Análisis de Disgaea: Afternoon of Darkness (PSP)

La estrategia de los maestros de Nippon Ichi Entertainment se asoma a PSP con una adaptación del gran Disgaea.
Disgaea: Afternoon of Darkness
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PSP.

Con algo de retraso en relación al resto de mercados, en 2004 PlayStation 2 vivió en Europa el inicio de la llegada de una serie de juegos de rol estratégico, un subgénero muy poco común entonces por nuestras tierras, partiendo de Disgaea: Hour of Darkness, un juego, como ya señalamos entonces, con todo el humor, diseño desenfadado y acertada jugabilidad de Nippon Ichi Software, unos auténticos especialistas en estos lares.

Ahora, PSP recibe un remake de ese título, por lo que sus virtudes van a verse intactas, añadiendo nuevos elementos y teniendo siempre en cuenta que ahora se puede disfrutar de él en una portátil, con lo que ello conlleva en cuanto a accesibilidad. Es cierto que quizás el género no sea el más apropiado para dedicarle las típicas sesiones breves de juego que solemos destinar a una consola portátil, pero esto no ha sido jamás un problema para lanzar títulos de todo tipo en estos dispositivos en ningún momento de su historia. Así que tampoco va a serlo ahora.

Hay que señalar que, como sucedió en el caso de PlayStation 2, nos encontramos nuevamente con un juego íntegramente en inglés (aunque con opción de escuchar las voces en japonés), lo que parece ser una costumbre demasiado extendida en PSP. Es cierto que no hubo traducción en PS2, y que esto puede deberse principalmente a las bajas previsiones del título por lo poco extendido del género en nuestras tierras, pero si se sigue imponiendo una barrera lingüística está claro que no se van a mejorar los resultados de ventas de estos título. Disgaea: Afternoon of Darkness no nos exige dominar mucho el inglés, pero está claro que su humor, sus chascarrillos (bien localizados a ese idioma desde el original nipón) y demás elementos se van a perder en un limbo para parte importante del sector de jugadores que podrían sentirse interesados por un título como éste.

PUBLICIDAD

Partiendo de la base de que estamos, básicamente, ante una adaptación a la portátil del título original de PS2, vamos a vivir la historia de cómo Laharl, un demonio, es despertado por Etna tras dos años de sueño, para descubrir que su mundo, el Netherworld, se ha visto sumido en el caos tras la muerte de su padre y antiguo rey de todos esos dominios. Así pues, viviremos la aventura de estos dos personajes (y los que se irán sumando) en su progreso para restaurar el orden en el mundo de los demonios a través de una estructura de capítulos. Poco a poco se irán sumando más personajes, cada vez más estrambóticos, para ir impregnando al juego de su peculiar sentido del humor.

Como decíamos, el juego se estructura en una serie de capítulos y antes de asumir las diferentes batallas habrá que pasar por los preparativos necesarios para adquirir objetos, mejorar a los personajes, prepararlos para la lucha... todo ello a través de un mundo central. Y es que Disgaea prescinde de presentar múltiples localizaciones, como pueblos, para centrar su desarrollo en ese núcleo central del que saldremos para ir al campo de batalla. Será entonces, entre lucha y lucha, cuando se nos darán alternativas como la posibilidad de asumir aventuras paralela o regresar a escenarios ya visitados para ir mejorando las estadísticas de nuestros personajes.

Todo el sistema resulta muy profundo pese a que en un primer momento nos transmite una sensación de simpleza. Y es que, aunque sencillo, en realidad las posibilidades se van abriendo de manera rápida, y lo que vayamos haciendo condicionará a nuestros personajes, lo que irá marcando cada vez más las estrategias más adecuadas, y casi toda interactuación el mundo central se traduce en recompensas: cuanto más compremos y usemos objetos, más eficiente será nuestro uso; si tenemos que ir al hospital, recibiremos también nuevos objetos,... y a todo esto hay que añadir la Dark Assembly.

Una cosa que va a alargar mucho la duración del juego es también la posibilidad de ir confeccionando nuestro ejército de manera bastante personalizada, escogiendo entre muchas clases diferentes de personajes (y también bestias y demonios), e incluso habrá una cantidad ingente de clases escondidas que iremos desbloqueando para añadir nuevos tipos de personajes a nuestras tropas (ya sea añadiendo nuevos miembros, como ninjas, o convirtiendo personajes ya creados a esa nueva clase). Por lo que, además de las diferencias básicas entre los demonios no humanoides y los humanoides, deberemos sumar las diferencias de clase (hay más de un centenar) y, además, la personalización de las estadísticas de cada personaje atribuyéndole una serie de puntos y habilidades según consideremos. De este modo, podemos varios guerreros iguales en armas, objetos, sexo, etc., pero al distribuirles los puntos de diferentes rasgos de manera diversa uno puede ser mucho más efectivo atacando a distancia, otro ser muy resistente en el cuerpo a cuerpo, multiplicando las posibilidades de juego. Precisamente todo eso es lo que haremos a través de la Dark Assembly, donde nos tendremos que ganar el respeto de los senadores para hacer modificaciones sobre algunos aspectos del juego y subir nuestro rango, pues cuanto mayor rango hayamos alcanzado, más opciones tendremos para crear a nuestros pupilos, que nos obedecerán fielmente a nosotros, sus amos.
Como vemos, si vamos metiéndonos en el juego nos vamos a encontrar con una aventura extensa por duración, rejugabilidad y posibilidades estratégicas por lo que Disgaea: Afternoon of Darkness se convierte en uno de los más extensos títulos para PSP, con la posibilidad de optar igualmente por el camino sencillo y superar la aventura principal sin necesidad de pasar un centenar de horas, con la opción siempre disponible de rejugarlo, claro, llegado el momento para ir metiéndonos en sus entrañas.

En los combates, vamos a poder ejecutar ataques, ataques especiales, magias, ataques combinados con varios personajes... Estos ataques combinados son, por ejemplo, un importante elemento de la estrategia ya que, por ejemplo, si a lo largo del turno rodeamos a un enemigo con hasta tres personajes y establecemos el turno de ataque secuencialmente, el daño irá creciendo en cada uno de los tres movimientos. También podemos, por otro lado, realizar un ataque en función de cómo posicionemos a nuestros personajes en relación al enemigo. De esta manera, de dos a cuatro personajes en un mismo movimiento atacarán a ese enemigo y el resultado será poco menos que aniquilador. También es posible desplazar al enemigo empujándolo, y si lo lanzamos hacia un aliado, el daño se irá multiplicando según se le golpee.

A los ataques de ese tipo que hay que añadir el sistema de counters (movimientos que realizarán nuestros personajes si la situación es adecuada de modo automático al ser atacados), el uso de ítems... Pero lo más destacable y uno de sus rasgos característicos es el uso de modificadores geológicos, que influirán en nuestras estadísticas y posibilidades de combate en función de la posición en que estemos (marcada por cuadros de colores) y que nos invitará a desarrollar toda una serie de estrategias destinadas a aprovechas los efectos positivos o adversos de estos elementos. Y es que tanto podrán transportarnos, como darnos más movimientos por turno, o aumentar nuestra resistencia… y hacer lo mismo con los enemigos, claro. Eso sí, si nos interesa, podremos destruir las pequeñas pirámides que dan poder a estas cuadrículas (o cambiarlas de posición si nos conviene más), produciendo incluso reacciones en cadena que pueden darnos una victoria, o arrasar a nuestros personajes, según su disposición en el escenario.

Empecemos a ver las novedades de esta edición, ahora que hemos establecido sus conceptos básicos de jugabilidad y características esenciales, idénticas al título de PS2. Una de las cosas que más nos va a llamar la atención es la inclusión del modo multijugador para poder crear nuestro pequeño ejército y enfrentarnos al de otro jugador, lo que es muy de agradecer. De hecho, nos parece una de las novedades más destacables y aunque por la escasa popularidad de este género dentro del público de masas quizás sea difícil encontrar a otro jugador con su PSP y el juego, la experiencia multijugador es agradecida cuando se accede a ella. Y no sólo eso: también se podrán intercambiar objetos (que no los perderemos al hacerlo, por lo que todo es beneficio). En definitiva, su única carencia es que no aprovecha las posibilidades de juego en línea, una característica no suficientemente aprovechada ni en PSP ni en NDS, aunque con notabilísimas excepciones en ambas. Eso sí, no hay que olvidar que al estar destinado muy especialmente a un tipo de jugador muy específico, el poder enfrentarnos a los mejores jugadores del mundo hubiese sido un aliciente maravilloso.

Otro punto importante como novedad, aunque más destinado a nuestro entender a hacer un guiño a los aficionados que estén pensando en adquirir el juego también en su portátil es la aparición de nuevos personajes originales de Disgaea 2, lo que es interesante. Pero pasemos a temas serios: se incluye un modo de juego completamente nuevo, centrado en Etna. Este modo parte de una situación hipotética: ¿y si Etna hubiese matado a Laharl en vez de despertarlo para conquistar el reino? Se trata de toda una historia alternativa, con una nueva perspectiva, en la que Etna se enfrenta a los demonios, y que añade una importante cantidad de horas de juego. Además, al igual que la inclusión de personajes nuevos, parece destinado a los seguidores de la saga, ya que su dificultad es sustancialmente más elevada que el modo de juego normal.

Como no todo son novedades y mejoras, lo cierto es que no podemos olvidarnos de que algunas de las importantes aportaciones que se introdujeron en Disgaea 2 no se han visto contempladas en este título, por lo que algunas cosas se perciben un poquito pasadas de moda, o cuando menos no tan perfiladas como en títulos más recientes del género. A nivel gráfico, el juego se ve muy bien en PSP, aunque se trata de los mismos gráficos algo "retro" que ya vimos en PS2, con la ventaja de que la menor resolución de la pantalla de la portátil les sienta bien. De hecho, el estilo nos gusta, es marca de la casa, y lo único realmente criticable es su lamentable cámara, con controles toscos (aunque suficientes). De manera similar, nos consta que hay quien afirma tener algunos problemas al leer el texto de los diálogos al pasarse directamente desde el estándar de televisión las letras, pero nosotros no hemos notado nada destacable en este sentido. Por otro lado, la música y las voces (magníficas, aunque no todas las líneas de diálogo han sido grabadas) son de gran calidad gracias al soporte digital del disco UMD de la portátil.

Conclusiones
Partiendo de un juego sobresaliente, estaba claro que la adaptación a PSP no podía empeorar (aunque en algunas ocasiones las conversiones no siempre sientan bien a los títulos), y Disgaea: Afternoon of Darkness se traduce en una versión mejorada y aumentada en casi todos sus aspectos con respecto al juego de PS2. El humor, la profunda estrategia, y sus posibilidades casi infinitas a la hora de sacarle el jugo a personajes y objetos, hacen de éste un maravilloso representante del género y una muy buena opción dentro del catálogo de la portátil. Eso sí, quienes ya lo hayan jugado en PS2 tendrán que evaluar bien si las novedades les compensan una nueva adquisición.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Snow Bros. Special - Análisis
Snow Bros. Special - Análisis
Análisis
2022-05-23 17:10:00
El gran clásico de Toaplan regresa con una remasterización que deja que desear y que no consigue ocultar sus carencias.
Vampire: The Masquerade - Swansong - Análisis
Vampire: The Masquerade - Swansong - Análisis
Análisis
2022-05-21 16:36:00
Vampire the Masquerade se adapta a un RPG con mucha narrativa repleto de misterio e intrigas en el 'Mundo de Tinieblas'.
They Always Run - Análisis
They Always Run - Análisis
Análisis
2022-05-20 12:46:00
Aidan es un cazarrecompensas de tres brazos y el protagonista de They Always Run, una aventura de acción en dos dimensiones que pone todo el foco en su trama de ciencia ficción.
Dolmen - Análisis
Dolmen - Análisis
Análisis
2022-05-19 17:35:00
Rol de acción con la fórmula clásica de los Souls que recibe algunas novedades por su temática de ciencia ficción.
Evil Dead: The Game - Análisis
Evil Dead: The Game - Análisis
Análisis
2022-05-17 17:19:00
Saber Interactive ha firmado una obra de multijugador asimétrico que respira amor por Evil Dead. Con mil y una referencias por bandera, analizamos el nuevo juego de terror de la temporada.
We Were Here Forever - Análisis
We Were Here Forever - Análisis
Análisis
2022-05-17 13:34:00
Jugamos a We Were Here Forever, la última entrega de una saga que nos desafía a escapar de un castillo colaborando con otro explorador a través de un walkie-talkie.
Género/s: Tactical RPG
PEGI +12
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 14/12/2007
  • Desarrollo: Nippon Ichi
  • Producción: Atlus
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.47

PUNTÚA
Disgaea: Afternoon of Darkness para PSP

22 votos
#29 en el ranking de PSP.
Flecha subir