Análisis de Rayman Raving Rabbids (NDS)

Combate a los malvados conejos demoníacos en este divertido nuevo plataformas de Rayman para Nintendo DS.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
8.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión NDS.
Otros análisis: Game Boy Advance, Wii y PS2 y PC

Pese a que la saga Rayman siempre ha estado vinculada a los plataformas desde que naciera en 1995, Michel Ancel, creador de la popular mascota de Ubisoft, optó por variar radicalmente el estilo de juego en la serie en la nueva entrega de la saga lanzada primero en Wii a finales de 2006, y después en PlayStation 2 y PC pocas semanas más tarde, optando por el cada vez más popular género de los minijuegos. De este modo, en Rayman: Raving Rabbids el protagonista de la acción dejaba a un lado los saltos y la exploración de entornos plagados de trampas mortales para dedicarse únicamente a repeler la invasión de unos conejos demoníacos, superando una gran cantidad de pruebas o desafíos de habilidad.

Sin embargo, la compañía gala ha optado por mantener a Rayman en su género natal en las versiones de Raving Rabbids para las portátiles de Nintendo, como ya pudimos ver en el notable plataformas para Game Boy Advance, o en el caso de la versión del juego para Nintendo DS, donde nos encontraremos con un divertido plataformas que hará un uso intensivo de las características especiales de la portátil de doble pantalla.



Un Rayman multiusos

Esta versión de Raving Rabbids para Nintendo DS se trata a grandes rasgos de un juego de plataformas en dos dimensiones que combinará las fases en las que deberemos realizar saltos imposibles, con otras más centradas en el aprovechamiento de las habilidades del carismático protagonista. Sin embargo, a todo esto debemos añadir una serie de minijuegos muy similares a los vistos en las entregas del juego para las videoconsolas de sobremesa, y otras fases en las que usaremos exclusivamente las características especiales de Nintendo DS, el micrófono y la pantalla táctil, para superar los desafíos que se nos irán planteando. Por lo tanto, la guerra que libraremos contra los divertidos pero malvados conejos nos obligará a estar variando constantemente nuestro estilo de juego para adaptarnos a las situaciones que se nos irán planteando a lo largo de todos los niveles.

Como en el resto de entregas en este capítulo de la saga, Rayman se verá envuelto en una guerra total contra los alocados conejos que se han apoderado del mundo. Sin embargo, a diferencia de lo visto en las consolas domésticas, en esta ocasión nuestro protagonista no caerá en las manos enemigas, sino que será él mismo el que vaya de escenario en escenario aniquilando a los conejos, mientras obtiene una gran cantidad de trofeos con los que después se abrirá paso hasta el final de la aventura. En este sentido, antes de entrar en cada escenario tendremos la oportunidad de movernos por una especie de laberinto compuesto por una gran cantidad de puertas que estarán cerradas a cal y canto, y que únicamente podremos abrir con un número determinado de trofeo. Estas preciadas reliquias, por supuesto, se conseguirán en los distintos escenarios que compondrán la aventura de Rayman, pero no será una tarea sencilla.

Nuestro héroe deberá superar tres pruebas distintas en cada escenario antes de hacerse con los trofeos que habrá en los mismos, empezando por las fases de plataformas más tradicionales que controlaremos con la cruceta y los botones de Nintendo DS, para pasar después a superar un sencillo, y pocas veces divertido, minijuego (similar a los vistos en las consolas domésticas), y terminar con una fantástica fase en las que nuestro protagonista avanzará automáticamente por el entorno mientras nosotros usamos la pantalla táctil para eliminar a los enemigos o los obstáculos que entorpezcan la marcha de Rayman, y nos hacemos con los distintos trofeos que pueda haber en los alrededores. Tras recogerlos todos, los conejos, abatidos y tremendamente humillados, nos permitirán salir de la zona e internarnos en otro escenario distinto.



En cuanto a las fases de plataformas, Rayman contará con sus clásicas habilidades, como la posibilidad de lanzar puñetazos a una cierta distancia de su cuerpo, o utilizar la hélice de su cabeza para ralentizar nuestras caídas y así alcanzar zonas a las que de otro modo sería imposible llegar. También, nuestro héroe recogerá por el entorno los llamados Lums, unos seres dorados que usará para restablecer su salud en determinados lugares (pagamos una cantidad concreta de Lums por sanar nuestras heridas), o que también podrá emplear a modo de arma a larga distancia, más poderosa que el puño, lo que nos facilitará mucho las cosas cuando tengamos que hacer frente a los enemigos más poderosos de la aventura. En este sentido, Raving Rabbids no destacará precisamente ni por la variedad de los rivales, ni por su inteligencia y cantidad.

Y es que pese a que desde el primer momento queda claro que los combates contra enemigos se encuentran en un muy segundo plano (resulta más fácil morir cayendo por un precipicio que no muriendo a manos de un enemigo), en esta nueva creación de Ubisoft el repertorio de rivales no resulta del todo variado, ya que en líneas generales siempre estaremos combatiendo contra conejos que realizarán una y otra vez los mismos movimientos, o contra las gárgolas con problemas de sobrepeso que aparecían en la versión doméstica de Rayman: Raving Rabbids. Además, el hecho de que estos pocos enemigos resulten tan poco peligrosos, incluyendo a los rivales más poderosos con los que nos encontraremos en algunos escenarios, hace que al final todo se limite a avanzar por los escenarios sin preocuparnos en exceso de los rivales. De todos modos, siempre conviene terminar con todos los enemigos que se crucen en nuestro camino, ya que al morir dejarán caer unas estrellas que después, al alcanzar un número determinado, mejorarán nuestra barra de salud y aumentarán la capacidad de almacenar Lums de Rayman.



También, en los primeros niveles del juego deberemos encontrar cuatro disfraces que nos otorgarán una serie de poderes que no sólo emplearemos en este tipo de fases, sino que cobrarán un mayor protagonismo en las citadas misiones en las que deberemos usar exclusivamente la pantalla táctil. En el caso de las fases "clásicas", en determinados lugares del entorno nos encontraremos con una especie de dispositivos que se corresponderán a uno de los cuatro disfraces comentados. Situándonos encima y pulsando el botón, Rayman adquirirá los poderes de ese disfraz en cuestión, por lo que podrá obtener una gran roca que podrá girar para después, una vez encima de la misma, alcanzar lugares elevados; o adquirir la habilidad de bucear, de recoger bombas con las que detonar puertas, e incluso la de pisar las nubes que encontraremos en algunas escenarios para llegar a lugares inaccesibles.

El problema, no obstante, radica en el hecho de que para obtener estos poderes sea necesario activar un dispositivo determinado, lo que en cierto modo nos facilita las cosas a la hora de superar determinados desafíos (ya sabemos qué debemos hacer nada más ver el dispositivo en cuestión). Aún así, conforme avancemos en la aventura, se nos irán presentando una serie de puzles que deberemos resolver empleando al máximo todas las habilidades de Rayman. Y son este tipo de situaciones las que nos mantendrán pegados a la portátil de Nintendo sin descanso, ya que verdaderamente resultan zonas realmente divertidas.

Otro elemento a destacar en estos niveles lo encontramos en el enorme tamaño de los mismos. En este sentido, cada escenario cuenta con una serie de "salidas" que nos transportarán a nuevos desafíos dentro de ese mismo nivel, y que nos permitirán acceder a un mayor número de trofeos. Por lo tanto, en un primer momento puede que no podamos acceder a una de estas salidas porque no disponemos de la habilidad para trepar por las paredes, para luego, tras superar otros desafíos, incluso dentro de ese mismo escenario, poder regresar para acceder al resto de niveles dentro del entorno. Tras superar cada uno de estos niveles, como decíamos, deberemos resolver una serie de sencillos minijuegos que a la larga resultarán hasta molestos por lo poco divertidos que resultan. Y es que pese a que toman como base algunos de los minijuegos ya vistos en la versión doméstica del juego, no tienen el mismo encanto que en el resto de versiones.



Una vez superado el mal trago de completar uno de estos minijuegos, nos adentraremos en las que sin duda son las fases más divertidas y desafiantes de Raving Rabbids. Como explicábamos, tras superar los niveles tradicionales y completar el desafío en forma de minijuego, en el juego se nos pedirá que cojamos el stylus de la portátil para afrontar la siguiente prueba. En estos casos, Rayman correrá por un escenario de forma automática mientras nosotros eliminamos todos los obstáculos que se crucen en su camino. De este modo, en determinados momentos deberemos abatir a algún enemigo, mientras que en otras zonas nuestro deber consistirá en eliminar barreras, activar mecanismos para que los puentes permitan el paso a nuestro protagonista, o congelar chorros de agua para que Rayman no caiga por los precipicios.

Y será en estas fases en las que de verdad aprovechemos al máximo las habilidades que nos ofrecerán los distintos trajes de los que hablábamos con anterioridad. Presentes en la pantalla superior en forma de cruz, cada uno de nuestros cuatro disfraces se corresponderá con una de las direcciones del pad de Nintendo DS, teniendo que ir cambiando de forma constantemente para adaptarnos rápidamente a las situaciones que se nos vayan presentando. Así pues, habrá momentos en los que debamos hacer uso del poder elemental del fuego para eliminar a los enemigos o cortar cadenas por el escenario, y otros en los que sea obligatorio hacer uso de las habilidades que nos ofrecerá el guardián del viento, con las cuales podremos activar puentes o cañones de aire con los que alcanzar zonas elevadas.



Con un sencillo mapa en la pantalla superior de la portátil, y siempre dos alternativas en nuestro camino, deberemos encontrar los distintos trofeos que puedan encontrarse en la fase, resultando imprescindible el conseguirlos todos para poder pasar al siguiente nivel. Y cuando hablamos de dos alternativas nos referimos a superar el obstáculo o morir; o escoger entre dos caminos: hacia arriba o hacia abajo. En este último caso, en medio del escenario nos encontraremos con grandes carteles que nos indicarán con una flecha la dirección que deberemos tomar para conseguir alguno de los trofeos. Si erramos en el camino, perderemos la oportunidad de coger dicho trofeo y, por tanto, deberemos reiniciar el nivel. Así pues, en determinadas ocasiones estos carteles puede que nos marquen que debamos ir hacia arriba, teniendo que bajar por ejemplo un puente para poder seguir por la parte superior del nivel; o hacia abajo, teniendo que dejar las cadenas del mismo puente en su sitio para que nuestro héroe caiga por el hueco que queda libre. De este modo, en estas fases tendremos que ser tremendamente rápidos y ágiles para lograr sortear todos los obstáculos sin dejarnos por el camino ninguno de los trofeos.

De forma intuitiva, cambiaremos sin cesar nuestra apariencia para obtener las habilidades de los guardianes, mientras que con el stylus desarrollamos todas nuestras acciones con total naturalidad. Por tanto, si queremos que una compuerta con una gran hélice en uno de sus laterales se abra, deberemos realizar círculos sobre la hélice equipados con el disfraz del guardián concreta para dicha labor, mientras que si queremos cortar cadenas que sustentan determinados mecanismos, deberemos adoptar la forma del guardián del fuego y realizar rápidos "cortes" sobre las citadas cadenas. También, como constantemente tendremos a unos conejos sobre un platillo volante pisándonos los talones, podremos soplar en el micrófono que viene incluido en la consola para acelerar el paso de Rayman (también en las fases clásicas deberemos soplar para quitarnos a determinados enemigos de encima), y así evitar los rayos mortales que no dejarán de lanzarnos.



Con todo esto, como explicábamos con anterioridad, deberemos recorrer una gran cantidad de escenarios, aunque no nos llevará muchas horas completar la aventura principal, ya que no estamos ante un título excesivamente largo, ni tampoco muy complicado; aunque habrá algún que otro nivel con una serie de trampas de lo más desafiantes. También, en cada uno de los escenarios disfrutaremos de una ambientación bien distinta, lo que nos permite contemplar todo tipo de entornos repletos de conejos que, o bien nos perseguirán y atacarán, o bien disfrutarán de una vida apacible peleándose entre ellos. Y es que pese a que no estamos ante uno de los títulos más punteros a nivel gráfico en Nintendo DS, esta nueva creación de Ubisoft si muestra un acabado bastante sólido, con unos escenarios de grandes dimensiones muy coloristas, aunque algo repetitivos en sus fondos (varían muy poco) y con no demasiados detalles. Del mismo modo, Rayman posee unas muy buenas animaciones, pero su tamaño en pantalla resulta tan pequeño que resulta difícil apreciar el nivel de detalle que los desarrolladores han alcanzado en el mismo.

Por último, como ya ocurre con el resto de versiones de Raving Rabbids, los conejos volverán a cobrar un gran protagonista en la aventura, aunque en menor medida con respecto a lo visto en el resto de versiones del juego. Y es que como explicábamos con anterioridad, en este título para Nintendo DS los combates han sido relegados a un segundo plano, encontrándonos con unos enemigos que se repetirán hasta la saciedad, pese a que en algún que otro momento lograrán que nos riamos por los disparates que llevarán a cabo: algunos conejos se tirarán por un acantilado mientras nosotros avanzamos; otros golpearán a sus congéneres con cucharas en las cacerolas que llevarán por casco, e incluso aparecerán disfrazados de criados mientras pasan el plumero por el entorno. Pese a ello, se echa en falta una mayor variedad en los escenarios, unos entornos más detallados, y un mejor repertorio de enemigos. Por tanto, estamos ante un apartado gráfico bueno, pero no destacable en ningún aspecto en concreto.



Todo lo contrario que el apartado sonoro, aunque en este caso también nos encontraremos con enormes altibajos. Y es que en primer lugar debemos destacar el fantástico trabajo llevado a cabo por Ubisoft en lo referente al acompañamiento musical de Raving Rabbids, ya que aparte de las melodías y canciones que aparecen en las versiones domésticas del juego (que ya resultan de una enorme calidad), nos encontraremos con unas piezas musicales compuestas exclusivamente para amenizar nuestras andanzas por los diversos entornos del juego, lo que hace que estemos ante el mejor apartado de esta entrega portátil de Rayman. Sin embargo, pese a que la banda sonora resulta sobresaliente, los efectos sonoros no le andarán a la zaga, ya que resultan pobres y muy poco variados, lo que resulta incomprensible dado el gran trabajo llevado a cabo en cuanto al acompañamiento musical.

En definitiva, Rayman: Raving Rabbids resulta ser un notable juego de plataformas en dos dimensiones que combina sabiamente una serie de misiones con un planteamiento jugable clásico, con otras más innovadoras que sin duda son las más divertidas y desafiantes del juego. Aún así, se echa en falta un mejor acabado gráfico, así como una mayor variedad de situaciones en el desarrollo de la acción, ya que a la larga pueden resultar algo aburridas las misiones tradicionales. Del mismo modo, los minijuegos resultan de lo más desalentadores, ya que nos cansaremos de ellos a los pocos minutos, siendo un añadido de lo más desaprovechado en esta versión portátil de Raving Rabbids. Tampoco podemos olvidar que estamos ante un juego no excesivamente largo, que cuenta con opciones multijugador que no alargan en demasía la vida del producto; pero como decimos, esta nueva creación de Ubisoft para la portátil de doble pantalla de Nintendo resulta una compra muy recomendable para los aficionados a las plataformas en dos dimensiones.

Últimos análisis

Anomaly Agent - Análisis
Anomaly Agent - Análisis
Análisis
2024-02-20 10:30:00
Phew Phew Games presentan al Agente 70 y la peculiar historia de cómo el mundo casi se va al traste justo antes de consumar su más que merecido ascenso.
Spirit Hunter: Death Mark II - Análisis
Spirit Hunter: Death Mark II - Análisis
Análisis
2024-02-19 16:44:00
Si te gustan las novelas visuales, Spirit Hunter: Death Mark II esconde muchos momentos impactantes detrás de mecánicas algo torpes.
Tomb Raider 1-3 Remastered - Análisis
Tomb Raider 1-3 Remastered - Análisis
Análisis
2024-02-19 10:34:00
Lara Croft vuelve con un lavado de carasus aventuras originales que, aun con algunos aspectos desfasados, han envejecido sorprendentemente bien.
Mario vs. Donkey Kong - Análisis
Mario vs. Donkey Kong - Análisis
Análisis
2024-02-14 14:00:00
Mario y Donkey Kong reviven su mítica rivalidad con un fiel y cuidado remake del clásico de GBA.
Helldivers 2 - Análisis
Helldivers 2 - Análisis
Análisis
2024-02-13 08:57:00
Helldivers se reinventa con esta divertidísima secuela que se ha convertido en una de las sorpresas de la temporada.
Banishers: Ghosts of New Eden - Análisis
Banishers: Ghosts of New Eden - Análisis
Análisis
2024-02-12 18:01:00
El equipo de Don't Nod responsable de Vampyr vuelve con una aventura de rol y acción sobre el amor en un mundo de maldiciones y supersticiones marcado por nuestras decisiones.
Género/s: Minijuegos / Otros
PEGI +3
Plataformas:
NDS PS2 PC
Wii Game Boy Advance GameCube
Xbox Xbox 360 Wii U
Cancelado en PS3

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8
COMUNIDAD
7.88

Rayman Raving Rabbids para Nintendo DS

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
8.8
COMUNIDAD
6.18

Rayman Raving Rabbids para PlayStation 2

10 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.8
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

Rayman Raving Rabbids para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
9.1
COMUNIDAD
6.93

Rayman Raving Rabbids para Wii

82 votos
#71 en el ranking de Wii.

Ficha técnica de la versión Game Boy Advance

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
6.09

Rayman Raving Rabbids para Game Boy Advance

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión GameCube

COMUNIDAD
-

Rayman Raving Rabbids para GameCube

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox

COMUNIDAD
-

Rayman Raving Rabbids para Xbox

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.38

Rayman Raving Rabbids para Xbox 360

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Wii U

COMUNIDAD
-

Rayman Raving Rabbids Wii para Wii U

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir