Impresiones alfa The Tomorrow Children

Probamos el peculiar mundo conectado y social de Q-Games en su versión alfa.
The Tomorrow Children
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Versión PS4.

Si con la serie PixelJunk el estudio Q-Games se habían caracterizado principalmente por jugabilidad sencilla y directa o gráficos minimalistas, con The Tomorrow Children el cambio es de 180º. Fue una de las sorpresas de la Gamescom y no dejó a nadie indiferente, primero por su apartado gráfico y luego por su mecánica, consistente en trabajar por un bien común, algo que sin embargo no ha quedado nunca bien explicado. El resumen es una mezcla de búsqueda de recursos, personalización de avatares y defensa de una ciudad base, todo ello con en un mundo online, abierto y persistente.

La alfa que está disponible en estos momentos nos permite descubrir un poco más de este título que comienza con una secuencia que resume qué ha pasado hasta entonces. En su ansia por construir una sociedad perfecta y común, la Rusia distópica de los años 1960 realiza un experimento que pretende unir todas las mentes humanas en una única consciencia. El resultado es tan terrible que deja al planeta diezmado y durante décadas posteriores lo que resta es volver a construir la civilización. La niña que controlamos es un clon proyectado que trabajará en la inmensidad del Vacío, un desolador paraje del que hay que extraer elementos básicos y por si fuera, poco, luchar contra los Izverg, una especie de monstruos kaiju dispuestos a destrozar lo que encuentran a su paso. En esta prueba el trasfondo no está demasiado desarrollado, salvo por una pequeña secuencia inicial.

En la alfa existen cinco clases predefinidas para comenzar la aventura. Como ciudadano, partimos de unos parámetros equilibrados; el minero es el mejor preparado para la extracción de minerales y su transporte; el ingeniero desarrolla maquinaria; el oficial de radio tiene una salud por encima de la media y es ideal para explorar; por último, el combatiente se dedica a las tareas defensivas contra los Izverg. Se trata sólo de decidir el valor inicial, pues luego al evolucionar en el juego subimos los parámetros como deseemos, al estilo rolero.

PUBLICIDAD
Si no te gusta el transporte público, tienes a tu disposición vehículos individuales.
Si no te gusta el transporte público, tienes a tu disposición vehículos individuales.

La idea general es realizar tareas positivas para la comunidad, obtener puntos de reconocimiento, conseguir cupones de estado y comprar así mejores herramientas –por ejemplo, palas, escaleras, etc.-, ventajas perk y otros objetos. Al tratarse de un juego con conexión permanente, constantemente aparecen –y desaparecen- otros usuarios en pantalla trabajando en sus tareas, ya sea apilando minerales o frutos, dando energía a la ciudad o disparando en caso de ver un monstruo cercano. Recuerda un poco a las visiones fantasmales de jugadores en la saga Souls de FromSoftware, ya que no siempre estás viendo físicamente a los compañeros –desconocemos cuántos hay por partida-, sólo en ocasiones puntuales cuando están realizando una tarea importante se hacen visibles. De esta manera, no es necesario presentar en pantalla decenas de personajes que, a lo mejor, sólo se dedican a corretear sin rumbo fijo.

The Tomorrow Children es un mundo abierto, así que la primera decisión debe ser ¿cómo ayudarás a esta sociedad? Todo gira entorno a trabajar, evitar los ataques de criaturas y explorar las islas. Un rápido paseo por la zona nos muestra las diferentes tiendas, el centro de expedición de cupones por el trabajo conseguido, las maquinarias para construir vehículos y otros dispositivos, el generador de electricidad -un minijuego- o el almacén de recursos que suma el total conseguido por cada categoría. Es importante señalar que la ciudad está siempre viva y por tanto beneficias a la colonia con tus logros, y tú de lo que consigue el resto de compañeros. Apaga la consola y al día siguiente tu población habrá aumentado, se habrán construido nuevos edificios y accesos, o quizás te encuentres un gran desastre que no se pudo evitar.

Al encontrar minerales debes llevar el botín a la ciudad, o dejar que otros usuarios lo hagan por ti.
Al encontrar minerales debes llevar el botín a la ciudad, o dejar que otros usuarios lo hagan por ti.

Si optamos por la búsqueda de recursos fijamos nuestro rumbo a una de las llamadas islas fuera de las fronteras de la ciudad que periódicamente irán apareciendo. Para llegar a ellas se puede tomar un autobús, vehículos personales o construyendo caminos, porque no siempre están lo suficientemente cerca como para llegar a ellas a pie –lo sabrás cuando empieces a hundirte en el suelo-. Estas montañas tienen formas surrealistas de caras o extremidades humanas, y cada cierto tiempo aparecerán nuevas para ser investigadas. Una vez estas en la zona, puedes cavar en la superficie, modificar su forma –creando túneles o escalerillas por ejemplo- y extraer minerales o unas muñecas matrioska escondidas que son vitales para aumentar la población de la ciudad una vez colocadas en una máquina especial. Al menos en la alfa, este es uno de los objetivos principales.

Empezar a cavar en las islas no tiene ninguna complicación, es sacar el pico o la pala sobre cualquier pared o suelo para crear túneles hacia el interior de la estructura. Al menos en los primeros niveles y con herramientas básicas este proceso tarda varios segundos, pero parece que mejorando las habilidades y el equipo se agiliza un poco; quizás con más nivel sea visiblemente más rápido.

Curiosamente la oscuridad es dañina, o como dicen en Q-Games, te hace perder coherencia y tu proyección, así que no basta con empezar a escarbar todo lo profundo que te plazca, necesitarás fuentes de luz cercanas para no morir rápidamente, sean lámparas, algunos objetos luminosos –hemos visto un tipo de planta- o la ayuda de otro trabajador con su linterna que te pueda ayudar desde el exterior. Morir supone volver a la ciudad principal y perder puntos si no has comprado una tienda de campaña a modo de check point.

Los monstruos llegarán en oleadas. Más vale que el personal esté preparado para el asalto.
Los monstruos llegarán en oleadas. Más vale que el personal esté preparado para el asalto.

Los Izverg están por fastidiar, básicamente. Hay varios tipos, uno bípedo en plan Godzilla, unas mantas raya voladoras, una especie de insecto alado y por último, el que más nos ha impresionado, la araña metálica. Para lidiar con estos bichos se necesita adquirir armamento pesado como lanzacohetes, pero si no deseas invertir tus ahorros en armas o tu clase no es la más preparada para el combate, siempre puedes echar manos de las baterías de misiles que rodean los muros exteriores de la ciudad, si es que están fabricadas. A corto plazo parece que la diversión está en explorar y recopilar material, pero es tan importante mejorar las reservas como evitar que luego sean destruidas, de ahí que los ingenieros y militares sean igual de importantes.

Hay unos cuantos detalles que comentar sobre la vida en la ciudad. Esta democrática población está en elecciones cada cierto tiempo y hay que votar al alcalde. Puede parecer una tontería pero no lo es. Cada candidato está orientado a favorecer a un tipo de clase, de manera que tenemos al que promete más seguridad, el que se inclina por el proletariado o quien desea construir más edificaciones, que se traduce en reducir el coste de construcción de edificios o aumentar la potencia devastadora de las armas. Todos los jugadores conectados votan simultáneamente y en unos instantes sabrás quién es, durante una temporada, el nuevo jefe.

Otra curiosidad es el acceso para las tiendas o al ministerio de trabajo, que se hace formando colas. Debes esperar a tu turno religiosamente, aunque puedes colarte con ciertas habilidades. Respecto a la comunicación con otros usuarios, en la alfa hay cuatro ánimos predefinidos para elogiar el trabajo de un compañero, pero en la versión final habrá más opciones.

Uno de los temores que tenemos de The Tomorrow Children es que es el típico juego que en cooperativo y funcionando como han planeado sus creadores las recompensas son mayores y el crecimiento –personal y de la sociedad- marcha sin problemas. Ahora bien, ¿tus compañeros van a ser siempre aleatorios? ¿Se equilibrará el nivel de los usuarios? Es imposible que un jugador se pueda encargar de todo, de recolectar recursos y de llevarlos a la ciudad, de luchar, de construir, se necesita un equipo coordinado. ¿Y si no lo tienes? ¿Vas a trabajar como un mulo para ver cómo un Izverg destroza las construcciones sólo porque el resto de amigos están desperdigados buscando oro o manzanas? Es complicado ver esto en una versión recortada y limitada, confiamos que se logre un equilibrio en la selección de jugadores.

PUBLICIDAD

El juego favorito del camarada Lenin

The Tomorrow Children es un mundo extraño, desconcertante y con personalidad, pese a que muchas veces se quiera comparar directamente con Minecraft, un parecido que en la práctica no es tal. Sus peculiares gráficos, la cámara en plan Lomo y su sentido de la cooperación lo hacen único en el catálogo.

A decir verdad, la alfa nos ha resuelto dudas respecto a la mecánica general, pero queda mucho por ver y explicar, y no estaría de más añadir algún objetivo individual –que no sean los tablones de récords diarios- que contente a los jugadores más competitivos. Es un prometedor proyecto que podría convertirse en un éxito sonado para comunidades fieles, o un bonito sandbox demasiado disperso, sin definir claramente su propuesta.

Ramón Varela
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de PS4

Battlefield 2042 - Así es Hazard Zone
Battlefield 2042 - Así es Hazard Zone
Así es Hazard Zone
2021-10-14 17:06:00
Os contamos los detalles más importantes de Hazard Zone, un nuevo modo de juego para la saga Battlefield que mezcla el combate entre jugadores con acción contra la IA.
Final Fantasy XIV: Endwalker - Impresiones + Gameplay
Final Fantasy XIV: Endwalker - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2021-10-13 14:01:00
Regresamos a uno de los mejores MMORPG de la actualidad para probar algunos de los nuevos contenidos que traerá consigo su próxima gran expansión.
Battlefield 2042 - Impresiones + Gameplay
Battlefield 2042 - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2021-10-06 09:04:00
Probamos la beta del nuevo shooter de DICE y EA que llegará a España el 19 de noviembre y del que ya podemos tener un primer anticipo cargado de acción, emoción y decisiones interesantes a nivel jugable.
Blue Reflection: Second Light - Impresiones
Blue Reflection: Second Light - Impresiones
Impresiones
2021-10-03 14:40:00
Gust regresa en noviembre con un nuevo juego de rol que retoma la licencia que estrenó en 2017. Os contamos nuestras primeras impresiones.
Stranger of Paradise Final Fantasy Origin - Impresiones
Stranger of Paradise Final Fantasy Origin - Impresiones
Impresiones
2021-10-01 13:06:00
Probamos una nueva demo de uno de los spin-off más peculiares y divisivos de la mágica saga de Square Enix.
eFootball 2022 - Impresiones + Gameplay
eFootball 2022 - Impresiones + Gameplay
Impresiones + Gameplay
2021-10-01 09:34:00
Probamos eFootball 2022, el juego que sustituye a PES y que llega plagado de errores y fallos que apenas dejan ver lo que podría ser, con mucho trabajo, un gran juego de fútbol.
Género/s: MMO / Mundo abierto
PEGI +12
Plataformas:
PS4

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
7.7
  • Fecha de lanzamiento: 6/9/2016
  • Desarrollo: Q-Games / SCE Japan Studio
  • Producción: SCEE
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: Free to play
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Sí
COMUNIDAD
5.47

PUNTÚA
The Tomorrow Children para PlayStation 4

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir