Vandal

Análisis de Mario Smash Football (GameCube)

Pablo Grandío ·
Tras tenis, béisbol, golf y otras aficiones, la mascota de Nintendo finalmente se ha hecho con un balón de fútbol.
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
6.5
NOTA
8.1
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión GameCube.

Mario es sin duda el personaje más popular de la historia del videojuego y, aparte de los juegos de la saga Super Mario propiamente dichos, una porción de su grandeza se la debe a los numerosos spin-offs, o derivados, que el fontanero de Nintendo ha protagonizado. Aparte de los más famosos Mario Party o Mario Kart, Mario se ha aficionado a varios deportes, los primeros el tenis y el golf, ya desde hace muchos años. Recientemente Nintendo ha decidido que su mascota debería probar otros juegos y, tras Super Mario Béisbol, llega Mario Smash Football, la primera, y esperemos que no la última, incursión del fontanero en el deporte rey.

La llegada de un juego de estas características, fútbol arcade, es especialmente bienvenida dada la ausencia de un juego de este tipo de referencia. NBA tiene NBA Street, pero intentos como Red Car Soccer o Urban Freestyle Soccer han resultado decepciones, mientras que FIFA Street, sin duda el mejor hasta la fecha, se quedó el pasado mes de marzo a un paso de resultar verdaderamente memorable. Ligeramente superior es Mario Smash Football, aunque termina siendo un juego notable, no sobresaliente, y solventa el no contar con grandes figuras ni con regates inimaginables con la misma característica que hace de Mario Kart un juego extraordinario: los items y lo imprevisible del escenario.

PUBLICIDAD

Mario Smash Football cuenta con todos esos remates imposibles, pases medidos y porteros extremadamente habilidosos de los juegos de fútbol arcade, pero también con numerosos items que, al estilo del juego de kart, pueden cambiar repentinamente el curso de una jugada. También cuenta con un escenario donde de repente ocurren cosas, sin que haya nada que las "active", como una repentina aparición de Bowser echando fuego que haga que se genere una gran cantidad de caos.

Los equipos están compuestos por cuatro jugadores y un portero. Uno de los cinco es el "capitán", es decir, uno de los personajes de la saga Mario que están en el juego. Son los clásicos: Mario, Luigi, Daisy, Peach, Wario, Waluigi, Yoshi y Donkey Kong, más uno secreto, mientras que los "gregarios" del equipo pueden ser o bien Toads, Hermanos Martillo, Birdos o Koopas. El juego no nos dice exactamente cuáles son los pros y contras de cada capitán –los encuadra en cuatro estilos: creativo, agresivo y equilibrado-, ni nos da una pista de cómo juegan los gregarios. Nosotros controlaremos a todo el equipo, siendo la diferencia entre los capitanes y el resto del equipo que éstos tiran más fuerte y son capaces de hacer un "supertrallazo", tiro del que hablaremos más adelante.

Los partidos transcurren, decíamos, de forma caótica. Tenemos las funciones habituales: tiro, pase, pase algo (pulsando el botón L), turbo (pulsando el R), regate y uso de item. Los items los iremos obteniendo a lo largo del partido, y podremos usarlos tanto si estamos con el balón o sin él. Estos comprenden caparazones (teledirigidos o normales, triples o gigantes), mondas de plátano, bombas y turbos, dentro de la línea de Mario Kart, aunque como es de esperar, con menos variedad. Los items son especialmente útiles, ya que pueden salvar más de una jugada de gol. Si no tenemos a ningún jugador cerca para impedir que el rival tire, siempre podremos enviarle un caparazón teledirigido para enseñarle quién es quien manda.

Los pases y los tiros no son demasiado variados. Tenemos el pase raso y el pase alto, que son prácticamente teledirigidos, aunque el juego penaliza, sabiamente, el hecho de enlazarlos constantemente sin ton ni son, ya que muchas veces no llegarán al no estar el jugador bien colocado para ello. En cuanto a los tiros, serán más potentes dependiendo del tiempo que hayamos pulsado el botón (volviéndose de fuego), pudiendo controlar su efecto moviendo el cursor mientras cargamos, al estilo de FIFA Street. Controlar el efecto es prácticamente imprescindible para marcar, ya que de lo contrario el habilidoso portero lagarto rival lo detendrá sin contemplaciones. Es importante centrar y pasar adecuadamente. Si hacemos un centro especialmente bueno o apropiado, el balón se desplazará rodeado de un halo verde, y el remate de nuestro jugador será de fuego, y difícil de parar.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-05-20 18:11:00
Konami regresa a los orígenes de la inmortal cruzada de los Belmont contra Drácula con un buen recopilatorio repleto de grandes clásicos y algunas sorpresas.
Análisis
2019-05-20 15:25:00
La saga nicho de Ace Team llega a Switch con toda su originalidad y diversión intactas.
Análisis
2019-05-20 09:29:00
Bubsy cambia las plataformas clásicas por un 'endless runner' de los creadores de Bit.Trip.
Análisis
2019-05-19 17:31:00
Acid Wizard Studio lleva a consolas su genial y terrorífico juego de supervivencia en el bosque.
Análisis
2019-05-17 15:00:00
La mascota de Sega vuelve con un título entretenido, pero que queda a la sombra de su predecesor.
Análisis
2019-05-16 16:29:00
Una nueva ambientación, el brillante modo Romance y un espectacular aspecto dan un aire más elegante a la serie de estrategia y una jugabilidad todavía más profunda, compleja y completa.
Género/s: Deportes / Fútbol
PEGI +3
Plataformas:
GameCube
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
Desarrollo: Next Level Games
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 1 GOD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Mario Smash Football para GameCube

Flecha subir