Vandal

Análisis de Castlevania: Dawn of Sorrow (NDS)

La amenaza de Drácula vuelve a las consolas con esta nueva aventura exclusiva para Nintendo DS, continuación directa de uno de los mayores éxitos de GBA: Aria of Sorrow.
·
GRÁFICOS
9.6
SONIDO
9.2
NOTA
9.6
DIVERSIÓN
9.8
JUGABILIDAD
9.8
Análisis de versión NDS.

Konami nos ofreció hasta tres entregas de la saga Castlevania en nuestra querida Game Boy Advance, siendo la última de ellas Aria of Sorrow en mayo de 2003, un juego que representó el equilibrio entre la magistral banda sonora de Circle of the Moon y los cuidados gráficos de Harmony of Dissonance, pero que destacó, sobre todo, por el sistema de almas que usaron sus diseñadores para aportar una gran variedad al juego. Este sistema implicó un catálogo de recursos mágicos y habilidades insospechado, y fue posible porque Soma Cruz, el protagonista de ese juego, tenía en su interior el espíritu del mismísimo Drácula, lo que le permitía dominar el alma de sus enemigos caídos. Sin embargo, Soma consiguió escapar de su destino y no acabó convertido en el Señor de la oscuridad destruyendo al mismísimo Caos.

Ha pasado casi un año desde esos hechos, y Soma no ha vuelto a poder usar sus poderes desde que abandonó el castillo de Drácula. Hasta este momento. Una nueva amenaza se cierne sobre él y sus amigos, ya que una secta maléfica –a la que pertenecía el misterioso Graham de Aria of Sorrow- está decidida a triunfar de una vez por todas en su misión de crear un nuevo Señor de la oscuridad, amenazándole de muerte y poniendo en severo peligro a sus amigos, como la joven Mina Hakuba. Genya Arikado, un viejo conocido de los seguidores de la saga, le asegura a Soma que no necesita ponerse en peligro inmiscuyéndose en su lucha contra esa secta, pero el impetuoso joven no tarda demasiado en meterse en la boca del lobo, decidido a acabar de una vez por todas con esa secta, lo que le hará reencontrarse con otros viejos conocidos como Yoko o Julius Belmont, que no dudará en matar a Soma si éste acaba convertido en Drácula.

PUBLICIDAD

Castlevania Dawn of Sorrow es una aventura de acción de corte bastante clásico al seguir la estela de los juegos en dos dimensiones, alejándose de los intentos tridimensionales de la saga en consolas domésticas (ya sea en Nintendo 64 o en el más reciente Lamment of Innocence para PlayStation 2), pero que hace un uso más que interesante de las dos pantallas de la nueva portátil de Nintendo.

En este sentido, la principal novedad es la incorporación de los sellos mágicos. Los enemigos finales que nos iremos encontrando tienen la posibilidad de realimentarse del flujo de la energía oscura, de manera que son, en teoría, indestructibles. Por eso, al debilitarlos, habrá que usar un sello mágico que los encierre y, así, eliminarlos. Estos sellos mágicos se basan en trazar un dibujo en la pantalla táctil, aunque el primer paso será encontrarlos en el extenso mapeado del juego. Llegado el momento de usarlo, la pantalla táctil de la consola nos mostrará un círculo con varios puntos distribuidos a lo largo de la circunferencia, y será ése el momento para, con un único trazo, hacer el dibujo adecuado uniendo los diferentes puntos. Será importante hacerlo bien, ya que si fallamos en tan delicado momento el enemigo recuperará energía y el combate se prolongará más de lo deseado. Los primeros sellos serán muy sencillos, pero poco a poco la cosa se irá haciendo más compleja, por lo que no será mala idea practicar los sellos.

No menos importante será la presencia de unos molestos bloques de cristal dispersos por los escenarios del juego. Estos bloques nos impiden el paso de múltiples maneras, pero una vez hayamos adquirido la habilidad necesaria podremos destruirlos tocándolos con el puntero. Estas zonas pueden presentar diferentes puzles que nos dificulten el avance en el juego y su aparición aporta un nivel de interactuación con el escenario práctica y llena de posibilidades pese a la sencillez total y absoluta de esta característica.

La última función de la pantalla táctil es la de concentrar un tipo de ataques especiales, las almas guardianes (de las que os hablaremos más adelante) en un enemigo concreto. Estos ataques (aunque también las hay defensivas) suelen dirigirse a los enemigos cercanos, pero si antes de ejecutarlo tocamos con el puntero sobre un enemigo determinado, el ataque Guardián se centrará en ese pobre diablillo.

Daniel Escandell
Escribiendo en Vandal desde 2003. En el mundo de los videojuegos desde que pudo trastear con BASIC, rebobinar con un boli casetes para Spectrum y soplar en cartuchos de una Game Boy. Cree que el auténtico poder de la nube es la lluvia.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-09-20 09:34:00
Una interesante aventura cercana a la novela visual, que engancha por el misterio de su historia y los personajes.
Análisis
2019-09-19 14:53:54
Analizamos al detalle The Legend of Zelda: Link's Awakening, un fantástico remake que hace justicia a una de las mejores entregas de la legendaria saga de Nintendo.
Análisis
2019-09-19 09:01:00
Vuelve FIFA con la que posiblemente sea la entrega más completa y pulida de toda la generación, que afianza y mejora la jugabilidad y aporta como gran novedad el divertido fútbol callejero de Volta.
Análisis
2019-09-18 17:31:00
La mágica aventura de Oliver regresa con sus mejores versiones y todo el encanto de siempre.
Análisis
2019-09-18 09:57:00
Nos adentramos en un mundo de brutalidad policial en un aceptable spin-off de la saga This is the Police que recoge algunos de sus ingredientes y los acerca a un estilo más directo y similar al del venerado XCOM.
Análisis
2019-09-17 17:39:00
NBA 2K vuelve con una entrega que nos ofrece un comportamiento excelente a nivel jugable, pero sin novedades realmente importantes, ni en contenidos ni aspectos técnicos.
PEGI +12
Plataformas:
NDS
Ficha técnica de la versión NDS
ANÁLISIS
9.6
Desarrollo: Konami
Producción: Konami
Distribución: Konami
Precio: 39.95 €
Jugadores: 1-2
Formato: Tarjeta de juego
Textos: Español
COMUNIDAD
8.62

PUNTÚA
Castlevania: Dawn of Sorrow para Nintendo DS

227 votos
Flecha subir