Análisis de Lord of Arcana (PSP)

Se abre la temporada de caza mayor con este buen juego para los fans del género, aunque poco innovador.
Lord of Arcana
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
NOTA
7.5
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PSP.

Con un éxito en ventas como es Monster Hunter, especialmente en Japón, la aparición de imitadores era algo bastante previsible, aunque ha tardado más de lo esperado. Namco Bandai apostó con God Eater, lanzado en Japón hace meses, aún inédito en occidente. Access Games para Square Enix ha optado por seguir los mismos pasos, aunque cambiando algunos aspectos para dar algo más de personalidad y no convertirlo en un simple clon. Mientras que Monster Hunter se inclina por cazadores en un mundo salvaje poblado por monstruos, muchos basados en dinosaurios y God Eater en una fantasía futurista, Lord of Arcana lo hace por la fantasía medieval, una ambientación que sin duda gustará a los seguidores habituales de Square Enix.

Aunque tiene toque rolero, el argumento –como en los citados juegos de la competencia- no es el fuerte de Lord of Arcana. Es tan genérico como la llegada de un esperado héroe que conseguirá devolver el equilibrio del mundo consiguiendo las piedras Arcana, de gran poder.

Ese chico (o chica) somos nosotros, y aunque comenzamos casi sin saber agarrar la empuñadura de una espada, está escrito que vamos a acabar con toda una serie de dragones y otras bestias que se van a cruzar en nuestro camino. Que nadie espere mucho más trasfondo porque el juego, y el género, no suele dar más de sí, lo cual tampoco es que sea malo.

La llegada a Horodyn, el pueblo del que parte la aventura, sucede tras un tutorial y la puesta en marcha con el editor de personaje, que no descubre nada especialmente nuevo a estas alturas: pon nombre al protagonista, elige el sexo, voz, cara, tipo de pelo y su color, raza. Aquí también podemos elegir el tipo de arma y por lo tanto el estilo de lucha que tomaremos, aunque esto se podrá cambiar más adelante. Las opciones no son muchas pero cubren lo básico: espada con una mano, espada a dos manos, maza, arma de asta y una lanza cañón.

Como se deduce, cada una cuenta con sus ventajas y desventajas, teniendo la espada a una mano como la de combos rápidos y un brazo libre para magias o defensa, aunque de un poder ofensivo menor que las armas más contundentes. Los aspectos a valorar son la velocidad –para los combos-, el ataque físico, el peso, el ataque mágico, la velocidad del ataque mágico, resistencia, el maná, los puntos de vida, y el rango de ataque –a más distancia, más seguridad para nosotros-. La espada a una mano es la más indicada como primera toma de contacto.

PUBLICIDAD

El tutorial es muy cómodo para los no iniciados, es directamente un paseo. Para quien espera un juego híbrido entre combate en tiempo real y por turnos, en la línea de Crisis Core, debe saber que Lord of Arcana es un juego de acción –y de ahí una de sus primeras similitudes con Monster Hunter- con movimiento libre. Eso sí, aunque la exploración se hace en una especie de "salas" o porciones del mapa, el combate tiene lugar en otra pantalla, un poco al estilo de los Final Fantasy clásicos –entre otros muchos juegos- en el que se nos lleva a un escenario genérico de grandes dimensiones, y que puede contener a uno o varios enemigos.

Los momentos de exploración no son un quebradero de cabeza, porque los cofres con objetos útiles no se esconden mucho –quizás hay que girar la cámara para encontrarlos- y el mapa de la interfaz indica las puertas cerradas que aún no podemos pasar. Un icono bastante descriptivo con una llave indica claramente el enemigo que abre el camino, así que es fácil saber qué enemigos están sólo para incordiar –o dar más experiencia- y cuál debe ser el objetivo para seguir avanzando.

El combate no guarda mucha complicación, y como decimos, es parecido a otros muchos juegos, incluidos los action-RPG como pueden ser Phantasy Star Portable 2, aunque mucho más ágil y menos basado en estadísticas. En Lord of Arcana la habilidad, los reflejos y la estrategia en el campo de batalla sí es importante. Una tarea como pueda ser desplegar el menú para usar pociones que recuperen vida se hace en tiempo real, sin pausa, y eso significa que hay que ser previsor y poner tierra entre los enemigos y nuestro héroe para evitar un golpe mortal. Hay otros movimientos como las magias o las invocaciones que nos dejan desprotegidos durante algunos instantes, así que el juego no es apto para manos torpes.

De todas formas, no tiene ningún secreto especial para quien conozca el género, y aunque el movimiento de la cámara no sea demasiado cómodo –se realiza con las direcciones digitales-, la fijación automática con L resuelve algunas situaciones, aunque no todas; cuando nos rodean varios enemigos, tendremos suerte si el primer objetivo en el que se centra es el deseado. La ausencia de un segundo control analógico en PSP en este tipo de juegos siempre ha sido un lastre, aunque ya nos hemos acostumbrado.

 1

Los botones mantienen la misma configuración de nuestras impresiones del Lord of Arcana japonés, con cuadrado para los ataques básicos, X para defensa y algunos movimientos de finta junto con las direcciones. Círculo se utiliza para lanzar magias, triángulo para movimientos especiales más fuertes; combinando estos botones se desata una poderosa magia o invocación, siempre y cuando la barra de maná esté completa.

La barra disminuye con cada magia, pero aumenta con los golpes físicos, y según una carta equipada, realizamos un conjuro definitivo u otro. El primero que vamos a ver es el de Bahamut, aunque es durante el tutorial; al principio del juego real, nos tendremos que conformar con invocaciones menos poderosas y una barra de maná más reducida. El gatillo R realiza una carrera, práctica tanto para recorrer largas distancias en la exploración como para moverse por el combate, aunque existe un indicador de cansancio que se relaciona con los movimientos de combo, así que no merece la pena mantenerlo muy alto.

Las batallas estándar pueden ser algo monótonas en cuanto a que hay enemigos sin un patrón de ataque demasiado elaborado y un limitado número de ataques, pero varias bestias pueden complicar cualquier situación si no tenemos cuidado o somos rodeados; la barra de vitalidad quizás descienda de manera alarmante. El verdadero interés está en los monstruos más poderosos, los guardianes finales que actúan como jefes y que necesitan algo más que machacar el botón de acción sin sentido. Por un lado, sus ataques hacen que necesitemos dominar bien el arte de esquivar o defendernos porque podemos incluso caer aturdidos –y eso es malo-. También estos enemigos, generalmente de un tamaño generoso, poseen varios puntos débiles que afectan a su estrategia, y seccionar partes de su cuerpo reporta diferente materia prima. A un dragón se le puede matar atacando su cuello, pero también se le puede rodear y cortar su cola o ir hacia la panza.

Los jefes finales cuentan con el archiconocido amigo de las secuencias de botones, que en Lord of Arcana se llaman duelos. Tan sencillo como que, en determinados momentos, se nos pida pulsar botones para realizar una serie de virguerías y cabriolas golpeando de manera espectacular para poner fin a la bestia. Con los enemigos normales también puede aparecer el golpe crítico, que no es tan espectacular, pero que hace que, por ejemplo, lancemos al enemigo contra el suelo desde una gran altura, convirtiendo su cuerpo en unos trocitos de carne. Decir que el juego no es excesivamente violento o gore, especialmente porque los gráficos no dan para mucho realismo, pero sí que es un peldaño más explícito de lo que nos tienen acostumbrados en Square Enix, remarcando golpes con salpicaduras de sangre en la pantalla. Al final de cada combate, se nos reportarán puntos de experiencia, dominio de arma y magia, y los posibles materiales conseguidos.

 2

Las principales similitudes con el juego de Capcom están en el sistema de misiones de cacería. En Lord of Arcana, una vez afiliados a un gremio, pagamos un precio por realizar una de las tareas, que si completamos bien –tenemos tres intentos-, su recompensa merecerá la pena. Éstas pueden ser conseguir un objeto especial o eliminar un tipo específico de enemigo varias veces. La aldea principal es muy similar a la de Monster Hunter, para hacer negocios con el material conseguido, o ir al herrero y conseguir armas y armaduras más poderosas si tenemos los ingredientes necesarios. Resumiendo, el desarrollo se basa en conseguir componentes para mejorar nuestro equipamiento en armas y armaduras, aumentar nuestros valores e ir subiendo escalón a escalón la dificultad de las misiones para enfrentarse a nuevos retos y obtener mejores recompensas. Una mecánica algo repetitiva con la que algunos jugadores se sienten cómodos, y otros no tanto.

El juego entretiene durante más de 30 horas en su historia principal y más de un centenar si deseamos exprimir todas las tareas opcionales. Pero uno de los puntos fuertes se encuentra en el multijugador local –u online con Ad Hoc en PlayStation 3-, en el que uniéndonos a otros tres cazadores podemos realizar asaltos coordinados que hagan temblar al más temible de los dragones, además de mercadear con ellos. Nada especialmente nuevo, pero funciona tan bien como en otros juegos. Se puede ayudar a un amigo caído, y la diversión aumenta, pero por otro lado, no hay nuevos retos específicos para jugar en grupo. Eso sí, podrás repetir las misiones más tarde en solitario para conseguir ítems que no hayas conseguido en equipo.

 3

El estilo artístico de Lord of Arcana hace un flaco favor al apartado gráfico. Hay las típicas localizaciones naturales como cavernas o mazmorras, bosques, desiertos y ese tipo de paisajes; los monstruos pueden ir de duendes a gólems, esqueletos y fantasmas, todos ellos de un aspecto bastante occidental y de rol clásico, algo que nos parece atractivo para ofrecer una alternativa a su competencia más directa. El problema es que el bajo modelado de muchos de los enemigos estándar y el aspecto tan monótono de las texturas del escenario quitan mucho encanto, y es difícil saber contra qué exactamente te enfrentas, sólo son un amasijo de formas que dan algún golpe con una espada o lanzan fuego. En contrapartida, los jefes finales sí están mejor recreados e imponen, además que sus combates suelen tener una duración bastante alta.

Los paisajes también pecan de un aspecto con muy poco detalle o belleza, son clónicos de otros muchísimos juegos de ambiente rolero sin alma, con un color apagado –en cambio los espadazos y las magias tienen colores chillones-; esto en cuanto a la exploración, porque en las batallas, en el escenario preparado para el combate, como era de esperar, la simpleza toca fondo. Pero tampoco es todo malo en los gráficos, no hay grandes caídas en los cuadros por segundo, hay algunas localizaciones con algo de belleza –el poblado inicial, aunque sea bastante pequeño- y las animaciones son buenas. Técnicamente no ofrece nada destacable, pero que sea fluido se agradece de cara a la jugabilidad.

Lord of Arcana está traducido al castellano, con voces en inglés, y es de destacar que tiene un buen trabajo en este sentido, porque los diálogos con personajes cuentan con guiños o bromas bien adaptadas. Tampoco es un juego en el que el argumento tenga un peso vital, pero la localización de los textos hace más cómodo navegar por los menús o entender el objetivo de las misiones en caso de problemas con el inglés.

Conclusiones

El juego de Square Enix no es una mala opción tanto como alternativa al omnipresente –en PSP- Monster Hunter como para los jugadores de rol de acción. Está lejos de ser perfecto y aún tiene potencial para mejorar, en caso de convertirse en saga. Hay cosas que nos han gustado incluso más que en el juego de Capcom, como la ambientación, pero ofrece pocas novedades y se puede hacer monótono si no se cuenta con amigos para el multijugador. Su limitado motor gráfico no sólo resta calidad al conjunto, también es el culpable del cambio de zona de lucha en cada encuentro, para buscar una zona más despejada en la que mostrar mayor número de enemigos.

 4

Lord of Arcana gustará a un determinado público ya aficionado al género que no sea excesivamente exigente ni busque mucha originalidad. Ofrece que lo que promete y nada más: combates y cacería buscando materias primas para mejorar el equipamiento. Si esa es la presa que buscas, este juego debería estar anotado entre tus objetivos.

Ramón Varela
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Elden Ring: Shadow of the Erdtree - Análisis
Elden Ring: Shadow of the Erdtree - Análisis
Análisis
2024-06-18 16:03:00
FromSoftware vuelve a deslumbrarnos y a dar un golpe sobre la mesa con una de las mayores y mejores expansiones que se han hecho nunca para videojuego alguno.
Still Wakes the Deep - Análisis
Still Wakes the Deep - Análisis
Análisis
2024-06-17 15:00:00
The Chinese Room vuelve con una aventura narrativa que divierte y entretiene, pero que confía demasiado en su final para satisfacer a los jugadores.
Swarm Grinder - Análisis
Swarm Grinder - Análisis
Análisis
2024-06-16 12:14:00
Acción y muchos, muchos enemigos en este divertido roguelite que encantará a los fans de Vampire Survivors.
Shin Megami Tensei V: Vengeance - Análisis
Shin Megami Tensei V: Vengeance - Análisis
Análisis
2024-06-12 16:15:00
Volvemos a recorrer las ruinas de Tokio en la ambiciosa y excelente revisión de un RPG imprescindible que ahora llega también a nuevas plataformas.
V Rising - Análisis
V Rising - Análisis
Análisis
2024-06-05 09:10:00
Una pizca de exploración, un toque de construcción y grandes dosis de acción, todo ello aderezado con el inconfundible aroma del imaginario vampírico. ¿El resultado? V Rising.
F1 24 - Análisis
F1 24 - Análisis
Análisis
2024-06-04 09:43:00
Tras jugar a F1 24 os traemos nuestro análisis del videojuego de EA y Codemasters, un título divertido en lo que a conducción se refiere que, sin embargo, cuenta con menos contenido que la edición anterior.
Género/s: Acción / Hack and Slash
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
7.09

Lord of Arcana para PSP

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir