Análisis de Funky Barn (Wii U)

La vida en el campo puede ser muy movida, aunque corta de opciones.
Funky Barn
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5
SONIDO
6
NOTA
6
DIVERSIÓN
6.6
JUGABILIDAD
5
Análisis de versión Wii U.

La vida en el campo no siempre es bucólica, como bien demuestran los simuladores de granjas. Siguiendo esta tradición, Funky Barn te tendrá ocupado cuidando de tu granja y haciéndola prosperar, aunque también tiene el problema que suele plantearse en los pueblos más pequeños, que las opciones para divertirte son bastante limitadas.

Sabido es que la vida en los pueblos transcurre a otro ritmo, y el principio del juego, cuando elijes el tamaño de la granja que vas a hacer medrar, lo comprobarás por el interminable tiempo de carga. Cierto es que la partida luego va fluida y puedes tener la granja llena de animales y todo tipo de complementos, pero el parón inicial es considerable.

PUBLICIDAD

Uno de los mejores elementos del juego es que la curva de dificultad está muy bien pautada, tanto si tienes experiencia en otros juegos similares como si piensas que la leche crece en los supermercados.

Nada más entrar en tu granja y comprobar que buena parte de ella es un secarral llega la cigüeña con tu primer animal. Quizá el hecho que constituye el mayor reto es que los animales no los compras tú ni tú decides cuándo llegan, sino que la Cigüeña aparece cuando se dan las condiciones necesarias y tú yo granjero simplemente decide la especie del nuevo inquilino de tu granja.

Tal vez por esto es mucho más gratificante cada vez que aumentas el personal animal y más doloroso cada vez que pierdes a uno de ellos.

Caricias para contentar a tus animales

El juego individualiza a cada animal, dándole un nombre. Puedes renombrarlo y darle otro color. Otra opción es interactuar con el animal para mejorar su estado de ánimo. Es un toque a lo tamagotchi que no tiene demasiada lógica. Le acaricias en la pantalla del GamePad, y no son mimos en realidad, sino que debes frotar con energía para ver cómo sube la barra.

En realidad, es efectivo si lo que quieres es mejorar la producción del animal en cuestión, pero si se trata de que se sienta a gusto en tu granja no suele funcionar y es frustrante ver cómo acabas de dejar la barra de felicidad al máximo y, cuando vuelves a la granja, el animal se eleva sobre tus propiedades para dejarlas y no volver.

Para retener a los animales que atraigas debes tenerles comida, bebida y refugio. Toda esta gestión es divertida y avanza a buen ritmo. A cambio, cada animal va suministrando recursos que puedes vender. Al principio tendrás que ir recogiéndolos a mano, pero la bendita tecnología no tardará en acudir en tu auxilio y podrás automatizar todo el proceso.

Las máquinas y las estructuras pueden mejorarse, lo que te facilitará más todavía el día a día y te motiva para ir consiguiendo dinero. Tu granja sabrá recompensarte por las inversiones.

 1

Cuando hayas cumplido una serie de requisitos pasarás al siguiente nivel –hay siete- y estará disponible un nuevo animal, cada vez más exótico. Es gratificante subir de nivel, aunque en ocasiones es mejor asentar el funcionamiento de la cabaña que tienes antes de que la cigüeña te traiga nuevas especies.

También van apareciendo cada vez más peligros para el bienestar de tus propiedades virtuales: lobos, ovnis, tormentas, tornados…. Algunos pueden arruinar tu granja en unos instantes, a no ser que comiences pronto a adoptar medidas como la máquina para controlar el tiempo, poner una perrera o construir cercas potentes.

De vez en cuando uno de tus vecinos te propondrá un acuerdo comercial. Suelen ser provechosos para Rufus, tu granjero, aunque debes centrarte en cumplirlo.

El lío de construir vallas y sendas

Pero toda moneda tiene también su cruz. Para mantener a tus animales separados deberás construir vallas, y para que las máquinas cumplan su cometido será necesario que establezcas sendas. Ambas cosas son un poco complicadas de manejar y te distraerán demasiado de la gestión adecuada de los animales. Es uno de los aspectos del juego más farragoso y que frena el ritmo de la gestión de recursos.

 2

La complicación de las vallas y las sendas se ve potenciada por el sistema de control. Puedes utilizar los botones o la pantalla táctil para manejar el juego, pero rápidamente queda claro que la táctil es una opción más adecuada, pero no puedes prescindir del todo de los botones. El problema está en que todo queda a medio camino entre la televisión y la pantalla del mando. En esta última se ve la granja como bocetada, con la silueta de animales y estructuras.

Funky Barn es un ejemplo de cómo las empresas se pueden acabar liando con las posibilidades del GamePad. Si vas a hacer una valla desaparece del GamePad cuando la sitúas en un punto en el que puedes colocarla, de forma que debes mirar a la televisión para verlo.

Si entras en el mapa lo ves en la táctil, pero en la pantalla de la televisión es donde te aparece el número de animales que tienes de cada especie. Es algo molesto tener que combinar botones y táctil al tiempo que miras la pantalla de la televisión y la del mando. Sí está bien empleado el uso del giroscopio: inclinar el mando adelante y atrás llena comederos y bebederos y hacia los lados sirve para arreglar máquinas.

A veces los animales se saltan los cercados para caer al agua, de donde debes rescatarlos a mano, o porque salen por error. Cuando estableces los cercados y colocas las máquinas debes tener cuidado, ya que si las ubicas demasiado cerca de la valla cuando escupa a los animales después de ordeñarlos o esquilarlos los puede lanzar fuera y antes de que te des cuenta tendrás que ir recogiendo vacas y ovejas perdidas y sedientas por la granja.

Aunque no pararás de dar de comer, abrir nuevos cercados, plantar árboles, subir de nivel las máquinas, aumentar el número de terreno fértil… el juego se antoja corto de opciones. En la construcción libre de granjas puedes seleccionar tres tamaños de granja.

Hay otro apartado, Desafío de Granja, con otros tres niveles de dificultad. Pero no está claro qué objetivos debes conseguir y todo queda en unas indicaciones genéricas. Tampoco es difícil llegar a la conclusión de que debes poner en orden todo aquello que está roto y mejorar la productividad de la granja, pero no estaría de más indicar los objetivos.

 3

Esas dos opciones es todo lo que ofrece el juego, y, aunque supone buenos ratos de juego, se antoja poco para el precio de Funky Barn. El juego sabe enganchar al jugador y no podrás abandonar la partida hasta conseguir las siete especies –y no será tan sencillo-.

Funky Barn es uno de esos juegos que no despierta grandes pasiones hasta que llega una tarde que nos sabes qué hacer y acabas jugando de forma compulsiva sin poder soltar el GamePad. Cuando te acostumbras a lo más negativo del control estarás atendiendo las necesidades de tu granja durante horas.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Grotto - Análisis
Grotto - Análisis
Análisis
2021-10-20 13:18:00
Quienes busquen una aventura narrativa original, única y mística podrán encontrarla en Grotto, el nuevo juego de Brainwash Gang que nos permiten ponernos en la piel de un místico chamán.
Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Género/s: Granjas / Simulación
PEGI +3
Plataformas:
Wii U

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 30/11/2012
  • Desarrollo: Tantalus
  • Producción: 505 Games
  • Distribución: 505 Games
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
6

PUNTÚA
Funky Barn para Wii U

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir