Análisis de Final Fantasy XIII-2 (PS3, Xbox 360)

La historia de Final Fantasy XIII continúa en una secuela que dejará muy contentos a los seguidores de la saga.
Final Fantasy XIII-2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8.5
NOTA
9.1
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.
Otros análisis: PC

Nota: este análisis no desvela ningún detalle de la historia del juego más allá del resumen de Square Enix.

La llegada de Final Fantasy a esta generación de videojuegos fue tardía y no dejó del todo satisfechos a todos sus numerosos fans. La decimotercera entrega de la saga aterrizaba en marzo de 2010 en las tiendas y, aunque su sistema de combate evolucionaba y su factura técnica volvía a estar a un enorme nivel, no fueron pocos los que criticaron su linealidad y falta de variedad. Con Final Fantasy XIII-2 Square Enix demuestra que sabe escuchar a los fans, y nos sorprende con una secuela directa del anterior juego que, ambientada en su mismo mundo unos años más tarde, corrige muchos de los defectos del original y añade muchas novedades, algunas de ellas bastante sorprendentes, logrando un gran resultado.

La saga Final Fantasy se caracteriza por hacer borrón y cuenta nueva en cada entrega, pero como ya ocurrió con Final Fantasy X-2, XIII-2 es una continuación directa del anterior juego, manteniendo su universo y buena parte de los personajes, pero no ejerciendo de contraposición o realidad alternativa como se supone que hará Versus XIII cuando se lance en algún momento de este siglo. Pero al contrario que X-2, aquella continuación de FFX protagonizada por Yuna que cambiaba bastantes cosas de su predecesor, este FFXIII-2 sigue el estilo del anterior juego, aunque mejorando con creces su jugabilidad e implementando novedades. Está, por así decirlo, tan dentro de la saga principal de Final Fantasy como cualquier entrega con numeración normal, y aunque parece destinado principalmente a los que jugaron al juego al que continúa, logra hacerse accesible para los que no jugaron a éste, esforzándose bastante para ello: su aventura principal está repleta de flashbacks sobre lo sucedido en FFXIII y, al haber nuevos personajes, se les cuenta lo que pasó anteriormente. Aparte, en el menú principal del juego contamos con la opción de ver un resumen de la historia de Final Fantasy XIII.

PUBLICIDAD

En esta ocasión la historia está protagonizada por Serah, hermana menor de Lightning, y por Noel Kreiss, un joven venido de un futuro, 700 años más tarde que los sucesos del juego. En una historia de viajes en el tiempo, paradojas y zonas que mezclan diferentes épocas, tendremos que intentar evitar que el mundo llegue a la fatídica situación en la que lo conoció Noel, jugando Lightning, una de las protagonistas del anterior juego, un papel importante en la historia (esto es todo lo que contamos sobre ella).

Impresionante visualmente

Final Fantasy XIII-2 luce tan bien como lo hizo la decimotercera entrega en su momento. Square Enix vuelve a demostrar que no tiene rival a la hora de hacer secuencias cinemáticas en 3D, con unos primeros minutos de juego sencillamente espectaculares, en los que secuencias de vídeo pregeneradas se mezclan con otras realizadas en tiempo real por el motor gráfico del juego. En este sentido el trabajo de Square Enix es memorable, ya que, en un primer momento, cuesta distinguir lo que es vídeo puro de lo que está generado por el motor del juego y, una vez pasados unos minutos, nos daremos cuenta de hasta qué punto es cierta la promesa de Square Enix de usar más el motor gráfico para narrar las cinemáticas y el excepcional resultado.

Es, como en todos los Final Fantasy, un apartado gráfico peculiar, de nuevo marcado por la diferencia entre los combates (salvo muy pocos enfrentamientos, en esos "escenarios genéricos Final Fantasy") y la exploración del mundo del juego. No es un título que cuente con esos efectos gráficos que quitan el hipo como en los habituales referentes técnicos, sino con un nivel de atención al detalle extraordinario en los personajes, modelados y animaciones, especialmente las faciales. No es un título que ponga al límite el hardware de las consolas, salvo quizás en algunos momentos (como podremos comprobar en el mismo inicio del juego), pero que cuenta con una factura artística que prácticamente no encuentra comparación con otros títulos.

 1

En el apartado sonoro, por su parte, contamos con un doblaje al inglés subtitulado en castellano, con una banda sonora bastante diferente a la de FFXIII, abundando las canciones con voces y con una gran variedad, desde música épica hasta temas que recuerdan al J-Pop. Los efectos de sonidos siguen sin grandes cambios, reconociendo muchos del juego anterior, y con otros nuevos.

Novedades en los combates

Pero los gráficos, salvo por las transiciones entre escenarios y combates, no fueron el blanco de las críticas cuando salió Final Fantasy XIII hace dos años. Fue su jugabilidad o, mejor dicho, el diseño general del juego. Con un sistema de combate divertido que se mejora en esta saga, era la falta de posibilidades y la linealidad lo que suscitó las críticas, que denominaron a FFXIII un "juego pasillero", como si se tratase de un shooter. En este sentido, XIII-2 sorprende por cómo ha tomado buena nota de las críticas y ha hecho el mundo del juego mucho más abierto, incluyendo más posibilidades, algunas muy sorprendentes, e incluso introduciendo cambios en el sistema de combate.

 2

Lo que más nos llamará la atención en esos primeros minutos del juego que sirven de fantástico prólogo a lo que está por venir son las secuencias cinemáticas interactivas. Son "quick time events" al estilo de juegos como Shenmue, God of War o Heavy Rain, en el que nos enfrentamos a los enemigos -jefes finales- en una secuencia cinemática espectacular, en la que tenemos que pulsar los botones o direcciones adecuados dentro de un tiempo límite, o bien elegir entre una acción u otra (una magia o un tipo de ataque) para decidir qué hacer en una situación. Dependiendo de si acertamos o fallamos, o de la elección que tomemos, la cinemática evolucionará en una dirección u otra. Sin duda, Heavy Rain hace un par de años fue el juego que llevó los "Quick Time Events" al siguiente nivel, y aunque Final Fantasy XIII-2 no tiene la multitud de desenlaces e interacciones posibles de este último, sí cuenta con una gran baza a su favor: la abrumadora espectacularidad visual de estas escenas. Una gran novedad, muy interesante y bien encajada con el género de RPG, que aunque no es demasiado abundante, le da un carácter más épico si cabe a los enfrentamientos más importantes.

El sistema de combate mantiene las líneas maestras de Final Fantasy XIII, mezclando tiempo real y turnos de acción, y basando su maestría en dominar las diferentes formaciones que tenemos a nuestra disposición, que podremos cambiar en cualquier momento, en tiempo real, pulsando el botón L1/LB. Hay ahora más variantes de las formaciones, pudiendo nosotros configurarlas y tener más variedad a la hora de hacer frente a los enemigos. Esta mayor importancia de las formaciones se ve reflejado en el Cristarium, el sistema de evolución de los personajes. Con la experiencia obtenida en los combates, iremos eligiendo en qué rol subir de nivel. Es decir, cada rol tiene su propio camino de evolución que irá mejorando nuestras habilidades generales y en ese rol, y nos irá dando nuevos ataques, acciones o magias. Es decir, nosotros podremos elegir especializar a nuestros personajes en una serie de roles, o bien intentar guardar un equilibrio entre todos. En este sentido, el juego ayuda indicándonos cosas interesantes como cuándo recibiremos el próximo ataque en cada rol, lo que nos puede ayudar a planificar nuestras subidas de nivel.

 3

La otra gran novedad del sistema de combate son los monstruos. Como si de un juego de Pokémon se tratase, tras ciertos combates conseguiremos un enemigo "de regalo", pudiendo llevar hasta tres con nosotros y usar uno de ellos en el combate. Estos monstruos tienen su propio sistema de evolución, e incluso contamos con la posibilidad de fusionarlos para conseguir combinaciones más fuertes. Su uso no es anecdótico ni mucho menos, sino que se comportan como un personaje más, con su propio árbol de evolución y usando también el sistema de roles. Es un añadido muy interesante y que dará bastante que hablar a los seguidores de la saga, y que gracias a sus posibilidades de evolución y de combinación promete generar toda una "cultura de la cría de monstruos" en Internet.

Terminando con el sistema de combate, se ha cambiado la forma de entablarlos. Veremos al monstruo en el mapa "normal", de exploración, y cuando aparezca nos rodeará un círculo (el "radar Moguri") que, dependiendo del color, nos indicará si el enemigo está agresivo (rojo), alerta (naranja) o despistado (verde). En los dos últimos casos podremos evitar el encuentro, y en el tercero podremos cogerle por sorpresa y comenzar el enfrentamiento atacándole, lo que nos da una ligera ventaja. Es sin duda un progreso dentro de la saga Final Fantasy, y un pequeño avance a la hora de hacer los combates menos aleatorios y darle al juego un toque de acción en sus partes de exploración.

 4

Más exploración y una historia no lineal

Si el combate ha añadido algunas cosas pero la base general sigue siendo la misma, la faceta de exploración del juego sí ha experimentado una completa renovación. Los escenarios son mucho más abiertos y el juego es menos lineal que FFXIII. Contamos con tiendas, misiones secundarias y con un curioso sistema de elección de respuestas llamado "Live Trigger". Esto hace que, al estilo de los juegos de rol occidentales, podamos elegir qué dice (e, incluso, qué piensa) nuestro personaje en una determinada situación, haciendo que los diálogos sean interactivos, y marcando un poco el comportamiento de nuestros personajes. Los primeros usos de este sistema son un tanto anecdóticos, las típicas respuestas ante personajes que pueden ser amables, anodinas o incluso vacilonas, pero a medida que avanzamos en el juego vemos cómo este sistema nos permite tomar elecciones y decisiones que marcan el rumbo de la partida. De hecho, ése es el motivo por el que hay una única ranura de guardado por partida, se permite guardar el juego en cualquier momento y se ha añadido guardado automático. Pero se ha incluido también la opción de empezar de nuevo cada viaje temporal, permitiéndonos corregir las decisiones que no nos hayan gustado.

Éste es sin duda el mayor cambio del juego, la posibilidad de, tomando tus propias decisiones, elegir qué camino tomar. La revolución en el sistema de juego respecto a FFXIII no son detalles como unos escenarios más amplios, las misiones secundarias o la posibilidad de saltar (que no deja de ser una curiosidad y no influye en el juego), sino el diseño no-lineal de su historia, algo que se combina muy acertadamente con la misión que tendremos que cumplir: visitar diferentes lugares en diferentes épocas a través de portales temporales, intentando cambiar el funesto futuro del que viene Noel.

 5

Aparte de esta aventura principal, contamos con multitud de misiones secundarias que nos encargarán personajes o que surgirán a medida que juguemos, la mayoría de ellas orientadas a conseguir "fragmentos de tiempo". Cuenta también con algunos minijuegos (anomalías temporales) que contribuyen a que la duración de este Final Fantasy sea inmensa, y que además haya muchísima rejugabilidad y todavía cosas que hacer cuando hayamos terminado el juego. Este "experimento no-lineal" tiene su contrapartida. Pese a la impecable factura de las secuencias cinemáticas y de vídeos, la historia no es tan buena, tan intensa, como la de Final Fantasy XIII. Lo que hacemos en el juego es mucho más interesante, con la mezcla de épocas, los viajes temporales y las decisiones, pero el componente de la historia se ha aligerado bastante, quizás por el hecho de dar ahora más libertad al jugador -y la dificultad de hilarlo todo coherentemente-, o porque el argumento general del juego (encontrar a Lightning, salvar el futuro) no deja lugar a muchos más.

Conclusiones

Final Fantasy XIII-2 no convertirá en fan de Final Fantasy a aquellos que nunca se han interesado por la saga de Square Enix o jamás les haya convencido, pero sus seguidores, tanto los que disfrutaron con FFXIII como los que lo criticaron, tienen una compra obligada. Continuando la historia y manteniendo buena parte de los personajes principales del anterior, revoluciona por completo su sistema de juego, no solo corrigiendo los defectos que se le achacaron, sino también innovando a su manera dentro de la saga Final Fantasy y del peculiar género de los juegos de rol japoneses. Cuenta con muy buenas ideas y las implementa todas bien, desde lo acertado de llevar los quick time events a ciertos momentos de las escenas cinemáticas, pero dándoles un toque rolero, hasta las elecciones que tomamos durante el juego y que lo convierten en el Final Fantasy menos lineal. Y, sobre todo, tiene muchísimo contenido extra más allá de la interesante historia principal: secretos que encontrar, personajes con los que interactuar, ese tipo de cosas que solo se valoran cuando se echan de menos.

 6

Sería una lástima que el extraño recuerdo de FFX-2 o el hecho de no contar con una numeración propia le quitase a Final Fantasy XIII-2 parte de la atención que merece. Es uno de los mejores juegos que ha hecho Square Enix en los últimos años, y una buena muestra de que la compañía japonesa puede hacer evolucionar el género que contribuyó a crear manteniendo su marcadísima personalidad y aplicando sus propias ideas, sin adoptar necesariamente las que durante los últimos años han hecho que los juegos de rol occidentales les hayan hecho sombra. Después de todas estas novedades, nuestras expectativas sobre la decimoquinta entrega se han multiplicado.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
Exo One - Análisis
Exo One - Análisis
Análisis
2021-11-29 13:54:00
Exo One es un peculiar indie que nos pone al control de una nave espacial en un fluido viaje por cautivadores planetas extraterrestres. Os contamos qué nos ha parecido esta original propuesta.
Hextech Mayhem: A League of Legends Story - Análisis
Hextech Mayhem: A League of Legends Story - Análisis
Análisis
2021-11-28 19:14:25
Los creadores de Bit.Trip Beat llevan el mundo de LoL a un modesto juego de ritmo musical que entretiene sin grandes sorpresas.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +16
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9.1
COMUNIDAD
7.45

PUNTÚA
Final Fantasy XIII-2 para PlayStation 3

192 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.1
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.92

PUNTÚA
Final Fantasy XIII-2 para Xbox 360

71 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 11/12/2014
  • Desarrollo: Square Enix
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Steam
  • Precio: 15,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.9

PUNTÚA
Final Fantasy XIII-2 para Ordenador

21 votos
#181 en el ranking de Ordenador.
#201 en el ranking global.
Flecha subir