Análisis de Advance Wars: Dark Conflict (NDS)

En un mundo desvastado, sólo podrás luchar para sobrevivir.
Advance Wars: Dark Conflict
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión NDS.

Advance Wars se ha ganado la admiración de un gran número de jugadores por todo el mundo gracias a la puesta en escena de un modo de juego tipo estrategia con una fórmula simple pero adictiva. No en vano, Dark Conflict es ya la cuarta entrega de la serie que aparece en las consolas portátiles de Nintendo (dos en GBA y una en NDS) y también Advance Wars ha tenido una adaptación para las consolas de sobremesa: Battalion Wars, iniciada en GameCube y que tendrá su secuela próximamente en Wii. Estamos hablando por tanto de una franquicia que por derecho y méritos propios se ha convertido en uno de los títulos estrella para Nintendo.

Dark Conflict nos sitúa en un mundo desvastado por la ira de la naturaleza y del cosmos, unos meteoritos han caído sobre la Tierra originando terremotos y tsunamis cuya fuerza han eliminado al 90% de la población; y como las desgracias nunca vienen solas, se ha originado una especie de invierno nuclear, de tal forma que en la atmósfera hay un polvo que impide que llegue a la superficie terrestre la fuente de energía básica para las plantas: la luz solar. Sin duda se trata de una puesta en escena trágica, pero el desarrollo e historia del juego nos mostrará lo mejor y lo peor de la naturaleza humana, basándose en el honor, la amistad, traición, codicia o simplemente instinto de supervivencia. A lo largo de la trama se van presentando giros argumentales que hacen que el jugador se sienta de alguna manera identificado con alguno o varios de los personajes que aparecen. No cabe la menor duda de que en este sentido ha habido una gran evolución, pues hasta este título, el argumento siempre se ha situado en un segundo plano, siendo poco más que una simple excusa para ponerse a jugar.

Ahora conoceremos más en profundidad a cada personaje, sus sentimientos, sus miedos y sus aspiraciones, confiriendo un argumento sólido, ameno, y sobre todo muy interesante, que siempre nos dejará con las ganas de saber más y más tras cada batalla. El estilo gráfico del juego está totalmente de acorde con semejante puesta en escena de corte post-apocalíptico. El aspecto visual es sombrío, con una atmósfera deprimente y sobre todo mucho más realista de lo que ha sido esta serie en el pasado. Todas las unidades parecen rescatadas de la segunda guerra mundial, y en general han sufrido cambios significativos, de tal forma que se agudiza ese sentimiento de guerra, como si lo que se está jugando fuese mucho más creíble. Como novedades hay que destacar la posibilidad de realizar un zoom del campo de batalla, de tal forma que cada "rejilla" pasa de 16 píxeles a un tamaño de 24, o viceversa, y que permite al jugador o bien tener una valoración global para seguir un tipo concreto de estrategia, o centrarse en algún punto en el que hay muchas unidades en juego, facilitando así un mejor control sobre ellas.

PUBLICIDAD

Para los que nunca hayan tenido la oportunidad de jugar a un Advance Wars, hay que decir que es un juego de estrategia básico, en el que se tiene el control de una serie de diferentes unidades en un campo de batalla, y hay que enfrentarlas contra las del enemigo. Es deber del jugador moverlas por el mapa y determina qué acciones tiene que hacer cada una según los comandos que van apareciendo. Se tiene un turno para moverse y luchar y al siguiente turno el enemigo tomará las decisiones que crea más conveniente para vencer. Por tanto habrá que sacar a relucir el alma estratega que todos tenemos dentro para conocer y sacar partido tanto de los puntos fuertes como de los débiles de las unidades y del terreno por el que se mueven, para salir victorioso del campo de batalla. Hay que decir que en Dark Conflict se ha introducido un elemento nuevo que podríamos catalogar dentro de los juegos típicos de rol, y que consiste en que cuando una unidad destruye un enemigo, subirá un nivel y sus estadísticas tanto ofensivas como defensivas se verán incrementadas. El máximo de niveles que una unidad puede alcanzar es de tres, y la verdad es que cualquier unidad que esté en el nivel más alto, deberá tenerse muy en cuenta, y pueden decidir que la balanza de la victoria se incline a favor o en nuestra contra.

