Vandal

Análisis de Shogun Total War: The Mongol Invasion (PC)

Pablo Grandío ·
GRÁFICOS
8
SONIDO
9
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PC.
Una expansión largo tiempo anunciada
Hace algo más de un año salía, sin demasiado ruido y de la mano de EA Games y Creative Assembly, un juego de estrategia ambientado en el Japón Medieval llamado Shogun: Total War. La práctica totalidad de la prensa mundial alabo la calidad del juego, que mezclaba estrategia en tiempo real con una estrategia por turnos, todo con un trasfondo histórico realista, exótico y en general poco conocido para el público occidental: El Sengoku Jidai, un periodo de una centuria y media en el que Japón estuvo sumido en una constante y completa guerra civil entre clanes para hacerse con el título de emperador o Shogun. En la historia, Nobunaga Oda –personaje muy famoso en la historia de Japón y sobre el que se basan varios videojuegos, entre ellos el reciente Onimusha- adquiriría el título para luego morir en una batalla. En Shogun: Total War podíamos cambiar un poquito la historia, y llevar a uno de los siete clanes disponibles al palacio imperial de Kyoto.

Como ya he dicho, Shogun: Total War fue un auténtico éxito, y no tardó en anunciarse una expansión, que paulatinamente se ha ido retrasando hasta llegarnos hoy, con el título “The Mongol Invasion”. Esta expansión de Shogun trae bastantes cosas nuevas, pero como habréis adivinado se centra en “La Invasión Mongol”. Todos los pueblos han tenido una época de gloria a lo largo de su historia, y el mongol no iba a ser menos. Aunque ahora Mongolia sea un país perdido del este de Asia, poco poblado y desarrollado, en el siglos XIII, bajo la tutela de emperadores como Gengis Kan y su nieto Kublai Kan, el Imperio Mongol comprendía gran parte de Asia –excepto indonesia y Siberia- y llegaba hasta las mismas puertas de Viena. ¿Alguien se acuerda de lo alucinado que volvió Marco Polo de sus viajes? Luego el imperio mongol se fragmentó y entró en decadencia hasta desaparecer, pero eso ya es otra historia. Lo que nos cuenta la expansión es cómo Kublai Kan intentó invadir el archipiélago de Japón a mediados del siglo XIII. En la historia real, un tifón que los japoneses bautizaron como “kamikaze” (que significa viento divino) acabaría dos veces con dos invasiones diferentes. The Mongol Invasion plantea una historia alternativa, en la que las fuerzas mongolas desembarcan en Chikuzen dispuestas a acabar con el orgullo de los japoneses, y convertir a la tierra de los samuráis en una provincia más de su enorme e imponente imperio.

Dos bandos, cuatro islas
De esta manera, el principal aliciente del juego es el modo campaña The Mongol Invasion, en la que podremos elegir dos bandos: los mongoles o el clan Hojo. Si elegimos a los mongoles, desembarcaremos con un decente número de tropas e iremos recibiendo refuerzos, a medida que vayamos conquistando provincias y saqueando Koku –la moneda de aquella época, que era una cantidad de arroz-. No podremos construir castillos ni entrenar tropas, sólo fuertes fronterizos. De lo contrario, si elegimos el bando japonés, tendremos que hacer frente a la embestida mongol y en un principio la retirada será la mejor opción. Pero a medida que los mongoles conquistan alguna provincia nos prepararemos para la guerra, para al fin conquistar la tierra arrebatada y recuperar el honor perdido. Antes de seguir hay que aclarar que para jugar con esta expansión es necesario Shogun: Total War.

Además de incluir esta nueva campaña, incluye otras tres basadas en las liortas del Sengoku Jidai, pero ambientadas en un periodo temporal anterior, en el que la mayoría del territorio está en manos de los rebeldes y los clanes aún no son tan poderosos. El desarrollo de estas campañas es prácticamente igual a la del Sengoku Jidai. Otra novedad consiste en poder configurar las condiciones de victoria (conquistar cierto número de provincias, acabar con los otros clanes, etc...).

Un nuevo ejército con el que jugar
En el aspecto de las unidades es donde TMI traiga tal vez más cambios. Cómo podéis imaginar, los ejércitos mongoles no tienen nada que ver con los japoneses, y no se pueden mezclar con ellos. Las nuevas unidades de los mongoles son la Caballería Ligera Mongola, una temible y veloz caballería arquera que combinan rapidez con eficiencia; la Caballería Pesada, más o menos de las mismas características que la japonesa; los Asaltantes Coreanos, que arrojan lanzas voladoras a sus enemigos; Lanceros Coreanos, las unidades estandar de infantería reclutadas en la antaño provincia Corea; los Guardias Coreanos, una unidad de infantería armada fuertemente, y por último los Bombarderos de Trueno, tropas armadas con granadas de pólvora explosiva, con una fuerza devastadora tanto para el bando enemigo como para el propio si no se utiliza con cautela.

Los japoneses tampoco se quedan sin novedades, y a las ya clásicas tropas japonesas se unen nuevos tipos de soldados: Los Kensai, unos temibles samuráis “Santos de la Espada” que actúan como unidades devastadoras y casi inmortales, excepto cuando están agotados; los Ninja de Batalla, pequeños grupos de ninjas armados con arcos cuya especialidad es sorprender a los adversarios sigilosamente; la Caballería Naginata, una caballería pesada experta en romper las formaciones del enemigo, y por último los Ballesteros Ashigaru, los arqueros de Japón disponibles sólo en la época de la invasión mongola.

PUBLICIDAD
Cambios en la campaña y en la batalla
La inclusión de nuevas unidades y el numeroso correo recibido por Creative Assembly han inspirado algún que otro cambio en los dos interfaces principales del juego: La campaña y la batalla. En el modo campaña, es importante destacar que todos los periodos de construcción se han reducido a la mitad, agilizando así el desarrollo de cada uno de los clanes y la mejora de las tropas. También ha bajado el coste de construcción de varios edificios. Se han incluido nuevos edificios también, como el Dojo de Entrenamiento –produce unidades más disciplinadas- o el campo de entrenamiento de Ninja de Batalla. También se han incluido nuevas opciones en los ninjas, emisarios, etc, y se ha agilizado su manejo pudiéndoles encargar una misión y que “persigan” al objetivo hasta poder alcanzarle. Las unidades normales también se podrán mover de esa manera por todo nuestro territorio. Sólo hay que indicarles la provincia a donde se han de desplazar, y turno por turno irán avanzando.

En cuanto a los cambios de la batalla, destaca lo bien que se ha reajustado la inteligencia artificial, haciendo más creíble el balance entre las tropas y reduciendo algunas abismales ventajas de algunas tropas frente a otras. Sería difícil enumerar todos los matices que se han retocado en el sistema de batalla, sólo puedo decir que es francamente mejor que el del Shogun original, y eso ya es de por sí difícil.

Otros añadidos
La cosa no se acaba en nuevas campañas y un nuevo ejército, sino que The Mongol Invasion incluye cuatro nuevas campañas de batallas, que recrean una hipotética conquista mongol de Japón, y las batallas de los tres unificadores del país nipón: Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi y Tokugawa Ieyasu. También trae un editor de mapas para que uno mismo pueda diseñar sus escenarios y nuevos modos de juego multijugador.
Conclusiones
Hora de sacar conclusiones sobre esta expansión. Hasta ahora os hemos dicho las novedades que incluye, pero bien es cierto que podría incluir más; me considero un gran fan del original, y aunque la expansión es completamente satisfactoria, siempre podría incluir otras novedades, como nuevos clanes, la posibilidad de configurar el inicio de las campañas sin estar fijado a la historia –puestos a hacer historias alternativas, hay que hacerlas con propiedad- o el poder construir edificios con los mongoles. Siempre se puede pedir más, pero lo que nos da esta expansión no es moco de pavo. Gráfica y sonoramente ha mejorado también, y la jugabilidad y diversión siguen intactas. Por tres mil pesetas, esta expansión es una compra casi obligada para los que disfrutaron de Total War. The Mongol Invasion hace honor al juego al cual expande, y resulta ser un juego de estrategia complejo, completo, divertido y tremendamente adictivo.
PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Análisis
2019-06-20 17:00:00
Desata tu lado creativo en este divertido y espectacular juego de acción.
Análisis
2019-06-19 09:45:00
Elders Scrolls Online está en su mejor momento de forma con este nuevo capítulo ideal para acoger la llegada de nuevos jugadores.
Análisis
2019-06-18 16:09:00
Konami recopila los inicios de la saga Contra en una colección con varias joyas, aunque un poco escasa en contenido.
Análisis
2019-06-08 07:50:00
Ingenioso y adictivo shooter procedimental con una ambientación muy divertida.
Análisis
2019-06-07 16:36:00
Los ocho héroes de Square Enix se estrenan en PC con una buena conversión sin novedades destacables.
Análisis
2019-06-07 10:41:00
Snail Games adapta el universo de supervivencia y dinosaurios a una estética más cúbica y parecida a la de Minecraft con muchos aciertos jugables y otros tantos errores técnicos.
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
Fecha de lanzamiento: Septiembre 2001
Desarrollo: Creative Assembly
Producción: EA Games
Distribución: Electronic Arts
Precio: 2990
Jugadores: Multijugador
Formato: 1 CD
COMUNIDAD

PUNTÚA
Shogun Total War: The Mongol Invasion para Ordenador

#107 en el ranking de Ordenador.
#127 en el ranking global.
Flecha subir