Análisis de Empires: Los Albores de la Era Moderna (PC)

Rick Goodman vuelve a la carga con la teórica continuación de Empire Earth
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PC.

A Rick Goodman se le conoce por haber trabajado en Age of Empires y más recientemente en Empire Earth, por lo que cada vez que anuncia un juego se desata un enorme revuelo alrededor del proyecto. Todos esperan que consiga un juego de sobresaliente que renueve el cada vez más saturado género de la estrategia en tiempo real. Esta vez, se ha embarcado en Empires: Los albores de la era moderna. Todos los aficionados a la estrategia esperaban un juego innovador, algo nuevo, pero al final nos encontramos con una versión mejorada de la vieja fórmula de Age of Empires, que no es malo porque apuestan sobre seguro y saben que gustará, pero nos hubiera gustado encontrarnos con algo más innovador.

No hay que pensar que Empires es la continuación de Empire Earth, pues los dos juegos son muy distintos entre sí. El primer cambio respecto a Empire Earth es que en Empires se ha reducido el número de civilizaciones y el contexto histórico es más pequeño. En Empire Earth había muchas civilizaciones, pero eran iguales en todo, no habían diferencias entre ellas, se cambiaba un poco la estética de los edificios y de las unidades y ya está; ahora no, Empires solo tiene 8 civilizaciones pero están muy diferenciadas entre ellas: el diseño de las tropas y de los edificios está muy cuidado, podremos adivinar fácilmente de qué ejército son las tropas, ya no confundiremos a los chinos con los japoneses, por poner un ejemplo. Esto no quiere decir que todo sea distinto, hay algunos edificios y unidades que son iguales para todas las civilizaciones.

Otro cambio respecto a Empire Earth es que las civilizaciones se enmarcan en sus respectivos marcos históricos. Ya no veremos a caballeros americanos en la Edad Media, y tampoco veremos un ejército ruso en plena edad de la pólvora. Esta novedad la notaremos en los mapas aleatorios, ya que en el modo campaña no avanzaremos de edades. Una vez iniciemos la partida en un mapa aleatorio, tendremos que seleccionar los diferentes parámetros del juego: elegir país, época, aliados, etc. Ahora tendremos que fijarnos bien en la época que jugamos porque las diferentes civilizaciones se dividen en dos grupos: las civilizaciones que van desde la edad media hasta la edad imperial -Corea, Francos, Inglaterra y China- y las civilizaciones que van desde la primera hasta la segunda guerra mundial –Alemania, Estados Unidos, Francia, Rusia y Reino Unido-. Esta división no impide que empecemos una partida como coreanos y la terminemos como soldados americanos. Llegado el momento de avanzar a la época de la primera guerra mundial, se nos preguntará en qué ejército seguir luchando. Esta elección dependerá de la civilización que llevemos.

PUBLICIDAD

Como he comentando anteriormente, las diferencias entre las civilizaciones son bastante grandes. A continuación comentaré algunas de las diferencias y poderes de cada civilización:

Los aldeanos ingleses pueden montar unas minas que sacan automáticamente la piedra y el oro, también son capaces de plantar el cimiento de un nuevo edificio e irse, pues el edificio se construirá solo. Los coreanos son muy buenos en el combate cuerpo a cuerpo, poseen la habilidad de artes marciales que les aumentan la velocidad y potencia de ataque, aunque para utilizar el poder hay que esperar a que la barra de habilidad se llene. Sus tropas pueden lanzar bombas y tienen unas lanzaderas de flechas que causan verdaderos estragos entre la infantería. Los chinos poseen unidades aéreas, son arqueros que viajan en parapentes. Sus aldeanos no pueden construir fábricas de armas de asedio, y construyan las armas de asedio "a mano".

Pasamos a la primera y segunda guerra mundial, aquí las diferencias son más evidentes. Los americanos tienen un ejercito muy equilibrado, sus tanques son buenos y en la infantería tienen a los Rangers, capaces de pedir ataques aéreos para acabar con las posiciones enemigas. Los ingenieros pueden plantar minas y detectarlas. Los nazis, por el contrario, tienen los mejores tanques del juego, los Panzer IV y los King Tigre, que pueden arrasar las posiciones enemigas sin muchas complicaciones. Los británicos tienen a los SAS, con ellos podremos infiltrarnos en las bases enemigas, podemos cruzar los ríos a nado y plantar bombas en los edificios enemigos. Y los rusos, sus soldados son muy baratos y se crean en muy poco tiempo, tenemos a los comisarios que pueden lanzar cócteles molotov y aumentar la moral de las tropas, lo que es muy curioso puesto que aumentan la moral de las tropas matando a uno de los soldados.

Como gran novedad, tenemos la inclusión de dos modos de juego totalmente diferentes para los mapas aleatorios. Ahora podremos elegir entre el modo acción, el cual hará que formemos un ejército gigantesco en pocos minutos y la modalidad de micro gestión, en la que las partidas son más largas y prima la construcción sobre las batallas.

El modo campaña consta de tres historias diferentes: la campaña de los ingleses, con Ricardo corazón de león al frente, las batallas de los coreanos con el almirante Yi, y por último la campaña militar de los americanos con el general Patton. Las misiones son de lo más variadas, amén de incluir una historia muy interesante. El argumento se va descubriendo mediante secuencias cinemáticas generadas con el propio motor del juego. Al principio de cada misión se nos darán los objetivos a cumplir. Por un lado tenemos los objetivos principales. Tendremos que cumplirlos si queremos acabar la misión, pero también aparecerán algunos objetivos secundarios. No será necesario completar estas misiones pero si las cumplimos conseguiremos recompensas o evitaremos posibles ataques de los enemigos, en nuestras manos está el cumplirlas o no.

El modo campaña está muy encaminado a las batallas, hay muy pocas misiones en las que podremos construir nuestras bases. En todas las misiones manejaremos a un héroe, que en caso de morir hará que la misión acabe. Los héroes son más poderosos y tienen la habilidad de curarse a sí mismos y a las tropas que los rodean. Lo bueno del modo campaña es que las misiones siguen un hilo argumental de una manera casi cinematográfica, empezamos la misión con las secuencias cinemáticas, los personajes contarán lo que esté pasando a su alrededor, cuáles son los objetivos que tienen que cumplir, etc. Después comenzamos a jugar, y puede que cumplamos algunos objetivos cuando de nuevo aparecerá otra secuencia cinemática contándonos la nueva situación. Las misiones seguirán el argumento del juego, puede que se nombre en una misión que el asalto a París es inminente y pocas misiones después, nuestro objetivo será precisamente asaltar París.

Pero, sin duda, en lo primero que nos fijaremos será en su impresionante apartado técnico. Se ha utilizado el motor gráfico de Empire Earth, pero creeremos que es un motor gráfico completamente nuevo. Las texturas son de altísima calidad, el modelado de los personajes es increíble y se han utilizado algunos efectos gráficos que nos dejarán con la boca abierta. Además de rotar la cámara a nuestro antojo, el juego posee un potente zoom que nos permitirá ver en detalle a todas nuestras unidades. Las texturas empleadas en el juego, por su parte, son de una calidad sorprendente: los edificios tienen pequeñas grietas, hay musgos que suben por los laterales del edificio, en la entrada de las bibliotecas encontraremos inscripciones en latín, etc. Las tropas también poseen un extraordinario acabado, al acercar el zoom apreciaremos la cantidad de detalles con las que han sido dotadas: los rostros están muy cuidados, identificaremos las armas, en las tropas chinas y coreanas veremos auténticas obras de arte plasmadas en los escudos y armas de asedio, con especial mención al parapente chino. La textura del agua casi parece real. Hace tiempo que se han implementado efectos tales como el oleaje, o las olas rompiendo en las playas, pero el agua de Empires va más allá; todos los objetos y personas del juego se reflejarán de una manera muy realista.

También tendremos la opción de activar las sombras volumétricas en los edificios y en las unidades, el juego gana muchísimo realismo con esta opción activada pero tiene un pero, y es que necesitas una máquina demasiado potente para moverlo de una manera fluida. Podemos jugar tranquilamente con un PC de gama media pero si queremos disfrutar al máximo de su entorno gráfico tendremos que tener un PC muy potente. Los efectos para generar explosiones y los fogonazos de las armas están muy logrados, los aviones empezarán a arder en el cielo y caerán en picado estrellándose contra el suelo, quedará el morro del avión destrozado pero el resto del avión permanecerá durante unos segundos "clavado" en el suelo. El hundimiento de los barcos es muy real, el barco comienza a llenarse de agua y a caer hacia las profundidades del mar, si la zona de agua es poco profunda, el barco quedará medio sumergido pudiendo impedir el paso de los enemigos por esas zonas. Cuando un soldado muere en el agua veremos como la sangre va subiendo y se queda flotando en el agua.

El apartado sonoro tiene unos buenos efectos de sonidos, pero la música no está a la altura. Primeramente hay que alabar el buen trabajo realizado en el doblaje del juego, pues éste es un juego con muchos diálogos y es de agradecer que lo traduzcan y doblen a nuestro idioma. Como he comentado unas líneas más arriba, los sonidos FX son muy buenos, las batallas en la Edad Media nunca sonaron tan bien. Cuando acercamos el zoom para ver las batallas más de cerca escucharemos el entrechocar de las espadas, cuando estemos atacando un edificio enemigo escucharemos cómo se rompen los cristales, y seguidamente veremos el fuego saliendo por las ventanas, cuando estamos talando un árbol y acercamos el zoom también escucharemos a los pájaros cantar. Después tenemos los sonidos adaptados para la Primera y Segunda Guerra Mundial: el motor de los vehículos, los aviones surcando el cielo, los disparos de la infantería; todo está, en definitiva, muy cuidado. Lo malo del apartado sonoro es la música, cada civilización tiene un repertorio de melodías y está muy bien porque hay mucha variedad, pero las melodías son muy discretas, nada que ver con la increíble música de Age of Mythology.

En lo referente a la jugabilidad ya está todo dicho, se basa en Age of Empire. La interfaz es muy sencilla, ocupa muy poco en la pantalla, por lo que el campo de visión es muy amplio, los principales recursos son: madera, oro y comida, mientras que la piedra solo se utiliza para las construcciones y aparece en menor medida. Podemos investigar mejoras para las unidades y también tendremos a nuestra disposición un repertorio de poderes mágicos, teniendo cada civilización los suyos propios. Los poderes pueden ser destructivos –tornados, tormentas de rayos, volcanes- o bien ser beneficiosos para nosotros -crear bosques, curar a todas nuestras tropas-, los poderes los tendremos que investigar en las bibliotecas. Para ganar las batallas tendremos que tener unos ejércitos heterogéneos, si vamos solo con tanques el enemigo nos puede destrozar con aviones, si vamos solo con espadachines los arqueros enemigos nos borrarán del mapa en pocos segundos. Las batallas son un espectáculo, y tendremos que utilizar bien a nuestras tropas si queremos ganar. Las formaciones no están muy bien depuradas y las unidades se colocarán de manera muy poco real, hay veces que los arqueros se pondrán en primera fila y los caballeros al final de la fila.

En definitiva, Empires es un gran juego de estrategia, tiene un modo campaña muy interesante que nos mantendrá durante muchas horas pegados al ordenador, también tiene los mapas aleatorios donde podremos aprender a manejar las 8 civilizaciones del juego y crear auténticas guerras multitudinarios (límite de población en 8000). Hay un editor de mapas bastante completo y también tenemos el juego online, que alargan enormemente la vida del juego. Eso sí, no hubiera estado de más incluir alguna que otra campaña más e innovar un poco, porque es lo mismo de siempre pero con un bonito apartado técnico.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Resident Evil 4 VR - Análisis
Resident Evil 4 VR - Análisis
Análisis
2021-10-20 18:24:00
El incombustible Resident Evil 4 regresa una vez más con una adaptación a la realidad virtual muy notable y repleta de aciertos que, sin ser perfecta, encantará a los fans de la saga y a cualquier poseedor de Oculus Quest 2.
Género/s: Estrategia
PEGI +12
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 27/10/2003
  • Desarrollo: Stainless Steel
  • Producción: Activision
  • Distribución: Proein
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: Juego Online
  • Formato: 2 CDs
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.03

PUNTÚA
Empires: Los Albores de la Era Moderna para Ordenador

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir