Análisis de Super Monkey Ball: Banana Blitz (Wii)

Los monos de Sega "saltan" a Wii con un control que se venía pidiendo a gritos y 50 mini juegos tan importantes como el modo principal.
Carlos Hergueta ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
5.5
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión Wii.
Introducción
Cuando vimos el primer vídeo demostrativo de Wii y se comenzó a hablar de la detección de movimiento, las elucubraciones sobre sus posibilidades brotaban como setas en los foros de la Red. Si el género de los 'shoters' parecía uno de los más apropiados para beneficiarse de las virtudes del nuevo Wiimote, en cuanto a sagas consolidadas, Monkey Ball parecía una firme candidata a renacer en la consola de Nintendo manteniendo todas sus premisas pero controlado íntegramente por movimientos- el propio Rayman Rabbing Ravids incluye un mini-juego que consiste en mover una bola por un tablero que inclinamos con el mando...-

En cuanto al juego y a modo introductorio, decir que cumple lo esperado. Si te habías dicho a ti mismo: Monkey Ball iría como anillo al dedo en Wii, puedes contar con ello. Además, como en anteriores entregas, Monkey Ball: Banana Blitz cuenta con muchos mini-juegos, cobrando nueva dimensión aquí gracias al control único de Wii, que le convierten en un juego válido para un sólo jugador y altamente recomendable para quienes quieran disfrutar de un 'party-game' adaptado al control de la nueva consola de Nintendo.

El control, tu mano. Bueno, y también el A
Tampoco hay que extenderse mucho para contar lo que desde el punto de vista jugable supone este Monkey Ball. Para el que no haya tocado nunca uno, esta saga consiste en inclinar un tablero -dispuesto a modo de circuito o recorrido- por el que rueda un mono dentro de una esfera desde el punto de partida hasta la meta mientras sortea obstáculos. Originalmente, el tablero se movía con el stick pero ahora la detección de movimiento del Wiimote ha traído una natural evolución.

Sosteniendo el mando en su mano, el usuario no tiene más que inclinarlo y esa misma inclinación se transmitirá al escenario. La respuesta es completamente fiable y sólo nuestro pulso y sangre fría determinará que no hagamos que nuestro mono se vuelva loco, comience a golpearse con todo y acabe cayendo al vacío por el borde de un escenario. Algo que, si no tenemos temple, os advertimos que puede pasar...

PUBLICIDAD

Pero además de adaptar el control de la saga a las peculiaridades de Wii, Sega ha introducido una novedad que sí podría haberse producido en cualquier otra consola pero da la casualidad de que ha sido en esta: el salto. Gracias a esta habilidad, los monos ganan en agilidad y versatilidad y, en consecuencia, las fases presentan una nueva dimensión de obstáculos y mayor profundidad.

Al tiempo que entendemos esto como una mejora en las posibilidades, sólo criticar que en ocasiones buscar los caminos que abren los saltos sólo reportan plátanos en lugares muy complicados que llevan a una muerte segura, con lo que bastante a menudo optamos por dejarlos correr por no arriesgar nuestras preciadas vidas y la nueva habilidad se torna prescindible. En otras ocasiones, el salto se hace imprescindible para avanzar aunque en situaciones menos arriesgadas como en es la búsqueda superflua de plátanos extra.

Las vidas, por cierto, abundan en los primeros mundos -ocho más dos secretos y ambientados en la jungla, las montañas nevadas... todos clichés bastante típicos-. La curva de dificultad está muy bien ajustada y los sencillísimos niveles del comienzo tendrán su reflejo al final en auténticos test de los nervios para el jugador, con fases más complicadas y jefes finales duros de pelar. Sin ser imposibles, son de esos que alguna que otra vez invitan a estampar el mando de pura desesperación, de esa "sarna con gusto" que pica pero no quema, que tanto nos gusta a los jugones.

Por otro lado, no se entiende cómo se ha optado por el botón A para hacer un salto, sin dar siquiera la posibilidad de optar por la detección de movimiento. Si hemos visto que, sin ir más lejos, el juego de carreras de 'Wii Play' permite girar con el mando y saltar agitando el mismo, es lo que habríamos esperado en Monkey Ball. No es que resulte engorroso pulsar un botón, pero conociendo las excelencias de Wii para no pulsar ni uno, habría sido de agradecer disponer de esa posibilidad.

Apartado técnico
Bonitos y coloristas es lo que se podría decir de los gráficos de Monkey Ball. Quien tuviera la oportunidad de jugar a la entrega 'Deluxe' en consolas de la anterior generación no notaría diferencias, por lo que ese podría ser su punto negativo. Pero es que tampoco le hace falta a este juego mucho más: los monos están bien realizados sin que evidencien demasiado su origen poligonal, los escenarios tienen bastantes elementos móviles y variados colores; asimismo encontramos por doquier efectos tales como estelas brillantes o titilantes estrellas quepueblan la pantalla al coger plátanos, al atravesar la meta...

En fin, que no sorprende, ni mucho menos, pero que tampoco desentona con la saga ni con el resto de lanzamientos de la consola, sobre todo teniendo en cuenta que no es que Wii se esté caracterizado por mostrar un apartado gráfico de nueva generación.

El sonido tiene de todo, desde melodías rockeras a ritmos reagge, pero siempre con un estilo muy pegadizo y nada cargante. Los efectos son simpáticos, con los grititos de los monos, el sonido de la bola al chocar... funcionales y divertidos. Por otro lado, las escasísimas voces como las que aparecen en el título o en los menús, han sido dobladas al castellano, que se agradece.

50 minijuegos. ¿El grueso del juego?
Ya lo habíamos visto en entregas anteriores y aquí se repite y potencia: los mini-juegos son una parte muy importante de Monkey Ball. Pero es que en Banana Blitz esto ha llegado a un punto en el que prácticamente se han convertido en el grueso del juego por encima, incluso, del modo principal. Algo que nos intuimos ya al ver la caja de este título, con un mini-juego en portada y bien destacado en la contra, donde queda bien claro que hay la friolera de 50.

Algunos de estos juegos sufren problemas graves de control que les hacen poco divertidos, se echan en falta algunos que sí vimos en entregas anteriores y otros fallan desde su concepto. Sin embargo, una cantidad ingente de juegos sí son divertidos, muy divertidos o extraordinariamente divertidos llevando este apartado del juego a igualar o, incluso, superar a 'Wii Sports' o 'Wii Play', gracias a su mayor número de pruebas. Asimismo, hay juegos que exigen del Nunchaku y otros que no, siendo estos segundos la mayoría. Por si fuera poco y comparándolo con Rayman Ravin Rabbids, la gran mayoría están pensados para hasta cuatro jugadores, siendo los destinados a dos los menos.

Para que podáis haceros una idea de las buenas propuestas que en Monkey Ball se pueden encontrar, os detallamos algunas ideas que destacan. Hay un juego de Squash en el que dos jugadores pueden controlar con el stick al mono mientras golpean la pelota con el Wiimote (sí, eso que muchos querríamos haber podido hacer en el tennis de Sportss), impagable. También encontramos un clon de 'Moon lander' en 3D excepcional, en el que empleamos el mando como joystick y el propulsor con el A. En esta línea está un juego de naves que recuerda a R-Type pero con scroll vertical y valiéndose de la detección de movimiento. Se puede encontrar un juego de bolos (que hay que reconocer que no hace sombra al de Wii Sports), uno de salto a la comba, otro de boxeo (este sí que podría competir con el de Wii Sports), un Disco golf (similar a este deporte pero lanzando un frisbee), otro de hacer volar un pájaro... ¡Hasta hay un minijuego de disparos en primera persona para varios jugadores!

Una selección muy numerosa y gratificante en la que, por otro lado, hay algunas ovejas negras. En cuanto a las críticas, es una pena que juegos muy entretenidos y con posibilidades no se hayan explotado más con mayor número de niveles; o que buenas ideas en su concepto no convenzan por su mal apurado control. Tampoco nos ha convencido que los récords sean muy fácilmente superables o que no se pueda salir ni reiniciar uno cuando lo hemos comenzado (Lo cual seguimos sin explicarnos). ¡Ah! y no se puede recuperar un nombre ya puesto en un récord anterior, con lo que preparaos a escribir el vuestro una y mil veces.

Conclusión
'Monkey Ball: Banana Blitz' tiene la virtud de cumplir, por un lado, con lo que cabría esperar del paso de la saga a Wii; y, por otro, sorprende vivamente gracias a una ingente cantidad de mini-juegos que hace más recomendable el título para aquellos que vayan a disfrutarlo en compañía.

Se trata de un auténtico imprescindible para los seguidores de la saga; un juego muy recomendable para aquellos que quieran disfrutar de las bondades del 'Wiimote' en solitario, gracias a un modo para un jugador cuidado, curioso, largo y re-jugable; y, por último, también es una compra muy a tener en cuenta para aquellos que simplemente quieran disponer de un buen 'party-game' a la altura de las capacidades de Wii y con el que disfrutar en compañía.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Microsoft Flight Simulator - Análisis
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Análisis
2021-08-03 10:39:00
El simulador de vuelo, tradicionalmente de PC, llega ahora a la nueva generación de consolas Xbox con un resultado increíble.
The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
PEGI +7
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7.2
  • Fecha de lanzamiento: 8/12/2006
  • Desarrollo: Sega
  • Producción: Sega
  • Distribución: Atari
  • Precio: 59.99 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
6.83

PUNTÚA
Super Monkey Ball: Banana Blitz para Wii

20 votos
#129 en el ranking de Wii.
Flecha subir