumer, "no hay conflicto. Si los dos protagonistas se llevan bien, todo el mundo está de acuerdo. No es televisivo".

"Los críticos nos decían: ‘vivís en los mundos de Yupi, eso no es la realidad’ pero, sin quererlo, hicimos un retrato bastante fiel de lo que es la realidad, que es que tienes mucha ilusión hasta que te falta el dinero y te vas a la mierda. Creo que hicimos un producto muy bueno.

De forma paradójica, recuerda el entrevistado, "los críticos nos decían: ‘vivís en los mundos de Yupi, eso no es la realidad’ pero, sin quererlo, hicimos un retrato bastante fiel de lo que es la realidad, que es que tienes mucha ilusión hasta que te falta el dinero y te vas a la mierda. Creo que hicimos un producto muy bueno. El día que deje esto realmente hay muchas cosa que digo ‘puedo ir con la cabeza alta’. A mucha gente le gustó de verdad, se acuerda al cabo del tiempo y le impactó positivamente. Para mí eso, aunque suene un poco ñoño, vale mucho más que las visitas o lo que sea. Cuando voy a jugar a Fortnite en la Madrid Games Week o lo que sea veo a chavalitos que tienen cinco millones de seguidores y vienen y me dicen que veían mis vídeos cuando era crío y que soy un mito. A mí eso, que se acuerden de mí porque tuve un impacto positivo en su vida, me parece lo máximo a lo que puede aspirar un comunicador, que la gente se acuerde de lo que les has contado".

Outconsumer en 5 preguntas

1. ¿De dónde viene el nombre Outconsumer?

Se lo robé a un amigo que lo usaba en sus partidas. Me gustó, empecé a usarlo y hasta hoy. Viene de esta canción de los Monty Python:

2. ¿Echas de menos tu trabajo en ACB.com?

La verdad es que no. Sigo pudiendo escribir/decir lo que quiera en mi propia plataforma, sigue teniendo un acceso privilegiado en el mundo del baloncesto y mis condiciones laborales actuales son mejores (aunque no eran malas en ACB).

3. ¿Cómo te ves en cinco años?

Ni idea. Me gustaría poder seguir haciendo cosas que me gusten y me motiven, por lo que espero que no sean exactamente las mismas que hago ahora, ya que suelo cansarme rápido de las cosas. Pero sinceramente, no sé qué me espera.

4. ¿Cuál ha sido tu mejor momento como youtuber?

A nivel de números y repercusión supongo que fue durante el año 2011 e inicios del 12, pero a nivel de oportunidades y sensaciones he tenido muchos otros momentos quizás mejores. Por citar algunos momentos bonitos, el primer E3, el récord Guinness, la saga de Dark Souls con Lou, una campaña para Forza Horizon 2 que me llevó a recorrer media Europa en un McLaren y la buena aceptación de los dos vídeos que hice con mi hijo.

5. ¿Recuerdas cuál fue el primer vídeo que subiste a Youtube?

El primero con intención de formar parte de un canal como tal fue uno de Black Ops titulado "Presentación con mucha suerte en Radiation" o algo así.

Imagen 1

Otras noticias sobre:

españa

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir