Vandal

Análisis Baldur's Gate: Enhanced Edition y Baldur's Gate II: Enhanced Edition (PS4, Switch, Xbox One)

Beamdog remasteriza y pone al día los dos grandes clásicos de los juegos de rol y acción basados en Dragones y Mazmorras con una adaptación para consolas que incluye numeras mejoras y contenido adicional.
·
Análisis de versiones PS4, Switch y Xbox One.

Hay videojuegos que deben jugarse. A veces, el mundo del ocio electrónico nos regala y brinda auténticos exponentes de un género de determinado, juegos que marcan un antes y un después, y que son capaces de grabar a fuego su legado en toda una generación de usuarios y aficionados. Baldur's Gate es uno de ellos. Este videojuego de rol, considerado uno de los mejores títulos jamás concebidos, consiguió trasladarnos a la pantalla las mismas sensaciones de libertad, posibilidades y dificultad que las que podemos encontrar en un juego de mesa de rol de papel y lápiz, cosa harto complicada teniendo en cuenta las limitaciones de antaño. En cualquier caso, tanto este juego como su secuela, lo lograron.

Basándose en las Enhanced Edition lanzadas hace unos años en PC y dispositivos móviles, Beamdog vuelve a la carga adaptando ambos capítulos, junto a sus contenidos extra y expansiones, a consolas como Xbox One, Switch y PlayStation 4.

Regresando a la Puerta de Baldur

Baldur’s Gate: Enhanced Edition es un título que, sin lugar a dudas, es hijo de su tiempo. Hablamos de un videojuego lanzado en 1998, y que nos llevará a un mundo de fantasía medieval y oscura ambientado en el convulso escenario de los Reinos Olvidados de Dragones y Mazmorras. Recogiendo las reglas de la segunda edición del juego de rol más famoso del planeta, BioWare consiguió adaptar con mucho atino toda la experiencia de una partida, automatizando las tiradas de dados de forma automática y consiguiendo condensar con bastante inteligencia el sistema de juego original. No es un sistema opaco o falso. Al contrario. El sistema está simulando tiradas de dados constantemente, mostrándonos los resultados con acciones y efectos en el título. Esta simulación no se cierne únicamente al combate, y también está presente en la personalización de nuestro héroe.

PUBLICIDAD
El primer 'Baldur’s Gate' supuso toda una revolución en su día. ¿Os imagináis lo que era ver cómo cobraba vida una partida de D&D?
El primer 'Baldur’s Gate' supuso toda una revolución en su día. ¿Os imagináis lo que era ver cómo cobraba vida una partida de D&D?

No esperéis un sistema de gran edición estética o física al estilo Black Desert Online o similares, pues eso no lo tendremos aquí. Estamos ante un juego más simple y parco en detalles estéticos o visuales en estas lindes, brindándonos libertad únicamente a la hora de escoger colores o imágenes para nuestro personaje, clase o incluso habilidades. Las estadísticas básicas de Dragones y Mazmorras también estarán muy presentes, ofreciéndonos de nuevo la posibilidad de lanzar dados para asignarlas de forma automática o dándonos una serie de estadísticas fijas y adaptadas a nuestra raza o condición. Creednos, sigue abrumando e impresionando como el primer día, y es curioso que juegos más modernos y actuales no lleguen al nivel de profundidad de este título con más de veinte años a sus espaldas.

Estas remasterizaciones han conservado el estilo original, pero han presentado un cambio en la interfaz para adaptarla a consola.
Estas remasterizaciones han conservado el estilo original, pero han presentado un cambio en la interfaz para adaptarla a consola.

Baldur's Gate: Enhanced Edition mantiene intacta esa sensación de grandeza desde el minuto uno. A través de una perspectiva isométrica -que sigue manteniendo la posibilidad de hacer zoom, tal y como sucedió en la edición de 2012 para PC y móviles-, podemos deambular por los escenarios y mazmorras, interactuar con otros personajes, combatir o descubrir secretos y cofres allá por dónde vayamos. Su mundo es complejo, lleno de misiones y tramas, y aunque la historia principal está muy presente, no es de extrañar que acabemos aceptando encargos, topándonos con enemigos a las primeras de cambio o descubriendo oscuras cuevas llenas de tesoros incalculables. No hay indicaciones, ni flechas enormes que nos digan qué hacer. Tendremos que manejar pistas, pergaminos y diálogos, consultando cada dos por tres nuestros diarios de juego. ¿No encontramos aquello que buscamos? Pues a otra misión y ya tendremos la inspiración necesaria o toparemos con la solución en un momento de lucidez. Volvemos a repetirlo: muy pocos títulos actuales son capaces de otorgar tanta libertad y posibilidades al usuario, algo que, teniendo en cuenta las mecánicas y jugabilidades actuales, puede llegar a desbordar al menos experimentado.

El combate sigue siendo muy desafiante. ¿Veis al beholder? Es un rival formidable.
El combate sigue siendo muy desafiante. ¿Veis al beholder? Es un rival formidable.

Como hemos repetido algunas veces en Vandal, a día de hoy podríamos considerar a Baldur's Gate como un juego difícil, bastante duro si no sabemos lidiar con su sistema de combate -táctico e igual de duro que el que podemos encontrar en Advanced Dungeons & Dragons-, o con las múltiples vicisitudes que pueden surgir en cada partida. Hay que tener en cuenta que es un juego en el que todo cuenta, desde el equipo que portan nuestros héroes -podemos llevar hasta seis distintos en nuestro grupo-, a la posición en la que abordamos a los diferentes enemigos. Sí, podemos ir haciendo click a lo loco a cualquier goblin, beholder o golem que se nos cruce por el camino, incluso lanzarles conjuros desde lejos sin pensar demasiado en los efectos, pero las reglas de Dragones y Mazmorras nos devolverán a la realidad una y otra vez. Mejor pensar antes de lanzarnos como bárbaros a la guerra, y por eso que os recomendamos con ahínco que os hagáis cuanto antes con el sistema de pausa de acción, que nos permitirá medir con inteligencia cada movimiento, cada ataque o incluso la disposición del escenario de batalla -algo que nos puede ofrecer ventajas en determinadas circunstancias-.

Estos juegos, pese a tener sus años -veinte, ni más ni menos- tienen muchas posibilidades y nos brindarán mucha libertad.
Estos juegos, pese a tener sus años -veinte, ni más ni menos- tienen muchas posibilidades y nos brindarán mucha libertad.

Baldur's Gate: Enhanced Edition es un juego largo. Ya lo era el original -con una duración estimada de 100 horas-, pero aquí nos encontramos con una presentación que aumentará más si cabe toda la propuesta del título lanzado a finales de los noventa. Para empezar, tenemos en el pack la expansión Tales of the Sword Coast, un tutorial extendido y una adición muy especial, The Black Pits, un añadido que nos invitará a sobrevivir en una serie de coliseos y arenas de combate que siempre nos pareció una curiosidad a defender por su planteamiento. Además, también ofrece Baldur’s Gate: Siege of Dragonspear, con lo que la oferta puede llegar incluso a marear, y a la que hay que sumar un multijugador que, en el momento del análisis, no está disponible. Como os podéis imaginar, se trata de una oferta jugable que tiene pocos rivales a día de hoy y que demuestra las posibilidades que nos puede dar un juego de esta índole en consolas.

Una secuela que es el pináculo del rol occidental

Hablar de Baldur's Gate II: Enhanced Edition es hacerlo de palabras mayores. Si la primera parte era buena -y lo sigue siendo-, la secuela consiguió el más difícil todavía, haciendo mejor muchas de las ideas vistas en el título original y sobrepasando las expectativas de todos los jugadores que la disfrutaron en su día. Más contenido, más posibilidades, mejores gráficos y cambios enormes en la jugabilidad que consiguieron redondear un videojuego que ya era casi imposible de replicar. BioWare consiguió la cuadratura del círculo, una obra maestra que a día de hoy sigue siendo insuperable y que ha pesado como una losa incluso para los actuales miembros del estudio. Hablamos de pináculo del rol occidental sin ningún género de dudas.

Algunos fondos prerenderizados han aguantado mejor el paso del tiempo que otros.
Algunos fondos prerenderizados han aguantado mejor el paso del tiempo que otros.

Como secuela, proseguía el argumento del primer juego, colocándolos casi inmediatamente después del final, lanzándonos pistas de que algo horrible ha sucedido. Despertaremos aislados en una especie de mazmorra prisión, en la que alguien ha estado experimentando con nosotros de las maneras más horribles imaginables. Deberemos zafarnos de nuestro cautiverio, reunir agallas, equiparnos con lo primero que tengamos a mano y huir rápidamente, haciendo algunos aliados por el camino y descubriendo el terrible secreto que oculta esta cárcel subterránea. Aunque la secuela peca del mismo fallo de querer mostrar muy poco de su historia en las horas de juego más tempranas de la aventura -no es que le cueste arrancar, es que se guarda celosamente muchos detalles hasta bien superados los primeros capítulos-, pronto estaremos viviendo uno de los argumentos más épicos, divertidos y especiales de la historia de los videojuegos.

El comienzo de 'Baldur's Gate II' era muy tenebroso e inquietante.
El comienzo de 'Baldur's Gate II' era muy tenebroso e inquietante.

La segunda parte de las aventuras de BioWare en los Reinos Olvidados y La Costa de la Espada es mucho más divertida y fácil de jugar, aunque debemos destacar que sigue siendo heredero de una propuesta de juego desafiante y complejo, con lo que tendremos cierto periodo de adaptación hasta que sepamos manejar con seguridad el sistema de juego de Dragones y Mazmorras -una vez más, de segunda edición- que incluye el título para simular todas sus acciones y reacciones. La sensaciones de que sigue ofreciéndonos una vez tomamos los mandos son increíbles, y es difícil no disfrutar de sus planteamientos, mazmorras, combates o diálogos, muchos de los cuales arrojan una gran cantidad de nostalgia en forma de respuestas que, a día de hoy, nos han hecho esbozar más de una sonrisa.

Hay escenarios muy bonitos y que trasladan a la perfección ese espíritu propio de D&D.
Hay escenarios muy bonitos y que trasladan a la perfección ese espíritu propio de D&D.

Al igual que en el primer título, Beamdog ha ajustado algunos aspectos que van más allá del apartado gráfico, como la interfaz, y se ha decidido añadir más zonas, un nuevo personaje jugable, que incluye su propia historia, interés romántico y habilidades, así como los tres héroes de la primera parte -el monje calishita Rasaad yn Bashir, Neera, una aguerrida maga salvaje y Dorn Il-Khan, un malvado guardia negro-, que vuelven a estar presentes. Junto al título principal, encontramos la celebrada expansión Throne of Baal, que continuaba la historia del juego base y un añadido muy especial, The Black Pits 2, una secuela del sistema de arenas de combate y coliseos que también incluía Baldur's Gate: Enhanced Edition. Al igual que en el primer título, el multijugador no estaba disponible en el momento del análisis.

Sobre su adaptación a consolas

Baldur's Gate y Baldur's Gate II: Enhanced Editions retienen, en mayor medida, los puntos fuertes que hicieron grandes a sus concepciones originales hace tantos años. Hablamos de dos videojuegos con un estilo artístico muy marcado, con un universo fantástico abrumador, creíble y muy consistente, en la línea del famoso lore de Dragones y Mazmorras. Con una perspectiva isométrica y en dos dimensiones, consigue trasladar y comunicar más al jugador que muchos títulos actuales en tres dimensiones y muchos más detallados, y eso es decir mucho. Ambos videojuegos han experimentado un lavado de cara simple, aumentando considerablemente la resolución hasta los 1080p y mejorando la definición o el tamaño de los textos, los menús o la interfaz -que se ha visto también adaptada a consola, al igual que en el lanzamiento de las versiones de PC y móviles en 2012 y 2013-.

El control en consolas no es nada cómodo.
El control en consolas no es nada cómodo.

Sin embargo, aunque los gráficos han mejorado un poco, la calidad de los assets se queda muy atrás. Los escenarios prerenderizados, pese a que aguantan el tipo y mantienen bien su intención original, se pixelarán mucho en determinadas circunstancias -sobre todo si hacemos zoom o hay efectos de iluminación colindantes-, algo que también afecta a los personajes, que están muy poco detallados y siguen haciendo gala de unas animaciones muy robóticas. Sí es cierto que, en el caso particular Baldur's Gate II: Enhanced Edition, se ha intentado trabajar más en estos fondos, jugando con el contraste, la paleta de colores e incluso la resolución. Como en los anteriores ports, las ediciones para consola cuentan con una loable adaptación en aspecto ratio 16:9, que nos permitirá jugar sin deformación de ningún tipo de las aventuras de rol en pantallas panorámicas o en el modo portátil de Nintendo Switch. A nivel de música y efectos sonoros, Baldur's Gate en su versión remasterizada mantiene la banda sonora original -con algunas remezclas y nuevos temas-. Aunque en el análisis hemos jugado en inglés -como podéis ver en la mayoría de capturas-, los dos juegos están traducidos al español tras el parche de actualización del día 1, excepto Siege of the Dragonspear, la nueva expansión que se lanzó en 2016, que está en inglés.

No es preocupéis, pues los juegos están en español. Eso sí, nosotros en el análisis hemos jugado en inglés hasta el parche del día 1.
No es preocupéis, pues los juegos están en español. Eso sí, nosotros en el análisis hemos jugado en inglés hasta el parche del día 1.

El mayor pero viene con el control. Ambos títulos son divertidos de jugar, claro está, pero su adaptación a consolas es muy deficiente. No son videojuegos diseñados para máquinas como Nintendo Switch, PS4 o Xbox One, y eso se nota desde el primer momento. La manera de interactuar con el escenario, de recoger ítems o incluso de marcar a nuestros compañeros para hacer tareas concretas o desplazarnos por los niveles es a veces muy confusa, y nos lleva a hacer combinaciones de botones un tanto absurdas -por mucho que podamos cambiarlos a nuestro antojo o ajustar la sensibilidad-. Beamdog no es responsable de este hecho, es que son dos videojuegos nacidos en PC y concebidos para el teclado y el ratón, y la traslación de estas mecánicas a sistemas muy diferentes, pesa mucho. Nosotros hemos analizado el videojuego en Nintendo Switch, especialmente en el modo portátil, y lo cierto es que hemos vivido momentos poco placenteros por culpa del control o el mapeado de botones.

Seleccionar a nuestros héroes y personajes es a veces un auténtico suplicio.
Seleccionar a nuestros héroes y personajes es a veces un auténtico suplicio.

Conclusiones finales

Baldur's Gate y Baldur's Gate II: Enhanced Editions son dos grandes videojuegos que ahora llegan juntos en un único pack. Ofrecen cientos de horas del mejor y más puro concepto del juego de rol occidental en una adaptación de gran calidad. Beamdog ha actualizado los gráficos, revisado algunos elementos jugables y mejorado la interfaz -este último aspecto, polémico teniendo en cuenta el control escogido para consolas-, pero el contenido y la jugabilidad principal siguen intactas, demostrándonos hasta qué punto BioWare consumó dos buenas obras maestras hace más de dos décadas. Profundos, divertidos y llenos de posibilidades, su conversión a consolas es buena, pero no terminan de brillar lo suficiente por sí sola, siendo más poderosa la nostalgia que la propia naturaleza de la conversión. Ya sea para recordar batallas en los Reinos Olvidados o para internarnos en ellos por por primera vez, se trata de una colección recomendable siempre y cuando tengáis en cuenta lo engorroso del sistema de control.

Hemos realizado el análisis en su versión de Nintendo Switch con un código facilitado por Meridiem Games

Alberto González
Colaborador en Vandal desde hace más de una década, Alberto se cayó nada más nacer en una insondable marmita de cultura pop. Amante del cine, los dinosaurios y Star Wars, venera a Hideo Kojima y considera a Taylor Swift como el faro de Occidente.

NOTA

7.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Siguen siendo unos juegos de rol excelentes.
La cantidad de contenido es abrumadora.
Su historia nos parece absorbente.

Puntos negativos

La remasterización no es nada del otro mundo.
El control en consolas es muy deficiente.
La expansión Siege of the Dragonspear no está traducida al español.

En resumen

Dos clásicos que son considerados, 20 después, el pináculo del género de rol occidental. Con mecánicas sólidas y una historia de las que hacen época, llegan ahora a consolas, pero el control es muy discutible y lejos de la experiencia de PC.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Switch y Xbox One

Bubble Bobble 4 Friends - Análisis
Análisis
2019-11-18 13:35:00
Bub y Bob regresan con una aventura muy simpática aunque algo limitada para Nintendo Switch.
The Stretchers - Análisis
Análisis
2019-11-17 17:47:00
Una refrescante y divertida aventura ideada especialmente para jugar a dobles en cooperativo.
Terminator: Resistance - Análisis
Análisis
2019-11-16 17:02:00
Terminator vuelve al cine y los videojuegos con una aventura de acción y sigilo que quizás sorprenda a los fans.
Star Wars Jedi: Fallen Order - Análisis
Análisis
2019-11-15 10:30:54
Analizamos al detalle Star Wars Jedi: Fallen Order. Respawn Entertainment firma una de las mayores y mejores aventuras de Star Wars que se han realizado jamás.
Sparklite - Análisis
Análisis
2019-11-14 10:31:00
Red Blue Games nos trae un divertido roguelike inspirado en la jugabilidad y estética de los Zelda 2D, pero que no trae grandes novedades.
Pokémon Espada y Escudo - Análisis
Análisis
2019-11-13 15:00:00
La octava generación de Pokémon llega con una aventura tan divertida y entretenida como siempre, pero que se queda lejos de dar el salto de calidad que se esperaba de ella.
PEGI +16
Plataformas:
PS4 Switch Xbox One
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
7.5
Desarrollo: Overhaul Games
Producción: Atari
Distribución: Meridiem Games
Precio: 49,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Baldur's Gate and Baldur's Gate II: Enhanced Editions para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Switch
ANÁLISIS
7.5
Desarrollo: Overhaul Games
Producción: IdeaSpark Labs
Distribución: Meridiem Games
Precio: 49,99 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Baldur's Gate and Baldur's Gate II: Enhanced Editions para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox One
ANÁLISIS
7.5
Desarrollo: Overhaul Games
Producción: Atari
Distribución: Meridiem Games
Precio: 49,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Baldur's Gate and Baldur's Gate II: Enhanced Editions para Xbox One

1 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir