Análisis de Bravely Default: Where the Fairy Flies (Nintendo 3DS)

Square Enix y Nintendo recuperan el esplendor perdido del rol japonés con una aventura cautivadora e imprescindible para cualquier poseedor de una Nintendo 3DS.
Bravely Default: Where the Fairy Flies
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
10
NOTA
9.5
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Nintendo 3DS.

A día de hoy resulta difícil pensar que hace años disfrutamos de una época en la que el rol japonés era uno de los grandes géneros del momento. Más concretamente, fue en las generaciones de 16 y 32 bits donde más brilló, con una enorme cantidad de títulos que todavía perduran en la memoria de muchos de nosotros gracias a sus cautivadoras historias, inolvidables personajes y a la enorme profundidad jugable que solían atesorar. Pero llegados a cierto punto, algo pasó y la industria japonesa decidió que las bases que tan bien habían funcionado durante tantos años ya no bastaban y había que cambiarlas.

Las batallas por turnos comenzaron a ceder su puesto a sistemas de combate en tiempo real, los amplios y enormes mundos que explorar a placer con múltiples secretos por descubrir dieron lugar a una reducción de tamaño y a un desarrollo mucho más lineal y guiado, y tanto las historias que nos narraban como sus protagonistas perdieron la magia de antaño. Por suerte, no todo ha sido tan malo en estos últimos años y también hemos recibido alguna que otra joya del género que nos ha hecho la vida algo más fácil a los que disfrutamos con este tipo de juegos, como bien demuestran títulos como Persona 4 Golden, Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca, Xenoblade, Pokémon X/Y o Tales of Xillia, por citar algunos. Pero tal y como podéis ver, no son tan numerosos como antes ni cuentan con la misma repercusión mediática, quedándonos ya muy lejos aquella época en la que el lanzamiento de un Final Fantasy era motivo más que suficiente para que muchos nos animáramos a comprar una consola.

Precisamente es en esta última saga, uno de los grandes baluartes y representantes del género durante años, donde más se ha notado este proceso de cambio, habiendo perdido por el camino toda la esencia de sus primeros juegos: aquello que nos hacía reconocerlos como verdaderos Final Fantasy. De hecho, resulta bastante irónico que un MMO como es Final Fantasy XIV: A Realm Reborn tenga más de esto que sus últimas entregas para un jugador.

PUBLICIDAD

Entonces fue cuando Square Enix anunció Bravely Default: Where the Fairy Flies, un título exclusivo para Nintendo 3DS con el que Silicon Studios buscaba recuperar el esplendor perdido del rol japonés de la mejor manera posible: ofreciendo la misma jugabilidad de los clásicos, pero mejorada y adaptada a los tiempos actuales, algo que se venía demandando desde hace años y que nadie parecía escuchar. Y vaya si lo han conseguido. Si bien ya ha pasado más de un año desde su lanzamiento japonés, podemos aseguraros que esta espera ha merecido muchísimo la pena.

Un cautivador cuento de fantasía clásica

La referencia que hemos realizado en los párrafos anteriores a la saga Final Fantasy no ha sido por casualidad, ya que Bravely Default: Where the Fairy Flies bebe enormemente de lo visto en sus cinco primeras entregas, algo que detectaremos desde el primer instante gracias a su historia. El equilibrio y la estabilidad del mundo depende de cuatro gigantescos cristales elementales, pero una sombra se ha cernido sobre ellos y los ha corrompido, provocando que el aire haya dejado de soplar, que la tierra se haya resquebrajado y que los mares se hayan podrido, por lo que será nuestra tarea acompañar a sus cuatro protagonistas en un viaje repleto de peligros para devolverles su brillo, ¿os suena de algo?

Por el camino viviremos todo tipo de aventuras, descubriremos terribles verdades, se pondrá en juego la voluntad de nuestros héroes para cumplir su misión, conoceremos a una gran cantidad de personajes, nos enfrentaremos a grandes villanos, surcaremos los cielos a bordo de barcos voladores, derrotaremos poderosas bestias, exploraremos el mundo, nos haremos más fuertes, comprobaremos cómo no todo el mundo es quien dice ser y veremos lo difusa que resulta la línea entre el bien y el mal. Sin duda estamos ante una historia con sabor clásico, de esas con un comienzo aparentemente simple y que luego se van complicando poco a poco para mantenernos enganchados desde el principio hasta el final, algo que damos fe de que consigue sin ningún problema.

En cuanto al cuarteto de protagonistas resulta imposible no acabar pillándoles cariño a pesar de lo tópicos que resultan. Un mujeriego amnésico, una traidora a su patria, una misteriosa chica sobre la cual reposa el destino del mundo y el joven héroe que lo ha perdido todo y al que le resulta imposible dar la espalda a alguien que necesite ayuda. Como podéis comprobar, no son los más originales que hayamos visto nunca, pero derrochan carisma, evolucionan y nos resultará muy fácil conectar con ellos.

Aventuras en Luxendarc

El título cuenta con un desarrollo muy parecido al de cualquier juego de rol clásico. Desde un mapamundi no especialmente grande, nos moveremos de una zona a otra visitando ciudades y explorando mazmorras. En las primeras podremos descansar, realizar compras y hablar con sus ciudadanos, mientras que en las segundas nos enfrentaremos a todo tipo de enemigos, a la vez que exploramos sus diferentes pisos, activamos interruptores, sorteamos trampas y peligros, y activamos cofres.

Si bien al principio apenas nos dejan explorar y movernos a nuestro aire, a medida que avancemos en la aventura y obtengamos nuevos medios de transporte nos irán dando más libertad para ir a donde queramos. Además, también cabe señalar que existe un ciclo de día y noche, lo que provocará cambios en las ciudades según la hora del día en las que las visitemos. Además esto hará que nos encontremos con unos u otros enemigos en el mapa general.

 1

Por delante tenemos un mundo con muchas cosas para hacer, historias que vivir y secretos por descubrir que nos mantendrá ocupados durante mucho tiempo. No en vano, completar su historia principal con subtramas incluidas es algo que nos llevará entre 50 y 70 horas, una cifra muy respetable y que probablemente extenderéis para superar ciertos desafíos opcionales.

Brave y Default

Entrando ya en materia jugable, decir que Bravely Default: Where the Fairy Flies nos ofrece un sistema de combate por turnos de los de toda la vida, aunque con matices. Básicamente todo se centra en introducir comandos y ver cómo los enemigos y los aliados actúan en orden uno detrás de otro. Tendremos la posibilidad de atacar, lanzar magias, usar objetos, poner en práctica una habilidad especial, etcétera, pero también podremos jugar con el orden de los turnos gracias a los comandos de Brave y Default, lo que añade un toque extra de estrategia a las batallas muy novedoso e interesante.

 2

El eje en torno al cual gira todo el sistema de combate se encuentra en los PBs, unos puntos que determinarán el número de acciones que podremos realizar en cada turno. Para poder actuar necesitaremos tener al menos cero o más, por lo que si estamos en negativo no podremos hacer nada. Cada acción consume un PB (aunque hay algunas que nos requerirán más de uno), mientras que por cada turno que pase recuperaremos uno. Si usamos el comando Default nuestro personaje adoptará una pose defensiva para reducir daño y acumulará un punto, hasta un máximo de 3, mientras que si usamos Brave gastaremos un PB extra, pero también ganaremos otra acción adicional en ese asalto. Esto último podremos usarlo hasta tres veces en un mismo turno, lo que nos permitirá un máximo de cuatro acciones.

De esta forma, el juego nos tendrá constantemente gestionando los PBs para ver cuándo necesitamos defender y cuándo pasar a la ofensiva. Por ejemplo, una buena estrategia suele ser usar Brave al máximo con todos los personajes al comienzo de las batallas contra enemigos normales para así acabar con ellos en un solo asalto y minimizar los daños, aunque hacer esto contra un jefe final sería probablemente un suicidio, ya que nos dejaría vendidos durante tres turnos enteros.

Además, los enemigos también cuentan con esta mecánica, por lo que hay que vigilar sus PBs para intentar predecir cuándo harán más de un ataque y cuándo defenderán (pasar a la ofensiva cuando usan Default no es demasiado productivo). Gracias a esto, Silicon Studios ha conseguido crear unas batallas apasionantes, largas y muy intensas contra los jefes del juego. Cada uno de ellos es completamente distinto al anterior y nos obligarán a adaptar nuestras estrategias constantemente, así como a dominar el sistema de Brave y Default a la perfección para salir airosos de estos enfrentamientos, lo que acaba traduciéndose en un sentimiento de satisfacción al alzarnos con la victoria que echábamos mucho de menos en este tipo de juegos.

Pero estos nos serán nuestros únicos recursos en la batalla, ya que también podremos ejecutar especiales, invocar al personaje de un amigo y usar el Bravely Second. Lo primero son unos movimientos especiales que dependerán del arma que tengamos equipada. Nos permitirán personalizar sus nombres, lo que dirán los personajes y los distintos efectos adicionales que tendrán, aunque para poderlos usar necesitaremos cumplir una serie de condiciones primero, como realizar un determinado número de curas, impactar con golpes críticos o atacar varias veces. Una vez los desatemos, potenciaremos al grupo y comenzará a sonar una música especial. Los efectos del especial finalizarán cuando acabe la música, aunque podremos aumentar su duración si otro personaje usa el suyo, ya que son acumulables.

 3

Por otro lado, las invocaciones de aliados nos permitirán llamar al personaje de un amigo o de alguien que nos hayamos encontrado en StreetPass o por internet. En cualquier momento podremos registrar una acción determinada para enviarla a otros jugadores y que así puedan usarla. Eso sí, estas son de un único uso, así que si queremos invocar de nuevo al héroe de un amigo, este nos tendrá que mandar otro movimiento.

En cuanto al Bravely Second, gracias a él podremos parar el tiempo en el momento que queramos para reclamar turno y actuar, algo que nos puede salvar la vida si lo utilizamos con cabeza. Eso sí, su uso está extremadamente limitado, ya que para ejecutar esta acción necesitaremos unos puntos llamados PEs, los cuales obtendremos esperando ocho horas con la consola en modo suspensión o comprándolos con dinero real. Esto podría resultar algo polémico, aunque al tratarse de un añadido totalmente prescindible no creemos que deba alarmar a nadie.

 4

Trabajos con clase

Otro de los pilares fundamentales sobre el que se sustenta el juego (y que hereda directamente de varias entregas de Final Fantasy, aunque bastante más refinado) es su sistema de trabajos. A medida que avancemos en la aventura iremos desbloqueando diversas clases para nuestros personajes, las cuales podremos subir de nivel para obtener nuevas habilidades. Lo interesante es que se nos permitirá equiparnos con un trabajo secundario y con las pasivas de otras clases, algo que nos animará a subir diferentes especializaciones para crear nuestra combinación perfecta. Considerando que en total hay 24 trabajos distintos, os podéis hacer una idea de la enorme cantidad de posibilidades que esto ofrece, dotando al título de una profundidad de juego y personalización difícil de ver a día de hoy, ya que se nos dará total libertad para escoger nuestro desarrollo y las estrategias que queramos llevar a cabo.

De esta forma, por ejemplo, podéis hacer que uno de vuestros personajes que sea Ninja, tenga equipada de clase secundaria el Mago Blanco, la cual si habéis subido previamente os permitirá usar poderosos hechizos de curación. Si bien no curará tan bien al no tener la estadística de Mente demasiado alta (algo que podéis suplir con piezas de equipo), gracias a su agilidad podrá actuar antes por si hace falta una cura o un hechizo de magia blanca, atacar con un daño decente, realizar contras y esquivar con Utsutsemi. Además, si encima queremos que tenga ataques extras, podríamos equiparle la pasiva Multitarea del Maestro Espadachín.

 5

Esto sería solo una pequeña muestra de todas las posibilidades que esconde este sistema, con el cual nos lo hemos pasado genial experimentando y probando cosas nuevas. Además, conviene señalar lo bien equilibrados que están, por lo que no hay ninguno que se sienta como "inútil", ya que todos son viables y ofrecen muchas opciones. También hay que decir que muchos de ellos están calcados de los vistos en Final Fantasy, aunque otros son totalmente originales y han sido incluidos con mucho acierto.

Tampoco se nos puede olvidar comentar que podremos vincular a los héroes de nuestros amigos con los nuestros, para así aprovecharnos de las ventajas de las clases que se hayan subido. En caso de que no tengamos esta posibilidad, el juego nos ofrecerá cuatro personajes para vincular, aunque estos dejan bastante que desear.

Algo que también nos ha gustado mucho es la forma de desbloquear los trabajos. En varios casos los obtendremos siguiendo la historia principal, aunque la mayoría se consiguen completando las subtramas del juego. Estas misiones opcionales se indican en el mapa mediante un signo de exclamación azul, y lejos de ser un mero añadido con el que aumentar la duración del título, nos encontraremos con que están tremendamente ligadas a la trama principal. Es más, la mayoría de arcos argumentales se resuelven en ellas, por lo que os recomendamos que no os las saltéis y las completéis para enteraros bien de la historia. Además, el hecho de obtener trabajos como recompensa hace que el esfuerzo merezca mucho la pena, ya que así ampliaremos nuestras posibilidades de juego.

Reconstruyendo Norende

Al poco de empezar la aventura se nos encargará la reconstrucción del pueblo de Norende, algo que realizaremos poniendo a trabajar a los diversos aldeanos que reclutemos. Por cada persona que nos encontremos en StreetPass o por internet se sumará un ciudadano a nuestra aldea, lo que nos permitirá acelerar las labores de reconstrucción. De esta forma podremos crear todo tipo de tiendas y lo más importante de todo, conseguir partes para personalizar nuestros ataques especiales.

 6

Cada edificio o mejora requiere un tiempo de espera determinado, por lo que nos tocará tener la consola en modo suspensión cuando no juguemos si queremos que el tiempo siga contando. Lo bueno es que por cada aldeano que pongamos a trabajar a la vez en una misma obra reduciremos el tiempo inicial de construcción a la mitad, así que si no queréis esperar 99 horas para ciertas tareas, más os vale encontrar mucha gente para agilizar la reconstrucción.

Además, cada cierto tiempo obtendremos regalos de los comerciantes del pueblo, lo que siempre es de agradecer. En definitiva, se trata de un buen añadido que consigue animarnos a echarle un vistazo a la consola de vez en cuando para aprovechar las horas en las que no podamos jugar.

Jugando a nuestro gusto

Algo que nos ha sorprendido (y alegrado) ha sido descubrir la gran cantidad de opciones de personalización que tiene el juego para adaptarlo a nuestro gusto. Desde cosas tan básicas como la dificultad a otras más concretas como la frecuencia con la que nos encontraremos enemigos. ¿Necesitas subir de nivel? Sube al máximo la tasa de encuentros. ¿Que tienes que atravesar una zona de nivel bajo donde no merece la pena combatir? Bájala al mínimo para que no haya batallas. Esto lejos de ser una curiosidad más nos permitirá ahorrar mucho tiempo y se agradece una barbaridad.

 7

La dificultad también está muy bien medida. Si no queréis complicaros demasiado la vida o consideráis que no tenéis el tiempo suficiente para dedicarle muchas horas al juego, en fácil encontraréis una opción que os permitirá disfrutar de la historia sin tener que entrenar prácticamente. Por otro lado, en normal nos encontramos con un juego desafiante y retante, que nos obligará a planificar bien nuestras estrategias y movimientos si no queremos dar con nuestros huesos en el suelo, pero sin llegar nunca a niveles demasiado alarmantes. Por otro lado, difícil os pondrá constantemente contra las cuerdas y hará que cualquier error que cometáis sea fatal, lo que os obligará con toda seguridad a entrenar y a subir trabajos en más de una ocasión para poder poner en práctica ciertas estrategias.

Como veis, hay un desafío adecuado para todo tipo de jugador y en caso de que sintáis que es demasiado fácil o difícil, siempre podréis modificar la dificultad en cualquier momento. Entre otras opciones de personalización, para aquellos que consideren que difícil se les queda corto y quieran aumentar todavía más la dificultad, podrán configurar el juego para que no reciban experiencia, dinero o puntos de trabajo tras un combate.

 8

Además, también podremos ajustar la velocidad de las animaciones de combate con la cruceta en mitad de las batallas, acelerándolas para que vayan a cámara rápida o ralentizándolas, algo que recibirán con los brazos abiertos los más impacientes y que encima nos vendrá de perlas para subir de nivel y farmear (un consejo, aceleradlas cuando uséis los especiales para sacarles el máximo provecho). Algo que también podemos desactivar son los indicadores de destino, por si preferís que no aparezcan iconos señalando las misiones principales y secundarias.

Un bello mundo para explorar

Gráficamente tenemos que tener en cuenta que nos encontramos con un juego que se estrenó originalmente hace más de un año, algo que no le impide lucir perfectamente gracias a su sensacional apartado artístico, demostrando una vez más que esto último suele ser mucho más importante a nivel visual que una potencia técnica descomunal. Un ejemplo de esto lo tenemos en los escenarios, bellas ilustraciones repletas de detalles que lucen de maravilla, algo especialmente notable en las ciudades y en determinadas localizaciones.

 9

Los personajes por su parte muestran un aspecto super deformed muy propio de la época a la que homenajea el juego, destacando especialmente la cantidad de trajes con los que cuentan los héroes para cada trabajo, así como los diseños de los enemigos e invocaciones (estas últimas son imponentes), los cuales nos han parecido sencillamente fantásticos.

Eso sí, técnicamente tampoco es nada del otro mundo, por lo que no esperéis unas animaciones que quiten el hipo o personajes detallados y con multitud de polígonos (algo que por otro lado tampoco pretende). En este sentido cumple correctamente y nos regala algunos efectos visuales para ciertos ataques y magias muy logrados. Algo similar se puede decir del mapamundi, ya que se muestra algo soso y pobre de detalles.

En cuanto al efecto 3D, nos encontramos con uno de los mejores que hemos visto en la consola, con una sensación de profundidad muy llamativa que hace que los escenarios parezcan sacados de un libro con ilustraciones desplegables, lo que le da un toque muy especial y que nos ha encantado. Eso sí, el efecto es tal que la imagen tiende a desdoblarse más de la cuenta, especialmente en los elementos blancos y luminosos, por lo que os recomendamos que dediquéis un momento al principio para regular su intensidad y así adaptarla a vuestra vista. En nuestro caso el punto ideal lo hemos encontrado en un poco menos de la mitad. Otro defecto de activarlo radica en los problemas de rendimiento que provoca en el mapamundi, lo que nos regalará unas ralentizaciones más que notables.

 10

Donde sí que no se puede poner ni una sola pega es en su banda sonora, la cual es sencillamente de diez. Variadísima, intensa, cautivadora y con una gran cantidad de temas memorables que difícilmente se nos irán de la cabeza cuando terminemos de jugar. Mención especial a las músicas de batalla, ya que consiguen ambientar los enfrentamientos a la perfección e introducirnos de pleno en ellos.

Además, los efectos de sonido también tienen mucha calidad, aunque la guinda al pastel la pone la opción de escoger entre el doblaje inglés y el original japonés (este último nos ha parecido mucho mejor a todos los niveles). Todos los vídeos del juego están doblados, y no son precisamente pocos, por lo que es algo que se agradece mucho. En cuanto al idioma de los subtítulos no os tenéis que preocupar, ya que Nintendo ha realizado un trabajo de localización al español muy bueno, a la altura de lo que nos tienen acostumbrados.

Conclusiones

Tras haber podido disfrutar de principio a fin esta maravillosa odisea no dejamos de preguntarnos el motivo por el cual Square Enix no quiso hacer de ella una entrega numerada de Final Fantasy, ya que su jugabilidad, desarrollo, historia y calidad encajan mucho mejor dentro de esta saga que sus últimos juegos oficiales. No en vano, Bravely Default: Where the Fairy Flies se podría considerar perfectamente una secuela espiritual de esta serie.

Nombres aparte, lo que está claro es que estamos ante un juego fantástico en todos sus apartados. Silicon Studio ha conseguido recuperar toda la grandeza de un género que llevaba años pidiendo una vuelta por todo lo alto a sus orígenes, ofreciéndonos una aventura inolvidable, clásica y a la altura de cualquier gran superproducción. Pero no solo se han conformado con limitarse a lo de siempre, ya que además han sabido aportar las suficientes novedades como para dar un paso adelante y seguir refinando una fórmula que tan buenos momentos nos dio en el pasado.

 11

Solo nos queda esperar que el resto de compañías y la propia Square Enix tomen nota y empecemos a recibir más títulos así, ya que ha quedado más que demostrado que se pueden seguir haciendo cosas nuevas dentro del género sin traicionar sus bases. Podríamos volver a enumeraros todas sus virtudes para concluir este análisis, como su magnífico sistema de combate y de trabajos, su cautivador apartado artístico o su fantástica historia, pero si habéis llegado hasta aquí, pocas dudas os quedarán ya sobre si su compra merece la pena o no, así que lo diremos claro: si alguna vez habéis disfrutado del rol japonés, no dejéis escapar el vuelo de esta maravillosa hada.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +12
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
9.5
  • Fecha de lanzamiento: 6/12/2013
  • Desarrollo: Square Enix
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 44,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés/Japonés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.65

PUNTÚA
Bravely Default: Where the Fairy Flies para Nintendo 3DS

172 votos
Flecha subir