Análisis de Siren: Blood Curse PSN (PS3)

Una aldea maldita nos va a hacer vivir la peor pesadilla de nuestras vidas.
Siren: Blood Curse PSN
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
NOTA
8.6
DIVERSIÓN
8.8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PS3.

Nos encontramos solos en el bosque. La luz de nuestra linterna no alcanza a mostrarnos los misterios que se ocultan entre el espesor de la maleza. Unos renqueantes pasos delatan que alguien más se encuentra cerca de nosotros, aunque no logramos adivinar ni de quién se trata ni dónde está. Un aterrador grito nos desvela que algo siniestro está ocurriendo en el lugar. Corremos. Corremos sin mirar atrás rezando por localizar un lugar seguro. Lo encontramos. Se trata de un pequeño cobertizo en el que decidimos adentrarnos. Los pasos y gritos se suceden a nuestro alrededor. Ante el pavor, nos escondemos en el interior de un pequeño armario esperando así escapar de este misterioso peligro. Pero… alguien entra. No logramos adivinar de quién se trata, solo somos capaces de vislumbrar que esta especie de hombre, con un rostro completamente desfigurado, lleva en su mano una llave inglesa recubierta de sangre. Nuestro pulso se acelera conforme este ser se aproxima a nuestro escondite. Rezamos para que no nos detecte pero es demasiado tarde. Este muerto viviente, este ser que solo siente odio, ha abierto de repente el armario y ha comenzado a golpearnos hasta destrozar todos los huesos de nuestro cuerpo. Ahora, yacemos muertos en esta tierra maldita. Hanuda se va a convertir en nuestra peor pesadilla.

La lucha por la supervivencia
El creador de Silent Hill, Keichiro Toyama, sorprendió a propios y extraños con su nueva saga de terror creada bajo el amparo de Sony. Forbidden Siren y su secuela se convirtieron por méritos propios en dos de los títulos de terror más duros de cara al usuario. Sus principales virtudes, el sumergir al jugador en un entorno oscuro, salvaje, en el que un mínimo fallo podía significar la muerte. Algo terrible si tenemos en cuenta que nuestro arsenal se limitaba casi por completo a objetos cotidianos que obteníamos del entorno, y no al clásico repertorio de armas de fuego, por lo que la tensión se multiplicaba de una forma considerable.

Ahora, a través del sistema de distribución digital de PlayStation 3, Sony pretende sumir a sus usuarios en una de las experiencias de terror más impactantes de los últimos tiempos. Para ello, han retomado la historia del título original aplicando algunas de las mejoras jugables vistas en la secuela del mismo. Por lo tanto, volveremos a adentrarnos en la misteriosa aldea de Hanuda (en Japón), lugar maldito al que acudirá un equipo de televisión estadounidense especializado en sucesos paranormales para comprobar si todas estas historias de terror son auténticas. Pronto descubrirán que acudir a esta región donde una misteriosa sirena rompe el silencio de la noche va a marcar el rumbo de sus vidas.

PUBLICIDAD

A partir de aquí, como en el original, la historia se nos irá desvelando a través de diferentes capítulos protagonizados por cualquiera de los siete protagonistas que sufrirán la ira de los "shibito" –los habitantes de Hanuda malditos- en los tres días que dura la pesadilla de estos personajes. En este punto, el reparto vuelve a ser una de las principales virtudes del juego, puesto que controlaremos a personas normales que se han visto inmersas en una situación que nunca podrían haber imaginado. Algo que trasmitirán a la perfección a lo largo de la aventura. De este modo, viviremos con una tensión impresionante el sufrimiento de la joven Bella, que no podrá usar ningún arma –lo que nos obliga a ser lo más sigilosos posibles-, la desesperación de sus padres, que harán todo lo posible por encontrarla, o la frialdad de un misterioso habitante de la región, que con un buen arsenal se dedicará a exterminar a los shibito.

De nuevo, la historia no se nos presentará de forma lineal, sino que iremos saltando de uno a otro protagonista viviendo sus andanzas por Hanuda. De este modo, por ejemplo, podremos ver cómo Bella inicia su horrible aventura en un hospital abandonado, y varios capítulos después descubrir cómo llegó al mismo. Sin embargo, hay que destacar que en esta ocasión el hilo narrativo resulta más claro que en el original, que en ocasiones era algo caótica haciendo que los usuarios se perdieran entre tantos saltos temporales. Los saltos temporales se sucederán constantemente, y en muchos casos tardaremos unos segundos en situar la acción que se nos muestra o en comprenderla. Pero aún con todo esto, durante la mayor parte de la aventura iremos atando cabos sin excesivos problemas. Además, a lo largo de nuestro oscuro viaje tendremos ocasión de localizar por todos los escenarios diversos objetos que nos desvelarán nuevos fragmentos de la historia. Así, podremos obtener archivos históricos sobre la región, manuscritos con los rituales que se celebran en el lugar, e incluso teléfonos móviles y grabadoras de los protagonistas de la aventura; archivos que nos permitirán enlazar todavía más todos los misterios que asolan a este lugar maldito.

Teniendo en cuenta estos elementos, Siren: Blood Curse se nos presentará como un clásico juego de terror en tercera persona –con opción a jugarlo a través de una vista subjetiva, algo recomendable en algunas ocasiones- en el que más que combatir a los shibito, deberemos evitarlos a toda costa. No en vano, como destacábamos anteriormente, nuestro arsenal se limitará a los objetos que logremos encontrar a lo largo de nuestras andanzas por Hanuda, estando en muchos casos indefensos ante varios de estos terribles seres. Por lo tanto, la sensación de agobio y terror al ser descubiertos será una constante, algo que no todos los títulos del género logran. Por otro lado, ésta es una forma realista de tratar una historia de estas características, ya que como reflejábamos anteriormente, los protagonistas de la acción son gente corriente que se ha visto envuelta en una situación de peligro extremo. Por ello, igual que haríamos nosotros, prácticamente durante toda la partida caminaremos agachados intentando hacer el menor ruido posible para que los shibito no nos detecten. En este sentido, aunque los escenarios por norma resultan algo lineales, contaremos con la posibilidad de evitar los enfrentamientos en la mayoría de ocasiones, aunque siempre habrá momentos para la acción.

Pero como decimos, el sigilo será nuestro principal aliado. Hay que tener en cuenta además que caminaremos por entornos increíblemente oscuros en los que ni siquiera la luz de nuestra linterna nos revelará lo que tenemos a escasos metros de distancia, por lo que correr puede significar simplemente el alertar a todos los enemigos de la zona. Una sensación realmente agobiante si tenemos en cuenta que los shibitos a nuestro alrededor no dejarán de gruñir, gemir o gritar; dejarán claro que están cerca de nosotros, pero muchas veces nos costará horrores localizarlos. O mejor dicho, nos costaría muchísimo encontrarlos si no fuera por la posibilidad de introducirnos en su mente y observar lo que ellos ven. En este sentido, cada vez que nos acerquemos a un enemigo nuestro protagonista comenzará a sentir su presencia y nosotros lo notaremos sobre todo por los latidos de su corazón –el mando irá vibrando cada vez más fuerte, según nos acerquemos al shibito-. Sin embargo, también podemos evitar el riesgo y visualizar con suma facilidad dónde se encuentran y qué rutas siguen para evitarlos introduciéndonos en su cabeza. Así, por ejemplo, podemos fijar un objetivo que bloquea nuestro paso –la pantalla se divide en dos- y avanzar hacia el mismo justo en el momento en el que el shibito mira en otra dirección.

Esta habilidad, a la que tampoco se le ha sacado todo el provecho que podría haber tenido, resultará muy útil en la gran mayoría de situaciones, aunque no imprescindible. Eso sí, habrá puzles que requieran de su uso obligatorio, y en otras circunstancias, como cuando debamos encontrar a algún personaje concreto, nos facilitará muchísimo la labor. Sin embargo, el uso que de ella se realizaba en las entregas de PlayStation 2 resultaba más importante y en algunos casos, más interesante –el invidente de Forbidden Siren 2, por ejemplo-. Por otro lado, la posibilidad de escondernos en algunas zonas de los entornos también dará mucho juego, y nos hará vivir situaciones de suma tensión.

Combinando todas estas alternativas, y haciendo uso de armas secundarias como bengalas o los cepos, podremos completar la aventura sin mancharnos las manos de sangre. En el primero de los casos, porque podemos llenar de humo una sala y lograr así que los shibito la abandonen a toda prisa. Pero es que también podemos engañarles atrayendo su atención con gritos, o plantar trampas en el suelo para que queden atrapados. Y si no queda más remedio, o hemos sido detectados, las armas serán nuestra única salvación, aunque en ocasiones ni eso.

Todo sirve para matar
Teniendo en cuenta que nuestros enemigos nunca mueren –quedan inconscientes durante un tiempo-, y que éstos muestran una gran resistencia, la necesidad de encontrar armas, aunque sea como medida de seguridad, será primordial en la mayoría de escenarios –menos para Bella, que como decíamos no las podrá usar-. El problema es que muchas veces usaremos como armas bisturís, tuberías, herramientas del campo, sartenes o cuchillos de cocina, algo totalmente alejado de los increíbles arsenales de armas de fuego vistos en otros títulos del género. Básicamente se puede decir que usamos como arma lo que tenemos a nuestro alcance, no lo que nos gustaría tener. Esto sin contar con que solamente podemos llevar encima una, lo que nos obligará a pensar, de entre las escasas opciones que se nos presentan en una circunstancia concreta, la que mejor nos conviene.

En este sentido, tendremos más de cincuenta armas distintas que contarán con sus propias características como el daño que causaremos con ellas, y la velocidad a la hora de ejecutar los movimientos. Y aún así, pese a estar equipados con ellas, siempre tendremos que tener mucho cuidado de enfrentarnos a los enemigos, ya que si son varios a la vez, a no ser que se estorben entre ellos –algo que puede llegar a pasar, tristemente-, moriremos con total seguridad.

Por otro lado, que nos sorprendan atacándonos por la espalda o asestándonos potentes golpes hará que nuestro protagonista pierda el equilibrio y caiga al suelo, quedando a merced del shibito –habrá que mover rápidamente el mando, pero muchas veces no nos dará tiempo ni a levantarnos-. En estos casos, siempre resulta más útil acercarse por la espalda de los mismos y asestarles un potente golpe –se ejecutan manteniendo pulsado el botón de ataque- que los dejará prácticamente muertos. También, si tenemos la suerte de haber encontrado un arma de fuego, podremos eliminarles desde la distancia con mayor facilidad –activaremos la vista en primera persona para abatirles con mayor precisión-.

Pese a todo esto, el sistema de combate en el juego no resulta del todo preciso, sobre todo en los enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Los movimientos de nuestro protagonista resultarán en ocasiones demasiado toscos e imprecisos, dejándonos a merced de los shibito. Algo que llegará a desesperarnos en algunos momentos como en los enfrentamientos contra los shibitos voladores. También el manejo de las cámaras y el control de nuestro protagonista seguirán la misma tónica. Primero porque los desarrolladores han optado por situar la cámara muy encima del personaje, lo que nos deja con muy poco campo de visión para observar el entorno. Un recurso que lógicamente busca generar agobio en el jugador, pero que en muchos casos nos dejará completamente a ciegas –algo que se soluciona con la vista subjetiva-. Por otro lado, dirigir a nuestro asustado protagonista resultará muy cómodo siempre que avancemos de forma sigilosa, pero en cuanto comencemos a correr, entre el tener que situar correctamente la cámara y controlar a un personaje algo estático, los resultados no serán tan satisfactorios.

Resuelve el enigma
Siren: Blood Curse se trata principalmente de un juego de supervivencia. Sin embargo, también nos encontraremos con grandes dosis de exploración y algún que otro puzle que nos mantendrá durante un buen rato analizando los entornos. Cada uno de los capítulos que componen este complejo puzle argumental nos presentará una serie de objetivos que podrán variar en el propio transcurso de la partida, y que básicamente nos propondrán encontrar las llaves que nos den acceso a otras zonas del lugar, armas con las que vencer a un enemigo que nos cierra el paso, o a otros personajes. Conforme avancemos en la partida, las situaciones que viviremos se irán complicando más y más, pasando de superar las clásicas misiones que resolveremos principalmente con la clásica técnica de ensayo y error –verdaderamente los primeros capítulos serán muy cortos, y los puntos de control estarán muy próximos entre sí-, a adentrarnos en otras mucho más tensas en las que un simple fallo puede significar el reiniciar el nivel desde el principio.

Esto se traduce sobre todo en misiones que dejarán de lado la necesidad de explorar concienzudamente un escenario para encontrar la llave o interruptor de turno que nos abra nuevas zonas, para centrarse sobre todo en la supervivencia, en reaccionar rápidamente ante situaciones de extrema peligrosidad. Habrá veces, por ejemplo, que tendremos que correr a toda velocidad para dar caza a un shibito cerebro que huirá nada más vernos, u otras en las que seremos nosotros los que tendremos que escapar ante amenazas horripilantes que nos pondrán de los nervios. Al respecto, en el juego se nos irá informando constantemente de los objetivos que deberemos ir cumpliendo para superar nuestra tarea principal, aunque en algunas ocasiones tendremos que ser nosotros mismos los que demos con las respuestas a los enigmas que se nos plantean.

Aterrador
Siren: Blood Curse no es un juego puntero a nivel técnico. El modelado de los personajes, sus animaciones, o la mayoría de texturas están por debajo de lo visto en la mayoría de títulos aparecidos durante estos últimos meses. Sin embargo, si por algo destaca esta obra de Sony es por presentar uno de los ambientes más aterradores y claustrofóbicos del momento. El juego de luces y sombras del que hace gala, así como el diseño de los escenarios por los que nos moveremos, o las horribles siluetas de los shibito en la oscuridad pondrán de los nervios a la mayoría de jugadores, que desde el primer minuto de la partida sentirán el terror de los protagonistas de la aventura. Además, resulta fascinante ver cómo los shibito viven sus propias vidas mientras nosotros nos movemos por los claustrofóbicos entornos, pudiendo observarles sentados con una buena botella de sake, o viendo la tele en familia.

La actuación de los siete protagonistas de la aventura y el resto de personajes secundarios con los que nos encontraremos también resulta digna de mención, así como todo el trasfondo creado por los desarrolladores a la hora de contextualizar la historia que se nos presenta. Así, los jugadores pueden incluso visitar el blog personal de uno de los protagonistas de la partida para conocer más detalles acerca de su vida. Por otro lado, el apartado sonoro de Siren resulta fantástico, con melodías muy inquietantes y estridentes –aunque también algo repetitivas- que se intercalarán con siniestros efectos sonoros que nos mantendrán en constante tensión. En este sentido, habrá algunos capítulos en los que una intensa tormenta –fantásticos los efectos de luces y sombras- nos hará sobresaltarnos en más de una ocasión.

Y son todos estos detalles los que convierten a Siren: Blood Curse en uno de los mejores juegos de terror del momento. Su cuidada ambientación, su inquietante historia, y la propia mecánica de juego en la que se prima más el sigilo y la supervivencia que la acción lo convierten en un título especial, distinto a lo que acostumbran actualmente los grandes estudios. Tal vez la linealidad de la que hace gala en muchas de sus situaciones, y el hecho de que en esta ocasión, con prácticamente cualquier arma podemos defendernos sin excesivas dificultades, le hacen perder ciertos toques de tensión que sí mantienen otras muchas misiones del juego –en las que como no hay armas, no nos queda más remedio que ser sigilosos-.

También el sistema de cámaras resulta molesto en algunas situaciones, como el manejo de nuestro personaje. Sin embargo, son aspectos que una vez iniciamos la partida quedan relegados a un segundo plano. Por otro lado, está claro que el sistema de adquisición del mismo no resulta del agrado de todos los usuarios –el juego podría llegar finalmente en formato físico a finales de año-. No obstante, hay que tener en cuenta que éste es un título con unos altos valores de producción, con un buen motor gráfico, un fantástico apartado sonoro, y más de 10 horas de intensa aventura –lo que justifica los casi diez gigas de descarga-. Además, Siren incluye un interesante sistema de logros que nos tentará a repetir todos los capítulos de la aventura para mejorar nuestros tiempos e intentar no ser detectados en ningún momento, por lo que hablamos de un título que nos puede mantener muchas horas delante de la consola.

En definitiva, ya sea en formato digital o en Blu Ray, éste es un juego que ningún aficionado a los títulos de terror debería perderse. Su ambientación, las inquietantes situaciones que nos hará vivir, o su peculiar sistema de narrar los acontecimientos –al estar dividido en capítulos, se nos tienta de tal forma con el final de los mismos que irremediablemente casi siempre iniciaremos uno nuevo para ver cómo prosigue la aventura- se sobreponen a los defectos comentados anteriormente y logran sumergirnos de lleno en la pesadilla que de forma tan sobresaliente Sony ha logrado crear.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Microsoft Flight Simulator - Análisis
Microsoft Flight Simulator - Análisis
Análisis
2021-08-03 10:39:00
El simulador de vuelo, tradicionalmente de PC, llega ahora a la nueva generación de consolas Xbox con un resultado increíble.
The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.6
  • Fecha de lanzamiento: 24/7/2008
  • Desarrollo: Sony
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 29,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: PlayStation Network (por episodios)
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés/Japonés
  • Online: No
COMUNIDAD
7.63

PUNTÚA
Siren: Blood Curse PSN para PlayStation 3

73 votos
Flecha subir