Análisis de Metal Gear Solid 3: Subsistence (PS2)

La revisión de Metal Gear Solid 3 aporta toda una serie de extras para remozar un juego de los grandes.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9.5
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PS2.

Se ha vuelto una costumbre que, la verdad, hace la delicia de los seguidores de esta saga: la revisión de la última entrega. La edición Substance del anterior juego de la saga tuvo una gran aceptación entre los aficionados a la creación de Hideo Kojima, y ahora, el tercer juego de la serie Metal Gear Solid recibe Subsistence, una reedición llena de extras y nuevos contenidos que están destinados, principalmente, a los acérrimos apasionados de las aventuras de Snake.

La entrega original fue analizada en su momento, coronándolo como uno de los mejores juegos para la consola de Sony y, de hecho, uno de los mejores de su generación. Esta revisión, por tanto, sólo puede ofrecer más cosas sobre un producto que ya fue sobresaliente en su momento, por lo que la cuestión no está realmente en si alcanza la calidad necesaria –incuestionablemente lo hace- sino en dilucidar si las novedades son suficientes como para justificar la adquisición de esta edición teniendo el original, o si aquellos que decidieron esperar para comprar Subsistence verán su espera recompensada.

PUBLICIDAD

El disco principal contiene el juego –bajo el lema Subsistence, que da nombre a todo el contenido de esta edición- con interesantes novedades. Para empezar, lo más evidente es la inclusión de hasta seis niveles de dificultad desde un primer momento, algo que está sin duda alguna pensado especialmente para quienes ya han disfrutado a fondo del original y quieren meterse directamente en la tensión indescriptible que proporciona el nivel de dificultad máximo, European Extreme. Como es tradicional, en esta dificultad veremos la pantalla de fin de partida con tan sólo ser vistos por un guardia, haciendo de éste todo un reto para los jugadores. Poder acceder a cualquier nivel de dificultad desde un primer momento es también interesante porque como esta entrega no reconoce las partidas del original, ahorrará, como hemos dicho, al jugador el tener que ir desbloqueando las dificultades paso a paso.

Pero los cambios no se limitan a esto, pues Snake Eater va a ofrecer una impactante novedad que redefine casi por completo su apartado jugable, pues incluye una cámara en tercera persona situada por detrás de Snake que, además, podemos mover libremente, rotándola, inclinándola, acercándola o alejándola, de manera que aporta toda una nueva perspectiva al juego. No es que la cámara del original fuese mala, pero lo cierto es que en los entornos abiertos que propone esta aventura en ocasiones podía resultar conflictiva y confundir a algunos jugadores en ciertas ocasiones, algo que desde luego no sucedía en los dos primeros, ambientados en interiores casi por completo.

Con esta nueva cámara, la visión de la zona es mucho más clara, divisar a los enemigos es más fácil... pero también tendremos muchos más puntos ciegos, por lo que nos obligará a redefinir nuestro planteamiento de juego en más de una ocasión. La perspectiva funciona muy bien dentro de la mecánica de un Metal Gear, y la experiencia de juego nos ha resultado mucho más satisfactoria. No podemos negar que tuviésemos dudas con respecto a lo que podría significar este cambio dentro del juego, pero lo cierto es que la apuesta de Kojima nos ha convencido por completo, y hace de ésta una de las novedades más destacables de la reedición que nos ocupa.

Nos parece, además, muy destacable su gran integración en un juego que no fue diseñado originalmente para funcionar bajo este sistema de cámaras y todo parece indicar que en un juego pensado desde el principio para esta perspectiva la experiencia de juego podría ser todavía mucho mejor... por eso esperamos que éste sea un pequeño atisbo de lo que nos ofrecerá la cuarta entrega. Por otro lado, debemos señalar también la ausencia casi por completo (hemos observado alguna, muy puntual y brevísima, caída de cuadros por segundo, apenas perceptible) de ralentizaciones, lo que parece indicar que buena parte del trabajo se ha centrado en mejorar todo el motor del juego para ofrecer al jugador un apartado gráfico que, si bien no mejora modelados, texturas ni demás, sí se muestra más consistente en su conjunto gracias a la eliminación de errores y carencias.

