Lo que pudo ser

Cada semana te contamos cómo eran juegos cancelados que nunca vieron la luz, o juegos conocidos que podrían haber sido de otra manera.

Resident Evil 3/4, el concepto original en manos de Kamiya

La historia de Biohazard ha sido complicada, con constantes crisis de identidad que nos han dejado historias tan curiosas como esta.
Resident Evil 3/4, el concepto original en manos de Kamiya
·
Actualizado: 13:03 29/3/2020

Hace ya más de ocho años estrenábamos esta columna en la que hablábamos de juegos cancelados y títulos que habían cambiado notablemente durante su desarrollo. Y decidimos estrenarnos con Resident Evil 4, una aventura que sirvió como punto de inflexión en la historia de los videojuegos, cambiando para siempre las aventuras de acción en tercera persona... y la propia saga. Hoy, con el lanzamiento de Resident Evil 3: Remake, queremos recordar de su origen más lejano, sobre el que apenas hablamos allá por enero de 2012, y sobre el que hay mucho que contar.

Esta amenazante figura acabaría convirtiéndose en Oswell E. Spencer, el fundador de Umbrella.
Esta amenazante figura acabaría convirtiéndose en Oswell E. Spencer, el fundador de Umbrella.

El caos numérico

Después del éxito de las dos primeras entregas, Capcom empezó a hacer Resident Evil casi al por mayor. Por una parte, la compañía japonesa estaba haciendo dos precuelas, Resident Evil 0 para Nintendo 64, y el llamado Resident Evil 1.9 que contaría los hechos acontecidos justo antes de la segunda parte. Hideki Kamiya, director de esta segunda parte, había sido asignado como director de la tercera, y quería continuar evolucionando la fórmula con su toque personal. El propio Kamiya ha reconocido que no es muy fan de los juegos de miedo, y que por esa razón intentaba implementar algo más de acción en sus juegos.

El Resident Evil 3 de Kamiya nos iba a llevar a un crucero de lujo, con una trama que trataba sobre HUNK intentando recuperar una muestra del virus G, pero allá por mediados de 1998, Sony anunció PlayStation 2 y Capcom decidió que el proyecto se trasladara a la nueva consola. Kamiya y su equipo necesitarían tiempo para adaptarlo, y título se canceló por completo, apostando por crear una nueva aventura desde cero que aprovechase el nuevo hardware.

No hay imágenes de la versión de Kamiya de ‘Resident Evil 3’, pero sí de su versión de ‘Resident Evil 4’, antes de convertirse en ‘Devil May Cry’. Aquí podemos ver uno de los jefes, que refleja cómo la inmensa mayoría de los enemigos tomaría forma animal.
No hay imágenes de la versión de Kamiya de ‘Resident Evil 3’, pero sí de su versión de ‘Resident Evil 4’, antes de convertirse en ‘Devil May Cry’. Aquí podemos ver uno de los jefes, que refleja cómo la inmensa mayoría de los enemigos tomaría forma animal.

Sony había firmado un acuerdo con Capcom por el que lanzarían en PlayStation las tres primeras entregas principales de la saga y, con este cambio, tuvieron que renombrar Resident Evil 1.9, originalmente concebido como un spin-off, para convertirlo en la tercera parte de manera oficial. Así, el Resident Evil 3: Nemesis que todos conocemos cobró vida. Así comenzaba, también, la compleja historia de Resident Evil 4 y, como ya sabéis, Devil May Cry.

El salto de PlayStation 1 a PlayStation 2 abría las puertas a gráficos mucho más complejos, pudiendo dejar atrás los escenarios prerrenderizados y recurrir a escenarios totalmente tridimensionales. Con 128 bits, el Team Little Devil, empezó a experimentar con la idea de Kamiya de hacer un juego de acción más estiloso, con una puesta en escena más atractiva, que ahora eran posible gracias a una cámara dinámica. Aunque los detalles no están completamente claros, se entiende que a nivel jugable era relativamente similar a la aventura de Dante, pudiendo disparar y esquivar, aunque sin ataques con espadas.

Trish, al igual que otros muchos personajes, ya estaba diseñada para antes del cambio.
Trish, al igual que otros muchos personajes, ya estaba diseñada para antes del cambio.

Desatando los demonios

La historia nos presentaría a Tony Redgrave, nuestro protagonista, un hombre con una inteligencia y un cuerpo sobrehumanos, y nos embarcaría en una aventura por descubrir el origen de éstos. Obviamente, había muchos más elementos de terror, pero la historia se mantuvo sorprendentemente fiel a la original en Devil May Cry, aunque cambiando los monstruos creados en un laboratorio por criaturas de otro mundo. De hecho, a excepción de los padres de Tony, que se eliminaron de la narrativa, el resto siguieron presentes. A riesgo de destripar el giro argumental de la versión descartada, Umbrella había creado a dos gemelos modificados genéticamente a partir de ADN del personaje que se acabaría convirtiendo en Oswell E. Spencer, uno de los fundadores de la compañía, y que explican las habilidades de Tony... y de su hermano.

Algunos de los monstruos parecen haber sobrevivido hasta llegar a la versión final que jugamos.
Algunos de los monstruos parecen haber sobrevivido hasta llegar a la versión final que jugamos.

Parece ser que el estilo artístico y la ambientación también estaban definidas antes de la transición a una nueva saga, ya que el equipo viajó a España y Reino Unido para tomar referencias de arquitectura medieval y gótica en la que inspirarse, e incluso hacer fotos para las texturas. Muchas de estas fotos y texturas acabaron en el Resident Evil 4 de Shinji Mikami que sí llegó a las tiendas, por lo que el viaje acabó siendo bastante productivo.

Los hermanos Redgrave, todavía bajo el logo de Umbrella, antes de que su vida cambiara de universo.
Los hermanos Redgrave, todavía bajo el logo de Umbrella, antes de que su vida cambiara de universo.

Mikami parecía no estar muy contento con el nuevo enfoque, y decidió que era mejor alejar ese proyecto de la saga Resident Evil. El potencial estaba ahí, y Capcom decidió reconvertirlo en Devil May Cry, cambiando elementos de la historia, inspirándose en La divina comedia de Dante Alighieri para su universo, y desatando la acción de su jugabilidad para convertirlo en el referente de los hack & slash que todos conocemos. El viaje de Resident Evil 4 sólo acababa de empezar, con un desarrollo que no iba a ser nada sencillo, pero Dante ya había encontrado su camino.

Juan Rubio
Colaborador
ANTERIORES
Lo que pudo ser The Box, el Silent Hill de los creadores de Eternal Darkness
Lo que pudo ser
10:19 15/3/2020
Uno de los muchos proyectos cancelados de Silicon Knights intentó convertirse en una nueva entrega de la saga de Konami antes de pasar a las manos de THQ y Sega.
Lo que pudo ser Half-Life 2: Episode 3, el supuesto cierre de la segunda entrega
Lo que pudo ser
13:12 22/3/2020
Con Alyx a punto de llegar a nuestros cascos de realidad virtual, hablamos de un episodio perdido de la mítica obra de Valve.
SIGUIENTE
Lo que pudo ser Ion Runner, el último juego de los creadores de Rollcage
Lo que pudo ser
13:57 5/4/2020
Attention to Detail intentó recuperarse de unos años bastante complicados con este proyecto que, al final, pereció con el estudio.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir