Vandal

E3: EA nos presenta Spore

Lo nuevo del creador de Los Sims es difícil de describir pero sencillamente único.
·
Actualizado: 11:55 22/8/2019

Los Sims es un fenómeno social desde hace años, y Will Wright, su afamado creador, que en su currículum también cuenta con juegos como Sim City, no se ha dormido en los laureles ni se ha dedicado única y exclusivamente a las numerosas expansiones de la saga. En el E3 de este año se ha mostrado por primera vez al gran público, aunque todavía a puerta cerrada, Spore, el nuevo juego, inclasificable en un género, que prepara para PC.

El concepto de Spore, su objetivo, es permitirnos la creación de una especie de seres, y explorar un universo infinito de planetas para relacionarnos con otros seres. Es tan sencillo como difícil de explicar, ya que el éste no parece ser un medio para un fin, sino el fin en sí mismo.

En la presentación a la que asistimos se nos mostró el sistema de creación de criaturas, un editor tremendamente complejo donde podremos diseñar la espina dorsal de nuestro ser, es decir, su torso, y luego añadirle brazos, piernas, cabeza, ojos, hocico, etc... y ver cómo va evolucionando en el mundo del juego, comenzando como un ser no social hasta ir avanzado hacia tribu, ciudad y civilización, para finalmente colonizar el espacio. Nuestra criatura no estará sola en su planeta, sino rodeada de otras, ya sean generadas por la inteligencia artificial del juego o inspiradas en las creaciones de otros jugadores, que podrán compartirse en la red.

El editor es potentísimo, pero el sistema de simulación más. Nuestras criaturas se comportan según su ADN virtual, y contarán con unas u otras habilidades o tipos de interacción. Nosotros podremos controlarlas y modificar su estructura genética cada vez que se apareen, aplicándose los cambios a toda la población de la especie.

A medida que vayamos jugando, nuestra especie irá civilizándose hasta llegar a la era espacial. Fue aquí donde realmente nos sorprendió el juego, ya que nos permite salir de nuestro planeta -sin transiciones, todo en tiempo real- y explorar un universo exterior prácticamente ilimitado. En algunos planetas habrá vida incivilizada, mientras que en otros habrá mayores avances. Nosotros podremos relacionarnos con otras civilizaciones para así progresar juntos.

En la demo encontrábamos un planeta casi tan evolucionado como el nuestro, e intentábamos interactuar con sus habitantes, abduciendo a dos de ellos a nuestra nave. Algo salía mal, y matábamos sin querer a los dos "sujetos de experimentación", provocando que el pueblo atacase a nuestro ovni y, una vez huidos, nos declarase formalmente la guerra, evitando hacer caso de nuestras disculpas.

Técnica y jugablemente sorprendente, Spore llegará dentro de unos meses siendo un juego tremendamente original y único pero tan difícil de comercializar como de explicar. Si todo sale bien, podríamos estar ante otro "fenómenos Sims", aunque esta vez con muchísimas más posibilidades.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Más sobre Spore

Síguenos

Flecha subir