Sí se han añadido nuevos camuflajes, como las nueve banderas (aplicables al rostro), y la posibilidad de descargar una veintena de trajes adicionales, por lo que el resultado global es mucho más completo y añade algunos toques de orgullo patrio y humor. Sin duda alguna, el que el usuario pueda distinguirse del resto de sus contrincantes en las partidas en red es un buen aliciente para ofrecer estos nuevos equipamientos.

El último gran añadido al juego original es el Demo Theater, que nos permitirá revisar las cinemáticas del juego, escogiendo exactamente cuál queremos reproducir, volver a ver toda una serie o parte del juego, y, además, al estar hechas sobre el motor del juego, podremos variar el aspecto de Snake, es decir, añadirle pinturas faciales o ponerle otro traje, lo que puede dar lugar a escenas mucho más estéticas... o humorísticas; esto es algo que quedará a gusto del consumidor.

El segundo disco, Persistence, incluye todas las novedades ajenas a la reinterpretación de Snake Eater, es decir, lo que puede representar el auténtico motivo de compra para muchos seguidores que ya tienen el original y no se sienten especialmente atraídos por el cambio en el sistema de cámaras. Destacan, sobre todo, Metal Gear y Metal Gear 2: Solid Snake, los dos primeros juegos de la saga, lanzados para MSX. Se trata de conversiones exactas de esos clásicos que no gozaron de distribución oficial en la mayoría de mercados. Como todo juego con varios años a su espalda (en este caso, bastantes), un sector del público puede sentirse avasallado por un aspecto gráfico y sonoro que es bastante árido hoy en día, y una dificultad por encima de la mayoría de títulos actuales, pero incluso para ellos es ésta una ocasión única de disfrutar por primera vez del origen de una de las sagas con más fuerza en la actualidad con textos completamente traducidos al castellano.

Metal Gear llegó a Europa en 1987, y nos cuenta la primera misión de Solid Snake en la unidad especial FOXHOUND, en la que deberá destruir una peligrosísima arma, el Metal Gear, tras infiltrarse en la ciudad fortificada de Outer Heaven. En esta misión, Snake descubrirá una verdad terrible que le llevará a uno de los enfrentamientos finales más sublimes de los videojuegos. La segunda parte salió sólo en Japón en 1990, y Snake, que ha dejado ya la unidad especial FOXHOUND, pero es reenganchado para infiltrarse en Zanzibar Land y rescatar a un científico que ha sido secuestrado para elaborar una nueva versión del peligroso Metal Gear... todo orquestado por su archienemigo de la anterior entrega en un apasionante giro del guión. Son dos impresionantes juegos de la era 8 bits que por el relativo escaso éxito de la plataforma MSX y la no distribución del segundo en Occidente, resultarán novedosos para mucha gente... un gran aliciente para dedicarles su tiempo, claro.

Pero no es esto lo único que aporta el segundo disco: el modo de juego en red está contenido aquí, y es otra de las más importantes novedades del título, junto con el modo duelo, en el que nos podemos enfrentar directamente a cada jefe final del título, contando con el aliciente añadido de hacerlo contrarreloj mientras buscamos conseguir la mejor puntuación posible (en función del tiempo, munición y explosivos gastados, etc.).

El último gran contenido de este segundo disco es la presencia de Snake Vs. Monkeys, que incorpora nuevos mapas con respecto a la versión que aparecía en el original. Mucho menos interesante desde una perspectiva jugable, aunque apasionante como muestra del humor y amplio espectro de la obra de Hideo Kojima es el The Secret Theater, que incluye los nueve vídeos de humor que ya se lanzaron a través de la página web de Snake Eater, además de otros ocho nuevos, y el tráiler del E3 de 2005 de Metal Gear Solid 4, en el que Raiden intentaba hacerse con el papel principal del juego. El aporte de vídeos, como veremos al hablar del tercer disco, es una gran parte de las novedades que incluye Subsistence, todo un regalo para los amantes de Snake.

Pasemos a materia más importante. El modo de juego en red es una grandísima aportación al universo de Metal Gear, contando con cinco modalidades de juego clásicas que se adaptan bastante bien al estilo de juego de la saga. Los enfrentamientos tipo Deathmatch, solos o por equipos, con 12 mapas diferentes diseñados exclusivamente para este modo –aunque inspirados en los de la aventura para un jugador- son la salsa del multijugador, como es costumbre.

Habrá también misiones de infiltración, en las que un jugador tomará el papel de Snake, y el resto serán los guardias. El objetivo será infiltrarse burlando a los rivales para obtener un microfilm y llevarlo hasta la meta (en una suerte de captura de bandera, evidentemente, aunque a continuación veremos como este modo de juego cuenta con una representación estándar en el título), mientras que el resto de jugadores tendrán como misión localizar y neutralizar a Snake.

En el modo de captura jugaremos por equipos con el objetivo de conseguir un Kerotan (una rana) y llevarla hasta la meta en un lapso de tiempo limitado, resultando en las clásicas partidas intensas de este tipo de juego multijugador en otros títulos, típicamente de acción en primera persona.

Las misiones de rescate nos invitan a dividirnos en dos equipos, uno de ellos encargado de proteger el GA-KO (un patito de goma) del ataque del otro equipo, que tiene como misión hacerse con él y regresar a su base para mantenerlo como rehén hasta que finalice el tiempo.

El tercer disco es Existence, una versión cinematográfica del juego, con las escenas remasterizadas en las que se nos cuenta a través de más de tres horas de proyección toda la historia del juego como si fuese una película. Sin duda alguna, es poco interactivo, pero lo cierto es que sentarse a ver la historia del juego es un extra interesante que nos permitirá disfrutar de su cuidado guión y la belleza de sus escenas sin complicaciones.

Conclusiones
A nivel gráfico, la inclusión de la nueva cámara y la eliminación –virtualmente- por completo de ralentizaciones y demás fallos conforman un apartado técnico sorprendente, pero que, claro está, no da un salto con respecto al original. La nueva cámara nos gusta mucho, y aporta toda una experiencia de juego remozada, fresca, sobre una base establecida en la entrega original que tampoco tiene que ser cambiada.

Los contenidos extra ajenos a Snake Eater, esto es, los dos primeros juegos originales de MSX, el modo de juego en red, y los demás reseñados, van desde lo casi anecdótico hasta lo magnífico, y de hecho el multijugador en red es un motivo bastante bueno para hacerse con esta edición aun teniendo la original, pero los otros son bastante cuestionables, salvo para los mayores seguidores de la creación de Hideo Kojima.

Y es que Subsistence es una gran reedición, sin duda alguna. Las novedades son buenas en su conjunto, y la presentación en tres discos está cuidada, siendo un excelente producto para PlayStation 2 y, también, para cualquier consola. Será, sin embargo, labor de cada uno evaluar si las novedades que hemos indicado a lo largo de estas líneas –principalmente el multijugador en red y la nueva cámara para la aventura principal- le compensan volver a comprar el juego. Por supuesto, si alguien no lo tenía ya, ésta es la mejor ocasión para hacerse con él.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Halo Infinite - Análisis
Halo Infinite - Análisis
Análisis
2021-12-06 09:01:00
343 Industries firma su mejor trabajo hasta la fecha con una fantástica campaña y un multijugador con un brillante futuro por delante.
Chorus - Análisis
Chorus - Análisis
Análisis
2021-12-03 16:07:00
Acción y libertad de movimientos en un arcade de naves que destaca por la narrativa y el uso de habilidades especiales.
Solar Ash - Análisis
Solar Ash - Análisis
Análisis
2021-12-02 17:13:00
Los creadores de Hyper Light Drifter estrenan una absorbente aventura de plataformas y exploración con un estilo único y mucho buen hacer.
Rocket League Sideswipe - Análisis
Rocket League Sideswipe - Análisis
Análisis
2021-12-02 13:06:00
El éxito de Psyonix llega a móviles con una adaptación que mantiene intacta la experiencia de la saga, ofreciendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad ahora en 2D.
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Big Brain Academy: Batalla de ingenio - Análisis
Análisis
2021-12-01 15:27:00
Lustros después de aquella moda de los juegos que 'medían' el potencial del cerebro vuelve la saga de Nintendo con un renovado énfasis en el multijugador.
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Asterix & Obelix: Slap Them All - Análisis
Análisis
2021-12-01 14:00:00
Los galos más queridos y famosos de los cómics regresan con un nuevo y bonito videojuego que fracasa en su propuesta jugable.
PEGI +18
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 5/10/2006
  • Desarrollo: Konami
  • Producción: Konami
  • Distribución: Konami
  • Precio: 44.95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
9.2

PUNTÚA
Metal Gear Solid 3: Subsistence para PlayStation 2

268 votos
Flecha subir