La cantidad de unidades que se podrán desplegar también han sufrido variaciones. Por ejemplo, hemos podido ver que en los videos e imágenes previos al lanzamiento de este juego aparecía la infantería motorizada, que posee las características propias de cualquier unidad de infantería (captura de edificios, capacidad ofensiva/defensiva) pero con un rango de movilidad muy superior. Los tanques, que en Advance Wars Dual Strike estuvieron en pleno apogeo con hasta cuatro tipos diferentes, se han visto reducidos a tres, equilibrando el juego hacia una mejor estrategia de combate. Luego, otras unidades que en el pasado tenían un uso específico, ahora pasan a poder realizar nuevas acciones que potencian la estrategia y cambian la forma de jugar experimentada en anteriores entregas de Advance Wars. Por supuesto existen otras unidades de nueva factura que no desvelaremos aquí para no estropear la sorpresa del jugador, pero que sin duda jugarán un factor importante para acabar satisfactoriamente cada batalla.

Desde el primer Advance Wars de GBA, hasta Dual Strike en NintendoDS, la dificultad del juego ha seguido una línea descendente, no pronunciada, pero poco a poco la serie ha ido mostrando una dificultad menor. En Dark Conflict, sin embargo, se ha vuelto a los orígenes. Una persona que nunca ha disfrutado un Advance Wars encontrará incluso difíciles los primeros niveles; desde luego que éste no es un juego del tipo veni, vidi, vici que se pase en cuatro días de juego, incluso alguien que conozca en profundidad los juegos anteriores y esté familiarizado con la mecánica, se encontrará muchas veces en verdaderos aprietos, perdiendo batallas en los niveles más avanzados. Hay que ser inteligente y tomar las decisiones correctas, sin cometer demasiados fallos, ya que el enemigo no perderá el tiempo a la hora de hacernos fracasar estrepitosamente.

Parte de la causa de este aumento de dificultad la tiene el nuevo sistema de poderes de los personajes implementado en Dark Conflict. Si en entregas anteriores se limitaba a subir una barra de energía según el daño que se provocaba o se sufría, en esta ocasión hay que dar un paso más: deberemos cargar una unidad con el comandante. Dicha unidad se volverá más poderosa, y cuanto más se utilice, más subirá la barra de energía. A medida que dicha barra se vaya rellenando, irá apareciendo un área alrededor de esa unidad, cada vez más grande cuanto más rellenada esté la barra y que tendrá el efecto a todas las demás que se ubiquen en su interior. Por tanto, podremos decidir si mantener esa área a lo largo de la partida (mientras no nos destruyan la unidad del comandante), o por el contrario liberar el poder para sacar ventaja de las características del personaje que estemos controlando (mayor rango de ataque, defensa, etc).

Otras remodelaciones en el juego respecto a anteriores entregas y que los veteranos deberían conocer, son la exclusión de partidas que utilicen las dos pantallas de la consola; no habrá por tanto partidas en los que tengamos que utilizar dos oficiales y por ende desaparecen los ataques duales. Para el visionado de las luchas entre dos unidades enfrentadas ya no se tirará de pantalla partida, sino que se mostrarán nuestras unidades en la pantalla inferior y las del enemigo en la superior. Tampoco habrá una tienda (característica en toda la serie hasta ahora) donde comprar nuevos mapas para disfrutar fuera del modo historia. También desaparecen los puntos de experiencia para los oficiales, que aunque no tenían un peso específico en el juego pero mostraban un posible camino de evolución, se han eliminado totalmente.

También han desaparecido todos los modos de juego para un jugador (combate, desafío) en pro de un único modo de partida libre, que a fin de cuentas aúna tanto mapas clásicos o propios, como posibilidades de juego (contra CPU, u otros jugadores). Otros aspectos que quizás no agraden a los seguidores de la serie, es que al contrario de lo visto hasta ahora, en el modo historia no se permite elegir el personaje con el que combatir, ni tampoco existe la posibilidad de repasar el modo historia con un nivel de dificultad mayor, sin embargo sí aparecen campañas secundarias que si bien no son necesarias para acabar el modo historia, desbloquean nuevos mapas que luego podremos disfrutar en el modo de partida libre, y como no, proporcionan un plus de durabilidad al ya de por sí extenso modo un jugador. El número de oficiales ha sufrido un recorte espectacular, pasando a un total de doce, lo cual es bueno desde el punto de vista de que se han reequilibrado los poderes de los personajes, aunque puede tener sus contras como una menor capacidad del jugador a la hora de tomar ventaja en algún terreno específico precisamente por no disponer de un abanico de oficiales tan extenso.

Gracias a la capacidad de comunicación inalámbrica de Dark Conflict, podrás medir tu capacidad como estratega con otros jugadores, tanto en red local como Wi-Fi. También, se facilita por parte de Nintendo la "Cartoteca", que viene siendo un servicio online en el que podremos subir y descargar tanto los mapas que nosotros fabriquemos gracias al editor de mapas del juego, como los que haya hecho cualquier otra persona del mundo. Además, los mapas que se hayan descargado pueden ser puntuados y así tendremos la posibilidad de medir el éxito a nivel mundial del mapa que hemos creado con tanto ahínco. Sin duda se trata de una posibilidad que otorga al juego una durabilidad casi infinita gracias a la creatividad que cualquier poseedor del juego puede aportar. Podremos almacenar en la tarjeta del juego hasta un máximo de 50 mapas descargados online, con un tamaño máximo de 10x10 cuadrículas, tamaño que quizás a más de un jugador pueda antojársele escaso, y también podremos editarlos y tratar de mejorarlos o modificarlos a nuestro gusto.

A la hora de luchar contra conocidos será necesario el archiconocido sistema de "códigos de amigo", que tendremos que intercambiar y añadir a la susodicha lista. Se podrán realizar batallas con la posibilidad de establecer de antemano las condiciones de lucha, como por ejemplo el dinero del que se dispone antes de luchar, las condiciones climatológicas (nieve, sol, etc), o incluso si se permite subir de nivel a las unidades. Sin embargo, cuando se lucha contra un oponente no conocido (no es necesario intercambiar los códigos de amigo en este caso), las condiciones y mapa de batalla se establecen aleatoriamente, aunque podrás definir si el contrincante tiene tu mismo nivel o no.

Conclusiones
Con Advance Wars: Dark Conflict, Nintendo ha conseguido proporcionar un cambio necesario a la saga, gracias a una nueva y elaborada historia, una apariencia gráfica mejorada, y una nueva jugabilidad sin llegar a estropear la fórmula empleada hasta ahora. El jugador experto se encontrará con los cambios suficientes como para enfrentarse a un mismo juego en la base pero diferente en desarrollo; y el recién llegado descubrirá un juego largo y deliciosamente difícil. Quizás nos encontremos ante el mejor Advance Wars, potenciado por la posibilidad de juego online.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Rainbow Six Extraction - Análisis
Rainbow Six Extraction - Análisis
Análisis
2022-01-24 19:18:00
En la fiebre del género, Ubisoft nos trae su propia propuesta en la que coge elementos de Rainbow Six Siege dándonos una fórmula divertida pero que no destaca en nada.
Blackwind - Análisis
Blackwind - Análisis
Análisis
2022-01-24 09:47:00
Acción y aventura en un shooter arcade que no tiene miedo a introducir pequeños puzles y exploración.
Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
PEGI +12
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 25/1/2008
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Español
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.33

PUNTÚA
Advance Wars: Dark Conflict para Nintendo DS

59 votos
Flecha subir