Análisis de War Leaders: Clash of Nations (PC)

Grandes políticos e implacables líderes militares. La Segunda Guerra Mundial también se libró en los despachos.
War Leaders: Clash of Nations
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.8
SONIDO
7
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión PC.

El cine bélico se ha encargado de retratar a la perfección la brutalidad de las contiendas vividas durante la Segunda Guerra Mundial, pero la figura de los líderes políticos que en mayor o menor medida propiciaron dicho conflicto ha quedado relegada a un segundo plano. Títulos como el magnífico Hearts of Iron II y su predecesor –se trabaja actualmente en una tercera entrega- se encargaron de representar la otra gran cara de la guerra de una forma brillante, algo que en cierto modo se repite en el nuevo trabajo de los españoles Enigma Software.

Con un sistema de juego similar al de la exitosa serie Total War, en War Leaders nos encontramos ante un título de estrategia que combina la gestión de una gran nación mediante un clásico sistema por turnos con intensas batallas en tiempo real en una gran variedad de localizaciones. El resultado, como comprobaremos a continuación, más que notable, aunque no perfecto.

La figura del líder

Basado en la Segunda Guerra Mundial, War Leaders nos va a proponer precisamente vivir la tensa situación política y militar de la época liderando a una de las siete grandes naciones que intervinieron de forma más activa durante el conflicto –Alemania, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Japón y la Unión Soviética-. En este sentido, la importancia que adquieren personajes como Hitler, Roosevelt Mussolini, Hideki Tojo o Churchill resulta más que interesante, ya que éstos tendrán su propia representación virtual en el tablero de juego terminándose la partida en caso de caer en manos de los rivales. Por tanto, queda claro que uno de nuestros principales objetivos en el juego no será otro más que el proteger a estas figuras históricas asignando, por ejemplo, guardaespaldas tras los mismos para evitar que espías u otro tipo de unidades terminen con su vida.

PUBLICIDAD

Pero lógicamente, la seguridad de estos líderes no dependerá únicamente del número de guardaespaldas que pongamos a su disposición, sino que principalmente, deberemos lograr que nuestra nación prospere manteniendo un equilibrio presupuestario que nos permita adquirir nuevas unidades bélicas para hacer la guerra, mientras también nos hacemos con todo tipo de materias primas que usaremos para adquirir nuevas estructuras y unidades de combate, destacando sobre todo el petróleo, necesario para que nuestras unidades se muevan por el tablero. En este caso, como decíamos, toda la acción se mostrará mucho más cercana a lo que los aficionados al género han vivido en la serie Total War, frente a la complejidad de Hearts of Iron. Por lo tanto, en cuestión de minutos nos encontraremos subiendo o bajando los impuestos de cada una de las provincias bajo nuestro mando para sanear nuestra economía, mientras establecemos diversas estructuras en las mismas y fortificamos posiciones con la adquisición de un variado repertorio de unidades, todas fielmente recreadas.

En lo referente a la faceta bélica, todas nuestras tropas quedarán agrupadas bajo la figura de un soldado, algo que en principio puede confundirnos al no saber muy bien de cuantas unidades consta el ejército, lo que sabremos pinchando dos veces sobre la citada pieza. En este caso, habrá tres tipos de piezas: la infantería, que estará formada por soldados de toda clase, carros de combate y artillería pesada; la aviación, que únicamente podrá volar hasta las provincias que cuenten con aeropuertos en los que repostar; y los buques de guerra. Podremos mover cada una de estas piezas con total libertad por todo el tablero teniendo en cuenta por un lado los turnos necesarios para alcanzar nuestros objetivos, y las zonas a las que pretendemos viajar. Y aquí hacemos referencia, por supuesto, a los territorios enemigos o regiones neutrales.

Como en otros exponentes del género, la diplomacia será una pieza fundamental en el desarrollo de las partidas. Podremos en este caso establecer una alianza militar con una facción neutral para que nos ayude a combatir a nuestros enemigos, pedir que nos dejen circular por su territorio para alcanzar otras regiones, o buscar todo tipo de acuerdos comerciales para mejorar la economía de nuestra nación. En este sentido, dependiendo del rigor histórico que hayamos establecido al inicio de la campaña nuestros avances en el juego diferirán considerablemente ya que por ejemplo, la entrada de los países en guerra se hará cumpliendo las fechas reales; igual que las alianzas. Por eso, escoger una campaña más libre a nivel histórico nos dará más cancha en esta faceta del juego. Tampoco podemos olvidar detalles tan interesantes como las propias declaraciones de guerra. Si atacamos a una nación vecina sin realizar dicha declaración, nuestra imagen de cara al resto de países se verá gravemente dañada, por lo que conseguir posteriormente alianzas o acuerdos comerciales será toda una odisea.

 1

Gestionar un gran ejército

Todo lo visto hasta el momento se enmarca, como decíamos, en la vertiente de juego por turnos de War Leaders. Sin embargo, esta obra de Enigma Software también presenta un completo modo batallas que nos permitirá vivir, en tiempo real, las escaramuzas que desatemos a lo largo de la campaña. Estas batallas serán de lo más clásicas, teniendo que aprovechar en las mismas las habilidades de todas y cada una de nuestras unidades para salir victoriosos de las contiendas. En este caso, por ejemplo, podemos posicionar a la infantería en algunos de los edificios que encontraremos en los escenarios –también depende esto del entorno en el que combatamos-, usar vehículos de reconocimiento para desvelar la posición de los rivales a los que, seguidamente, acribillaremos con el fuego de la artillería pesada; o directamente podemos enviar a todos nuestros blindados para que pulvericen a toda la resistencia con la que se encuentren. Eso siempre evitando que el enemigo nos tienda emboscadas porque en estos casos, los movimientos erróneos se pueden pagar muy caros.

No por nada, estamos ante un título en el que la inteligencia artificial de nuestros rivales nos va a poner muy difíciles las cosas, sobre todo porque no esperarán a que nosotros actuemos sino que ellos mismos se posicionarán de tal modo que en caso de perder el tiempo, luego asaltar sus posiciones puede resultar de lo más costoso. Al menos, eso sí, contamos con todo tipo de armas y tropas con las que hacerles frente. Es el caso de la aviación, que aunque no podremos controlar como unidades directamente, sí podremos ordenar que arrasen con las bombas una posición rival. Y lo mismo con las unidades navales. En ambos casos, no obstante, se echa de menos la posibilidad de poder dirigirlas como tal en batallas específicas para ese tipo de unidades. Algo que por ejemplo se solventará en el nuevo Total War, donde por fin podremos disfrutar de batallas navales frente a los combates automáticos que como en War Leaders, son la única forma de vivir estas escaramuzas.

 2

Por otro lado, del mismo modo que en el mapamundi, podremos pausar o acelerar la acción para planear con más detenimiento nuestros movimientos o acelerar el avance de nuestras tropas. A fin de cuentas, siempre tendremos que medir nuestros pasos para evitar caer bajo el fuego enemigo, máxime si tenemos en cuenta que aspectos como la orografía tendrán mucho que decir en el devenir de los acontecimientos. Y lo mismo ocurrirá con las tropas, ya que habrá más de 250 tipos de unidades distintas, más aparte todas las tecnologías que podremos haber desarrollado haciendo uso de las materias primas recolectadas por nuestro incipiente imperio.

Dicho esto, en todo momento podemos dejar de lado los aspectos relacionados con la gestión de nuestra nación para dedicarnos únicamente a combatir al enemigo en batallas personalizadas, siendo ésta una gran opción para los usuarios más ávidos de acción.

Una mala optimización

A nivel técnico, War Leaders se trata de un título notable. Por un lado, destaca el diseño del mapamundi por lo detallado del mismo así como por los pequeños detalles que hacen que sea mucho más atractivo a nivel visual que otros referentes del género. Igualmente, la interfaz en esta faceta del juego resulta clara y atractiva, con toda la información bien ordenada para facilitar al máximo la labor del jugador. Por otro lado, si hablamos de las batallas en tiempo real, también en este caso el juego de Enigma Software responde con nota, primero por el nivel de detalle alcanzado en las unidades –bien detalladas y muy realistas-, pero también por la amplitud y variedad de los entornos por los que nos moveremos. No es el título más espectacular que hay en el mercado, y tal vez se eche de menos la magnitud de las contiendas vividas en otros títulos de corte similar, -aquí por ejemplo la infantería no se muestra como pequeños escuadrones de soldados sino como una simple persona, lo que le resta espectacularidad- pero aún así no se le pueden poner muchas pegas al respecto.

 3

Eso si no hablamos de la optimización del motor grafico del juego que en este caso, sí se trata de un auténtico punto negro. Por un lado, destacan negativamente los largos tiempos de carga que nos esperan no ya solo para iniciar una partida, sino también cada vez que pasemos del mapamundi a una batalla y viceversa, siendo en ocasiones estresante tener que esperar tanto. También, pese a cumplir con los requisitos recomendados por el juego, el título de Enigma Software no llega a funcionar del todo bien en la mayoría de equipos, encontrándonos con alguna que otra ralentización. A nivel sonoro, en cambio, estamos ante un título más que correcto, con un buen doblaje al castellano, un repertorio musical aceptable con piezas que casan bien con las secuencias que se nos presentan en pantalla, y unos buenos efectos sonoros para recrear la virulencia de la guerra.

Conclusiones

En definitiva, War Leaders se trata de un muy buen título de estrategia que sin duda satisfará a los aficionados al género. No es nada novedoso, para algunos puede resulta algo simple –no es tan complejo, por ejemplo, como Hearts of Iron-, se echan de menos batallas con un mayor número de tropas implicadas, y la optimización del juego resulta, cuanto menos, cuestionable; pero pese a todo esto, se trata de un título muy agradecido de jugar, que a poco que le dediquemos unas horas nos va a dar muchas alegrías, y que sin duda nos mantendrá durante bastante tiempo frente al PC ya sea combatiendo a nuestros rivales en intensos campos de batalla, o gestionando con gran libertad los aspectos económicos de nuestra nación –y es de agradecer en este sentido que se hayan incluido opciones para automatizar gran parte de estos procesos-.

 4

Además, no hay que olvidar la vertiente multijugador del juego. Y es que aunque antes comentábamos que la inteligencia artificial de nuestros enemigos es más que buena, siempre resulta mucho más satisfactorio medirnos contra otros usuarios a través de Internet ya sea directamente en las batallas o a un nivel más amplio viviendo la conquista del mundo (en ambos casos, con opciones cooperativas). En este tipo de partidas, aspectos como controlar la munición y el combustible de nuestras tropas, la moral de las unidades, la posición de todas nuestras fuerzas… el tomar contra medidas frente a ataques de la aviación enemiga –podemos interceptarles con otros cazas-, frenar sus ofensivas con devastadoras cargas de obuses procedentes de nuestros buques de guerra, tender emboscadas con tropas de infantería en los edificios, y un largo etcétera resultarán vitales, y nos darán una clara visión del gran trabajo llevado a cabo por Enigma Software. Como decimos, sin duda un título muy a tener en cuenta por todos los aficionados a la estrategia.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Kena: Bridge of Spirits - Análisis
Análisis
2021-09-21 07:05:00
Ember Lab se estrena en la industria del videojuego con una preciosa y cautivadora aventura que no os querréis perder.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
PEGI +16
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 1/10/2008
  • Desarrollo: Enigma Software
  • Producción: Virgin Play
  • Distribución: Virgin Play
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1-7
  • Formato: 2 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Juego Competitivo/Cooperativo
COMUNIDAD
6.5

PUNTÚA
War Leaders: Clash of Nations para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir