El pirata que entró en los servidores de Nintendo en 2016 irá a la cárcel

Ha aceptado una multa de 260.000 dólares. Se encontró pornografía infantil en su ordenador y podría sumar una extensa condena.
El pirata que entró en los servidores de Nintendo en 2016 irá a la cárcel
·
Actualizado: 3:52 1/10/2020

El pirata informático que logró entrar en los servidores de la división americana de Nintendo se enfrente a una multa considerable y también años de cárcel. Y es que no solo se ha declarado culpable de entrar en los servidores de la compañía en 2016, sino también de posesión de pornografía infantil.

Ryan S. Hernández, californiano, se ha declarado culpable ante el tribunal de hackear los servidores de Nintendo y filtrar información de la compañía, incluyendo productos no anunciados. Por ello tendrá que pagar una multa de 259.323 dólares, que ya es firme. Sin embargo, ese va a ser el menor de sus problemas.

Hernández consiguió acceso a los servidores de la empreas a través de un sistema de phishing, es decir, logró engañar a algún empleado para conseguir los datos de acceso a información confidencial de la empresa en relación con productos todavía no anunciados durante el año 2016, incluyendo la propia consola Nintendo Switch.

Sin embargo, la investigación que llevó a la detención de Hernández por este crimen desveló que tenía más de 1000 vídeos e imágenes de pornografía explícita con menores en su ordenador personal.

Hernández se ha declarado culpable ante el tribunal y se ha aceptado la multa, pero los dos cargos que se le imputan (esto es, el ataque contra Nintendo y la posesión de pornografía infantil) podrían conllevar 20 años de cárcel, el registro como agresor sexual en las bases de datos en EE.UU. y otras consecuencias.

Sin embargo, los fiscales han aconsejado al juez como parte de su acuerdo por declararse culpable que sea sentenciado a tan solo tres años de prisión.

Según ha explicado la fiscalía, el acusado era menor de edad cuando cometió los delitos: tenía 16 años cuando, a finales de 2017, fue finalmente identificado. Por otro lado, aunque entonces aseguró que dejaría de llevar a cabo este tipo de actividades, entre 2018 y 2019 las autoridades policiales detectaron nuevos intentos de hackeo por su parte: volvió a entrar en los servidores de la compañía para extraer y filtrar información confidencial. Los investigadores comprobaron que, además, alardeó de ello en Discord y redes sociales.

La sentencia se hará pública el 21 de abril. Se espera que, como es habitual, el juez tenga en consideración la recomendación de la fiscalía por lo que acepte una pena reducida por la vulneración de secretos empresariales en el caso de Nintendo y también, por ser menor de edad, en el caso de posesión de pornografía infantil.

Enlaces Relacionados:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir