Vandal

Análisis de 1080 Avalanche (GameCube)

Wave Race: Blue Storm llegó con el lanzamiento de la consola de Nintendo; ahora es el momento de que Nintendo Software Technologies Company (NST) nos ofrezca la continuación de otro título de éxito, el ya clásico de N64 1080º Snowboarding.
·
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
9.5
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión GameCube.

El snowboarding es una disciplina deportiva que últimamente se ha puesto muy de moda en las consolas, desde que el predecesor de este 1080º Avanlanche viese la luz, de modo que nos encontramos con un panorama que nos ofrece varias posibilidades, sobre todo si tenemos varios sistemas de última generación. SSX3 es la apuesta multiplataforma de EA Big, y los usuarios de Xbox pueden optar por el exclusivo para su consola Amped 2, la continuación de uno de los títulos de lanzamiento. Así pues, si observamos todo el panorama de consolas de sobremesa actual, nos encontramos con un trío de títulos llenos de calidad y virtudes que luchan por hacerse un hueco en el mercado, por lo que una de las cuestiones más importantes es ¿qué nos ofrece 1080º Avalanche frente a sus competidores?

La palabra es velocidad

Una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta es que éste es un juego de velocidad, no de hacer piruetas. Esto, que puede parecer baladí, es algo muy importante, pues es una de las características más diferenciadoras entre este videojuego y el de EA, mucho más centrado en la realización de acrobacias aéreas que desafían a las leyes de la física a lo largo de saltos imposibles. <1080º Avalanche no es eso; es un juego de carreras, es un juego de velocidad en lo que lo importante no es dar el giro más espectacular sin que nuestro personaje se rompa todos los huesos, sino que nuestro objetivo será ser el primero, el más rápido.

PUBLICIDAD

De este modo, todo el esquema de juego está orientado en este sentido, y los recursos técnicos más espectaculares de los que hace gala se centran básicamente en reforzar la logradísima sensación de velocidad que produce lanzarse montaña abajo en unos circuitos atestados de gente, vegetación y todo lo que nos podamos imaginar. Y es que uno de los aspectos más agradecidos del título es el diseño de los escenarios, llenos de componentes y bastante variados para lo que es un juego "de nieve". NST ha combinado pistas muy heterogéneas en la montaña con escenarios urbanos de todo tipo, e incluso carreteras, dando al juego una variedad digna de mención que se va haciendo cada vez más notable según avanzamos en las pistas que nos van ofreciendo los diferentes modos de dificultad. Como es de esperar, estos escenarios están llenos de todo lo imaginable: esquiadores novatos, otros temerarios, patrullas en moto de nieve, aves migratorias en pleno vuelo, tráfico real y coches accidentados, renos, lobos, ardillas, helicópteros y el clásico guiño nintendero, esto es, una estatua gigante esculpida en hielo de Mario, son sólo algunas de las cosas que llenarán las pistas y que en más de una vez tendremos que esquivar como podamos.

Al principio puede parecer que el juego es bastante limitado, y con pocas pistas, pero según avancemos descubriremos que en realidad cuando pasamos un nivel de dificultad (es decir, un circuito con un número determinado de pistas) se nos abrirá el siguiente. La curva de aprendizaje es francamente corta, y pasar los primeros retos del juego será sencillo, pero según nuestro progreso nos lleve a los niveles más duros, descubriremos que tendremos que convertirnos en unos auténticos maestros del snowboard. Los diferentes circuitos son algo cortos, pudiendo en varios de ellos, lograr marcas por debajo del minuto, aunque esta brevedad se traduce, gracias al muy acertado diseño de estos, y lo bien nivelado de nuestros rivales, en unas carreras de gran intensidad en los que cualquier fallo puede resultarnos muy caro. Como vemos, la intención es radicalmente diferente a la de SSX3, donde se nos ofrece la posibilidad de deslizarnos montaña abajo a través de las diferentes pistas como si se tratase de una sola, dando lugar a partidas de una decena de minutos. Ambos conceptos se adaptan muy bien a sus respectivos títulos y, aunque un sistema similar al del título de EA Big hubiese podido resultar curioso en 1080º Avalanche, está tan orientado hacia un ritmo tan frenético como sea posible, que, seguramente, un trazado tan largo hubiese diluido en buena parte esa esencia que lo hace distinto.

También hay lugar para la filigrana

Las pistas a las que nos enfrentamos en el modo Carrera (es decir, el modo principal de juego) están llenas, pese a todo, de elementos que nos facilitarán la realización de acrobacias para nuestro lucimiento personal, ya sea aprovechando los desniveles naturales, las barandillas, o las rampas, por citar algunos ejemplos clásicos. De esta manera, podremos, ayudándonos de nuestra velocidad, dar saltos realmente largos y, mientras estamos en el aire, realizar figuras y combinaciones de estas, así como dar giros de 180º, 360º o muchos más grados, o grindar como locos durante metros y metros sobre una vía de tren, una barandilla o el borde de un rampa mientras intentamos mantener el equilibrio. El sistema de acrobacias no es tan profundo como en otros juegos, donde desempeña un papel esencial, pero sí lo suficientemente bien creado como para que cualquier novato pueda hacer unos movimientos básicos casi desde su primera partida, pero sólo el jugador experto podrá enlazar diferentes movimientos y crear nuevas figuras logrando que su medidor de potencia aumente exageradamente sin acabar la partida antes de lo deseado. La cuestión es que, después de todo, el esquema de control se corresponde totalmente con lo que es nos encontramos: un juego de carreras con acrobacias, y no un juego de acrobacias con carreras. No es mejor ni peor, sino simplemente diferente y adaptado a lo que nos va a exigir.

Daniel Escandell
Escribiendo en Vandal desde 2003. En el mundo de los videojuegos desde que pudo trastear con BASIC, rebobinar con un boli casetes para Spectrum y soplar en cartuchos de una Game Boy. Cree que el auténtico poder de la nube es la lluvia.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Género/s: Deportes / Snowboard
PEGI +3
Plataformas:
GameCube
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
Desarrollo: Nintendo EAD
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1-4
Formato: 1 GOD
Textos: Inglés
Online: Lan
COMUNIDAD

PUNTÚA
1080 Avalanche para GameCube

Flecha subir