Análisis Song of Iron, hidromiel sin alcohol (PC, Xbox One)

Con unas brutales secuencias de acción a contraluz, la aventura vikinga Song of Iron no termina de cuajar más allá de su espectacularidad gráfica. Analizamos este indie creado por una sola persona.
Song of Iron
·
Actualizado: 18:29 30/8/2021
Análisis de versiones PC y Xbox One.

Song of Iron lleva un tiempo sorprendiendo en redes sociales con unos GIF impresionantes que nos hacían desear ponernos a los mandos de esta espectacular obra de acción lateral en dos dimensiones; su peculiar propuesta gráfica, su brutal estilo de combate y su ambientación vikinga hacían muy llamativa la propuesta de este indie que, además, ha sido desarrollado por una sola persona, Joe Winter, quien bajo el nombre del estudio Resting Relic ha publicado su primer proyecto en solitario tras haber trabajado como animador en la industria durante los últimos 15 años, participando en proyectos de la talla de Halo 5.

Vikingo busca venganza

Quien conozca el proyecto de antes ya sabe lo que puede esperar de él: controlamos a un vikingo en una aventura de acción en perspectiva lateral. La trama del juego no se anda con rodeos (atacan nuestro pueblo, matan a nuestro ser querido y tenemos que salir en busca de venganza) porque aquí lo importante es dar hachazos. Y eso es lo que hacemos básicamente a lo largo de toda la misión: combatir. Avanzamos de izquierda a derecha y vamos encontrándonos con enemigos, a veces humanos a veces no, y tenemos que sacar el hacha a pasear para acabar con ellos.

No sólo lucharemos contra otros humanos, sino también contra animales, bestias y criaturas mitológicas.
No sólo lucharemos contra otros humanos, sino también contra animales, bestias y criaturas mitológicas.

Hay varias formas de luchar y nuestras posibilidades se van ampliando a medida que va avanzando la historia. Primero sólo tendremos un hacha a una mano y un escudo, pero después podemos ampliar nuestro arsenal con otras armas como un arco e imprimirle poderes mágicos a cada uno de ellos. Aunque el combate se vaya diversificando cada vez más, las sensaciones que extraemos de él permanecen prácticamente intactas en todo el juego: es un estilo de lucha lento, en el que prima el bloqueo y la paciencia hasta encontrar el momento justo en el que dar el tajo, donde a veces hay hueco para el sigilo y en el que siempre combatimos en inferioridad numérica.

PUBLICIDAD

Pese a haber convertido el combate en su eje principal, Song of Iron no termina de conseguir que sea gratificante pelear con los enemigos. Toda esa parsimonia que inocula a sus enfrentamientos desaparece cuando de verdad toca asestar el primer golpe y no sentimos nada cuando choca con la piel del enemigo. La inteligencia artificial, además, no es de lo mejor que hemos visto y también crea situaciones absurdas que rompen la atmósfera del juego. Entre la falta de respuesta física de los cuerpos rivales y las tanganas que se forman cuando te rodean varios enemigos, la fantasía de la batalla vikinga acaba diluyéndose bastante rápido.

Eso ocurre incluso con las secciones de sigilo que el juego potencia con un diseño de niveles algo básico, colocándonos detrás de enemigos para que podamos acercarnos por la espalda y clavarles el hacha. En general, a nivel de diseño Song of Iron tira bastante de espacios y situaciones preconcebidas ya vistas en la mayoría de títulos de acción en dos dimensiones (mover plataformas para alcanzar riscos, por ejemplo), pero hay momentos en los que sí sabe jugar bien con las perspectivas y propiciar momentos únicos que recuerdan a obras como Inside, en el que claramente se inspira insuflándole acción a la propuesta original de Playdead. En definitiva, hay buenas ideas salpicadas en una línea de progreso algo plana, con poca chicha, quizás las justas para que avanzar lateralmente no sea un sopor, pero insuficientes para que su diseño acabe resultando memorable.

A medida que avanzamos desbloqueamos poderes especiales para nuestras armas que le dan algo más de chicha al combate.
A medida que avanzamos desbloqueamos poderes especiales para nuestras armas que le dan algo más de chicha al combate.

Más sombras que luces, literal y metafóricamente

A todo esto hay que sumarle una buena colección de bugs que convierten en irregular una experiencia que pide fluidez; a veces los enemigos se quedan pillados en una zona del escenario, otras veces los objetos interactivos no funcionan bien… Eso por no mencionar la fatídica localización al español, que a todas luces ha sido generada automáticamente por alguna herramienta de traducción. Son errores básicos y típicos cuando vemos un trabajo realizado por una sola persona, pero eso no quita que estén ahí y puedan empañar la experiencia.

Precisamente, hay carencias que su creador ha sabido solventar mucho mejor que los fallos técnicos y la traducción, como por ejemplo la interfaz: la falta de experiencia con los menús ha desembocado en una decisión de diseño tan importante como que durante la partida no veamos interfaz alguna, ni siquiera barras de vida, lo que refuerza su potente apartado artístico y demuestra que la simpleza puede ser una virtud. De igual modo, con la música y los efectos de sonido sí se ha optado por la externalización en el desarrollo, consiguiendo dos aspectos que si bien no destacan en el conjunto, tampoco restan.

Apenas hay interfaz, una decisión creativa muy acertada. Eso sí, la localización al castellano deja mucho que desear.
Apenas hay interfaz, una decisión creativa muy acertada. Eso sí, la localización al castellano deja mucho que desear.

Con todo, la experiencia de Song of Iron llega a ser espectacular en algunos momentos. Hay un muy buen trabajo en las animaciones, faltaría más, así como en el diseño de los escenarios y, sobre todo, en los planos escogidos para representar algunas de sus escenas. En ciertos momentos el estudio de la luz está llevado a cabo de una manera maravillosa, con contraluces que nos dejan manejando a una silueta contra sombras en mitad de un bosque oscuro. También hay un profundo trabajo detrás de los reflejos y partículas, que estilísticamente ayudan a romper con la oscuridad y dan una sensación de poder refuerza esa fantasía vikinga que pretende transmitir el juego. Sin duda, la gráfica es su mejor faceta y es la que hace que este juego merezca, al menos, un tiento.

Conclusiones

Song of Iron es el ejemplo perfecto de que unos buenos gráficos no pueden soportar todo el peso de una obra; en este caso, la falta de contundencia del combate y la incapacidad de ofrecer situaciones creativas en su diseño de niveles consiguen que una idea atractiva acabe relegada a poco más que una demostración técnica de las habilidades de su creador. No es poco, en realidad: conseguir plasmar esa visión creativa en solitario es todo un mérito, y quienes posean equipos con buenas especificaciones disfrutarán de planos espectaculares en el que Joe Winter demuestra cierto saber hacer y un marcado control tanto de las animaciones como del lenguaje cinematográfico y las perspectivas. Pero, como decíamos, eso no es suficiente. A fin de cuentas, este indie es un impresionante videojuego en lo técnico, pero hueca en todo lo demás.

Hemos realizado este análisis en PC con un código para Steam proporcionado por Resting Relic.

Manu Delgado
Redactor

NOTA

6
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Estilo y técnica gráfica impresionantes.
Manejo de los planos y de la iluminación.
Algunas situaciones y escenas llegan a sorprender.

Puntos negativos

Combate inocuo, falto de respuesta física.
Diseño de niveles clásico y plano.
Muchos bugs y una traducción pobre.

En resumen

La impresionante y bien trabajada faceta visual de Song of Iron no es suficiente para contrarrestar la ligereza de su combate, su plano diseño de juego y la cantidad de fallos técnicos que presenta de lanzamiento.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PC y Xbox One

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Plataformas:
PC Xbox One

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 31/8/2021
  • Desarrollo: Resting Relic
  • Producción: Resting Relic
  • Distribución: Steam
  • Precio: 16.79 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: -
  • Online: -
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Song of Iron para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 31/8/2021
  • Desarrollo: Escape
  • Producción: Escape
  • Distribución: Microsoft Store
  • Precio: 19,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: -
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Song of Iron para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir