Así funciona la Velocity Architecture de Xbox Series X, el "alma" de la consola

Microsoft explica en detalle cómo funcionan los cuatro componentes principales de Xbox Velocity Architecture, la tecnología que hace que Xbox Series X pueda cargar 100Gb de datos al instante.
Xbox Series X: Así funciona su Xbox Velocity Architecture.
·
Actualizado: 23:55 14/7/2020

El lanzamiento de Xbox Series X, la consola de nueva generación de Microsoft, sigue previsto para finales de este año y, dada la extraña situación que atravesamos por la pandemia de COVID-19, las novedades con respecto a sus características nos llegan poco a poco a través de los canales oficiales. La compañía va explicando poco a poco algunos detalles de Xbox Series X como el sello ‘Optimizado para Xbox Series X’ o la funcionalidad Smart Delivery.

Esta semana le ha llegado el turno a la Xbox Velocity Architecture, una tecnología que desde Microsoft definen como "el alma de Xbox Series X". En realidad esta arquitectura se sustenta en cuatro componentes para conseguir que la velocidad de la consola alcance niveles mucho más rápidos que la actual generación: en concreto Microsoft habla de que Xbox Series X tiene una velocidad de carga desde el almacenamiento 40 veces más rápida que Xbox One.

Así funcionan cada uno de los cuatro componentes de Xbox Velocity Architecture

¿Cómo consigue esto? Pues gracias a los cuatro componentes de los que hablábamos antes: el custom NVME SSD, la Hardware Accelerated Decompression, la New DirectStorage API y Sampler Feedback Streaming (SFS). En este nuevo artículo explicativo de Xbox Wire se explica uno a uno cómo funciona y qué hace cada uno de estos cuatro componentes, concluyendo que cooperando entre los cuatro son capaces de cargar 100Gb de manera instantánea en el videojuego cuando éste lo requiera.

  • Custom NVME SSD: el disco duro SSD integrado de Xbox Series X es capaz de cargar 2,4Gb de dato "crudo" por segundo. Cuarenta veces más que Xbox One. Esta tecnología también se aplica a las tarjetas de memoria que amplían el almacenamiento de la consola.
  • Hardware Accelerated Decompression: se trata de un algoritmo capaz de descomprimir el doble de rápido los paquetes de assets. Teniendo en cuenta esta velocidad, Microsoft asegura que se pueden cargar 4,8Gb por segundo en el juego, cien veces más que la actual generación.
  • New DirectStorage API: Microsoft presume de haber rediseñado las API de carga I/O que llevaban estandarizadas desde hace 30 años, consiguiendo así eliminar virtualmente los tiempos de carga.
  • Sampler Feedback Streaming (SFS): con este componente se han conseguido optimizar las cargas y lecturas de datos del juego para que en cada momento se consiga un rendimiento adecuado al que el juego requiere.

Desde Microsoft explican que la Xbox Velocity Architecture es la respuesta a la demanda de los desarrolladores de videojuegos que, hasta ahora, han tenido que buscar triquiñuelas para evitar que el jugador note que el juego están cargando cosas: ascensores, grietas en paredes, pasillos estrechos… Todos esos trucos que dan la impresión de que no hay pantallas de carga ya se han quedado muy anticuados y con la arquitectura propia de Xbox Series X en combinación con el potencial de los nuevos motores gráficos esto se conseguirá reducir a prácticamente cero.

Manu Delgado
Redactor

Enlaces Relacionados:

Imagen 1

Otras noticias sobre:

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir