Análisis de Assassin's Creed IV: Black Flag (PS4, Xbox One)

Assassin’s Creed se estrena en la nueva generación con una versión actualizada visualmente que nos lleva a surcar el mar Caribe en busca de aventuras.
Assassin's Creed IV: Black Flag
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
9.5
NOTA
9
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones PS4, Xbox One.
Otros análisis: PS3 y Xbox 360

Nota: En este análisis se da un vistazo general al juego comentando sus cambios respecto a las versiones de PS3 y Xbox 360. Para un artículo en mayor profundidad, os recomendamos leer el análisis original.

Assassin’s Creed IV: Black Flag lleva casi un mes en el mercado para PS3 y Xbox 360, suponiendo una nueva entrega de una de las sagas estrella de la generación que está concluyendo. Si el año anterior visitamos la Revolución Americana tras haber pasado tres decantando el Renacimiento a favor de los asesinos de Ezio Auditore, esta cuarta parte da un nuevo salto temporal, esta vez hacia atrás, llevándonos a vivir las aventuras de Edward Kenway, precisamente el abuelo de Connor de Assassin’s Creed III (y padre de Heitham), en un juego que sorprende por cómo refina muchas de las cosas vistas en este último y que es tanto un Assassin’s Creed de tomo y lomo como un inmejorable simulador de pirata.

El escenario es ahora el mar Caribe, y la época principios del siglo XVIII, con un Edward Kenway que ha decidido dedicarse a la piratería por verle mayor ganancia que ser un corsario al servicio de la marina inglesa. Una serie de acontecimientos le irán sumergiendo en la eterna guerra entre los asesinos y templarios mientras cumplimos todo tipo de misiones a lo largo y ancho del Caribe en su época más memorable. Si en ACIII contábamos con un barco y un sistema de batallas navales un tanto paralelo y opcional, en ACIV: Black Flag es una de las partes centrales del juego. A bordo de nuestro barco Jackdaw surcaremos las aguas más calientes del mundo convirtiéndonos en el terror de los mares, en misiones que combinan esta dinámica con las mecánicas clásicas de Assassin’s Creed: Sigilo, armas e ítems para aprovecharlo, y un sistema de combate sencillo pero muy satisfactorio.

PUBLICIDAD

Pocos cambios en la nueva generación

Como era de esperar, esta versión next-gen se apunta a las palabras de moda, intergeneracional y transgeneracional, mostrándonos el mismo juego que en PlayStation 3 y Xbox 360, pero con unos gráficos más vistosos. Puede decirse que los que hayan esperado a las nuevas consolas para hacerse con el título verán estas semanas algo recompensadas, ya que luce mejor que en las anteriores, pero sin que se note un verdadero salto cualitativo. No hay más que ver el propio The Division de Ubisoft, hecho para la nueva generación desde cero, para notar las diferencias en comparación un juego de mundo abierto realizado para ambas.

Esto no quiere decir que ACIV sea malo visualmente, al contrario. Si las versiones de PS3 y Xbox 360 exprimen la potencia de las máquinas a costa de algunos problemas visuales, en PS4 y Xbox One todo se mueve a la perfección y se beneficia de chapa y pintura extra: Más elementos en la pantalla, mejores efectos y animaciones, una tasa de fotogramas por segundo estable y un acabado inmaculado, con una sensación que transmite holgura, de que Xbox One y PS4 pueden con mucho más.

Esta potencia extra se nota sobre todo en los momentos en el barco, cuando la mayor distancia de dibujado nos deja ver muchísimo más a lo lejos, con un horizonte más lejano que nunca, y también en los efectos gráficos de las batallas navales. El humo, las explosiones o los efectos de tiempo atmosférico lucen espectaculares, el mar se ve más vivo, el viento mueve más elementos del escenario y el resultado es mucho más impactante visualmente. No es un salto de generación propiamente dicho, pero sí una buena zancada.

El mismo contenido, un Caribe que explorar

El contenido es idéntico, incluso la versión PS4 tiene el mismo exclusivo que la de PS3 (las misiones de Aveline), resultando en una aventura de larga duración donde, como de costumbre, las misiones principales de Conway se complementan con una serie de secundarias que van desde contratos de asesinato hasta desafíos templarios, y un montón de contenido extra disperso por varias decenas de islas que contiene el juego: mapas del tesoro que llevan a planos de mejoras de élite para el Jackdaw, puzles mayas y cuatro barcos legendarios a los que enfrentarnos cuando el nuestro sea lo suficientemente potente, entre otros secretos.

Esta aventura en el pasado se complementa con los sucesos del presente, de nuevo girando en torno a la tapadera de los templarios en la actualidad, Abstergo. La malvada corporación se ha reconvertido en la compañía de videojuegos Abstergo Entertainment, en lo que supone una divertida autoparodia de Ubisoft, dando pistas sobre el futuro que va a seguir la saga, realizando guiños a los fans, homenajeando los rumores sobre épocas en las que ambientar Assassin’s Creed y conteniendo algunos desafíos relacionados con el juego principal.

Mejorado jugablemente respecto a la tercera parte

A estas alturas es difícil que, por mucho que cambie Assassin’s Creed, vaya a gustar a sus detractores. Black Flag mantiene gran parte de lo visto en la tercera parte, con el parkour por árboles y otros elementos, y el camuflaje en las zonas de arbustos y maleza (llamadas zonas de acecho), pero corrige gran parte de sus errores de diseño, planteándonos doce secuencias en las que destaca la variedad, alternándose las partes en barco con las partes de a pie, las ciudades con los entornos salvajes y abiertos, y permitiendo bastante libertad de acción, pudiendo usar armas blancas o pistolas si nos va la marcha, o recurriendo a dardos aturdidores o enloquecedores si queremos ser lo más sigilosos posibles.

Si no te ha gustado nunca Assassin’s Creed, Black Flag no te va a hacer cambiar de opinión, pero aquellos que han disfrutado de los anteriores encontrarán en esta cuarta parte más variedad, mejor diseño de niveles y misiones. Además, el barco y la navegación están perfectamente integrados en las misiones del juego, para en nuestros ratos libres explorar los secretos del mar. Esto quizás no guste a algunos, del mismo modo que Zelda: Wind Waker no gustó a todos los fans de la saga de Nintendo, pero Ubisoft ha intentado que el barco no sea simplemente un vehículo en el que desplazarse, sino que tenga su propia vida: podemos (y debemos) mejorarlo, hasta el punto de buscar los planos de diseño por recónditas grutas marinas, e incluso nuestra tripulación podrá aprender canciones.

 1

Una versión de nueva generación correcta de un gran juego

Assassin’s Creed IV: Black Flag en PS4 y Xbox One no cambia nada más que los gráficos, mejorándolos y haciendo que resulten muy impactantes, pero tan solo arañando la superficie de las nuevas máquinas. Quienes esperasen un gran salto se van a decepcionar, pero los que aguardaron cuatro semanas para ver Black Flag por todo lo alto disfrutarán como enanos surcando el Caribe, en un título que refina lo visto en la tercera parte y es quizás el Assassin’s Creed con mayor personalidad desde la segunda entrega. Cuenta con una duración considerable, así como una gran cantidad de contenido extra que garantizará horas de diversión mientras intentamos que el nombre de Kenway sea temido en cada puerto.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4 y Xbox One

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +18
Plataformas:
PS4 PS3 Xbox 360
PC Wii U Xbox One

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
8.14

PUNTÚA
Assassin's Creed IV: Black Flag para PlayStation 4

148 votos

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9.2
COMUNIDAD
8.32

PUNTÚA
Assassin's Creed IV: Black Flag para PlayStation 3

102 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.2
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.25

PUNTÚA
Assassin's Creed IV: Black Flag para Xbox 360

94 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.06

PUNTÚA
Assassin's Creed IV: Black Flag para Ordenador

32 votos
#104 en el ranking de Ordenador.
#125 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
COMUNIDAD
7.95

PUNTÚA
Assassin's Creed IV: Black Flag para Wii U

23 votos
#34 en el ranking de Wii U.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.44

PUNTÚA
Assassin's Creed IV: Black Flag para Xbox One

54 votos
#45 en el ranking de Xbox One.
#77 en el ranking global.
Flecha subir