E3 2021

El origen de Red Dead Redemption: el juego de Capcom que Rockstar rescató

Repasamos cómo fue el convulso inicio de esta aclamada serie de vaqueros.
·
Actualizado: 3:50 8/10/2020

A día de hoy, si os decimos que penséis en un juego ambientado en el Salvaje Oeste, probablemente a todos se os venga a la cabeza Red Dead Redemption o su esperadísima y prometedora secuela, prevista para este mismo 26 de octubre. Si bien ambos gozan de gran fama, los auténticos orígenes de la saga son bastante más desconocidos por el gran público, aunque no por ello resultan menos interesantes. Más bien al contrario.

Angel Studios

Para ello, tenemos que remontarnos muchos años atrás, más concretamente a 1984, cuando se fundó Angel Studios, una compañía que nació con el objetivo de dedicarse a la creación de animaciones y efectos especiales para todo tipo de producciones multimedia, como películas o videoclips.

Como era de esperar en esta historia, a mediados de los años 90 el estudio comenzó su andadura en el mundo del desarrollo de videojuegos, llegando a colaborar con compañías tan importantes como Nintendo (desembocando en un gran proyecto cancelado ante la falta de experiencia de Angel Studios en estas lides y en la creación de Baseball Featuring Ken Griffey Jr. y Ken Griffey Jr.'s Slugfest) o Microsoft.

De hecho, los juegos que hicieron para esta última, Midtown Madness y Midtown Madness 2, llamaron mucho la atención de Rockstar Games, lo que derivó en una buena colaboración entre ambas empresas que dio como resultado juegos como Midnight Club y Smuggler's Run.

La colaboración con Capcom

Pero dejemos esto último para un poco más tarde, ya que lo que nos interesa ahora mismo es el hecho de que Angel Studios también trabajó con Capcom en la conversión de Resident Evil 2 a Nintendo 64, uno de los "ports" más "milagrosos" de la historia, tal y como os contamos hace unos meses.

Impresionados por el talento que demostró el estudio al llevar a cabo esta conversión, Capcom decidió darles un voto de confianza y encargarles en el año 2000 el desarrollo de un juego realizado por ellos mismos. La petición en cuestión era la de realizar un juego de acción ambientado en el Salvaje Oeste que sirviera como una especie de remake o secuela espiritual del mítico Gun.Smoke de NES.

De este modo nació Red Dead Revolver, un proyecto que en sus inicios iba a ofrecernos un título de acción muy arcade en el que tendríamos que acabar con todos los enemigos que salieran a nuestro paso mientras avanzábamos "sobre raíles", aunque también tendríamos un mínimo de libertad para decidir cómo y por dónde avanzar.

El juego en cuestión iba a ser de todo menos realista, tal y como quedó claro cuando se anunció en sociedad en 2002 con su primer tráiler. Dispondríamos de todo tipo de movimientos fantasiosos, secuencias imposibles, personajes con habilidades tan disparatadas como volar, etcétera.

Su anuncio fue muy bien recibido por parte de público y prensa, ya que hacía gala de muy buenos gráficos y animaciones para la época, y su avanzado sistema de apuntado parecía muy prometedor.

Rockstar al rescate

Sin embargo, ni Capcom ni Angel Studios estaban muy contentos con los avances que estaba haciendo el proyecto, ya que este no resultaba especialmente divertido de jugar (de hecho, era prácticamente injugable) y se estaban encontrando con más problemas de los previstos en su desarrollo. Aquí fue cuando entró Rockstar en juego, comprando Angel Studios para reconvertirlo en Rockstar San Diego, y adquiriendo de paso los derechos sobre Red Dead Revolver tras llegar a un acuerdo con Capcom.

Así pues, y ya bajo el sello de Rockstar, el proyecto dio un gran giro para ofrecernos un juego de acción en tercera persona de movimiento libre y mucho más realista. Sí, seguía teniendo algunas escenas un tanto ridículas e incluso cómicas, pero el resultado final se asemejaba más a lo que se podría esperar de un juego de la empresa de GTA.

Red Dead Revolver

Finalmente, en 2004 se puso a la venta para PlayStation 2 y Xbox, aunque su convulso desarrollo se dejó notar en su calidad final. Era un buen juego, pero con muchos errores, como una narrativa que nos llevaba a cambiar de un personaje a otro constantemente y que no era capaz de desarrollar a ninguno de ellos o un multijugador exclusivamente local en una época en la que el online empezaba a estandarizarse en los hogares de todo el mundo.

La propia Rockstar ha comentado en varias ocasiones que no fue muy buena idea darle un giro de tuerca tan brusco a un juego que ya estaba a mitad de su desarrollo, aunque al menos esta experiencia sirvió para aclimatar a Rockstar San Diego a su nuevo hogar, lo que a su vez sirvió para que, seis años más tarde, nos hicieran disfrutar con Red Dead Redemption en PS3 y Xbox 360, el que es, sin duda, uno de los mejores juegos de la historia. ¿Lo superará su secuela? Este mismo mes lo sabremos.

Carlos Leiva
Redactor

Imágenes:

Juegos Relacionados:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir