Análisis de Syndicate (Xbox 360, PC, PS3)

Un clásico de la estrategia vuelve en forma de frenético juego de acción en primera persona muy entretenido aunque poco sorprendente.
Syndicate
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones Xbox 360, PC y PS3.

En 1993 Bullfrog Productions, el estudio de un tal Peter Molyneux que seguro os sonará de algo, creadores de obras tan influyentes como Populous, Dungeon Keeper o Theme Park, lanzó al mercado Syndicate, un juego de estrategia en tiempo real que dado su éxito llegaría a múltiples plataformas, desde PC, Mega Drive y Super Nintendo a Amiga, Mac, 3DO, Atari Jaguar e incluso Mega-CD. En él controlabas a cuatro agentes desde una perspectiva isométrica, realizando misiones por todo el mundo en un futuro ciberpunk, con algunos conceptos revolucionarios para su época como explorar grandes ciudades con peatones, policías y coches circulando por sus calles, el hecho de poder mejorar a nuestros personajes y la posibilidad de ir ganando dinero mediante impuestos y poder controlar el mundo. En 1996 se lanzó para PC y PlayStation una continuación titulada Syndicate Wars, que no contó con tanto éxito de crítica y de público, pese a ser un buen juego, o al menos nosotros así lo recordamos, con mucho cariño.

Y ya con Bullfrog Productions extinta desde 2004, y Electronic Arts con los derechos de todas sus propiedades intelectuales, pensaron por qué no traer a los tiempos actuales este clásico, y cómo no, convertido en un título del género de moda que lleva arrasando varios años: la acción en primera persona. Se puede afrontar de muchas maneras este tipo de juegos, desde la acción más directa, lineal y sin complicaciones, a propuesta más sesudas, con toque roleros, exploración, infiltración e incluso toques estratégicos, todo es posible. Pero aquí el espíritu del original se pierde por el camino y nos ofrecen un frenético juego de acción, sin mucho tiempo para pensar creando tácticas o estrategias, y conservando de la obra de 1993 poco más que universo y ambientación.

Tras aparecer los primeros rumores en 2008 del conocido como Project RedLime, del que solo se sabía en un principio que era el nuevo juego de los suecos Starbreeze Studios y el resurgir de una antigua saga, en septiembre del pasado año por fin se desveló la sorpresa. "El mayor proyecto en el que el estudio ha trabajado hasta la fecha", tras el genial The Chronicles of Riddick: Escape from Butcher Bay de 2004, un notable The Darkness en 2007, un correcto The Chronicles of Riddick: Assault on Dark Athena en 2009, y la cancelación por medio de un nuevo juego basado en Jason Bourne, para centrar todos sus esfuerzos en Syndicate.

PUBLICIDAD

Un shooter lineal, incluso pasillero, con una campaña no muy larga de unas seis horas, y que en su arranque da la sensación de ser demasiado genérico y poco inspirado, como si fuera algo que ya hemos visto y jugado cienes de veces, a lo que se añade una historia pobre, desdibujada y nada interesante. Pero que poco a poco se va creciendo, cobra interés, su sencillez no termina jugando en contra, sabe ser dentro de lo que cabe variado, sobre todo entretenido, y finalmente remonta y demuestra el buen hacer de Starbreeze en el género, creando intensos e interesantes tiroteos en una estética por momentos muy poderosa y atractiva. Pese a ello, deja una sensación de que podía haber dado mucho más de sí, y unas recientes declaraciones de sus responsables, con las que se ponían la venda antes de la herida, nos pueden dar pistas de ello, diciendo que hubieran deseado tener un poco más de tiempo de desarrollo.

2069, un futuro en el que ya no gobiernan los políticos, sino las megacorporaciones

Más de uno seguro que está pensando que esto ya ocurre actualmente… pero no entremos en temas espinosos y vamos a hablar del argumento del juego. La historia se sitúa en 2069, en un futuro dominado por unas megacorporaciones conocidas como los Syndicate, que controlan las diversas regiones en las que se divide el mundo desarrollado. Eurocorp, Cayman and Global y Aspari han revolucionado la manera en que el consumidor interactúa con el mundo digital. El consumidor ya no necesita un dispositivo para acceder a la información y controlar la tecnología, sino que puede hacerlo en un abrir y cerrar de ojos mediante un chip neuronal implantando. Por esta razón, los civiles han acudido en masa para ser "chipeados" y poder así disfrutar de todo lo que les ofrece el sindicato de su elección: vivienda, atención médica, banca, seguros, educación, entretenimiento y trabajo, un paquete completo, un estilo de vida completo. A cambio, los sindicatos han obtenido información y un control sin precedentes sobre los individuos y su comportamiento. Sin apenas supervisión de los gobiernos, los negocios se han convertido en la guerra, y los sindicatos no se detendrán hasta alcanzar el dominio definitivo del mercado.

En la primera línea de fuego están los agentes, empleados de los sindicatos que cuentan con mejoras de bioingeniería y chips implantados, capaces de abrir brechas en todo el mundo conectado, incluidos sus enemigos, sus armas y el entorno que los rodea. Nosotros seremos Miles Kilo, un agente de Eurocorp al que le implantan el revolucionario chip DART-6, que le permitirá realizar acciones nunca vistas, como ver a través de las paredes a los enemigos y doblegar su voluntad pirateando sus chip, así como otros dispositivos electrónicos. Una historia escrita por Richard Morgan, un reconocido escritor y guionista inglés de ciencia ficción y fantasía, ganador del Premio Philip K. Dick en 2003, que coge prestado el interesante universo planteado en el juego de 1993 para crear su propia historia. Un tanto pobre y deslavazada, demasiado sencilla y esquemática, sin apenas sorpresas y muy previsible, que sirve de pretexto para llevarnos de un lugar a otro de este interesante mundo.

Encarnamos al típico protagonista mudo que nunca da su opinión sobre todo lo que está pasando y del que ya empezamos a estar un poco cansados, del que apenas sabemos nada, junto a unos secundarios poco carismáticos y desdibujados. Una pena, ya que su premisa argumental es terriblemente interesante, como bien habrá apreciado cualquier amante de la ciencia ficción, y se le podía haber sacado muchísimo más partido. Desde los lugares más elevados en los enormes rascacielos de las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, donde vive la elite y la mayoría de "consumidores" –con la palabra "personas" en desuso-, hasta los suburbios y las zonas bajas, sin gente chipeada, y pasando por una gigantesca ciudad flotante en el mar, Starbreeze demuestra su maestría para crear atmósferas hipnóticas y ambientaciones, por momentos, muy logradas. Y también demuestran que saben hacer buenos juegos de tiros, aquí con un ritmo a veces frenético y muy intenso, aunque no hubiera estado de más algún ingrediente más en el cóctel, como momentos de exploración o puzles, que se llegan a insinuar e incluso rozar.

 1

El control y la jugabilidad es la de cualquier shooter en primera persona, con un mal realizado sistema de coberturas que acabaremos por obviar y simplemente nos limitaremos a agacharnos tras los objetos. El elemento clave y diferencial respecto a otros juegos de acción son las habilidades de hackeo del protagonista, que puede interferir en los chips implantados de sus enemigos así como en elementos informáticos y robóticos del entorno. Podemos crear una sobrecarga en el chip del enemigo para dejarle aturdido durante unos instantes, piratear torretas para que disparen a nuestro favor, plegar y desplegar coberturas de todo tipo, o incluso desactivar las granadas que nos lanzan. Siendo entre las habilidades más asombrosas el conseguir que los enemigos se suiciden o persuadirlos para que combatan a nuestro lado, volviéndose contra sus compañeros.

Estas son las denominadas como habilidades de vulneración, y llegamos a conseguir tres en todo el juego: sabotaje, suicidio y persuasión. Se eligen con la cruceta digital del mando, y para realizarlas hay que apuntar al enemigo deseado, ver encima de su cabeza una indicación que nos los permita, y dejar pulsado LB/L1. Una barra medidora se va llenando hasta que alcance el 100%, aunque hay una pequeña marca blanca cerca del final llamada pico de vulneración, y si soltamos el botón en el momento en el que el medidor pasa por esa zona, conseguiremos una ventaja rellenándose ligeramente la energía de las tres habilidades. Para que lo entendáis mejor, es casi el mismo sistema que tenemos en la saga Gears of War cada vez que cargamos un arma.

Con sabotaje una explosión interna hace detonar la munición dentro del arma enemiga, lo que desorienta al adversario por un momento y le causa daños. Inmediatamente después, los enemigos recibirán el doble de daño en los ataques durante un breve período de tiempo. El suicidio anula el biochip del objetivo y le obliga a quitarse la vida, en una acción muy espectacular, y que además puede dañar a los compañeros de su alrededor. Con persuasión el objetivo se convierte en tu aliado y ataca a sus compañeros, una vez que haya eliminado a todos los enemigos que tenga cerca, el objetivo se suicida. Cuando usamos estas habilidades, tendremos que esperar un tiempo hasta que se recarguen, por lo que usarlas con cabeza y saber administrarlas será vital para sobrevivir.

La vulneración como hemos dicho también se utiliza para interactuar con el entorno, por ejemplo para abrir puertas, activar ascensores, todo tipo de paneles de control, y a veces esto provoca que podamos desplegar u ocultar coberturas, ya sea para dejar a los enemigos al descubierto o protegernos a nosotros mismos. Se usa en varios momentos del juego de manera bastante inteligente, aunque como pasa con muchas cosas de este proyecto, da la sensación de que es algo a lo que se le podía haber sacado mucho más partido. Podemos neutralizar amenazas como granadas, minas y torretas automáticas, y el caso de las granadas es muy divertido, ya que tenemos unos pocos segundos para desarmarlas, por tanto tendremos que buscarlas rápidamente por el suelo, aunque muchas veces incluso las desactivaremos por el aire antes de caer.

 2

Pero más importante todavía que las habilidades de vulneración, es la superposición DART. Pulsando R1/RB, entramos en un modo que nos muestra el mundo de color gris aunque con elementos clave resaltados en naranja, como los enemigos, las armas y diversos objetos vulnerables –como bombonas de gas o combustible a las que se puede disparar para que exploten-. Además no solo eso, este modo acelera tus movimientos para que parezca que los enemigos se mueven más despacio, recibiendo mientras un 10% menos de daño e infligiendo un 10% más. Esta habilidad dura unos segundos y tarda en recargarse unos cuantos, así que su buena gestión y uso será clave para avanzar con éxito en el juego. Sin ella y las otras habilidades, sería imposible acabar con las enormes cantidades de enemigos que a veces nos abordan, cada vez más complicados.

Comenzamos con rivales que son carne de cañón, además nos gusta que unos pocos disparos sean suficientes para acabar casi con cualquiera. Pero luego aparecen por ejemplo unos con armadura líquida, por lo que primero hay que desactivarla con nuestras habilidades de hackeo y así pueden ser vulnerables a nuestros disparos. Los enemigos con armadura líquida tienen una barra de salud que indica la fuerza de su armadura con segmentos resaltados. La vulneración nos permite abrir fuego y abrirte paso en las capas de la armadura un intervalo de tiempo, teniendo que hacerle el suficiente daño o si no se regenerará y el segmento de salud volverá a llenarse. Drones voladores de combate, a los que hay que desactivar su escudo de energía, o incluso rivales con inhibidores de vulneración, que no permiten ser vulnerados ni a los aliados que se encuentren cerca de ellos, por lo que se convierten en objetivos prioritarios. Todos estos combinados, las habilidades de vulneración - sabotaje, suicidio y persuasión-, poder desactivar las granadas, activar objetos del entorno como coberturas, enemigos invulnerables o con armaduras, superposición DART, etcétera, hacen que la acción sea muy entretenida y a veces desenfrenada, con generosas cantidades de enemigos que nos salen al paso, para lo que también contamos con un numeroso y atractivo arsenal.

 3

Hay 21 armas distintas, desde pistolas, ametralladoras, rifles de francotirador, escopetas, casi todas con dos modo de disparo o apuntado, hasta alguna más originales como la GAUSS EMW-56. Una carabina con un sistema de disparo automático de proyectiles programables, mediante el cual tras fijar un objetivo las balas trazan extrañas trayectorias evitando cualquier obstáculo con el fin de llegar al enemigo, así que estos no estarán a salvos ni tras una cobertura, muy chula y no hubiera estado mal alguna más tan original como esta. Aunque un clásico, hay un momento genial en el que te haces con un mortífero lanzallamas y del que sobra las explicaciones sobre la espectacular "barbacoa" que montas en las calles de la ciudad salpicadas por la lluvia. También y no menos importante, podemos realizar ataques cuerpo a cuerpo, presionando el stick derecho, más que ataques ejecuciones, ya que siempre acabamos con el enemigo, quizás un poco exagerado, aunque más adelante habrá rivales que no nos permitirán ni acercarnos.

Tenemos unos cuantos coleccionables repartidos por los escenarios, bastante pequeños y estrechos, así que explorarlos y encontrar todo no será mayor problema. Si acaso por ejemplo la propaganda, una serie de documentos en forma de grafitis, carteles, o mensajes de audio que tenemos que rastrear entrando en el modo superposición DART. Y por último no dejar de mencionar las mejoras de habilidades, que se pueden comprar mediante los puntos adquiridos cada vez que arrancamos el chip a un enemigo. En momentos muy puntuales de la historia, a algunos personajes o rivales, una vez aturdidos, les podremos extraer el biochip del cerebro, con una escena terriblemente atractiva y espectacular, mediante un punzón que se inserta en el oído viendo como unos pequeños tentáculos "obran" este milagro.

 4

Cada uno de estos chips nos proporciona un punto, y en el menú agente tenemos una especie de árbol de habilidades en forma de cuadrícula donde gastarlos, con un total de 17 mejoras. Aumentar la resistencia al daño, mejorar la regeneración de salud, la duración de la superposición DART, más capacidad para llevar munición, reducir el tiempo al recargar, o una pequeña invulnerabilidad si nos acercamos a la muerte, son algunos de los ejemplos. Como si de un puzle se tratará, si vamos adquiriendo las adyacentes, la salud del personaje va aumentando, y ya os decimos que tras completar el juego solo llegas a poder hacerte con la mitad de ellas, por lo que hay pensarse bien su adquisición. Casi siempre, uno de estos puntos nos los dan tras derrotar uno de los enemigos finales, un buen añadido que aporta algo de frescura y variedad.

Rivales difíciles a los que nos haremos daños con simplemente disparar, y primero tendremos que vulnerar el escudo que los protege, entre otras acciones. Hay un par de ellos más originales y diferentes, por ejemplo uno en el que no tenemos armas, y tenemos que piratear rápidamente los misiles que nos lanza para que se vuelvan contra él. Un enfrentamiento muy interesante y con el que Starbreeze nos demuestra que tiene buenas ideas, aunque echamos de menos alguna situación más parecida a esta a lo largo del juego. Hay algún ligero esbozo de puzle, algún momento en la que hay que usar y modificar el entorno de manera inteligente para protegernos, pero son momentos demasiado aislados, que parecen decirnos a gritos que podía haber sido mucho mejor juego de lo que finalmente ha sido, al menos más original y diferente todavía.

 5

Una pena ya que contiene momentos muy buenos, con tiroteos realmente estimulantes, ideas visuales atractivas, pero en su cómputo global no deja de ser un shooter bastante genérico, y por ejemplo una de sus bazas más diferenciadoras, las habilidades de vulneración o hackeo y pirateo de los enemigos, siendo tres solo, saben a poco, y de haber incluido más el título hubiera ganado en complejidad e interés. La campaña dura unas seis horas, y se hace entretenida y disfrutable, muy recomendable para los amantes del género y sobre todo de la ciencia ficción, pese a su deficiente historia. Y una vez superada, siempre nos quedará el modo cooperativo.

Cuatro agentes y un destino

Como en el juego original de 1993, en su modo cooperativo para cuatro jugadores a través de internet, cuatro agentes de Eurocorp participarán en misiones cooperativas. Y no solo la cantidad de agentes es un guiño al título de Bullfrog, ya que reviviremos las misiones del Syndicate original a través de nueve mapas inspirados en este, todo un detalle para los más nostálgicos y fans de aquel, aunque con la cantidad de años que han pasado sean difícilmente reconocibles.

Misiones cooperativas pero a la vez competitivas, ya que mientras jugamos en equipo para superar la fase vamos sumando puntos y disfrutando de una sana rivalidad entre los distintos participantes. Matar, herir, dar asistencias, curar y resucitar a los compañeros, todo puntúa y suma a nuestro marcador personal, por lo que habrá que intentar ser lo más activo posible y no fastidiar a los compañeros. Tiene detalles buenos, como que haya fuego amigo, y es un modo realmente divertido, ya que duros jefes finales nos ponen las cosas muy difíciles y a veces es todo un reto vencerles. Hay algunos cambios lógicos respecto al modo para un jugador, como que la vista superposición DART no ralentice el tiempo, y aunque no hemos podido jugar muchas horas, sí nos ha permitido Electronic Arts participar en una campeonato entre la prensa, y tenemos que admitir que nos lo pasamos genial, se nota que es un modo trabajado y un gran aliciente a la campaña, muy divertido.

Cuenta un sistema de progresión de personaje mediante la adquisición de aplicaciones, tanto ofensivas como defensivas, o de apoyo para tu equipo. Según vayamos superando misiones, obtendremos vales para mejorar las aplicaciones a través de la investigación aumentado así su efectividad, o para mejorar las armas. Obtenemos vales la primera vez que completamos una misión con éxito en cada nivel de dificultad: tres en normal, cuatro en difícil y cinco en experto. Hay un sistema de contratos, que recibes mediante tu lista de amigos o de tu sindicato –un grupo que puedes crear-, y de jugadores que tienen un mejor rendimiento que tú. Si los superas, cumpliendo lo especificado en cada contrato, podrás conseguir experiencia adicional.

Una estética aséptica con momentos muy atractivos

El futuro que nos dibujan en este juego es como de costumbre un tanto frío, de colores blancos o apagados, con diseños sencillos y esquemáticos. Esto cuando hablamos de la elite y la parte alta de las ciudades, del lujo, porque cuando bajamos a pie de calle, en los suburbios, todo se vuelve mucho más turbio y complejo, más actual, con una estética ciberpunk muy conseguida. Este contraste es de por sí atractivo, y por lo reciente que está y lo mucho que nos gustó, es normal acordarse de Deus Ex: Human Revolution, aunque el juego de Starbreeze cuenta con sus propia personalidad. En los lugares futuristas, perfectos para el "consumidor" y la burguesía, es cuando la ambientación es menos atractiva y más genérica, y cuando lo que nos rodea, como en los suburbios, es más sucio, pueril, y en definitiva "humano", el juego es más bonito e interesante, algo bastante curioso. Sobre todo a la hora de jugar con la iluminación, Starbreeze demuestra su capacidad para crear logradas atmósferas, algo que ya había conseguido en anteriores juegos.

 6

No será puntero gráficamente, pero es agradable a la vista, no cuenta con problemas de rendimiento que lastren la jugabilidad, y en definitiva cumple sin muchos alardes, estando sus mayores logros como hemos dicho en el diseño artístico. La banda sonora no se salva, solo un par de temas buenos y el resto muy discutibles, una ocasión perdida ya que un futuro distópico, como demostró –otra vez- Deus Ex, puede dar pie a composiciones muy inspiradas. Los efectos de sonido con contundentes y notables, y las voces están en inglés, con algunos actores famosos como Rosario Dawson, Brian Cox, aunque tampoco es que sea un juego en el que se hable demasiado, todo con subtítulos en castellano. Y respecto a estos, hay que hacer una pequeña crítica, por su reducido tamaño, tanto durante el juego como en los menús, algo inexplicable y sobre lo que sus desarrolladores se deberían haber dado cuenta, que no todos jugamos a medio metro de la pantalla, haciéndose a veces insufrible leer los numerosos documentos que vamos recogiendo y que aportan más detalles del argumento.

 7

Un shooter destacable, que podía haber llegado mucho más alto

Syndicate es un buen juego, entretenido, a veces frenético, inspirado en ciertos tiroteos y situaciones, con una lograda ambientación, pero a la vez una ocasión perdida. Su planteamiento argumental daba para muchísimo más, y queda en una historia muy vaga y pobre, demasiado obvia, con unos personajes nada carismáticos. Su apuesta por la acción lineal y desenfrenada es respetable, aunque está demasiado vista, y ligeros retazos de puzles y acción táctica apuntan a que podía haber sido un shooter más original y diferente, y no uno más de tantos. Pese a ello Starbreeze demuestra que le tiene cogida la medida al género, y en todo momento es divertido, adictivo, y a la campaña un pelín corta le complementa un notable modo cooperativo. Podría haber sido mejor, pero lo que es no está nada mal, y pese a sus carencias es un título muy recomendable para los amantes de la acción y la ciencia ficción, y un aficionado a los shooters debería probarlo.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PC PS3

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 23/2/2012
  • Desarrollo: Starbreeze
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 4 jugadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.33

PUNTÚA
Syndicate para Xbox 360

16 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 23/2/2012
  • Desarrollo: Starbreeze
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 4 jugadores
COMUNIDAD
6.97

PUNTÚA
Syndicate para Ordenador

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 23/2/2012
  • Desarrollo: Starbreeze
  • Producción: Electronic Arts
  • Distribución: Electronic Arts
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: hasta 4 jugadores
COMUNIDAD
7.56

PUNTÚA
Syndicate para PlayStation 3

13 votos
Flecha subir